CAPÍTULO VIII

LA ORACIÓN

3205 La Iglesia ha acumulado, a través de su secular experiencia, una riqueza extraordinaria de oración vivida y trasmitida especialmente por los grandes maestros de la vida espiritual.

3206 La oración no es un medio de evangelización exclusivo de esta época; es un medio muy antiguo que necesita ser actualizado para esta generación y para esta cultura urbano-industrial.

3207 El Pueblo de Dios busca hoy muchos oasis de oración; la búsqueda ha de mover en primer lugar a los pastores para ser testigos de oración, pero también -junto con todos los Agentes- para ser verdaderos educadores del orar al modo de Jesús, en comunión con el Padre y en favor de sus hermanos.

3208 Los medios de evangelización carecerían de un "alma" si no hubiera oración; así como la oración sin los otros medios, particularmente la misión apostólica, perdería su sentido específicamente cristiano.

DESAFÍO

3209 En la Iglesia -Pueblo de Dios- hay muchas expresiones y formas de oración tanto comunitaria como individual. Para una auténtica acción evangelizadora, es preciso respetar este necesario y sano pluralismo para iniciar y educar a los cristianos a fin de que vivan la oración en las diferentes etapas y circunstancias de su vida, teniendo a Jesús como inspirador y modelo vivencial.


HECHOS

3210 Existen múltiples expresiones de la vida de oración: asociaciones piadosas, grupos y movimientos que dan prioridad a esta práctica, nuevas experiencias con diversos métodos etc.

3211 Casi no existe una iniciación a la vida de oración, lo cual se traduce en debilitamiento de este medio tan importante de evangelización o hasta en deformaciones de su práctica.

3212 La cultura secularizada y el ritmo agitado de vida de la Ciudad dificultan mucho la práctica de la oración, sobre todo cuando ésta se considera sólo como la recitación de fórmulas, el rezo o repetición de plegarias. Falta descubrir el sentido de la oración como un contacto vital y una comunicación personal con Dios, lo cual puede realizarse en medio de la vida diaria.

3213 Con frecuencia los mismos Agentes de evangelización no estimulan en el pueblo de Dios el interés, el aprecio y el conocimiento de la oración en sus diversas formas y expresiones; dígase lo mismo de los padres dentro de la familia la cual, aunque ha sido siempre la iniciadora en la oración, no siempre ha sabido desarrollarse y progresar en su adecuación a las edades y condiciones de sus miembros, así como en su relación a los acontecimientos y circunstancias de la actualidad.

3214 Es muy común que las personas consideren como única oración la de súplica, no tomando en cuenta la de adoración, la de acción de gracias y la de impetración o intercesión y petición de perdón.

3215 La necesidad humana de hacer oración a veces lleva a muchos, en nuestra Ciudad pluralista, a prácticas y métodos equívocos, ajenos a la fe católica: signos bíblicos falsamente interpretados, búsqueda meramente psicológica de serenidad y purificación, ejercicios de sola reflexión introspectiva.

CRITERIOS

3216 "Le dijo a Jesús uno de sus discípulos: Señor, enséñanos a orar; Él respondió: cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu nombre." (Lc 11, 1-2).

3217 "Al orar, no hablen mucho como hacen los paganos que piensan que, por su palabrería, van a ser escuchados; no sean como ellos, porque el Padre sabe lo que ustedes necesitan aun antes de pedirlo" (Mt 6, 7-8).

3218 "Jesús se fue al monte a orar y pasó la noche en la oración de Dios" (Lc 6, 12).

3219 "Velen y hagan oración para que no caigan en la tentación; el espíritu está pronto, pero la carne es débil" (Mt 26, 41).

3220 Por medio de la oración podemos con claridad concentrar nuestra atención en la persona de Jesucristo y percibir la importancia decisiva que su enseñanza tiene para nuestra vida; Él es el modelo de nuestros actos y vidas; comencemos a ver las cosas a su modo (Juan Pablo II).

3221 La oración debe acompañar el camino de los evangelizadores para que el anuncio de la Palabra resulte eficaz por medio de la gracia divina (RM 78).

3222 La oración expresa la comunión de las creaturas redimidas con la vida íntima de las Personas Trinitarias. En esta comunión, que se funda en el bautismo y en la Eucaristía, se encuentra contenida una actitud de conversión, un éxodo del yo del hombre al Tú de Dios (Congregación para la Doctrina de la Fe. Carta a los Obispos sobre Algunos Aspectos de la Oración. 15 de Octubre de 1989. N° 2).

3223 Toda oración contemplativa cristiana remite constantemente al amor del prójimo, a la acción y a la pasión; precisamente, de esa manera, acerca más a Dios (Id. N° 13).

3224 Deben suscitarse en el Pueblo de Dios almas que ofrezcan, con generoso corazón, oraciones y obras de penitencia por la evangelización del mundo (AG 38). Los fines apostólicos se promueven primariamente por la oración (ChD 33).

LÍNEAS DE ACCIÓN

3225 Actualizar y dinamizar las prácticas populares y otras formas de oración, dándoles un contenido bíblico y catequético con orientación litúrgica, para fomentar en personas y grupos la meditación y contemplación del misterio pascual, en cada una de las realidades.

3226 Educar a los fieles en la oración personal, comunitaria o de grupo, por medio de experiencias y métodos adecuados, respetando -desde la Palabra de Dios- edades y condiciones, considerando la tradición de la Iglesia y el testimonio mismo de los apóstoles y evangelizadores, imitando fielmente el modo de orar de Jesús y de María, sin perder de vista la sublime vocación de amistad con Dios, mientras se hace la historia y se construye el Reino anunciado por Cristo.

3227 Intensificar la catequesis de la oración y su práctica, siguiendo a Jesús en su oración, de acuerdo a la más rica tradición de la Iglesia; esta catequesis deberá suscitar también el deseo y el hábito de dialogar con Jesús, especialmente en la Eucaristía.

3228 Fomentar en personas y grupos la oración de meditación, sobre todo a partir de la lectura y comprensión de las Sagradas Escrituras.

3229 Promover la oración personal, comunitaria y en grupos, a través de formas adecuadas a las personas y a sus ambientes, partiendo del testimonio de oración de los mismos Agentes de evangelización.

3230 Favorecer experiencias y métodos que propicien la oración de los Laicos -tomando en cuenta sus iniciativas, edad y condición- en los ambientes y dimensiones propias de su vocación en la Iglesia y en el mundo.

3231 Suscitar el conocimiento y aprecio de la vida contemplativa, valorar la presencia de los diversos monasterios existentes en la Arquidiócesis y abrir sus comunidades a una experiencia compartida de oración.

ORDENAMIENTOS

3232 Los Obispos procuren para sí mismos, para los Sacerdotes y para otros Agentes de evangelización el que tengan oportunidades frecuentes de amplias experiencias de oración, que dispongan de los medios aptos para la formación en este campo -cursos, asesorías, "talleres"-, y que cuenten con los sitios adecuados para realizarla.

3233 Un equipo interdisciplinario de nivel arquidiocesano, a partir de la experiencia Pascual de Jesús, elabore manuales de oración y aproveche los ya existentes para que personas y grupos, en las diferentes etapas y circunstancias de su vida, puedan caminar, con acierto, sin extremismos ni actitudes sectarias, en el aprendizaje y la vivencia de la oración.

3234 Los responsables de las diversas comunidades y grupos -Sacerdotes, Diáconos, Religiosos y Religiosas, Laicos- preparen y motiven a los fieles para que oren a la luz de la Palabra de Dios.

3235 Todos los responsables de la educación cristiana deben incluir en sus programas de formación elementos que contribuyan al aprendizaje de la oración en la vida diaria.

3236 Los responsables de las diversas comunidades y grupos procuren, en la medida de lo posible, además de fomentar los actos litúrgicos, acompañar a las personas en otras formas de oración.

3237 Los Agentes de evangelización, con ocasión de los tiempos litúrgicos y otras oportunidades, renueven la práctica de los retiros espirituales y pónganlos al alcance de mayor número de personas.

3238 La Arquidiócesis, los Institutos de vida consagrada y los movimientos laicales favorezcan la creación e impulsen la existencia de centros de espiritualidad y formación en la oración con diversos enfoques: sacerdotal, religioso, laical.

3239 La Vicaría de Religiosos dé a conocer y fomente el aprecio de la vida contemplativa en la Arquidiócesis de México.

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral