RELACIÓN GENERAL

1- Criterios Básicos en el Seguimiento del II Sínodo

2673 Estamos iniciando los trabajos de la tercera semana del II Sínodo de la Arquidiócesis. Al final de las otras dos semanas hemos realizado evaluaciones parciales y, seguramente, hemos podido reflexionar y comentar el proceso sinodal personalmente y en grupos.

2674 Esta sencilla intervención con carácter de Relación General de la tercera semana pretende recordar algunos criterios básicos a partir de los cuales pueda ser evaluado e interpretado el proceso sinodal y, especialmente, enmarcarse el desarrollo de la semana que estamos iniciando. Los criterios no pretenden ser exhaustivos; trato sólo de enunciarlos y comentarlos brevemente a fin de que puedan ser utilizados con sencillez; espero puedan ser de alguna utilidad.

2675 Seguramente además de los criterios que aquí se presentan existen otros que complementan y enriquecen lo que aquí se expone. Es deseable que en el intercambio de los asambleístas haya posibilidad de un mayor enriquecimiento.

2676 Los criterios que me ha parecido tener presentes como fundamentales para su adecuado desarrollo son:
* El Objetivo General del II Sínodo.
* El Tema Central del II Sínodo y los Ejes Temáticos como clave de interpretación.
* La Materia del II Sínodo y Objetivos de las Asambleas.
* El Documento Final.

2- El Objetivo General del II Sínodo
El Reglamento del II Sínodo señala en el Art. 2:

2677 El objetivo del II Sínodo es "llegar a definir las prioridades pastorales de la Diócesis y los cauces operativos fundamentales para una nueva y eficaz evangelización de la Ciudad de México".

2678 Con este objetivo se quiere subrayar una vez más el carácter pastoral del II Sínodo. En efecto, ya en la Sesión Introductoria se hizo notar este enfoque como complementario al específicamente canónico.

2679 Por "pastoral" estamos entendiendo la capacidad de dar nuevas respuestas -como Iglesia- nacidas del Evangelio a circunstancias histórico-culturales nuevas. El enfoque pastoral consiste en discernir las realidades presentes y futuras que condicionan el servicio evangelizador de la Iglesia en el mundo a fin de trazar nuevos rumbos en el compromiso de la construcción del Reino de Dios. La sensibilidad pastoral consiste en "poner al día" la Evangelización.

2680 Decíamos en la sesión introductoria que el Concilio Vaticano II fue definido como un Concilio pastoral porque estaba preocupado por poner al día la misión de la Iglesia en el mundo moderno. Creemos que desde esta óptica nos conviene mirar el objetivo del II Sínodo. Se trata, sin embargo, como en el texto se alude, de definir prioridades. No quiero referirme con esta palabra sólo a la Opción Prioritaria -las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes- tratada en la primera semana, sino que, dada la amplitud de la materia sinodal, en cada asamblea es necesario llegar a las cuestiones más importantes a juicio de los asambleístas. Obviamente estas cuestiones importantes deben irse concatenando a partir de las prioridades definidas desde la primera semana.

2681 El Objetivo resalta también la idea de los cauces operativos, es decir, el II Sínodo pretende señalar pistas, abrir cauces de acción concreta. Debido a ello la atención primordial es la de centrarse en las Líneas de Acción y en los llamados Ordenamientos. Se trata de llegar a propuestas operativas que por otra parte es indispensable que sean genéricas -Líneas de Acción- de modo que puedan propiciar multiplicidad de planes y programas concretos que tendrán que ser elaborados directamente por sus responsables en diversidad de tiempos y lugares.

2682 Los Ordenamientos, por su parte, pretenden garantizar que las Líneas de Acción tengan mecanismos de control y seguimiento. Sólo teniendo en cuenta muy claro el Objetivo General del II Sínodo los objetivos operativos de cada actividad en las jornadas sinodales tendrán un sentido, enfoque y concatenación.

3- El Tema Central del II Sínodo y los Ejes Temáticos como Claves de Interpretación

2683 A lo largo de los trabajos sinodales es importante que tengamos como gran telón de fondo el tema central del II Sínodo: "Los Grandes Desafíos de la Ciudad de México a la Nueva Evangelización". El enunciado del tema puede sintetizarse también de la siguiente manera: "La Evangelización de la Cultura en la Ciudad de México".

2684 Me permito recordar y comentar algunos párrafos del Planteamiento Básico, documento titulado: "La Cultura de la Ciudad de México: Desafío a la Nueva Evangelización".

2685 La cultura la podemos entender desde tres enfoques que son complementarios:
a- La cultura es el modo particular como un pueblo cultiva su relación con la naturaleza entre sus miembros y con Dios ; la finalidad consiste en llegar "a un nivel verdadera y plenamente humano" (GS 53).

2686 Desde esta perspectiva, evangelizar la cultura es humanizarla y por lo tanto evangelizar significa que el hombre sea cada vez más ser humano. ¿Cómo humanizar hoy la familia, el mundo de los alejados y los pobres, las realidades juveniles? Son preguntas que están en la línea del Tema Central del II Sínodo. ¿Cómo tener como agentes una presencia más humanizante? ¿Cómo lograr que los medios de evangelización humanicen a los destinatarios prioritarios en la Ciudad? Son cuestiones planteadas desde el enfoque del Tema Central que no debe perderse de vista.

2687 b- La cultura es el proceso de conciencia colectiva que un pueblo tiene de su realidad histórica. Esa conciencia colectiva lo conduce a marcar un conjunto de valores que lo animan y de antivalores que lo debilitan.

2688 La cultura abarca formas de expresión en estilos de vida, costumbres y lengua, la experiencia vivida y las aspiraciones de futuro (DP 387).

2689 En este sentido, evangelizar la cultura significa incidir en los valores -bajo el sentido de la inculturación- o sea, reconocer todo lo bueno, lo positivo que hay en la vida de nuestras Familias, de los Alejados, de los Pobres y de los Jóvenes, y promover esos valores hasta su madurez. ¿Cómo hacerlo? ¿Como Agentes qué actitudes necesitamos? ¿Cuáles son los Medios más oportunos? Son cuestiones que tocan en efecto los asuntos debatidos en las asambleas sinodales pero precisamente bajo el ángulo de la temática central del II Sínodo.

2690 La evangelización de la cultura en el sentido expuesto en este inciso mira también a la llamada "pastoral de ambientes" o diferenciada. Es este un asunto de gran interés. Las diversas realidades familiares, los diversos tipos de "alejamiento", los variados "rostros" de la pobreza y de la vida juvenil piden acciones diversificadas, exigen Agentes con capacidad de encarnación, con posibilidad de hacer surgir otros Agentes de los mismos ambientes.

2691 Así mismo es importante considerar que los medios de evangelización varían según los ambientes en cuanto a su oportunidad o urgencia.

2692 Es importante hacer las consideraciones propias de la semana respectiva -en este caso los Medios de la Nueva Evangelización- desde la perspectiva del tema central. Estas cuestiones parecen ser, a modo de ejemplo, importantes en función del tema central del II Sínodo: "La Evangelización de la Cultura en la Ciudad de México".

2693 c- La cultura también es considerada como un proceso histórico y social que brota de la actividad creadora del hombre (DP 392-399). Todo hombre nace en el seno de una cultura determinada y, por consiguiente, al mismo tiempo enriquecido y condicionado por ella; pero su actitud no es meramente pasiva, no se reduce a recibir, sino principalmente crece y se transforma para transmitir.

2694 En este sentido la evangelización de la cultura implica inspirar el proceso de síntesis cultural, de acoplamiento e integración de generaciones y de búsqueda de nuevos modelos de vida humana en lo económico, social, político y religioso. Una vez más me parece que tener en cuenta el Tema Central o Ejes Temáticos del II Sínodo es importante en esta Semana que se centra en la reflexión sobre los Medios de la Nueva Evangelización.

4- La Materia del II Sínodo y los Objetivos de las Asambleas
El Reglamento del II Sínodo en el Art. 3 indica:

2695 "La materia del II Sínodo será toda la temática de los Documentos de Trabajo elaborados por las comisiones designadas por el Sr. Arzobispo de esta Arquidiócesis, con la consulta de la comunidad eclesial y aprobados por él mismo; estos documentos son la base y el punto de partida del trabajo sinodal".

2696 Conviene recordar el proceso que se ha hecho de participación eclesial para la elaboración del Documento de Trabajo: inicialmente, a través del Senado Presbiterial y de varias organizaciones laicales, se hizo un sondeo de posibles temas a tratar en el II Sínodo.

2697 En base a este sondeo se elaboró un temario que se envió -a través de los mismos medios de representación- para una consulta más formal; después de recibidas todas las aportaciones, el temario se presentó al Sr. Arzobispo para su aprobación; lo aprobó y pasó a comisiones específicas. Las comisiones específicas se dieron a la tarea de elaborar borradores. Las comisiones, dentro de lo posible, consultaron grupos y personas especializadas.

2698 La Comisión de Temática revisó borradores, hizo recomendaciones y las pasó a la Comisión Redactora.

2699 El Documento de Consulta se presentó en cuatro Fascículos que se dieron a consulta arquidiocesana a través del Senado Presbiterial, agrupaciones laicales y otros. Se recibieron las aportaciones. Cada comisión específica sintetizó y valoró las aportaciones. Se entregó todo este conjunto a la Comisión Redactora que elaboró el Documento de Trabajo en cuatro Cuadernos.

2700 Es evidente que el Documento de Trabajo es fruto de un proceso de trabajo diocesano de casi tres años; por esta razón el Reglamento lo propone como base y punto de partida del trabajo sinodal. Sin embargo, la asamblea sinodal tiene una función especial en materia de discernimiento pastoral. Por ello, y quepa recordar entonces el objetivo general, los sinodales deberán llegar a definir prioridades o asuntos de máximo interés, teniendo, como punto de partida, el Documento de Trabajo en sus diversos Cuadernos, pero no sólo para ratificarlo, sino para completarlo, enriquecerlo o replantearlo.

2701 En la sesión introductoria del II Sínodo, en el mes de mayo, los objetivos propios de las asambleas se propusieron de la siguiente manera:

2702 Ratificar formalmente las etapas de participación eclesial contenidas en el Documento de Trabajo.

2703 Señalar prioridades en cuanto a campos temáticos y desafíos, marcando énfasis y acentuaciones -Proposiciones-.

2704 Avanzar en la búsqueda de respuestas pastorales a los desafíos puestos a la Nueva Evangelización, particularmente en lo que se refiere a las Líneas de Acción y los Ordenamientos.

2705 Replantear, si fuera el caso, con justificaciones pertinentes, el sentido de lo propuesto en el Documento de Trabajo.

2706 Me parece que a lo largo de los trabajos de la tercera semana es importante tener en cuenta estos objetivos de las asambleas en cuanto tales. Cierto que cada asamblea tiene su propio objetivo específico que se justifica en la Relación Especial y en la exposición de la dinámica de la semana.

5- El Documento Final

2707 Es muy importante tener a la vista el fruto de los trabajos sinodales como conclusión de las asambleas.
El Art. 56 N° 2 y 3 del Reglamento dice:

2708 "La Comisión de Temática tendrá la responsabilidad de elaborar el Documento Final con los contenidos fundamentales aprobados durante la diversas sesiones".

2709 "Toda esta documentación será entregada al Sr. Arzobispo como el resultado global de la consulta hecha por él a la comunidad eclesial de la Arquidiócesis de México, y que le servirá de base para la elaboración del Edicto Sinodal".

2710 Por tanto la materia fundamental del Documento Final del II Sínodo estará compuesta por:
* Los textos aprobados por votación en cada una de las asambleas.
* La revisión e integración de las intervenciones orales y escritas.

2711 Este Documento Final -previamente leído y estudiado por los sinodales- será sometido a una última votación de carácter confirmativo con la posibilidad de unas últimas sugerencias. Todo esto pretende ser el contenido de la asamblea conclusiva del próximo mes de Noviembre de 1992.

2712 El Documento Final será entregado al Sr. Arzobispo para que sea elaborado el Edicto y la legislación correspondiente.
Es importante desde ahora tener claro lo que será la materia del Documento Final.

6- Conclusión

2713 Considero que el tener presentes, a lo largo de esta tercera semana sobre los Medios de la Nueva Evangelización, los criterios antes mencionados y otros que parezcan fundamentales, evitará posibles confusiones ya sea en el trabajo personal, de grupos o de asamblea. Con espíritu eclesial y con ánimo renovado de servicio constructivo iniciemos los trabajos sinodales de esta tercera semana.

Pbro. Manuel Zubillaga Vázquez
Ciudad de México, 13 de Julio de 1992

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral