CAPÍTULO IX

LAS VICARÍAS SECTORIALES

DESAFÍO

3798 Para llevar a cabo la Nueva Evangelización, según la opción prioritaria del II Sínodo, es necesario adaptar el sistema de las Vicarías sectoriales -figura, organización y función- a las exigencias de la organización arquidiocesana.

HECHOS

3799 La situación de la Arquidiócesis ha cambiado bastante desde el establecimiento de las Vicarías territoriales y sectoriales hasta el presente.

3800 Algunas de las Vicarías sectoriales funcionan, de hecho, como Secretariados o Comisiones.

3801 Las Vicarías pastorales existentes carecen, en general, de los recursos humanos estables, de medios económicos suficientes y de facultades para poder cumplir plenamente sus servicios.

3802 Se percibe falta de continuidad en los planes de trabajo; no hay suficiente coordinación con las Vicarías territoriales.

LÍNEAS DE ACCIÓN

3803 Revisar, actualizar y transformar o suprimir las actuales Vicarías sectoriales, ya que en algunos casos su estructura y funcionamiento responden a la de un Secretariado o Comisión.

3804 Planear acciones pastorales de acuerdo a la Opción Prioritaria -las Familias, los Alejados, los Pobres y los Jóvenes- de modo que las Vicarías sectoriales, Secretariados y Comisiones tengan una función de servicio, definida y específica, en favor de las Vicarías territoriales.

3805 Fortalecer el sistema de las Vicarías territoriales, Secretariados y Comisiones, en orden a atender las diversas áreas pastorales de la Arquidiócesis y de las mismas Vicarías.

3806 Favorecer el que las Vicarías sectoriales tengan su plan propio en atención a las prioridades arquidiocesanas y estén coordinadas entre sí por medio de la Curia de Pastoral.

ORDENAMIENTOS

3807 Encomiende el Sr. Arzobispo a un organismo técnico de pastoral la revisión de las atribuciones y responsabilidades de las Vicarías sectoriales, Secretariados y Comisiones, para que subsidiariamente puedan atender las múltiples necesidades pastorales que hay en la Arquidiócesis.

3808 Compete al Sr. Arzobispo apoyar con recursos humanos estables y dotar a las Vicarías territoriales, Secretariados y Comisiones, de las facultades necesarias para el mejor cumplimiento de sus servicios, asegurándoles los medios económicos necesarios.

3809 Corresponde al Sr. Arzobispo, oído su Consejo Episcopal, aprobar los planes de pastoral de las Vicarías sectoriales, Secretariados y Comisiones, señalar su relación con las Vicarías territoriales y evaluar periódicamente esos planes.

 

CAPÍTULO X

LA ARQUIDIÓCESIS

A- LA ORGANIZACIÓN ARQUIDIOCESANA

DESAFÍO

3810 La Ciudad Arquidiócesis de México, por sus características, índole socio-cultural y proceso histórico de crecimiento, requiere una estructura que, independientemente de su modalidad jurídica formal, salvaguarde al máximo la unidad de la megalópolis y la indispensable descentralización efectiva que ésta supone; tal exigencia pide un estudio profundo y específico y una legislación canónica particular.

HECHOS

3811 La Ciudad de México, más allá de las demarcaciones político-administrativas, es un todo humano socio-cultural con implicaciones de todo tipo: familia, trabajo, escuela, transportes, diversión, práctica religiosa, actividades cívico-políticas.

3812 No se han realizado, o no son conocidos por los Agentes de pastoral, estudios socio-religiosos que permitan dar un juicio suficientemente fundamentado sobre la debida estructuración que requiere la Arquidiócesis.

3813 El funcionamiento de las estructuras pastorales arquidiocesanas resulta muy pesado por una inadecuada organización: falta una mejor definición de responsabilidades, una ágil delegación en el ejercicio de la autoridad, una más operativa correlación de actividades.

3814 Las megalópolis -como un fenómeno nuevo y actual- enfrentan problemas peculiares que requieren soluciones adecuadas, surgidas de la creatividad y la perspicacia pastoral.

3815 No existe en los fieles una clara percepción de la necesidad de los límites territoriales de las diversas entidades eclesiásticas -Diócesis, Vicarías, Decanatos, Parroquias-; además, al no encontrar uniformidad en los criterios y en las soluciones de muchos problemas, sienten confusión y llegan a desalentarse en la observancia de las normas prescritas.

CRITERIOS

3816 La Diócesis es una porción del Pueblo de Dios que se confía al Obispo para ser regida con la colaboración de sus Sacerdotes, de suerte que, adherida a su Pastor y reunida por él en el Espíritu Santo por medio del Evangelio y la Eucaristía, constituya una Iglesia particular en que se encuentra y opera verdaderamente la Iglesia de Cristo, una, santa, católica y apostólica (ChD 11; CIC 369).

3817 Al hablar de la Iglesia particular se hace referencia a un grupo humano; antes se le determinaba principalmente por el territorio; ahora se descubre que lo que más hace diferentes a las personas, y por tanto a las Iglesias, es su cultura, su organización interna y externa, su economía: en fin, todo aquello que un grupo humano vive, realiza y soporta y que no comparte con otros grupos por diversas barreras existentes ("Nuestra Iglesia de México". Tercera Carta Pastoral del Arzobispo de México, Cardenal Ernesto Corripio Ahumada. 30 de Agosto de 1980. N° 30).

3818 En cuanto atañe a la circunscripción, a las Diócesis que están formadas por grandes ciudades déseles una nueva ordenación interna en la medida en que lo exija el bien de las almas (ChD 22).

3819 En la Arquidiócesis, cada Obispo debe tener la suficiente autonomía que exige su ministerio episcopal y las condiciones peculiares de la función que desempeña en concreto; por otra parte, cada uno procederá en unánime armonía con el Sr. Arzobispo, como cabeza, y con los demás Obispos (Organización Pastoral de la Arquidiócesis de México. 1985. N° 7).

LÍNEAS DE ACCIÓN

3820 Profundizar sistemáticamente en las condiciones socio-religiosas de la megalópolis, de modo que se tenga permanente confiabilidad en cuanto a previsiones y recomendaciones de organización pastoral.

3821 Reforzar los lazos de comunicación y relacionamiento con las Diócesis que conforman el área metropolitana de la Ciudad de México, para compartir preocupaciones y emitir en conjunto lineamientos de pastoral urbana, buscando criterios comunes.

3822 Estudiar en qué medida el Derecho Canónico ofrece pistas de solución a las condiciones y necesidades tan peculiares de la Ciudad de México, a fin de encontrar alternativas de una legislación particularmente apropiada.

3823 Fomentar una efectiva y sistemática coordinación entre los diversos organismos de pastoral de la Curia arquidiocesana.

ORDENAMIENTOS

3824 La Iglesia arquidiocesana tenga una organización que en verdad favorezca la comunicación de la Buena Nueva a esta megalópolis; con este fin se ha de crear una Comisión Técnica de Pastoral Urbana y otros organismos pastorales especializados y adecuados para atender las muy diversas situaciones que se presentan, dadas las diferencias de cada zona de la Ciudad.

Compete al Sr. Arzobispo :

3825 a- Nombrar una comisión canónica especial que, consideradas la legislación universal y las experiencias de otras megalópolis, presente un proyecto de legislación particular que salvaguarde la unidad de la Ciudad de México y, al mismo tiempo, permita modalidades de franca descentralización necesarias en la pastoral urbana.

3826 b- Establecer el Consejo Pastoral arquidiocesano, conforme lo pide el Código de Derecho Canónico (CIC 511-514).

3827 c- Cuidar que la organización y el funcionamiento del Consejo Presbiterial sean revisados periódicamente para que pueda cumplir con atingencia su función de Senado del Obispo, en representación del Presbiterio, para ayudarlo eficazmente en el gobierno de la Arquidiócesis (Cf. CIC 495-502).

3828 d- Constituir, oído el parecer de quienes juzgue conveniente, una "Comisión Técnica de Estudios de Pastoral Urbana" que ofrezca asesoría y haga propuestas como resultado de sus propias investigaciones, tomando en cuenta también las de otros organismos similares competentes en la materia.

3829 e- Ordenar aquellos estudios que permitan definir con claridad y precisión cuáles han de ser los organismos que constituyan la Curia arquidiocesana en su vertiente de "Curia de Pastoral".

3830 f- Señalar la relación y coordinación que debe existir entre dichas instancias de servicio -organigrama funcional- para garantizar una pastoral orgánica, habida cuenta de la estructuración de las Vicarías territoriales y sectoriales.

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral