SEGUNDA SECCIÓN

LOS CENTROS Y ESTRUCTURAS DE LA PASTORAL

3680 La Nueva Evangelización implica novedad de métodos y de expresiones; por ello debe ser principio inspirador de una bien pensada actualización de las estructuras eclesiales.

3681 La Iglesia, como Cuerpo de Cristo animado por el Espíritu, es una gran estructura compuesta por diversos órganos y elementos que se van integrando en conjuntos que, mutuamente complementados, llegan a formar un organismo con células, tejidos y sistemas.

3682 Desde otra perspectiva, la Iglesia, más que ser presentada bajo una imagen piramidal, puede ser presentada en una visión de círculos concéntricos que ayuda a comprender mejor su sentido teológico como misterio de comunión: existe una necesaria interdependencia de las estructuras eclesiales.

3683 Para poder evangelizar más efectivamente la cultura, la estructuración pastoral de la Arquidiócesis necesita de las "comunidades menores", células vivas en las que se genere, se cultive y se testimonie la fe. Estos pequeños grupos son los medios por los que la Nueva Evangelización se hace presente ahí donde se gesta, de una manera más originaria, la cultura: los ambientes vecinales y la familia.

3684 Las "Comunidades Eclesiales de Base", dentro de las Comunidades Menores, son signo de vitalidad de la Iglesia, instrumento de formación y de evangelización, un punto de partida válido para una nueva sociedad fundada sobre la civilización del amor (RM 51), un espacio donde se incultura el Evangelio y se evangeliza a los pobres.

3685 La Parroquia está también requiriendo de una revisión que haga posible el paso de una pastoral en ocasiones demasiado centrada en el culto, hacia una pastoral más dinamizada por la interdependencia y complementariedad de los múltiples medios de la evangelización. La organización interna de las Parroquias merece igualmente un impulso a través de la sectorización, de la caracterización de los diversos ambientes humanos en donde puedan ponerse en marcha diversos modelos de pastoral planificada.

3686 Los Decanatos, estructuras de coordinación y animación, y de programación de actividades, son precisamente una pieza clave en el funcionamiento de la Arquidiócesis; es preciso adquirir una conciencia más viva de la realidad decanal: hay que revisar sus dimensiones, la autoridad que les compete, los recursos -especialmente humanos- de que deben disponer.

3687 Las Vicarías Episcopales han de ser, cada vez más, verdaderas estructuras descentralizadas, con personalidad propia en su nivel, con la necesaria autonomía pastoral, con la indispensable interdependencia. Las Vicarías son las estructuras típicas de una planeación pastoral más específica, para favorecer que el plan arquidiocesano sea un gran plan rector, como punto de confluencia de los respectivos planes de las mismas.

3688 En la Ciudad de México la primera grande estructura eclesial es la Arquidiócesis como tal: es una compleja realidad social, histórica y cultural, cuyo sentido de totalidad no es plenamente abarcado dentro de los límites administrativos. Es necesario seguir buscando caminos nuevos, originales y quizá inéditos, de configuración pastoral, que permitan responder acertadamente a las exigencias de unidad de este conjunto humano.

3689 La Nueva Evangelización implica, también, un nuevo esfuerzo y creatividad para hacer surgir otras estructuras que no están suficientemente contempladas en este capítulo. Todas estas estructuras comunitarias, desde donde se vive y se proyecta el Evangelio, son necesarias -más aún, indispensables- para la vida cristiana y la organización eclesial; sin embargo, todas las estructuras no son sino un medio que debe propiciar y facilitar la experiencia cristiana en las diversas etapas del proceso evangelizador.

CAPÍTULO IV

LAS COMUNIDADES MENORES

DESAFÍO

3690 La Nueva Evangelización será más eficaz en la cultura de nuestra Ciudad si, de acuerdo con la prioridad sinodal busca penetrar capilarmente en los diversos ambientes y grupos de las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes, mediante una organización pastoral de comunidades menores, a fin de que, siguiendo un proceso de crecimiento en la fe, lleguen a ser como una encarnación o experiencia renovada de las primeras comunidades cristianas en la actual realidad social, económica, política y cultural.

HECHOS

3691 Son todavía pocas las Parroquias que se han estructurado en sectores pequeños que permitan organizar y personalizar claramente la acción evangelizadora.

3692 La pastoral parroquial y arquidiocesana en general no dan atención específica a grupos y ambientes que la requerirían: estudiantes, empleados, profesionistas; por lo mismo, varios movimientos encuentran difícil insertarse en la pastoral parroquial.

3693 En donde ya se ha iniciado la experiencia de sectorización parroquial y la pastoral de grupos pequeños, se ven resultados favorables: responsabilización de los Laicos por sus propios ambientes, descubrimiento de necesidades concretas, presencia efectiva de la institución parroquial en los diversos ámbitos, vitalización del sentido comunitario.

3694 Existen diferentes modelos de sectorización parroquial y de trabajo en pequeños grupos, cada uno con sus características propias, pero sin una adecuada organización e intercomunicación entre las distintas experiencias.

3695 Muchos Sacerdotes no encuentran los caminos para activar la pastoral de pequeños grupos, al no tener la formación y experiencia requeridas.

3696 En algunas ocasiones se concibe la pastoral de pequeños grupos como si fuera el trabajo que tradicionalmente se ha realizado en favor de las Asociaciones piadosas, y no como búsqueda de una renovación de la vida comunitaria parroquial.

3697 Las Comunidades de Base son comunidades menores que no han sido fomentadas ni suficientemente valoradas; en realidad, tienen una gran fuerza evangelizadora cuando son adecuadamente atendidas e impulsadas.

3698 Existen diversos movimientos de Pastoral Familiar; sin embargo, todavía no se le ha dado la debida importancia ni en la vida parroquial ni en la organización pastoral general.

CRITERIOS

3699 "Los creyentes estaban muy unidos y compartían sus bienes entre sí: vendían sus propiedades y todo lo que tenían, y repartían el dinero según las necesidades de cada uno. Todos los días se reunían en el Templo y en las casas partían el pan: comían juntos con alegría y sencillez de corazón" (Hch 2, 44-46).

3700 "Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mt 18, 20).

3701 En las Parroquias son necesarios muchos lugares y formas de presencia y de acción para poder llevar la Palabra y la gracia del Evangelio a las múltiples y variadas condiciones de vida de los hombres de hoy (ChL 26).

3702 La Parroquia en las grandes ciudades debe fomentar la cristianización de las relaciones humanas entre vecinos; debe representar el punto visible de unidad y de universalismo para las pequeñas comunidades cristianas existentes dentro de su territorio (Directorio para el Ministerio Pastoral de los Obispos. N° 175).

3703 En las pequeñas comunidades, sobre todo en las que están mejor constituidas, crece la experiencia de nuevas relaciones interpersonales en la fe, la profundización de la Palabra de Dios, la participación en la Eucaristía, la comunión con los Pastores de la Iglesia particular, y se da un compromiso mayor con la justicia en la realidad social de sus ambientes (DP 640).

3704 Hay que reconocer el puesto singular que corresponde a los esposos y a las familias cristianas en virtud de la gracia recibida en el sacramento; su misión debe ponerse al servicio de la edificación de la Iglesia y de la construcción del Reino de Dios en la historia: esta es una exigencia de obediencia dócil a Cristo Señor (FC 71).

LÍNEAS DE ACCIÓN

3705 Promover, en la conformación de las Parroquias y Decanatos, la formación de pequeñas comunidades y apoyar los grupos ya existentes, modificando poco a poco, en lo que sea necesario, otros tipos de actividad, para lograr una organización más vital al servicio de la construcción del Reino de Dios.

3706 Iniciar un proceso de revitalización en los grupos ya existentes para que adquieran características semejantes a las de las comunidades menores y así respondan más adecuada y eficazmente a los retos de la evangelización de las culturas.

3707 Impulsar la sectorización de las Parroquias, previo conocimiento de la realidad, para favorecer el surgimiento de comunidades menores organizadas para el servicio y construcción del Reino de Dios.

3708 Propiciar que las experiencias de trabajo en comunidades menores y de sectorización sean conocidas y evaluadas en forma conveniente para su organización y crecimiento, investigando sistemáticamente cuáles son los ambientes más necesitados y los que tienen mayor potencialidad ante la acción evangelizadora.

3709 Propiciar un auténtico cambio de mentalidad de los Pastores y en los fieles, a fin de que, en donde sea conveniente, se arriesguen a vivir la experiencia de las comunidades menores.

3710 Propiciar que, desde su formación, los futuros Pastores conozcan, valoren y tengan experiencia en la organización de la pastoral, a través de Parroquias que hayan adoptado un trabajo de sectorización y de pequeños grupos.

3711 Fomentar en los conductores de comunidades menores una profunda espiritualidad pascual, misionera, de servicio entregado y desinteresado, en testimonio de su fe.

ORDENAMIENTOS

3712 Los Pastores, especialmente los Obispos y los Párrocos, promuevan y estimulen el surgimiento y el desarrollo de pequeñas comunidades; visítenlas y oriéntenlas en lo que sea necesario.

3713 Los Párrocos activen en los grupos ya existentes el conocimiento, la asimilación y la aceptación de los Documentos Sinodales, a fin de que revisen su identidad y su acción pastoral, conformándolas al espíritu de la Nueva Evangelización para contribuir eficazmente a la pastoral de pequeños grupos.

3714 Las Parroquias organicen su atención pastoral por sectores; igualmente deberán implementar acciones de atención según la opción prioritaria del II Sínodo.

3715 Cada Parroquia elabore un plan de atención especial a las familias para fomentar su inserción en la vida parroquial, como células de la gran comunidad.

3716 La Vicaría de Pastoral elabore material informativo de los elementos y experiencias existentes, de los criterios y metodología para la creación y vida de las comunidades menores.

3717 Los Obispos encomienden a los Organismos arquidiocesanos pertinentes la elaboración de material adecuado para la formación integral de las comunidades menores en las Parroquias.

3718 Los Pastores y los Fieles, a través de una formación permanente y de una experiencia de vida de comunidades menores, propicien el paso de una actitud individualista a una actitud más comunitaria.

3719 Los Centros de formación pastoral den a los Agentes capacitación técnica adecuada y profunda espiritualidad para asesorar y conducir pequeños grupos en su proceso de evangelización, de acuerdo a las distintas realidades sociales.

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral