RELACIÓN FINAL

1- "Qué Bueno y qué Agradable cuando Viven Juntos los Hermanos" (Sal 133)

1877 Durante este tiempo de la primera sesión solemne del II Sínodo arquidiocesano, hemos estado caminando juntos no sólo los que fuimos convocados por nuestro Pastor, sino todos los cristianos conscientes y comprometidos de esta Iglesia particular. Son incontables, tal vez, los que se han enterado y han tomado como suya, por ser eclesial, esta acción del II Sínodo. Muchas personas siguen con atención cuanto está sucediendo en él, informados por sus Párrocos o por el Religioso, Religiosa o Laico que son sinodales en su comunidad; otros muchos siguen las informaciones y entrevistas presentadas por los medios masivos de comunicación.

1878 El signo más notable del dinamismo de la asamblea sinodal es, a no dudarlo, la unidad de los hermanos.

2- Trabajo Sinodal

1879 En las tres primeras etapas del II Sínodo -elaboración de proposiciones, definición de prioridades y redacción de propuestas para el plenario- se manifestó una intensa colaboración, participación libre y abierta de todos, espíritu de tolerancia y escucha, disposición para ceder en bien de la unidad y la concordia; en una palabra, un verdadero espíritu de caridad y de iniciativa. Se está realizando la comunión en la participación.

1880 Se llegó a acordar, como asamblea, el reconocimiento de los Destinatarios Prioritarios de la evangelización en la gran Ciudad.

1881 Las Líneas de Acción y los Ordenamientos, acordados también en grupo, enriquecieron considerablemente las aportaciones.

1882 Todo se logró no sólo en los grupos heterogéneos, sino que la intercomunicación entre los grupos homogéneos ayudó en forma muy considerable.

1883 Los veinte grupos de trabajo expusieron en sesión plenaria sus propuestas. En gran variedad abarcaron estas propuestas trece temas o asuntos como destinatarios prioritarios de la evangelización: las familias, las mayorías alejadas del influjo del Evangelio, los pobres, los jóvenes, los adultos, la tercera edad, la mujer, la ecología, los derechos humanos, la participación política, la solidaridad y la cultura urbana.

1884 Entre los diversos destinatarios propuestos aparece una gradación en la prioridad:
1° las Familias, propuesta de 14 grupos;
2° los Alejados del Evangelio, propuesta de 11 grupos;
3° Los Pobres, propuesta de 6 grupos;
4° Los Jóvenes, propuesta de 3 grupos.
Cada una de las demás propuestas fueron de un solo grupo.

1885 En este momento llegamos a un primer consenso de la asamblea. En trabajo de Secretarios y Relatores, muy intenso durante la noche, se formularon las proposiciones para ser expuestas a la asamblea plenaria en orden a su discusión.

1886 Al empezar el trabajo del jueves 21, en la oración de la mañana, como parte de la Palabra de Dios recibida a través de la juventud de Latinoamérica, reunida en Congreso en Cochabamba, Bolivia, el 5 de Enero de 1992, los Jóvenes nos manifestaron que:
* se les dice por parte de los mayores que son la esperanza y promesa del futuro para impedirles actuar en el presente;
* son mayoría entre los pobres, los desempleados, los receptores y consumidores de drogas y alcohol;
* son alegres, fraternales y solidarios;
* quieren asumir su liderazgo y ser protagonistas hoy y aquí.

1887 En el momento del debate abierto, en que hubo gran participación al haber intervenido 32 oradores, descubrimos como primer signo la absoluta libertad de expresión incluso en las quejas o reproches, como el asegurar que "en la Iglesia hay libertad de expresión con tal de que ésta no se exprese".

1888 Escuchamos cuestionamientos al texto del Cuaderno de Trabajo, a los que intervinieron en la consulta, a los términos teológicos usados, a la tibieza en las expresiones y a los titubeos para no ser claros y atrevidos.

1889 Se abundó notablemente en el tema de los Destinatarios, asunto del que ya se había llegado a un consenso.

1890 Quedó muy clara la insistencia acerca de evangelizar la cultura de la Ciudad -cultura materialista y atea- cuyos rostros más concretos son las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes.

1891 Verdaderamente animada resultó la sesión de votación de los textos y del orden de las prioridades que, a juicio de cada uno, debería tenerse. Así fue el resultado: las Familias, el 30%; los Alejados, el 28%; los Pobres, el 20%; los Jóvenes, el 13%; otros destinatarios diversos, el 9%.

El Texto Acerca de las Familias

1892 "La Ciudad presenta muy diversos tipos de realidad familiar; todos deben ser tomados en cuenta en una pastoral integradora que promueva su importancia, formación, desarrollo, madurez y unidad a lo largo de las diferentes etapas de la misma familia y de las familias entre sí, para que sean una nueva expresión que testifique los valores del Evangelio y cumplan su misión, como formadoras de personas, educadoras en la fe y promotoras del desarrollo en la sociedad".

El Texto Acerca de los Alejados

1893 "El hombre de la Ciudad de México -caracterizado por la multiplicidad de culturas, influenciado por el secularismo, la despersonalización, la falta de pertenencia a una comunidad de fe, y alimentado con la religiosidad popular y otros valores- exige a la Iglesia arquidiocesana que viva evangelizando y evangelizándose, en una actitud misionera que la lleve a revisar, renovar o crear sus métodos evangelizadores, a fin de inculturar el Evangelio en su realidad, impulsando la dignificación de la persona y favoreciendo el proceso comunitario cristiano".

El Texto Acerca de los Pobres

1894 "El creciente empobrecimiento de grandes sectores de la población -especialmente los que viven la pobreza extrema- es una realidad lacerante en la Ciudad, que destruye al ser humano y lo despersonaliza. Al mismo tiempo hay una creciente organización y creación de alternativas de los pobres. Esto reclama una auténtica renovación de la misión evangelizadora de la Iglesia -comunidad de bautizados- que lleve al compromiso decidido de una opción preferencial por los pobres, como destinatarios prioritarios del Reino de Dios y, también, como sujetos privilegiados de la Nueva Evangelización y del cambio social".

El Texto Acerca de los Jóvenes

1895 "La actual crisis socio-cultural genera en los jóvenes actitudes de desilusión y rechazo a las instituciones -incluida la Iglesia- y a los valores que éstas representan. Por ello la comunidad arquidiocesana debe ofrecer a la juventud, a través de los mismos jóvenes, nuevas expresiones de los valores evangélicos por medio de una pastoral juvenil sistematizada y diferenciada, para formar al hombre nuevo que acepte y viva la civilización del amor"

1896 Del 9% que votó por otros destinatarios, el 47 % lo hizo por los adultos, el 25% por la mujer, el 14% por los niños, el 5% por los ancianos, el 4% por los movimientos religiosos; sólo el 1% se refirió a los enfermos, a la educación, al trabajo, respectivamente; la política no tuvo ningún voto.

1897 El trabajo de Secretarios y Redactores, realizado durante la noche anterior, produjo tres legajos, uno de 19 páginas, otro de 2 páginas y otro más de 10 páginas, en los cuales se catalogaron las Proposiciones, Líneas de Acción y Ordenamientos de los 20 grupos.

1898 Fue un trabajo arduo y muy juicioso, verdaderamente profesional. Estos legajos fueron votados por la tarde en una sesión seria y muy fatigosa; la votación se hizo con verdadero espíritu de colaboración, a pesar del cansancio general y de lo tedioso de la labor. Todavía se abrió un debate nuevo en el que cinco oradores impugnaron el sistema seguido, lo cual fue clara expresión de la gran apertura y libertad con que se procedió.

3- Resultados Importantes

1899 En el transcurso de la Semana fue creciendo poco a poco una sensibilización acerca de lo que son los "Destinatarios". Fuimos cayendo en la cuenta, mental y anímicamente, de que los destinatarios condicionan la óptica de los métodos y expresiones de la Nueva Evangelización.

1900 En diálogo claro y valiente se realizó el juicio acerca de los destinatarios prioritarios, cometido difícil pero satisfactorio; en verdadero discernimiento se esgrimían hechos de la vida, se buscaban mejores apoyos evangélicos: la búsqueda no sólo fue personal, sino también de grupos y hasta masiva en cierta forma.

1901 Nos parece que la votación fue un acto de oración y de verdadero compromiso pastoral: así los sinodales mostraron a nuestro Pastor que, ante tantos retos, es difícil discernir; sin embargo, el fruto del trabajo en común venció las limitaciones de espacio y de tiempo.

1902 Fue necesario señalar aquella prioridad que se juzgó más urgente y que puede ser principio y estrategia de la acción pastoral; esperamos, además, que sea fuente de vida espiritual.

1903 Las decisiones tomadas por la mayoría son una invitación a que todos asumamos dichas prioridades, aunque en la votación se manifestaron distintas percepciones y puntos de vista diferentes. Es el momento de cerrar filas y asumir juntos este compromiso.

4- Perspectivas

1904 Desde las Familias y los Alejados del influjo del Evangelio, desde los Pobres y los Jóvenes, continuaremos nuestro recorrido en las futuras semanas para encontrar a los Agentes que van a evangelizar a estos destinatarios prioritarios, los Medios más aptos para lograrlo y la Organización Pastoral renovada como estructura que sustente y propicie una verdadera evangelización.

1905 Nuestro caminar habrá de llegar hasta las Parroquias y sus comunidades no como una limitación, sino para lograr la verdadera eficacia evangelizadora.

1906 Los trabajos de las futuras semanas, deben partir de la prioridad encontrada, en orden a evitar la dispersión en el trabajo y el pesimismo en las actitudes. Iremos así precisando objetivos, metas, instrumentos de trabajo y recursos; ello nos permitirá evaluar lo concreto.

1907 Dios nos conceda responder al reto que el Espíritu de Jesús resucitado nos ayudó a encontrar.
¡Caminemos juntos sin detenernos!

Mons. Roberto Aguilar Zapién
Ciudad de México, 22 de Mayo de 1992

COMUNICADO DE LA IGLESIA ORTODOXA ANTIOQUENA

1908 Como Observadores invitados por la Iglesia Católica Romana, nosotros, los Católicos Ortodoxos en México del Patriarcado de Antioquía, hemos podido apreciar el gran esfuerzo que todo este Venerable Sínodo Arquidiocesano de la Ciudad de México ha hecho para alcanzar en un futuro cercano la evangelización que Nuestro Señor Jesucristo quiere que se difunda entre todos los Pueblos.

1909 Es loable que muchos de los ponentes han presentado con valentía los problemas que en otra posición no podrían ser siquiera tocados; no cabe duda de que el Espíritu Santo, como en Pentecostés, está hablando por boca de todos los Apóstoles del Evangelio con la enjundia que hizo Pedro. La Homilía del Eminentísimo Señor Cardenal, la de los Señores Obispos en las Liturgias de Oración y las exhortaciones de muchos Sacerdotes y Religiosos sinodales, hicieron sin duda el llamado justo a la conciencia de todos nosotros, parándonos en la realidad existente en nuestro México.

1910 En la alocución del Sr. Obispo Pablo Rovalo, quedamos comparados -como Iglesia- con el ciego Bartimeo que respondió después de gritar: "Señor Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí"; "Señor, que vea". Milagro creo que debiera completarse con la curación del paralítico que yació por tantos años a la orilla del estanque, esperando que alguien lo sumergiera cuando el Ángel removía las aguas.

1911 Ahora no es el Ángel sino el Espíritu Santo el que ha removido el estanque o, más bien, lo estancado que hemos estado; tenemos lo necesario para emprender, o más bien reemprender, lo que estaba sin agitar: la fe firme y segura de que Él perdonará nuestros pecados, nos dará la mano para levantarnos del camastro y nos prestará su hombro para apoyarnos en la empresa a que nos ha destinado.

1912 Estas dos curaciones que nos presentan la característica de nuestra actualidad eclesial, nos dan al mismo tiempo la respuesta que debiéramos considerar para el logro de nuestras propuestas. Fe absoluta en el enunciado evangélico: el Verbo hecho Carne por nosotros y nuestra salvación. Deseo de ser curados de nuestro mal. Firmeza después de atestiguar el milagro de Cristo hecho como nosotros, proclamando así la grandeza de su poder.

1913 Queremos pues felicitarles a todos los Sinodales por acudir al llamado de Cristo para la recta proclamación de su Evangelio. Nuestra Iglesia pide a la Santísima Virgen María y a todos los Santos intercedan ante Él, para que el fruto de esta primera semana sea más y más abundante en las próximas semanas sinodales.


+ Obispo Antonio Chedraoui
M.R.P. Hermilo Asiáin Maya. Protopresbítero
Secretario

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral