CAPÍTULO I

PERFIL DEL AGENTE DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN
Y LA OPCIÓN PRIORITARIA DEL II SÍNODO

DESAFÍO

2035 Para superar el problema cultural del divorcio entre la fe y la vida, es urgente que todos los Agentes de la Nueva Evangelización:
* se vuelvan a Cristo como principio real y existencial de vida para dar testimonio de Él;
* se reencuentren con la Iglesia como experiencia de comunión y comunidad de personas en Cristo, viviendo y enfrentando toda su realidad desde la fe, la esperanza y la caridad;
* den una respuesta adecuada a las grandes necesidades pastorales, en particular de las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes.

HECHOS

2036 No se brindan bastantes recursos ni suficientes oportunidades para la capacitación de los Agentes que necesitan y desearían apoyo concreto.

2037 Una gran parte de los Agentes son empíricos o de buena voluntad, sin una preparación adecuada a las exigencias, cada día más complejas, de la evangelización de la cultura.

CRITERIOS

2038 La vida de gracia y santidad es la primera y más vigorosa fuente de la fecundidad apostólica y misionera de la santa madre Iglesia (ChL 55).

2039 Los métodos de las ciencias humanas, aplicados a la vida cristiana, son tanto más eficaces cuanto más se deje actuar en ellos la gracia de Dios (Id. 53).

LÍNEAS DE ACCIÓN

2040 Estar fundados en la común dignidad bautismal, con una conciencia clara de su identidad, vocación y misión evangelizadora y de servicio, en comunión eclesial, corresponsable y fraterna, que implica una sólida vida espiritual, en constante proceso de conversión manifestada en actitudes evangélicas y de servicio, según los propios carismas, para ser signos y testigos creíbles al servicio de la Iglesia y del Reino de Dios en el mundo.

2041 Tener un encuentro personal con Cristo, un conocimiento de la realidad y un programa de acción a revisar constantemente; esto implica una formación adecuada y permanente, una inserción en los diferentes niveles y ambientes, mantener la unidad en la diversidad, un trabajo conjunto en comunión fraterna, subsidiaria y solidaria, y una fidelidad al trabajo común acordado.

2042 Tener sensibilidad apostólica con un gran amor a la Iglesia diocesana, apertura al cambio y actitudes positivas frente a sí mismos y a los demás.

2043 Poner un especial acento en el testimonio de promoción y defensa de la justicia en todos los niveles, de acuerdo con la Doctrina Social de la Iglesia, y en la inculturación del Evangelio, con su dimensión de auténtica promoción humana.

2044 Estar comprometidos corresponsablemente en el proyecto de la Nueva Evangelización, en consonancia con la prioridad pastoral global del II Sínodo, en comunión estrecha con el Pastor de la Arquidiócesis, bajo la coordinación del Consejo Arquidiocesano de Pastoral y en colaboración inmediata con los Consejos Pastorales de las Parroquias.

2045 Promover en los Agentes de la Iglesia un auténtico espíritu misionero que genere cambios en la perspectiva evangelizadora.

2046 Procurar un cambio de mentalidad de una pastoral individual a una pastoral de conjunto en la que se tome en cuenta un eficaz testimonio de servicio a todos, implementando una pastoral de acompañamiento a los procesos educativos y sociales de las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes.

2047 Fomentar entre todos los Agentes de evangelización -Presbíteros, Religiosos y Laicos- una actitud de mutua aceptación, respeto y apoyo que se traduzcan en capacidad de trabajar coordinadamente en una pastoral de conjunto.

2048 Crear centros de formación de Agentes específicos, propiciando una formación integral y permanente de todos los Agentes para que puedan participar, según sus diversos carismas y actividades, en el trabajo por la opción prioritaria sinodal.

2049 Impulsar una formación socio-política de todos los Agentes de evangelización, iluminada por la Doctrina Social de la Iglesia; procurar una formación adecuada que ayude a los pobres a la toma de conciencia de su realidad y puedan organizadamente superar su condición.

2050 Promover desde la primera instrucción religiosa, y especialmente en el Seminario y Casas de Formación, la importancia de la Opción Prioritaria sinodal.

2051 Presentar al mundo la imagen viva de una Iglesia abierta a todos los hombres como una casa común que, al mismo tiempo, tiene la fuerza de acoger y servir a los más pobres y necesitados.

2052 Apoyar en corresponsabilidad todas las iniciativas, los movimientos y las asociaciones, promoviendo auténticos espacios en donde las necesidades humanas sean atendidas desde la experiencia y perspectiva cristianas.

2053 Asumir -a nivel de la Iglesia arquidiocesana- con todos los Agentes de la Nueva Evangelización el trabajo pastoral por la Opción Prioritaria del II Sínodo; propiciar una mayor sensibilidad y toma de conciencia de la realidad cultural de la Ciudad de México para inculturar el Evangelio, resaltando en la Nueva Evangelización la catequesis y la formación de los valores de las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes.

2054 Salir al encuentro de los destinatarios prioritarios del II Sínodo para conocer su problemática, involucrándose en su desarrollo integral cristiano.

2055 Impulsar y actualizar el análisis de la realidad con sus características y causas en cuatro campos básicos:
* las situaciones familiares actuales;
* el fenómeno del "alejamiento";
* el empobrecimiento;
* la problemáticas juvenil.

2056 Todas estas situaciones implican la necesidad de descubrir las "semillas del Verbo" en esas realidades y descubrir sus necesidades pastorales más apremiantes, en orden a inculturar el Evangelio por medio de un trabajo conjunto, fraterno y solidario, basado en las instancias eclesiales y las no-eclesiales ya existentes.

2057 Aprender a discernir -con la luz del Evangelio- los fenómenos de secularización, de la no-creencia y del ateísmo, como campos de evangelización.

2058 Favorecer una actitud de acercamiento y diálogo con las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes, para que puedan reencontrarse con Cristo vivo y operante en la Iglesia y en el mundo.

2059 Promover desde las Parroquias y centros de evangelización un ambiente de espiritualidad, oración y testimonio en las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes para que, evangelizados, se conviertan en Laicos maduros con sentido comunitario, evangelizadores y constructores del Reino de Dios, sabiendo que toda acción pastoral parte del testimonio personal conforme a las exigencias evangélicas.

2060 Promover el que las Parroquias lleguen a ser comunidad de comunidades.

2061 Desarrollar -de acuerdo con la prioridad global del II Sínodo- la formación y elaboración de los planes pastorales desarrollados sobre los principios de solidaridad, subsidiariedad y corresponsabilidad.

2062 Propiciar que las familias cristianas sean formadas para cumplir su misión eclesial y social, de manera que se vuelvan evangelizadoras de las Familias, de los Alejados, de los Pobres y de los Jóvenes, y constructoras corresponsables de la comunidad y de la sociedad.

ORDENAMIENTOS

2063 Cultiven los Agentes el amor y la pertenencia a la Iglesia local. El Agente, al ser evangelizado y evangelizar a los demás, ha de propiciar una actitud de discípulo, hermano y apóstol, así como un sentido de comunión eclesial.

2064 Para que se logre una Nueva Evangelización y la transformación de la Ciudad, según la prioridad sinodal, la pastoral, tanto a nivel general como local, debe tener las siguientes características:
* continua conversión;
* claro testimonio;
* conocimiento de la realidad;
* trabajo en equipo.

2065 Mediante un testimonio de vida alegre y comprometida, la Iglesia muestre a las Familias, a los Alejados, a los Pobres y a los Jóvenes el rostro de una comunidad que, movida por el amor de Cristo, se aventura a la osadía de los más altos valores y riesgos en favor de la vida, de la justicia y la dignidad.

2066 Todos los Agentes, con su testimonio de alegría y convicción, lleven el anuncio de Cristo a los alejados.

2067 Con más espíritu fraternal de justicia, los Agentes apoyen a aquellos que trabajan en la defensa profética de los derechos humanos desde un compromiso cristiano inspirado en la Doctrina Social de la Iglesia.

2068 Los Agentes de la Nueva Evangelización que trabajan con los destinatarios prioritarios de la Nueva Evangelización asuman su compromiso con las mayorías, acercándose a sus realidades y promoviendo con ellos los valores del Reino de Dios; comprométanse también a conocer y a poner en práctica, a su nivel, las líneas del Magisterio reciente de la Iglesia.

2069 Los Agentes de la evangelización sean formados desde el Evangelio para que se despierte en ellos la sensibilidad por la justicia, de manera que ésta se traduzca en acciones pastorales que incidan en la realidad según la prioridad del II Sínodo.

2070 Compete a la Curia de Pastoral crear un sistema entre las instituciones, centros y organismos de formación, para que los Agentes puedan obtener la capacitación deseada.

2071 El Consejo de Pastoral elabore un manual que determine claramente perfiles, requisitos, funciones específicas, sistemas de evaluación e itinerario de capacitación para los principales cargos de la pastoral arquidiocesana.

2072 Las Parroquias, los Decanatos, las Vicarías y la misma Arquidiócesis, en sus respectivos niveles, asignen recursos económicos que garanticen la formación de los Agentes.

2073 El mismo Consejo de Pastoral elabore un Directorio que dé a conocer a los Agentes los movimientos que existen en la Ciudad, dando un juicio crítico sobre su respuesta actual a la prioridad del II Sínodo.

2074 Impulsen las Parroquias, Decanatos, Vicarías, Institutos y Organizaciones eclesiales la formación en el análisis de la realidad de acuerdo a la opción prioritaria -las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes- para la inculturación del Evangelio, de tal manera que los Agentes conozcan causas y consecuencias de la problemática actual.

2075 Los Decanatos organicen cursos de ciencias sociales sobre la cultura de la pobreza y del empobrecimiento, sobre la compleja realidad familiar, sobre la situación cultural de los alejados y sobre la cultura juvenil; que a ellos asistan los diversos Agentes de pastoral.

2076 Los Agentes tomen la preparación y la recepción de los sacramentos como ocasión para entrar en contacto directo con las familias, especialmente las más alejadas y pobres.

2077 Los programas y proyectos evangelizadores contengan elementos básicos y a la vez muestren apertura para la creatividad y estimulen la libertad de los Agentes de la Nueva Evangelización.

2078 El Consejo de Pastoral parroquial asuma como principal empeño pastoral la atención de la prioridad sinodal.

2079 Capaciten las Parroquias a grupos de Agentes que realicen visitas domiciliarias en función de la Evangelización y el contacto con las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes.

2080 Los Agentes, conocedores de una ceÛtura de la imagen y de la comunicación, aprovechen la apertura e invitaciones de los medios de comunicación, especialmente de TV y Radio, y hagan presente a Cristo y a su Iglesia de una manera convincente, guardando lo prescrito en el CIC 772 § 2 y 831.

2081 Una vez constituida la Vicaría de Pastoral Familiar, elabore planes concretos para las Parroquias, instrumentando formas sencillas y prácticas de conocer y atender la realidad de las Familias, de los Alejados, de los Pobres y de los Jóvenes en la perspectiva de la inculturación del Evangelio. El Consejo Arquidiocesano de Pastoral coordine la Pastoral Familiar, de suerte que estén unidos todos los movimientos de este sector y pueda prestarles su consejo y su trabajo en orden a lograr el objetivo pastoral prioritario en los cuatro campos señalados. La Pastoral Familiar tendrá en cuenta las diversas etapas: preparación -noviazgo-, celebración -trámites y ceremonia-, así como acompañamiento posterior a partir de la celebración del matrimonio.

2082 Esos mismos organismos elaboren y editen, bajo la responsabilidad de la Arquidiócesis, material claro y asequible sobre el estado matrimonial y su preparación, para ofrecerlo sobre todo a los jóvenes. A partir del Código de Derecho Canónico, la Oficialía de Matrimonios establezca normas reglamentarias claras y precisas para lograr su mejor aplicación en la Arquidiócesis.

2083 Todos los ordenamientos de la pastoral tengan el matrimonio como un estado de vida especialmente destinado a la perfección cristiana.

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral