SEGUNDA SECCIÓN
OTROS DESTINATARIOS IMPORTANTES

CAPÍTULO V

LOS NIÑOS

1542 Según los organismos internacionales, la condición de menores de edad transcurre desde el nacimiento hasta la edad de los 18 años; así lo entienden, por ejemplo, los Derechos de los Niños. Los niños gozan de nuevo estatuto jurídico en la ONU a partir del año de 1990.

1543 En este documento restringimos el período de la niñez hasta los 12 años, ya que los adolescentes participan también de la vida juvenil; las consideraciones hechas en el capítulo de los jóvenes toman en cuenta esta realidad. Por lo demás, algunas de las cuestiones aquí consideradas pueden hacerse extensivas a los adolescentes.

1544 La sociedad mexicana es una sociedad de menores de edad: casi el 40% de la población total tiene menos de 15 años; si a esto se agrega que muchos de esos menores viven en situaciones difíciles y de abandono, se hace evidente la importancia que la pastoral debe darles a los niños.

1545 La vida de los niños de la Ciudad gira, con diferentes matices según la clase social de que se trate, en torno a la familia, la escuela, la televisión, el trabajo, la calle, las diversiones y la Iglesia.

1546 La Iglesia ha hecho y hace muchas cosas en favor de los niños; sin embargo, esta acción es aún insuficiente y no son pocos los Agentes que permanecen todavía insensibles a las urgencias que presenta este campo de la pastoral.

1547 Junto con una adecuada catequesis infantil -muchas veces reducida sólo a la preparación para la primera comunión- la Iglesia tiene que dar su decidida colaboración a todos los esfuerzos positivos en favor del bienestar de los niños, según el espíritu de los derechos de la infancia.

1548 Asimismo es necesario tomar conciencia de que la labor en favor de los niños es, en gran parte, labor que debe realizarse en unión con los padres de familia y con toda la comunidad en general.

DESAFÍO

1549 Considerando que la vida de los niños es un don divino que tiende a un fin trascendente y que éstos forman parte muy especial de la vida de la familia, la Iglesia debe realizar una acción pastoral que:
* ilumine, desde la fe cristiana, el sentido de la vida de los niños, sin lo cual la sola generación biológica no es plenamente humana;
* eduque a las familias para que proporcionen las condiciones físicas, sociales, culturales, morales y espirituales para la realización integral de los niños;
* promueva a todos los cristianos para que asuman su responsabilidad hacia los niños de hoy y de las generaciones futuras;
* anime a la comunidad para que ejerza una acción más decidida de prevención y solución en favor de los niños en situación de emergencia, especialmente de los niños de la calle.

HECHOS

1550 La vida de los no nacidos se ve, en muchos casos, amenazada y agredida: algunos jóvenes no son debidamente educados para valorar esta etapa de la existencia; la ley civil no la defiende suficientemente.

1551 El niño, por su propia condición, depende casi totalmente de los mayores en todos los aspectos de su realidad y de su desarrollo.

1552 Los niños, de hecho, se encuentran indefensos ante múltiples amenazas en contra de su integridad física, psíquica, moral y espiritual

1553 El descuido en la educación integral del niño y la desintegración familiar, aunado al menosprecio de la vida como don trascendente, ocasionan graves problemas que desembocan en agresión a los niños: abandono, maltrato, explotación y hasta perversión de su dignidad

1554 El gobierno político de la Ciudad y otras instituciones se han encargado de establecer programas de salud, educación etc. en favor de los niños, aunque con insuficiencia y deficiencias; una solución adecuada demanda la colaboración de todos.

1555 Existen niños minusválidos o impedidos psicológica y físicamente que requieren de la atención esmerada de toda la comunidad cristiana.

1556 Son muchos los niños que vagan en la Ciudad en condiciones de desamparo, insalubridad y con riesgos múltiples; otros reciben por la televisión, en su misma casa, la influencia de falsos valores -sexismo, violencia etc.-; lo mismo acontece por parte de los video-juegos. Los niños abandonados no saben amar porque no han sido amados; son explotados y se constituyen en delincuentes potenciales.

1557 La administración de justicia para los menores presenta numerosas irregularidades, tanto en los procedimientos como en la aplicación incorrecta por parte de las instituciones que la ejercen.

1558 La vida de los niños en internados e instituciones semejantes tiene una modalidad propia llena de peligros.

1559 El descuido en la educación integral del niño y en la prevención de sus problemas, así como la desintegración familiar, ocasionan graves traumas en la niñez; es un deber fundamental de las comunidades tomar conciencia de ello.

1560 Existen iniciativas valiosas de atención a la niñez que deben ser más apoyadas y respaldadas por la comunidad en general.

1561 Algunos catequistas no tienen nociones de pedagogía, didáctica y psicología, bases necesarias para trasmitir el mensaje evangélico; otros emplean métodos demasiado conservadores en los que no se equilibra la relación entre reflexión y memoria; no se atiende el nivel de madurez ni los intereses de los niños

1562 Algunos Pastores adoptan con frecuencia una actitud de rechazo hacia los niños, sobre todo cuando son molestos en las celebraciones religiosas.

1563 Los niños son Agentes evangelizadores de sus propias familias; esta capacidad debe aprovecharse.

CRITERIOS

1564 "Dejen que los pequeños vengan hacia mí y no se lo impidan, pues de los que son como ellos es el Reino de Dios" (Lc 18, 16).

1565 "El que recibe a un niño como éste, en mi nombre, a mí me recibe; pero al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una piedra de molino y lo hundan en el mar" (Mt 18, 5-6).

1566 "Jesús abrazaba a los niños y los bendecía imponiendo las manos sobre ellos" (Mc 10, 16).

1567 Los niños son anticipo de la historia futura; la solicitud por ellos, incluso antes de su nacimiento, es verificación fundamental de la relación del hombre con el hombre (FC 26).

1568 En la edad de la infancia y de la niñez se abren valiosas posibilidades de acción tanto para la edificación de la Iglesia como para la humanización de la sociedad (Id. 47).

1569 El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios avalados por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente, en condiciones de libertad y dignidad (Derechos de la Infancia. N° 8).

1570 La protección al desarrollo físico, mental y emocional de la infancia es la vía principal a través de la cual se erradicarán muchos de los problemas más fundamentales de la humanidad (Cumbre Mundial en favor de la Infancia. 1990).

1571 El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad, explotación y comercialización de cualquier tipo. No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud o su educación, impedir su desarrollo físico, mental o moral (Derechos de la Infancia. N° 9).

1572 La sociedad y las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar a los niños sin familia o que carezcan de medios adecuados de subsistencia (Id. N° 6).

1573 A los que no tienen familia natural hay que abrirles todavía más las puertas de la gran familia que es la Iglesia, la cual se concretiza a su vez en la familia diocesana y parroquial, en las comunidades eclesiales de base o en los movimientos apostólicos. Nadie se sienta sin familia en este mundo; la Iglesia es casa y familia para todos (FC 85).

1574 Los tres niños mártires de Tlaxcala son un ejemplo sublime y aleccionador de cómo la evangelización es una tarea de todo el pueblo de Dios sin que nadie quede excluido, ni siquiera los niños (Juan Pablo II. Basílica de Guadalupe. N° 59).

LÍNEAS DE ACCIÓN

1575 Apoyar en el ministerio profético, en las celebraciones litúrgicas y en la Pastoral Social, todas las iniciativas encaminadas a dignificar la vida de las familias especialmente en favor de los niños.

1576 Favorecer que los adultos, como verdaderos formadores y educadores, consideren tarea prioritaria el dedicar tiempo y recursos suficientes para el cuidado, formación y desarrollo de los niños.

1577 Promover la formación de los padres de familia para que sean plenamente conscientes del don de la vida y de su responsabilidad de educarla.

1578 Inculcar en las parejas jóvenes que una de las principales misiones del matrimonio consiste en prestar un servicio a la vida que culmine en la educación de los hijos.

1579 Renovar la catequesis de manera que sea dirigida realmente a los niños, aprovechando pedagogías actuales y personalizantes.

1580 Fomentar entre los niños formas de religiosidad que los promuevan como hijos de Dios: participación en la Santa Misa, ofrecimiento de flores, devoción a los santos, oración en familia.

1581 Dar a los niños una sólida educación en la fe, en la edad primera, cuando se preparan para hacer la primera comunión, buscando que permanezca en ellos el gusto por la confesión y la comunión frecuentes.

1582 Crear centros de formación para padres de familia, en diversas áreas de la educación -pedagogía de la infancia, de la niñez, de la adolescencia; relaciones interfamiliares; situaciones problemáticas infantiles; cuestiones de conducta-.

1583 Tomar en cuenta, en la organización de la pastoral desarrollada en favor de los niños, a los organismos nacionales e internacionales que promueven los valores humanos.

1584 Respaldar acciones de promoción y defensa de la vida, integrándolas a otras actividades de la Pastoral Social.

1585 Hacer conscientes a las comunidades de que los "niños problema" son resultado de la problemática de la sociedad que los genera.

1586 Poner a la familia en el primer plano de atención, sobre todo para dar una mayor importancia a la vida de los niños, especialmente de los todavía no nacidos, y para la prevención de los problemas de la niñez.

1587 Brindar apoyo principalmente a toda iniciativa que procure la solución de causas más que de efectos en la problemática infantil.

1588 Apoyar en la comunidad eclesial las acciones encaminadas a dar solución a casos graves de abandono de los niños.

1589 Denunciar y ejercer presión frente a los mensajes de los medios de comunicación social que lesionan la integridad psíquica, moral e intelectual de los niños.

1590 Promover la vida familiar en su sentido plenamente humano y cristiano como principal medio de prevención de los graves problemas de los niños.

ORDENAMIENTOS

1591 La Arquidiócesis establezca un organismo de atención pastoral a la niñez, en muy cercana colaboración y coordinación con el de la juventud y el de la familia, para promover la atención integral de los niños.

1592 El organismo arquidiocesano de Pastoral Social respalde acciones que miren al bienestar de la niñez en los campos de nutrición, salud, recreación y educación no formal, haciendo participar activamente a las comunidades parroquiales.

1593 Los Pastores, en general, procuren infundir responsabilidad y aprecio por los niños, aun de los que están por nacer, a fin de que surjan variadas iniciativas en favor de ellos.

1594 El organismo de Pastoral Social, en coordinación con las Vicarías y Decanatos, procure instituir guarderías u otros centros afines para niños desprotegidos y necesitados de este tipo de ayuda.

1595 Los grupos de Iglesia deben respaldar la acción testimonial de comunidades e instituciones católicas cuyo principal objetivo son los niños desamparados.

1596 Los Agentes de pastoral conozcan mejor, asimilen y difundan la doctrina del Magisterio, especialmente pontificio, en favor de los niños.

1597 Coordínense entre sí las organizaciones católicas que trabajan en favor de la niñez desamparada, de modo que su servicio e influjo se vean fortalecidos y protegidos.

1598 Corresponde al equipo u organismo de pastoral de la niñez fomentar los lazos de relación e intercambio de programas y de recursos con organismos e instituciones civiles o de otras confesiones religiosas.

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral