Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisión
Pastoral
Misionera

Domund
2003

Domund
2004

Domund
2005

Domund
2006

Domund
2007

Domund
2008

Domund
2009

Domund
2010

Domund
2011

Mapa del Sitio

Ir al ÍNDICE - CONTENIDO de DOMUND 2003

Visitar Sitio Web de las OBRAS MISIONALES PONTIFICIO EPISCOPALES

EL ROSARIO MISIONERO

El Papa Juan Pablo II, en la carta encíclica Redemptoris Missio sobre las misiones, afirma: "Todos los cristianos son corresponsables de la actividad misionera. La participación de las comunidades y de cada fiel en este derecho-deber se llama cooperación misionera" (No. 77).

Y más adelante el Papa dice: "Entre las formas de participación, el primer lugar corresponde a la cooperación espiritual: oración, sacrificios, testimonio de vida cristiana. La oración debe acompañar el camino de los misioneros para que el anuncio de la Palabra resulte eficaz por medio de la gracia divina" (No. 78).

Estas palabras del Vicario de Cristo son un llamado a todo el pueblo cristiano a vivir concretamente el compromiso apostólico- misionero que brota de nuestro bautismo.

Pues bien, el "Rosario misionero" es una manera concreta para cumplir con ese deber. Lo ha pensado y organizado, a mediados del siglo XX, un obispo norteamericano, Monseñor Fulton J. Sheen, con el fin de sugerir y brindar un medio muy práctico de orar por las misiones y misioneros.

Su Santidad el Papa Juan XXIII rezaba el Rosario Misionero todos los días por el mundo entero, dedicando una decena a cada continente: "Como Papa debo orar por la humanidad entera y lo hago al rezar el Santo Rosario Misionero: la primera decena por África, la segunda por América, la tercera por Europa, la cuarta por Oceanía y la quinta por Asia".

El Rosario Misionero es una forma de oración que toma como base al Rosario tradicional, en la cual, por intercesión de María, se pide al Padre por las intenciones y necesidades de todo el mundo. Es una oración mariana universal y misionera, que consiste en rezar los cinco misterios de cada día teniendo presentes los cinco continentes del mundo, pensando en la situación concreta de cada continente desde el punto de vista de la evangelización y de la presencia cristiana, y orando por los misioneros y misioneras, por todos los agentes de la evangelización, y por todos los que aún no conocen la Buena Nueva de la salvación, para que se abran a la luz del Evangelio.

Está estructurado, al igual que el Rosario tradicional en cinco misterios, en cada uno de los cuales se pone como intención a uno de los cinco continentes. Las cinco decenas tienen sendos colores, que representan a cada uno de los continentes desde el punto de vista misional, y recuerdan al que reza, la intención misional de cada decena. De esta manera, al terminar de rezarlo, se habrá abrazado con la oración a los hombres y mujeres de todo el mundo.

1° Misterio:AFRICA. El color verde, nos recuerda las verdes selvas habitadas por nuestros hermanos africanos.

2° Misterio: AMÉRICA. El color rojo, simboliza la sangre derramada por los mártires que dieron su vida durante la evangelización de este continente.

3° Misterio: EUROPA. El color blanco, nos recuerda a la raza aria, originaria de este continente y al color de las vestiduras del Papa, que también tiene en él su sede.

4° Misterio: OCEANÍA. El color azul nos habla de Oceanía, con sus miles de islas esparcidas en las azules aguas del Océano Pacífico.

5° Misterio: ASIA. el color amarillo nos trae a la memoria el Asia, poblado en gran parte por razas de este color.

Realidad de la Iglesia en los territorios de misión

Para tener una visión más o menos clara de cada uno de los Continentes y sobre todo de los Territorios de Misión, es conveniente acercamos un poco más a su realidad geográfica, social, política, económica, religiosa, etc., misma que nos impulsará a hacer de nuestra oración una respuesta más objetiva a la realidad que se vive en cada continente.

Los datos numéricos de la vida de la Iglesia en los Continentes donde se desarrolla la actividad misionera, expresan todo el empeño y el celo de los obreros del Evangelio y ayudan a intuir la orientación de la difusión del Evangelio en el mundo y nos dan una idea de la situación específicamente de la Misión ad gentes.

Circunscripciones Eclesiásticas encomendadas a la Congregación para la Evangelización de los Pueblos

A inicios del 2003, el total de las Circunscripciones Eclesiásticas (Arquidiócesis, Diócesis, Vicariatos apostólicos, Prefecturas Apostólicas, Missio Sui Iuris, Administraciones Apostólicas, Ordinarios Militares, Abadías Territoriales) dependientes- de Propaganda eran 1.075, casi el 39% de todas las Circunscripciones Eclesiásticas de la Iglesia católica en el mundo. De éstas, 478 se encuentran en África; 85 en América; 453 en Asia; 14 en Europa; 56 en Oceanía.

Las Arquidiócesis son 177; las Diócesis, 755; los Vicariatos Apostólicos, 74; las Prefecturas Apostólicas, 45; las Missio Sui Iuris, 11; las Administraciones Apostólicas, 6; los Ordinariados Militares, 6; Abadías Territoriales, l.

Personal Apostólico: Al servicio de la Missio Ad Gentes trabajan cerca de 85.000 sacerdotes, de los que 52.000 pertenecen al clero diocesano; 33.000 son Religiosos. Sobre la distribución territorial, 27.000 trabajan en África; 44.000 en Asia; 6.000 en América; 5.000 en Oceanía; 3.000 en Europa. Su actividad misionera está apoyada, además, por 28.000 Religiosos no sacerdotes; por 450.000 Hermanas, y por 1.650.000 Catequistas.

Seminarios mayores y menores. Propaganda Fide acompaña, además, en sus propios territorios, la formación espiritual y académica de 280 Seminarios Mayores Ínterdiocesanos, y de Seminarios Menores, con un total de 65.000 seminaristas mayores y 85.000 seminaristas menores, asegurándoles también un apoyo económico. Otro dato se refiere a las Ordenaciones sacerdotales, que en la última década han sido unas 1.900 al año.

Actividades socio-asistenciales. Hay que recordar, por fin, como ulterior información, el empeño en la construcción de innumerables iglesias-capillas (sobre todo para las pequeñas comunidades diseminadas en áreas rurales). Hay que añadir a esto las actividades educativas (cerca de 42.000 escuelas); actividades sanitarias (1.600 hospitales, más de 6.000 dispensarios, 780 leproserías); actividades caritativas y sociales (12,000 iniciativas).

Actividades en Roma. A este inmenso campo de actividades misioneras, hay que añadir algunas instituciones e iniciativas de la Congregación, en Roma:

  • la Pontificia Universidad Urbaniana (única Universidad exclusivamente misionera en el mundo, con cerca de 1300 alumnos y 110 docentes);
  • el Pontificio Colegio San Pedro y el Pontificio Colegio Internacional San Pablo (dos institutos para sacerdotes procedentes de los Países de Misión que realizan estudios superiores) [340 alumnos];
  • el Pontificio Colegio Urbano para los seminaristas (140 alumnos);
  • el Foyer Pablo VI para la formación de las Religiosas (80 Religiosas);
  • el Colegio Mater Ecclesiae de Castelgandolfo, para la formación de los Catequistas (90 laicos);
  • el Centro Internacional de Animación Misionera (C.I.A.M.) para la Missio Ad Gentes.

Pero el dato más importante y significativo es el que se refiere al número de los misioneros (Obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos) que han sido testigos, incluso con la vida, de su fidelidad a Cristo y a la Iglesia. Según las estadísticas, el número de tales testigos en estos últimos años, gira en torno a un millar.

Como podemos constatar, se encuentran ante nosotros muchas obras en ebullición, estrategias y programas misioneros. Los desafíos del Evangelio son muchos y siempre nuevos. La mies es todavía mucha y tiene necesidad de obreros celosos y generosos, preparados para partir. Precisamente porque hay tanto trabajo, los misioneros y las misioneras son invitados a juntar las manos, a fijar la mirada en María y rezar con el Rosario. También se encuentra aquí el secreto de la Misión. En el amplio mar de la Misión, la Iglesia despliega las velas, empujada por la fuerza del Espíritu Santo y guiada por la Madre del Salvador, Estrella de la Evangelización.

A continuación presentamos una breve descripción de cada uno de los continentes, donde veremos algunas estadísticas que nos pueden ayudar a tener una visión más o menos clara de cada uno de ellos.

Ir a la página anterior
Ir a la página siguiente