CAPÍTULO VII

LA LITURGIA

3062 La liturgia es la cumbre a la cual tiende la actividad de la Iglesia y, al mismo tiempo, es la fuente de donde dimana toda su fuerza.

3063 La celebración de los sacramentos -centro de la experiencia de la vida cristiana- ha sido la base fundamental en la práctica de evangelización de la mayoría de los fieles.

3064 En la mentalidad mexicana, la cultura simbólica y celebrativa ha favorecido la pastoral de los sacramentos como medio ordinario y, en ocasiones, único medio de la evangelización.

3065 Es cierto que existen riesgos de "sacramentalismo"; igualmente, al negar o minimizar la importancia y significado de la práctica sacramental, se correría un grave riesgo teológico y pastoral.

3066 ¿Cómo lograr que la acción sacramental tenga un sentido evangelizador desde su preparación, en su celebración y después de la misma? Éste es el desafío fundamental.

3067 ¿Cómo desligar la celebración de los sacramentos de toda apariencia de lucro o interés económico? Esta también es una cuestión primordial en el propósito de la Nueva Evangelización.

3068 ¿Cómo conseguir que la celebración y la participación en los sacramentos forme parte de un proceso de conversión y de verdadero compromiso en la vida cristiana?

3069 Estos y otros planteamientos constituyen el eje de los desafíos que aquí se presentan.

3070 Éste es el capítulo más extenso de la tercera semana; no se trata de minimizar los otros medios de la evangelización, sino de asumir -hasta donde sea posible- las expectativas presentadas en el temario elaborado y aprobado desde el inicio de los trabajos sinodales.

A- SITUACIÓN GENERAL

DESAFÍO

3071 En nuestro ambiente cultural y aun en la misma Iglesia, marcada por la religiosidad popular y la diversidad de devociones, no ha sido suficientemente comprendido, valorado y explorado -incluso entre los Sacerdotes- el potencial evangelizador de la liturgia.
Las celebraciones litúrgicas deben llegar a ser acciones evangelizadoras más completas y fructuosas; para esto se requieren profundos cambios de mentalidad y de práctica pastoral.

HECHOS

3072 Falta formación litúrgica en gran parte del Pueblo de Dios, incluso en muchos pastores.

3073 Son frecuentes las celebraciones que, por carecer de espíritu litúrgico, se vuelven acciones ritualistas -pedidas por los fieles y aceptadas por los Pastores, con énfasis en el elemento económico-.

3074 La oportunidad evangelizadora que ofrecerían muchas acciones litúrgicas se desaprovecha particularmente por dos razones: la excesiva multiplicación de celebraciones y el interés -de parte de los fieles- por realizar un rito sólo social, externo y, con frecuencia, individualista.

3075 Dentro de un ambiente más o menos desacralizado -y con los problemas propios de esta gran Ciudad- mucha gente tiene contacto con la Iglesia y sus Pastores sólo raramente, en celebraciones de matrimonios, de XV años, de exequias etc., sin recibir -debido a la forma como se realizan esas ceremonias- una auténtica vivencia de fe o, al menos, una invitación a la misma fe y a la conversión.

3076 Las celebraciones masivas -no precisamente comunitarias- por carencia de catequesis y de preparación o de previsión en aspectos prácticos -sonido, ventilación, iluminación, asientos- no responden a lo que se esperaría y se podría obtener de ellas; esto suele suceder con grupos escolares, fiestas patronales, confirmaciones, primeras comuniones, fechas especiales de gran afluencia como el miércoles de ceniza, domingo de ramos, último día del año etc.

3077 Ciertas experiencias litúrgicas novedosas no han sido bien llevadas o no han sido positivamente consideradas; esto ha creado confusión entre los fieles y desaliento entre los pastores.

CRITERIOS

3078 "Comenzando por Moisés y por todos los profetas, Jesús les fue explicando cuanto a Él se refería en las Escrituras; sentado con ellos a la mesa, tomó el pan, lo bendijo, lo partió y se lo dio. Se les abrieron los ojos y lo reconocieron, y desapareció de su presencia" (Lc 24, 27.30-31).

3079 La práctica auténtica de los sacramentos tiene, por necesidad, un aspecto catequético; la catequesis dispone para los sacramentos y conduce necesariamente a ellos (CT 23).

3080 La vida sacramental se empobrece y se convierte muy pronto en ritualismo vacío si no se funda en un conocimiento serio del significado de los signos sacramentales (Ib.).

3081 La fe vivificada por la caridad, la adoración, la alabanza al Padre y el silencio de la contemplación, serán siempre los primeros objetivos a alcanzar para una pastoral litúrgica y sacramental (Juan Pablo II. Carta Apostólica en el XXV Aniversario de la "Sacrosanctum Concilium". N° 6).

3082 Los libros litúrgicos permiten un margen de adaptación a la asamblea y a las personas, y una posibilidad de apertura a la idiosincrasia y a la cultura de los diversos pueblos (Id. N° 10); por eso se debe adaptar la liturgia a las diversas culturas y a las situaciones de nuestro pueblo joven, pobre y sencillo (Cf. DP 899).

3083 Es necesario que la liturgia incida en el compromiso social de los cristianos sin desfigurar su valor evangelizador (Cf. Id. 902).

3084 Es muy de desear que el pueblo cristiano sea formado gradualmente de manera que la remuneración de los Sacerdotes quede desligada de los actos del ministerio, especialmente de los de naturaleza sacramental (El Sacerdocio Ministerial. Sínodo de los Obispos. 1971. 2ª parte. II. N° 4).

3085 La Iglesia no pretende imponer una rígida uniformidad en aquello que no afecta a la fe o al bien de toda la comunidad, ni siquiera en la liturgia; por el contrario, respeta y promueve el modo de ser y las cualidades peculiares de las distintas razas y pueblos (SC 37).

LÍNEAS DE ACCIÓN

3086 Promover la formación y renovación litúrgica de las comunidades, así como la de los seminaristas, de los Sacerdotes y de los Agentes de pastoral, de acuerdo con un plan que contemple variadas acciones evangelizadoras.

3087 Procurar que haya entre los Sacerdotes mayor unidad de criterios, salvaguardada una sana creatividad en las celebraciones y demás acciones litúrgicas -gestos, respuestas, actitudes etc.-, así como un gran respeto hacia los fieles que no se sientan desorientados o confundidos.

3088 Crear y difundir diversos modelos de celebraciones programadas de acuerdo al año litúrgico como eje, adaptadas a los distintos sacramentos y a las celebraciones más comunes de tipo familiar y de acontecimientos de la comunidad.

3089 Promover que el año litúrgico, particularmente en sus tiempos fuertes, constituya un verdadero eje de la programación pastoral de las comunidades, de modo que, en torno a las grandes celebraciones, haya un plan que contemple varias acciones evangelizadoras.

3090 Preparar todas las celebraciones -sin olvidar la Liturgia de las Horas- y especialmente la Eucaristía dominical, con un esmerado afán de aprovechar la riqueza de los libros rituales aprobados, las lecturas bíblicas, la homilía, la música apropiada y los demás elementos con su expresividad propia: puntualidad, espacios adecuados, ornamentos dignos, plegarias, ofrendas, cantos, duración equilibrada de las diversas partes etc., de modo que las celebraciones sean, para quienes participan en ellas, un mensaje evangelizador y una vivencia de fe profunda.

3091 Procurar que las celebraciones, en sí mismas y en los elementos que las rodean, sean siempre decorosas; que favorezcan la participación activa y creativa de la comunidad, tanto por la actitud de quien preside como por la atención prestada a múltiples datos: limpieza de los espacios y de las vestiduras litúrgicas, puntualidad de los horarios, duración equilibrada de las partes del rito, lectura correcta e inteligible de los textos, preparación de la homilía, calidad del sonido, servicio de animación y canto, acomodo de los fieles etc.

3092 Darle a la música litúrgica el papel que le corresponde en las celebraciones, por una preparación esmerada de todos los que intervienen en este campo.

3093 Atender los diversos aspectos de las celebraciones exequiales en casas, funerarias y panteones, de acuerdo a las normas litúrgicas del libro ritual correspondiente; observar las disposiciones legales acerca del traslado de los cadáveres a los templos.

3094 Dar a conocer y valorar en la práctica el papel importante que desempeñan los Diáconos y otros ministros en las celebraciones litúrgicas ordinarias y en las especiales.

3095 Solicitar a los Institutos religiosos que faciliten locales aptos para realizar en ellos actividades formativas de pastoral litúrgica.

3096 Especificar a qué organismo de la Arquidiócesis corresponde animar, orientar y supervisar la vida litúrgica, y coordinar el trabajo con el Instituto de Liturgia ya existente.

ORDENAMIENTOS

3097 Los Obispos y Vicarios Episcopales animen, orienten y supervisen la vida litúrgica en la Arquidiócesis; como fruto de esta acción den normas oportunas en respuesta a las distintas urgencias que van surgiendo en la pastoral ordinaria.

3098 Los Obispos y Vicarios Episcopales -en su función propia de liturgos- animen, orienten, supervisen y promuevan, junto con los Párrocos y Sacerdotes, la capacitación de equipos de liturgia en las comunidades, tomando en cuenta las experiencias existentes y los centros de formación existentes en la Arquidiócesis.

3099 La Comisión Diocesana de Liturgia, en coordinación con las comisiones vicariales, elabore y dé a conocer diversos esquemas de celebraciones adaptadas a los distintos ambientes de la Ciudad y a los diversos grupos humanos; apoyen y asesoren "centros piloto" de promoción litúrgica, conforme a las directrices del Magisterio.

3100 Los ministros sagrados procuren conocer y utilizar en forma conveniente los rituales y otros libros litúrgicos; preocúpense además de que las oraciones y prácticas piadosas del pueblo cristiano estén en plena conformidad con las normas del Magisterio de la Iglesia.

3101 El Arzobispo y los Vicarios Episcopales fortalezcan la Comisión Diocesana de Música Sagrada, cuya autoridad cree programas, diseñe cursos, controle archivos, publique normas, organice concursos y vigile la formación musical de los futuros sacerdotes.

3102 El Instituto de Liturgia, Música y Arte busque la manera de que su acción formativa llegue efectivamente a los elementos que trabajan en las Parroquias: organistas, músicos, cantores y coros.

3103 El Arzobispo y los Vicarios episcopales reconozcan y apoyen la acción formativa de la institución arquidiocesana llamada "Instituto de Liturgia, Música y Arte, Cardenal Miranda".

3104 La Curia del Arzobispado revise, con principios más acordes al Evangelio y a las necesidades pastorales de los fieles, los criterios de los aranceles -por los servicios notariales-, de los estipendios -por la celebración de la Santa Misa-, de las ofrendas y donativos de los fieles -por las celebraciones litúrgicas, ceremonias y los llamados sacramentales-.

3105 La Comisión Diocesana de Arte oriente y vigile el que las nuevas construcciones o las adaptaciones y remodelaciones de los espacios litúrgicos tengan en cuenta las normas y los criterios señalados por las autoridades de la Iglesia.

3106 Los Obispos y los Vicarios episcopales fomenten entre los celebrantes y los fieles -desde los Seminarios y Casas de formación- el interés por todos los elementos litúrgicos, con especial énfasis en la preparación y realización de la homilía para cada uno de los sacramentos, a fin de que éstos sean mejor comprendidos y celebrados y así adquieran su proyección evangelizadora en la vida diaria del cristiano.

3107 Los Decanatos promuevan la formación litúrgica de los Laicos, facilitando becas para cursos y proporcionando el uso de bibliotecas en las que puedan encontrar el material adecuado de estudio.

3108 Los Párrocos y los Sacerdotes en general procuren actualizarse para poder atender a la capacitación de los equipos de liturgia en las comunidades, tomando en cuenta las experiencias existentes y los centros de formación que hay en la Arquidiócesis.

3109 Los Seminarios y Casas de formación religiosa estén en contacto, para la formación litúrgica que imparten, con aquellos centros verdaderamente encarnados en la realidad pastoral y que tengan un amplio sentido evangelizador.

3110 El organismo arquidiocesano de pastoral elabore un directorio de los centros de estudio de pastoral litúrgica y sus bibliotecas, para orientar a los interesados en estos servicios.

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral