Capítulo IV

DELEGADOS DE PASTORAL DE LAS VICARÍAS TERRITORIALES

4747 Como auxilio y complementación muy eficaz de la Comisión Promotora Postsinodal Arquidiocesana, según se dice más arriba, estuvieron funcionando los miembros del Equipo de Representantes de Vicarías Territoriales (ERVITE), para activar la puesta en marcha del postsínodo, iniciando por la difusión de las conclusiones sinodales, con el fin de propiciar su mejor conocimiento y aceptación. Con la colaboración recíproca entre la susodicha Comisión y el mencionado Equipo se fueron dando pasos firmes, en el sentido señalado, al interno de cada una de las Vicarías Territoriales.

4748 Después de que la Vicaría Episcopal de Pastoral empezó a desempeñar su tarea, los Vicarios Episcopales Territoriales, en el acuerdo de Curia del 27 de Abril de 1994, comprobaron que se daba una cierta duplicidad de funciones, por lo que se requería un cambio en la organización del servicio al que se aduce en el párrafo anterior; por tal motivo acordaron nombrar un presbítero por Vicaría que representara a cada uno de ellos ante el Vicario Episcopal de Pastoral. En varios casos fueron nombrados los mismos presbíteros que ocupaban el cargo anterior.

4749 Posteriormente, cuando ya había sido nombrado ese grupo de ocho sacerdotes y estaban éstos cumpliendo su encomienda, ellos mismos sugirieron como nombre del cargo recibido el de "Delegados de Pastoral de las Vicarías Territoriales". Este título fue aceptado por los Vicarios Episcopales en el acuerdo del 14 de Septiembre del mismo 1994. Para algunos de ellos se dio por escrito el nombramiento correspondiente.

4750 Los presbíteros nombrados por sus respectivos Vicarios Episcopales, como Delegados de Pastoral, fueron los siguientes:

I Vicaría: Pbro. José Saucedo González
II Vicaría: Pbro. José Medina Montoya
III Vicaría: Pbro. Filemón Zepeda Aguilera
IV Vicaría: Martiniano Martínez Gutiérrez
V Vicaría: R.P. Rodolfo García Mireles CM
VI Vicaría: Pbro. Juan Francisco López Félix
VII Vicaría: Pbro. Wenceslao Hernández Bragado
VIII Vicaría: Pbro. Andrés Chávez Nava

Con la aprobación del Sr. Cardenal y de su Consejo Episcopal, el cargo de Delegados de Pastoral de las Vicarías Territoriales quedó definido con las siguientes atribuciones:

4751 1- Auxilia al propio Vicario Episcopal en la coordinación de la Pastoral de la Vicaría correspondiente

4752 2- Tiene como una de sus principales encomiendas, al interno de cada una de las Vicarías, el apoyar a los Decanos en su función de animadores de la Pastoral.

4753 3- Representa a su propio Vicario Episcopal ante el Vicario Episcopal de Pastoral, para servir de enlace entre su Vicaría y la de Pastoral. Esta función de enlace la ejerce particularmente en relación con planes y procesos programados y evaluables a nivel de Arquidiócesis, no tanto en relación con trabajos específicos de la Vicaría correspondiente.
4754 4- Fomenta el intercambio de experiencias, en equipo con los Delegados de las demás Vicarías, bajo la coordinación del Vicario de Pastoral.

4755 5- Asesora, en corresponsabilidad con los otros Delegados, a la Vicaría Episcopal de Pastoral para que ésta cumpla más eficazmente su tarea.

4756 Dado que, como se dijo, una de sus principales encomiendas es la de animar a los Decanos, se aclara que puede ser uno de ellos mismos. De hecho la decisión en cada Vicaría ha sido muy variada: entre ellos hay un Provicario, un Secretario, algunos Decanos o algún otro sacerdote.

4757 El desempeño de este cargo va resultando de mucha utilidad para el servicio que debe prestar la Vicaría de Pastoral y, en último término, para la acción evangelizadora de la Arquidiócesis de México, así como también para una pastoral más orgánica en ella.

4758 Es cierto que por tratarse de una nueva figura en la organización pastoral, todavía no es suficientemente conocido ni valorado el cargo en cuestión ni, por lo mismo, adecuadamente ubicado en el conjunto de los distintos servicios de coordinación y animación de la vida pastoral en los diversos niveles: Arquidiócesis, Vicarías, Decanatos.

4759 Uno de los campos que se van descubriendo como más necesitados de ser atendidos por los Delegados de Pastoral de las Vicarías Territoriales, además de los ya señalados, es el de vitalizar las áreas de pastoral, así como la de armonizarlas más adecuadamente entre sí y con el conjunto de la propia Vicaría.

4760 En fin de cuentas, podemos decir que con esta figura -los Delegados de Pastoral de las Vicarías Territoriales- se ha dado un paso más en la respuesta para dinamizar la Pastoral Orgánica en la Arquidiócesis; pero al mismo tiempo se descubre, a este respecto, la necesidad de continuar en una búsqueda creativa.


Capítulo V

REUNIÓN DE DECANOS

4761 A lo largo del proceso sinodal fue manifestándose cada vez con mayor claridad la importancia del Decano como coordinador y animador de toda la pastoral en su propio Decanato, por ello, se le ha considerado una pieza clave para la eficaz realización del nuevo proyecto evangelizador en la Arquidiócesis en la etapa postsinodal.

4762 Con esta visión y ante la urgencia de imprimir un nuevo dinamismo a la pastoral en la aplicación de las conclusiones del Sínodo, y particularmente en el desarrollo del "Programa Inicial Arquidiocesano (PIA), el Equipo de Representantes o Delegados de las Vicarías Territoriales propuso a la Vicaría de Pastoral una reunión de todos los Decanos -la primera en su género- con los Representantes mismos y con los miembros de la Vicaría de Pastoral para los siguientes objetivos:

4763 1º Seguir ahondando en el conocimiento del PIA y sus implicaciones en el Decanato, para adaptarlo mejor a las propias circunstancias.

4764 2º Definir más claramente el perfil del Decano y su quehacer pastoral, y ubicarlo mejor en el conjunto de las demás instancias pastorales de la Diócesis, a partir de la experiencia en el proceso del PIA.

4765 3º Preparar la intervención de los Decanos en la Asamblea Diocesana que había de celebrarse poco después, así como en su fase previa.

4766 En el fondo de estos objetivos, se pretendía afianzar la unidad de criterios pastorales, así como dar pasos efectivos hacia una verdadera pastoral de conjunto en sus estructuras territoriales, de acuerdo con las perspectivas del Sínodo.

4767 La reunión tuvo lugar en el convento benedictino de Ahuatepec, Morelos, los días 16 y 17 de Mayo de 1994, con la participación de 31 decanos (faltó uno), los 8 Representantes de las Vicarías Territoriales y la Comisión Permanente de la Vicaría de Pastoral.

4768 Por la significación que alcanzó este encuentro de Decanos y por el influjo que sigue teniendo en el camino de la renovación pastoral de la Arquidiócesis, se presentan aquí algunos de los resultados de mayor interés para los objetivos propuestos.

4769 Dada su trascendencia el evento se preparó con especial cuidado, haciendo encuentros previos con grupos de Decanos por Vicarías Territoriales. También se elaboraron materiales de trabajo, reunidos en lo que se llamó la "Carpeta del Decano", que contenía entre otras ayudas para la reflexión y diálogo, las normas y orientaciones para el ejercicio del ministerio del Decano y para la colaboración con él, según el CIC cc 553-555, el Decreto General nn. 377-383 y el instructivo dado por la Curia Arquidiocesana para el cambio de Decano.

4770 Los resultados de la reflexión y el diálogo, realizados a partir de la intercomunicación de experiencias y llevados a cabo en un ambiente de oración y convivencia fraterna, fueron muy variados y ofrecen pistas para un mejor servicio de los Decanos a la vida de la Arquidiócesis.
Se consigna aquí lo más sobresaliente en torno a cada uno de los objetivos.

1- Primer objetivo, sobre el Programa Inicial Arquidiocesano (PIA) se logró:

4771 a- Descubrir el proceso sinodal experimentando el PIA como camino e instrumento de comunión y corresponsabilidad pastoral. Pide apoyar a quienes han iniciado ya el Programa y motivar e impulsar a quienes no han sabido o no han podido integrarse a él.

4772 b- Constatar que con el PIA está surgiendo un nuevo estilo de pastoral: más integral e integradora, de mayor contacto con las realidades de los fieles; encarnada y con especial atención al testimonio de caridad en el compromiso social de los cristianos.

4773 c- Suscitar la conciencia de la necesidad de : garantizar lo mejor posible la continuidad en el trabajo pastoral, particularmente ante los cambios de sacerdotes; acompañar a los agentes de pastoral en su formación permanente para la aplicación del Sínodo, desde la experiencia en el desarrollo de estos programas.

4774 d- Hacer conscientes a los Decanos de su deber de supervisar, con los demás presbíteros y agentes de pastoral, la marcha del PIA en el Decanato, de modo que sea la estructura decanal desde donde se impulse el proceso (Véase PIA, pág. 10)

2- Segundo objetivo, sobre el Perfil del Decano:

a- En su persona

4775 * ser un sacerdote que valore su servicio como Decano, esté convencido de su misión e identificado con ella;

4776 * testigo en su propio trabajo: ser el primero en poner en práctica las iniciativas diocesanas, de Vicaría o del mismo Decanato;

4777 * amigo y hermano de cada presbítero del Decanato: preocupado por su desarrollo humano, espiritual, intelectual y pastoral; atento a la solución de sus problemas y necesidades, inclusive las económicas y de salud; ser buen mediador ante el Obispo; con ascendiente en el presbiterio.

4778 * agente de comunión y diálogo eclesial entre sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos; hombre de equipo con los sacerdotes y los agentes laicos de su parroquia, con los presbíteros del Decanato, con el grupo eclesial de servicio a todo el Decanato;

4779 * encarnado en su realidad y con disponibilidad de servicio y de tiempo para el desempeño de su función, con una pastoral abierta y profética;

4780 * cercano a los laicos y consciente de la importancia de la promoción y formación de ellos como agentes de pastoral;

4781 * empeñado en su propia capacitación y formación permanente.

b- En su tarea

4782 * promover, coordinar e integrar la comunidad eclesial, especialmente a los presbíteros; acompañar a los agentes en su formación permanente;

4783 * promover, coordinar y animar la pastoral del Decanato, en comunión con la Vicaría y la Diócesis; en particular impulsar el proceso sinodal concretizado ahora en el PIA;

4784 * fomentar el conocimiento de la realidad pastoral y social y de las líneas de respuesta pastoral de la Diócesis, de la Vicaría y del Decanato;

4785 * apoya y orientar las diversas iniciativas o proyectos pastorales, con respeto a los ritmos de las personas, los lugares o las situaciones;

4786 * dedicar tiempo suficiente para visitar y animar a los agentes de pastoral, sobre todo a los presbíteros;

4787 * ayudar a llevar debidamente los documentos, archivos e inventarios de las parroquias, y favorecer la recta solución de los asuntos legales o de justicia, especialmente con los colaboradores parroquiales; estimular el decoro del templo, de las oficinas y los anexos de la parroquia;

4788 * buscar con el equipo decanal los sistemas y medios adecuados para el seguimiento, la evaluación y la continuidad del trabajo pastoral;

4789 * elaborar el Directorio del Decanato con los datos de los sacerdotes y los templos, y con los servicios pastorales y los agentes que los realizan.

c- En su relación con otras instancias eclesiales se reconoce como una urgencia:

4790 * mantener una relación positiva con el Vicario Episcopal, el Consejo de Gobierno de la Vicaría, el Pro-Vicario, el Senador y las demás instancias diocesanas;

4791 * integrarse en equipo con los otros Decanos de la Vicaría, bajo la coordinación de uno de los Decanos, o del Delegado de Pastoral o del Pro-Vicario, para enriquecerse mutuamente, coordinar acciones comunes etc.

4792 * propiciar el reconocimiento de este equipo de Decanos, tanto a nivel de la Vicaría como de la Arquidiócesis y que pueda ser integrado en el Consejo de Gobierno de la Vicaría, para colaborar en la programación y evaluación pastoral y en el nombramiento y cambio de personal, particularmente de párrocos; también para ayudar en la planeación de la formación permanente de los presbíteros, de la formación de Agentes y de la adecuada administración económica;

4793 * reunirse todos los equipos de las diversas Vicarías, como Grupo de Decanos, con alguna periodicidad, principalmente en momentos especiales para la vida de la Arquidiócesis, a fin de garantizar mejor la comunión, l corresponsabilidad y la pastoral de conjunto.

Algunas condiciones para la eficacia de este proyecto:
4794 * que se tenga una visión clara y una aceptación consciente de la identidad y del papel del Decano por parte del propio Decano, del Presbiterio, del Vicario Episcopal y su Consejo, del Obispo y su Consejo Episcopal;

4795 * que, igualmente, se capte y acepte la dimensión eclesial -no solamente clerical- del Decanato, que integra presbíteros, diáconos permanentes, religiosas, religiosos y laicos;

4796 * que la proposición de los candidatos a Decanos de parte del Presbiterio del Decanto se haga con toda responsabilidad, buscando al más apto, en una votación con suficiente quórum y con la presencia del Vicario Episcopal.

3- Tercer objetivo, sobre la I Asamblea Diocesana:

4797 * se destaca solamente que, en su preparación, fue una rica experiencia de comunión y corresponsabilidad pastoral para todos los Decanos y dispuso a la comunidad eclesial arquidiocesana para una mejor participación.

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral