IV- La Opción Prioritaria de la Pastoral

4631 El objetivo central de las reflexiones sinodales fueron los Destinatarios, ya que éstos son el punto de confluencia del compromiso de los Agentes, de la atingencia de los Medios y de la eficacia de la Organización, de acuerdo a los requerimientos de la Nueva Evangelización en la acción pastoral de la Arquidiócesis durante los próximos años.

a- Los Destinatarios

4632 Los destinatarios del Evangelio somos todos los seres humanos en cuanto llamados a conocer a Dios y alcanzar la salvación que Él nos ofrece en Jesucristo: "Cristo murió por todos; y la vocación suprema del hombre en realidad es una sola, es decir, divina. En consecuencia, debemos creer que el Espíritu Santo ofrece a todos la posibilidad de que, en forma conocida sólo por Dios, se asocien a la muerte y resurrección de su Hijo Jesucristo" (GS 22).

4633 Para hacer más efectivo el programa fundamental de la Iglesia -revelar Jesucristo y su Evangelio a todos los hombres- se vio necesario, sin embargo, privilegiar algunos campos prioritarios de la acción pastoral, y así la asamblea sinodal señaló a las Familias, a los Alejados, a los Pobres y a los Jóvenes, como destinatarios prioritarios del compromiso pastoral en esta Ciudad.

4634 La atención a los Pobres es signo inequívoco y exigencia primordial de una auténtica acción evangelizadora, como nos lo recuerda el Papa Paulo VI cuando dice: "El signo al que Jesús atribuye una gran importancia es el que los pequeños y los pobres son evangelizados, se convierten en discípulos suyos, se reúnen en su nombre en la gran comunidad de quienes creen en Él" (EN 12).

4635 Con respecto a los Alejados, el mismo Papa dice lo siguiente: "El primer anuncio, que va dirigido de modo específico a quienes nunca han escuchado la Buena Nueva de Jesús, se ha vuelto cada vez más necesario a causa de las situaciones de descristianización frecuentes en nuestros días: para gran número de personas que recibieron el Bautismo, pero viven al margen de toda vida cristiana; para la gente sencilla que tiene una cierta fe, pero conoce poco los fundamentos de la misma; para los intelectuales que sienten necesidad de conocer a Jesucristo bajo una luz distinta de la enseñanza que recibieron en su infancia; y para otros muchos" (EN 52).

4636 Con respecto a las Familias en la Ciudad de México hemos de tener en cuenta lo siguiente: muchas familias se han reducido no sólo en cuanto al número de sus miembros, sino también en cuanto a su capacidad de relación participativa; es más común el vivir aislados en pequeños núcleos. El choque de generaciones y sus diferencias degeneran en desintegración. La situación de la mujer que trabaja y desempeña diversas actividades da un nuevo sentido a la vida de la pareja y produce problemas de acoplamiento que pueden llevar a separación o divorcio.

4637 Gran número de familias sufren situaciones de pobreza extrema que provocan desesperación. Son numerosas las familias desintegradas: esposos divorciados, madres abandonadas, hijos fuera del matrimonio, compromisos extramaritales, madres solteras. Hay familias gravemente afectadas también por actitudes machistas, por el alcoholismo, la drogadicción, la infidelidad, el autoritarismo, la miseria, la marginación.

4638 La pastoral parroquial tiene muchas limitaciones y con dificultad responde a las necesidades de las familias; la preparación de los jóvenes al matrimonio, por lo general, es deficiente.

4639 Con respecto a los jóvenes, recordemos que ellos forman la población mayoritaria; es particularmente necesario volver a enfatizar la opción pastoral en favor de ellos. Los jóvenes y los niños son víctimas, con frecuencia, de una sociedad adulta -en muchos aspectos viciada- cuyos impactos negativos lesionan gravemente su integridad física, emocional y moral, y comprometen seriamente su presente y su futuro. Las drogas, el alcohol, la prostitución y otros desórdenes, son síntoma de relaciones enfermizas, tanto en la vida familiar como en la vida social que rodea al joven, así como de la relación conflictiva entre jóvenes y adultos. Los jóvenes, en búsqueda de nuevas expresiones de valores humanos como la libertad, la justicia, la dignidad, la autorrealización personal, están en crisis de crecimiento; en ello reflejan la crisis generalizada de la sociedad actual.

4640 La pastoral juvenil ordinaria está completamente rebasada por la realidad presente; se necesita impulsar, en forma muy decidida, la atención pastoral ante esta situación crítica que sufren los jóvenes, así como la atención personal a sus profundos problemas.


b- Los Laicos

4641 La Nueva Evangelización y sus Destinatarios Prioritarios, están reclamando una más comprometida participación de los Agentes laicos. La pastoral arquidiocesana no se verá renovada sin un nuevo florecimiento del laicado, ya sea en apostolados y ministerios hacia dentro de la comunidad eclesial, ya sea en los servicios propios del Laico: la vida familiar, la actividad laboral, la conducción de los asuntos políticos y económicos, la educación en todos sus niveles, los medios de comunicación, el cuidado de la salud personal y comunitaria.

4642 Es preciso descubrir nuevos métodos y nuevas formas para que los Laicos, sin abandonar sus ambientes propios, reciban el llamado y acepten el compromiso de hacer más viva su pertenencia a la Iglesia, de crecer en la fe y compartirla, mediante el testimonio de la propia vida, especialmente en el servicio a los más necesitados; éste es el camino apto para atraer más Agentes laicos que quieran responder activamente a las exigencias de su bautismo y a su condición de cristianos.

c- La Organización Pastoral

4643 La Iglesia es el Sacramento de Cristo en la historia; por esta razón debe actualizar constantemente sus formas de organización, a fin de que aparezca con mayor claridad su ser comunitario al servicio de todos los seres humanos.

4644 Para que la organización pastoral preste un verdadero servicio a las tareas evangelizadoras necesitamos buscar que:
* la planificación sea expresión de la corresponsabilidad de los Agentes de la comunión eclesial;
* las estructuras o centros de evangelización se renueven de acuerdo a las exigencias de los ambientes y grupos humanos;
* los recursos económicos de las instituciones eclesiásticas, estén más directamente al servicio de la pastoral, mediante un manejo correcto y claro.

4645 Dentro de esta organización pastoral, quiero remarcar especialmente, la idea de la sectorización, tanto geográfica como ambiental; ésta se va descubriendo como una primordial exigencia organizativa.

4646 Sectorizar no es, desde luego, un fin en sí mismo, sino un medio de organización que se descubre como muy eficaz para lograr un conjunto de beneficios pastorales como son:
* salir hacia los alejados y hacia los pobres;
* inculturar el Evangelio dentro de los ambientes familiares y juveniles;
* promover el laicado, tanto en el seno de la comunidad eclesial, como en su proyección hacia los medios ambientes seculares;
* poner en marcha procesos evangelizadores que articulen la acción de los diversos Agentes y el uso de los medios de la evangelización;
* privilegiar, entre estos medios, la promoción humana.

4647 Guiados por el impulso del Espíritu Santo, sentimos el fuerte compromiso de buscar la renovación de las actuales estructuras, para que sean un instrumento más eficaz en la construcción del Reino de Dios.

IV.- Promulgación del Decreto General

Amados hermanos:

4648 Hasta este momento he tratado de resumir el contenido del Decreto General que en breve será dado a conocer a todos los cristianos de esta Arquidiócesis; lo acabo de entregar, el pasado día 18, a los principales Agentes de Evangelización y demás Organizaciones Apostólicas, para su estudio y profundización.

4649 Con el fin de poner en marcha el Decreto General, se ha elaborado un "Programa Inicial Arquidiocesano" que servirá para concretizar y coordinar nuestros compromisos pastorales en relación el II Sínodo. Las actividades que dicho programa debe realizar de ninguna manera quieren limitar la creatividad e iniciativa, sino más bien orientar, el sentido del trabajo. Los responsables del Programa tienen toda mi autoridad pastoral para ponerlo en práctica, así como también para ir ajustando los cambios que parezcan oportunos.

4650 Este Decreto General es la voz de su servidor que trata de recoger en él los anhelos y esperanzas de todos los habitantes de esta Ciudad, especialmente de los más pobres y débiles. La autoridad de este documento, a partir de hoy, adquiere la formalidad canónica que prevé la Iglesia en la realización de los Sínodos Diocesanos; su autoridad se desprende también de la autenticidad con lo que hemos vivido este acontecimiento eclesial; es necesario respaldarlo con responsabilidad para afrontar sus consecuencias en nuestra vida personal y comunitaria, y así dar respuesta adecuada a los desafíos puestos a la evangelización.

4651 Como Arzobispo de esta Iglesia particular entrego a ustedes este Decreto que es la expresión más significativa del ministerio episcopal que el Señor me ha encomendado. En este documento están contenidos los esfuerzos pastorales, no sólo los presentes sino también los pasados, que se proyectan con un nuevo vigor hacia el futuro. Es mi propósito también presentar en este Decreto la ofrenda del servicio apostólico vivido en favor de la Arquidiócesis, para impulsar un Nuevo Proyecto Misionero que siempre he anhelado para esta querida Ciudad de México.

4652 Agradezco una vez más el trabajo de cuantos colaboraron en la realización del II Sínodo y pido al Señor que premie sus esfuerzos.

4653 A los pies de Santa María de Guadalupe, evangelizadora de México, y de San José, varón justo y Patrono de la Arquidiócesis, como Arzobispo Primado de México y con mi autoridad apostólica, declaro promulgado el Decreto General del II Sínodo de la Arquidiócesis de México con el carácter de ley que el Código de Derecho Canónico otorga a este acontecimiento (CIC 466), y pido a Dios Padre bondadoso que sirva para un renovado compromiso con la fraternidad, la justicia, la paz y el amor entre todos nosotros. Amén.

Su servidor
+ Cardenal Ernesto Corripio Ahumada
Arzobispo Primado de México
Ciudad de México, 21 de Noviembre de 1993

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral