CAPÍTULO I

LA INTEGRALIDAD DEL PROCESO EVANGELIZADOR

2763 La vida cristiana no sólo se ubica en la historia, ni sólo forma parte de ella, sino que, en su mismo desarrollo, es la historia de cada persona amada por Dios y, en el amor, invitada por el Padre a entrar en comunión de vida con Él; sobre todo, se trata de la historia de una comunidad que es "linaje escogido, sacerdocio regio, nación santa, pueblo adquirido para pregonar las excelencias del que los llamó de las tinieblas a su luz admirable" (1 Pe 2, 9).

2764 En efecto, la vida de cada hombre y de cada mujer, al aceptar la invitación que Dios les hace, no origina historias paralelas, ya que ni Dios llama en forma aislada ni cada persona puede responder independientemente de los demás: "Fue voluntad de Dios santificar y salvar a los hombres no aisladamente, sino constituyendo un pueblo que le confesara en verdad y le sirviera santamente... Pueblo que tiene como fin el dilatar más y más el Reino de Dios" (LG 9).

2765 La Iglesia, Pueblo de Dios, crece paulatinamente para cumplir la misión que tiene encomendada de anunciar el Reino de Cristo y de Dios, de instaurarlo en todos los pueblos, de ser germen y principio de este Reino en la tierra (Cf. Id. 5). Tal crecimiento, que es parte del crecimiento del Reino, es obra de Dios, que es el que siembra y hace que germine la semilla (Cf. Mc 4, 26-27); en la economía salvífica del Padre, sin embargo, requiere también de la colaboración del hombre: "Yo planté, Apolo regó, pero quien dio el crecimiento fue Dios, y ustedes son cultivo de Dios" (1 Cor 3, 6.9).

2766 La Iglesia quiere trabajar y esforzarse, por medio de la evangelización, para contribuir fielmente al crecimiento del Reino de Dios. Por ello, "debe descubrir con audacia y prudencia, conservando la fidelidad al contenido, las formas más adecuadas y eficaces de comunicar el mensaje evangélico a los hombres de nuestro tiempo" (EN 40).

2767 Los Medios de la Evangelización son cambiantes "según las diversas circunstancias de tiempo, lugar, cultura" (Ib.); por esto, los Medios de la Nueva Evangelización deben ser descubiertos en actitud de fiel contemplación de la Palabra de Dios y de las necesidades de la Iglesia y del hombre; sólo así la Iglesia trabajará por la extensión del Reino, según la voluntad del Padre.

2768 Se debe ejercitar, pues, con esmerada atingencia "el discernimiento evangélico sobre la situación socio-cultural y eclesial, en cuyo ámbito se desarrolla la acción pastoral" (PDV 57).

2769 La evangelización es un proceso, "una realidad unitaria pero compleja que se desarrolla de diversas maneras" (RM 41) porque debe atender al caminar propio de las personas y de las comunidades; este proceso, para ser progresivo y eficaz, necesita los medios oportunos y adecuados.

2770 Para que podamos adecuar los Medios de la Evangelización, necesitaremos hacer un continuo esfuerzo de verdadera inculturación, "proceso profundo y global que abarca tanto el mensaje cristiano como la reflexión y la praxis de la Iglesia" (Id. 52).

DESAFÍO

2771 La construcción del Reino de Dios, en la Ciudad de México, pide que se descubra, se valore e implemente la integralidad del proceso evangelizador para cualquier tipo de pastoral, tanto territorial como sectorial: todo el hombre y todos los hombres en sus diversas circunstancias.


HECHOS

2772 La pastoral territorial, basada en la división por Parroquias, de ordinario se centra más en lo administrativo y cultual; le da menos importancia, en cambio, a la catequesis y al ejercicio de la caridad.

2773 En general se atiende más a quienes acuden al templo, pero poco a los no creyentes, a los no practicantes, a los alejados, a las grandes multitudes; y, cuando éstos se acercan, no suelen encontrar una atención verdaderamente evangelizadora.

2774 Quienes se dedican a una pastoral sectorial o especializada generalmente se olvidan de las otras dimensiones de la pastoral: el culto y la catequesis.

2775 Cuando a la Pastoral Catequética, a la Litúrgica y a la Social se les considera como pastorales sectoriales, se parcializan y no cumplen su función de iluminar, animar y promover toda la pastoral, territorial o especializada.

2776 Se desconoce, en general -y lo poco que hay no es apreciado como trabajo evangelizador- la actividad propiamente sectorial o especializada: estudiantes, burócratas, indígenas, encarcelados, drogadictos, personas prostituidas.

2777 Muy poco se toma en cuenta tanto el proceso personal como el grupal que toda persona y grupo exigen en su desarrollo psicológico, sociológico, político, teológico.

2778 Las acciones pastorales, catequéticas y cultuales son, en general, repetitivas; no siguen el método de acompañamiento desde la evangelización global hasta la pertenencia a una comunidad, pasando especialmente por el catecumenado.

2779 No siempre se da la debida atención a todos los aspectos esenciales del contenido de la evangelización.

2780 Se olvida que cada elemento del proceso evangelizador es en sí mismo, a la vez, un proceso permanente y progresivo.

CRITERIOS

2781 "Vayan, pues, a predicar a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a observar todo lo que yo les he mandado. Yo estaré con ustedes hasta el final de los tiempos" (Mt 28, 19-20).

2782 "Habiendo partido, predicaban el arrepentimiento y arrojaban demonios; ungiendo a muchos enfermos, los curaban" (Mc 6, 12).

2783 Para que pueda hablarse de evangelización integral:
* deben considerarse equilibradamente todas las dimensiones humanas: la economía, la cultura, la política, la religión;
* debe atenderse, adecuadamente y por igual, a los fieles cristianos que acuden a los servicios religiosos, a los no-creyentes, a los no-practicantes, a los alejados, a las muchedumbres y a las comunidades eclesiales de base (Cf. EN Cap. V);
* debe guardarse equilibrio en las tres dimensiones esenciales de toda acción pastoral: profética, litúrgica y caritativa o Pastoral Social (Cf. Id. Cap. II).

2784 Además de la pastoral territorial, hay muchos otros campos y aspectos que la acción evangelizadora requiere; entre todos, sin embargo, debe haber complementación, pero no oposición ni desconocimiento. Por otra parte, las personas que son atendidas desde una pastoral específica necesitan los otros aspectos evangelizadores (de acuerdo al símil del cuerpo presentado en el texto de 1 Cor 12).

2785 Muchos de los problemas de la pastoral se derivan de un desconocimiento o poca atención prestada a los procesos psicológicos, sociológicos, políticos y, sobre todo, teológicos (Cf. Id. Cap. II).

2786 En el proceso de evangelización debe atenderse al método evangelizador de toda la tradición cristiana; este método implica tres grandes etapas: evangelización global, evangelización específica o catecumenado, vivencia comunitaria; cada una de estas etapas tiene su propia metodología (Cf. AG 11-15).

2787 Además de responder a aquellos aspectos que la vida misma exige atender, la pastoral -para que sea integral- debe cuidar todos los elementos esenciales del contenido de la evangelización: testimoniar el amor del Padre, explicitar a Jesucristo, generar esperanza de la transformación del mundo, afectar toda la vida, excluir la violencia (Cf. EN Cap. III).

2788 El proceso de evangelización va desde la conversión que busca el compromiso transformador de las estructuras injustas y pecaminosas, hasta hacer del evangelizado un apóstol, pasando por el testimonio del evangelizador, la catequesis, la identificación con Cristo expresada por los signos sacramentales y el ingreso a una comunidad (Cf. Id. Cap. II).

LÍNEAS DE ACCIÓN

2789 Buscar, en el trabajo evangelizador, el equilibrio en:
* la atención a las dimensiones humanas, económicas, políticas, culturales, religiosas;
* la adecuación de los medios para dar el mensaje evangelizador tanto a quienes acuden a los servicios religiosos como a los no-creyentes, a los no-practicantes, a los alejados, a las muchedumbres y a las comunidades de base, dando especial atención a las expresiones de la religiosidad popular;
* la manera de conseguir que toda acción pastoral tenga su dimensión celebrativa de la vida, lleve a profundizar en la fe y genere compromiso en el ejercicio de la caridad.

2790 Cuidar que de verdad se evangelice a todo el hombre y a todos los hombres, buscando la complementariedad de las diversas dimensiones y aspectos de la pastoral, atendiendo a las múltiples necesidades de quienes son evangelizados.

2791 Educar a los Agentes de pastoral para que, sin que tengan que ser especialistas, se hagan sensibles a las exigencias y características de los procesos psicológicos, sociológicos, políticos, teológicos; este último aspecto debe tener predominio en una visión pastoral.

2792 Buscar la manera de ir acompañando a las personas y a los grupos, progresivamente, en las tres etapas del método evangelizador cristiano: evangelización global, catecumenado y vivencia comunitaria.

2793 Programar la respuesta específica, consciente e intencional, no sólo a las necesidades que la vida va exigiendo, sino a todos los elementos esenciales del contenido de la evangelización.

2794 Acompañar a las personas y a los grupos en el proceso global de la evangelización: conversión, transformación de las estructuras, testimonio del evangelizador, anuncio explícito de Jesucristo, adhesión a Jesús -expresada en el ingreso a la comunidad y en la celebración de los sacramentos-, para que el evangelizado llegue a ser evangelizador.

ORDENAMIENTOS

2795 La Vicaría de Pastoral vigile que:
* cualquier planeación, en cualquier nivel eclesial, tenga en cuenta las dimensiones económicas, políticas, culturales y religiosas de las personas en cuyo favor se realiza el trabajo pastoral;
* las acciones específicas de pastoral respondan no sólo a las necesidades de evangelización de quienes acuden a los servicios religiosos espontáneamente, sino también a las de los no-creyentes, de los no-practicantes, de los alejados, de las muchedumbres, de las comunidades de base;
* toda acción pastoral, dentro de una planificación y dentro del proceso vital de las personas y de los grupos, tenga la dimensión profética, celebrativa y del ejercicio de la caridad.

2796 Los coordinadores de cualquier acción pastoral cuiden que se planifique no sólo la pastoral territorial, sino también -y de manera complementaria- la pastoral sectorial o específica.

2797 Los responsables de centros de formación de Agentes de pastoral, clérigos o laicos, proporciónenles los medios adecuados para que se hagan sensibles a lo que son y exigen los procesos psicológicos, sociológicos y políticos, y sean especialistas en lo teológico.

2798 Todos los responsables de la pastoral tengan cuidado de que haya un acompañamiento, personal y grupal, para que en forma permanente y gradual se vayan dando las etapas de la evangelización global, del catecumenado y de la vivencia comunitaria, con la metodología propia de cada etapa.

2799 Igualmente los responsables de la pastoral programen la atención a los aspectos esenciales de los contenidos de la evangelización en el acompañamiento a las personas y a los grupos: testimoniar el amor del Padre, explicitar a Jesucristo, generar esperanza en la transformación del mundo, afectar toda la vida, excluir la violencia.

2800 Programen también los responsables de la pastoral los diversos pasos del proceso global de la evangelización, teniendo en cuenta que cada uno de sus elementos exige, a la vez, un proceso específico.

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral