CAPÍTULO IX

LA FORMACIÓN DE LA COMUNIDAD

3240 La adhesión al mensaje de Jesús se traduce en nosotros en la pertenencia a la comunidad de fe que es la Iglesia; ser conscientes de esto y convertirlo en práctica, mediante la caridad y la fraternidad, es un medio indispensable para la vida cristiana y para la evangelización.

3241 Dadas las condiciones de vida en la Ciudad que propician el individualismo, la masificación, el anonimato etc., no parece fácil vivir y fomentar el valor de la vida comunitaria; paradójicamente, la sed de comunicación humana, de intercambio y relación personal, propicia esa vivencia, aunque en formas y expresiones plurales.

3242 La evangelización implica este "noviciado" del crecimiento de la fe: la educación para la vida comunitaria.

3243 El pasar de una práctica individualista a una práctica comunitaria, o de una pastoral masificante a una pastoral personificadora y a una tarea de construcción comunitaria -de diversa expresión y forma- es, de por sí, un desafío de la Nueva Evangelización que pretendemos impulsar.

3244 Para la construcción de la comunidad, además de la integración y participación de cada persona en la misma, es necesario que cada quien ofrezca generosamente sus carismas como verdadero servicio para los demás y que sean recibidos con gusto y en actitud positiva.

3245 Así surge, como expresión de la madurez comunitaria, la ministerialidad vivida en la Iglesia y en sus pequeñas comunidades.

DESAFÍO

3246 La inserción de los creyentes a la vida comunitaria se ve hoy gravemente amenazada en la Ciudad por:
* el individualismo y la falta de solidaridad;
* la progresiva pérdida del sentido de pertenencia a la Iglesia;
* la ausencia de experiencias concretas de vida eclesial, comunitaria y fraterna;
* el crecimiento desmesurado de la población;
* la imposibilidad de atender adecuadamente a las mayorías.
Para lograr en la Arquidiócesis una comunidad verdaderamente evangelizadora y misionera es necesario:
* sectorizar las Parroquias para llegar a las mayorías, y
* promover y consolidar diversas comunidades cristianas.
Es necesario que esas comunidades cristianas, en función de la opción prioritaria:
* sean transformadoras con la fuerza del Evangelio;
* sean medios de integración para las Familias y propicien la vivencia de la iglesia doméstica;
* convoquen a los Alejados;
* den sentido de pertenencia, organización y promoción a los Pobres;
* sean lugar donde los Jóvenes reciban afecto, estímulo a su desarrollo y motivación para sus ideales;
* estén centradas en Cristo Jesús, en su palabra y eucaristía;
* estén abiertas a todos en comunión eclesial, corresponsabilidad participación, servicio y solidaridad.

HECHOS

3247 La búsqueda de la solidaridad y sentido de comunidad, propios de la vida de los mexicanos, tiene referencia a lo religioso, muchas veces con un claro sentido de lo católico; en ocasiones se detecta un manejo tendencioso de estas expresiones.

3248 Con frecuencia los evangelizadores desperdician energías en actividades que no están del todo orientadas a la formación de la comunidad; generalmente no existe una continuidad y seguimiento de su acción evangelizadora.

3249 La formación de los Agentes no siempre ha tenido en cuenta la urgencia de capacitar verdaderos promotores de la comunidad, ni tampoco se le da continuidad a esa formación.

3250 Se desconoce, en general, el catecumenado -restaurado por el Concilio Vaticano II como medio de crecimiento orgánico en la fe- que va llevando, a los que lo siguen, hasta la inserción comprometida en la comunidad.

3251 El sentido comunitario se expresa ciertamente en formas muy diversas de acuerdo a los distintos medios sociales.

3252 Entre los diversos grupos de apostolado y algunos Agentes de evangelización todavía se detecta una tendencia al capillismo: trabajar por objetivos más o menos particulares, pero no por lo verdaderamente comunitario.

3253 Algunos fieles tienen una concepción bastante empobrecida de la vida cristiana ya que, al buscar una relación individualista con Dios, no cuidan la inserción comunitaria.

3254 La familia, otras instituciones sociales y aun los grupos de formación religiosa generalmente no educan en un claro sentido de comunidad.

CRITERIOS

3255 "En verdad les digo que si dos de ustedes están de acuerdo en pedir algo, mi Padre que está en los cielos se lo concederá. Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mt 18, 19-20).

3256 "Acudían asiduamente a la enseñanza de los Apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan. Todos los que creían vivían unidos, tenían todo en común; vendían sus posesiones y bienes, y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno" (Hch 2, 42.44-45).

3257 La adhesión a Jesús no puede quedarse en algo abstracto y desencarnado; se revela concretamente por la entrada visible en la comunidad de fieles: la Iglesia, sacramento de salvación (EN 23).

3258 ¿Cómo va a ser posible amar a Cristo sin amar a la Iglesia, conforme al testimonio dado en favor de Cristo por San Pablo: amó a la Iglesia y se entregó por ella? (Cf. Ef 5, 25. EN 16).

3259 Los bautizados son inseparablemente miembros de Cristo y miembros del cuerpo de la Iglesia (ChL 12).

3260 La Iglesia, peregrina en el mundo, va entretejiendo la unidad en la pluralidad de sus miembros y en el diálogo con las realidades en que éstos viven (LG 8).

3261 La Iglesia, por la sola fuerza del mensaje que proclama, trata de convertir al mismo tiempo la conciencia personal y colectiva de los hombres, la actividad en que ellos están comprometidos, su vida y su ambiente concretos (EN 18).

LÍNEAS DE ACCIÓN

3262 Integrar pequeñas comunidades de vida fraterna y evangélica donde puedan continuar su proceso de formación cristiana todos aquellos que han vivido una primera experiencia de evangelización, a fin de que desde ahí, con sus obras, vayan a dar testimonio en las Familias, ante los Alejados, con los Pobres y entre los Jóvenes.

3263 Hacer conscientes a los Agentes de la Nueva Evangelización -especialmente a los Pastores- para que reciban y acompañen, desde el nacimiento y en el proceso de crecimiento en la Fe, a las Familias, a los Alejados, a los Pobres y a los Jóvenes, reconociendo y promoviendo los carismas personales y así capacitarlos en la formación de comunidades cristianas responsables.

3264 Promover en las diversas comunidades eclesiales la vivencia concreta de los valores del Reino de Dios -la verdad, la libertad, la justicia y el amor- para que, especialmente en la situación histórica en que vivimos, esos valores contribuyan eficazmente a la transformación de la sociedad, en fidelidad a Dios y al hombre.

3265 Propiciar, en las actividades de los centros evangelizadores y en los movimientos y agrupaciones laicales, el conocimiento y la relación entre las personas, fomentando eventos que ayuden a formar la comunidad.

3266 Asumir y potenciar, desde los diversos ángulos de la vida de las Parroquias, las acciones que llevan el sello de la pertenencia a la Iglesia.

3267 Promover, tanto en la periferia como en las zonas populares y otras áreas de la Ciudad, el surgimiento, formación y crecimiento de comunidades cristianas.

3268 En la sectorización parroquial:
* distribuir la población arquidiocesana de forma adecuada entre las Parroquias y sectorizar su territorio en coordinación con sus respectivas capillas;
* promover la formación de equipos pastorales responsables de dichos sectores;
* integrar la comunidad pastoral con los coordinadores de cada equipo encargado de un sector en donde, junto con los Sacerdotes responsables de la Parroquia, vivan la fe, la esperanza y la caridad;
* revisar los límites de las Parroquias para que éstas no sean demasiado extensas, sino que se configuren de tal manera que se les pueda atender tanto por su tamaño como por su población.

3269 Favorecer la pastoral de pequeños grupos en los que se haga posible la vivencia de la caridad fraterna de una manera muy concreta -grupos juveniles, de catequesis, de oración, comunidades eclesiales de base- cuyo compromiso responda a las necesidades urgentes y cotidianas de la misma comunidad.

3270 Fomentar entre los Presbíteros un estilo de vida comunitaria, sencilla y familiar, como necesidad y exigencia sacerdotal para contribuir más eficazmente a la construcción de la vida parroquial.

3271 Acoger y brindar posibilidades de encuentro y comunidad a los indígenas dispersos por la Ciudad, sin olvidar la búsqueda de soluciones reales a los problemas que los empujan a venir a la Ciudad.

3272 Dar, en la formación de los distintos Agentes evangelizadores, la capacidad y habilidad que les permitan ser promotores y educadores del sentido comunitario en su acción pastoral.

3273 Fomentar el sentido comunitario, el trabajo en equipo, el espíritu de colaboración en todos los planes y programas pastorales de la Arquidiócesis, buscando que la formación de los Agentes tenga ese espíritu.

3274 Propiciar que los responsables de la formación pastoral, con su ejemplo y vida, sean promotores de verdadera comunidad.

ORDENAMIENTOS

3275 Los Pastores y todos los Agentes, particularmente los Sacerdotes, participen y construyan eficazmente con los Laicos una comunidad eclesial.

3276 Los Pastores y demás Agentes de evangelización promuevan la formación de comunidades cristianas como medio privilegiado de comunión fraterna y bríndenles un adecuado acompañamiento según el espíritu del Magisterio de la Iglesia.

3277 Los Pastores favorezcan y promuevan el surgimiento y la actividad de pequeños grupos, como núcleos de vida cristiana, orientándolos siempre hacia el sentido comunitario mediante la coordinación con la Parroquia, el Decanato o la Vicaría.

3278 La Parroquia, comunidad evangelizadora, disponga todo su potencial para la formación de comunidades integradas y comprometidas, que adopten nuevos modelos de vida más de acuerdo al Evangelio.

3279 Disponga la Parroquia de todos sus recursos para la formación de la comunidad, en orden a elaborar -conocida la realidad- un proyecto de evangelización integral, utilizando el método de ver, juzgar y actuar.

3280 Los Agentes de pastoral adopten una actitud respetuosa, prudente y receptiva, ante las diversas manifestaciones comunitarias en que los fieles participan habitualmente, de modo puedan descubrir los valores que en aquellas se contienen y las promuevan.

3281 Tomen también muy en cuenta las expresiones religioso-culturales que hacen referencia a la comunidad, para destacar, purificar y fortalecer el sentido de pertenencia a la Iglesia.

3282 Los Agentes de evangelización fórmense teórica y prácticamente en el análisis pastoral de la realidad, para la promoción, acompañamiento y discernimiento comunitario y evangélico de acciones en servicio de la sociedad, especialmente en cuanto a la opción prioritaria del II Sínodo.

3283 Fórmense animadores parroquiales que, en equipo con su Párroco, promuevan en cada sector parroquial núcleos de comunidades cristianas, de donde surjan después actividades evangelizadoras de ayuda socio-económica y pastoral.

3284 Los centros parroquiales, de manera especial la Catedral y la Basílica de Guadalupe, acojan y brinden alternativas de encuentro comunitario a los grupos indígenas inmigrantes.

3285 Los centros de formación de Agentes -teniendo en cuenta diversas disciplinas- organicen equipos que, además de ofrecerles la capacitación teológica y espiritual, los habiliten para la edificación y la recta conducción de la comunidad.

3286 Corresponde a las Vicarías territoriales favorecer mecanismos y tiempos precisos de intercambio entre las diversas experiencias de promoción comunitaria: los grupos de reflexión parroquial, los grupos de neo-catecumenado, la sectorización de Parroquias, el SINE, la NIP etc.).

3287 Ante la urgencia de atención adecuada a las mayorías y a la formación de la comunidad:
* las Vicarías Episcopales revisen la densidad poblacional de los diversos núcleos naturales -pueblos, barrios, colonias, unidades habitacionales- y la extensión territorial de la Parroquias en orden a la sectorización de las mismas, y preséntense los planes al Sr. Arzobispo y al Consejo de Planificación y Estadística para su aprobación;
* cada Párroco promueva la formación de equipos pastorales responsables de la atención de los sectores parroquiales;
* cada Parroquia integre la comunidad pastoral con los coordinadores del equipo de pastoral de cada sector y con los Sacerdotes responsables de la Parroquia.

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral