Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisión
Pastoral
Misionera

Domund
2003

Domund
2004

Domund
2005

Domund
2006

Domund
2007

Domund
2008

Domund
2009

Domund
2010

Domund
2011

Mapa del Sitio

Ir al ÍNDICE - CONTENIDO de DOMUND 2003

Visitar Sitio Web de las OBRAS MISIONALES PONTIFICIO EPISCOPALES

Información acerca del continente

Europa es uno de los cinco continentes que constituyen la superficie emergida de la tierra de acuerdo con la costumbre, aunque en realidad sólo es la quinta parte más occidental de la masa continental euroasiática, compuesta en su mayor parte por Asia.

Europa, el segundo continente más pequeño de la Tierra, tiene una extensión de 10.349.915 km2 aproximadamente, pero ocupa el segundo lugar en cuanto a población de todos los continentes, con unos 745'500,000 habitantes.

Europa es una masa continental muy fragmentada que abarca algunas penínsulas grandes, como la Escandinava, la Ibérica y la Italiana, al igual que algunas pequeñas, como Jutlandia y Bretaña. También engloba gran número de islas cercanas a la costa, en especial Islandia, las islas Británicas, las islas Baleares, Cerdeña, Sicilia y Creta. Su litoral se extiende hasta el océano Glacial Ártico, el mar del Norte y el mar Báltico al norte; el mar Caspio al sureste; el mar Negro y el mar Mediterráneo al sur; y el océano Atlántico al oeste. El punto más alto del continente es el monte Elbrús (5.642 m), en el Cáucaso, al suroeste de Rusia. El punto más bajo de Europa se halla a lo largo de la costa septentrional del mar Caspio, aproximadamente a 28m por debajo del nivel del mar.

Europa ha sido durante mucho tiempo un territorio en el que han tenido lugar grandes logros culturales y económicos.

En Europa existe una gran variedad de grupos étnicos (personas unidas por una cultura común, fundamentada principalmente en la lengua). La mayor parte de las naciones europeas se componen de un grupo dominante, como los alemanes en Alemania y los franceses en Francia. En varios países, sobre todo en el sur y el centro de Europa, hay minorías étnicas; además, la mayoría de los países contienen grupos más pequeños, como los saamis (lapones) de Noruega. Además, un número considerable de turcos, negros africanos y árabes viven en Europa occidental, la mayor parte de ellos como trabajadores temporales.

A partir de 1989 y hasta 1991 se produjo la desmembración de la URSS en 15 repúblicas distintas, cada una con su grupo étnico dominante. Los croatas, eslovenos y macedonios, que constituían la mayoría de la población de sus respectivas repúblicas en Yugoslavia, votaron a favor de la separación de Yugoslavia en 1991 para convertirse en Estados independientes. Bosnia-Herzegovina, con una variedad de grupos étnicos mucho más diversa, se convirtió en el escenario de un dramático conflicto étnico que tuvo lugar tras la declaración de independencia de dichas repúblicas en 1992.

La mayoría de los países desarrollados están en Europa, si bien también hay pobreza en este continente, pero podríamos decir que es uno de los continentes en el que menos pobreza hay.

En una Europa que fue esencialmente rural hasta el siglo XIX, nació la revolución industrial que ha originado una fuerte urbanización. Y a pesar de la profunda unidad de su civilización, pero a causa de numerosas guerras, en especial las dos guerras mundiales que la han desgarrado, Europa está fragmentada en más de 30 estados de desigual tamaño y ha perdido su supremacía política, que quedó simbolizada por la colonización de una gran parte del mundo. Desde 1945 hasta 1989, estuvo dividida en dos campos abiertamente hostiles e incomunicados: el bloque socialista del Este, tutelado por la Unión Soviética, y las democracias parlamentarias occidentales, más o menos influidas por los EEUU.

En las últimas décadas, han aparecido un notable número de nuevos Estados independientes en el este de Europa, lo cual ha creado zonas de gran inestabilidad, provocando frecuentemente choques violentos en Croacia, Armenia, Moldavia, Georgia y Azerbaiján. La gran afluencia de trabajadores extranjeros, unida a un alto nivel de desempleo, está generando sentimientos de xenofobia e incluso racismo en algunos países como Alemania, Francia, Austria y Suecia.

Religión

A finales de la década de 1980 la mayor parte de los europeos se declaraban cristianos. El grupo religioso más numeroso, el católico, vive principalmente en Francia, España, Portugal, Italia, Irlanda, Bélgica, el sur de Alemania y Polonia. Otro gran grupo lo componen las confesiones protestantes, concentradas en países del norte y el centro de Europa, como Inglaterra, Escocia, el norte de Alemania, los Países Bajos y los países de Escandinavia. El tercer grupo cristiano más importante era el ortodoxo, sobre todo en Rusia, Georgia, Grecia, Bulgaria, Rumania, Serbia y Montenegro. Además, había comunidades judías en la mayoría de los países europeos (la más numerosa en Rusia), mientras que los habitantes de Albania, Bosnia- Herzegovina y Turquía eran en su mayor parte musulmanes.

La Iglesia en Europa

La tradición cristiana de Europa es muy antigua, comienza en los tiempos en que el apóstol Pablo pisó tierras europeas y con la llegada del apóstol Pedro a Roma. Los dos apóstoles, columnas del cristianismo, fueron martirizados en Roma y con el pasar del tiempo Europa se transformó en el centro de irradiación del Evangelio. Influyó decisivamente en esto el hecho de que la Iglesia tuviera su sede central en Roma desde sus comienzos (ahora en Ciudad del Vaticano), y que en la mayoría de los reinos que conformaron a Europa tuvieron al catolicismo como religión oficial.

A lo largo de los siglos, Europa envió muchos misioneros y misioneras a evangelizar los otros continentes. Sin embargo en la actualidad el viejo continente presenta un panorama no muy halagador. Dos cosas influyeron notablemente en esto. Primero, la aparición de las Iglesias protestantes a partir del siglo XVI, que se llevaron gran parte de los católicos: países completos se volcaron al protestantismo. Los cristianos están divididos en varias denominaciones: católicos, ortodoxos y protestantes.

Con la caída del muro de Berlín se esperaba alcanzar una mayor unidad y una disminución de conflictos de tipo social, político y económico. En cambio se ha visto que la unificación no es tan fácil y que los desafíos, sea desde el punto de vista social, político, como religioso y otros han aumentado.

Y en segundo lugar, el desarrollo industrial y económico ha llevado a los países europeos al bienestar y al consumismo, al materialismo y al ateísmo prácticos, que han destruido la fe y el sentido religioso en las conciencias de tantas personas.

El mismo Papa Juan Pablo II constata con amargo realismo: "Grupos enteros de bautizados han perdido el sentido vivo de la fe... llevando una existencia alejada de Cristo y de su Evangelio".

De aquí que el propio Papa concluye. "Se impone en estos países no sólo una nueva evangelización, sino también, en algunos casos una primera evangelización".

Los obispos europeos están conscientes de los graves problemas que aquejan al continente y tratan de buscar nuevos caminos para renovar la fe de los cristianos europeos y para difundir el mensaje evangélico. Todos ellos afirman que no obstante la dificultad que se está atravesando, el continente europeo debe mantenerse abierto a la solidaridad universal.

A este respecto los obispos se han pronunciado en los siguientes términos: "Aunque la reconstrucción de la sociedad en muchas regiones de Europa Oriental esté resultando más complicada de lo que se esperaba y requiera la movilización de todas las fuerzas, es urgente y necesario que Europa sepa mirar más allá de sus fronteras y de su propio interés".

Hoy en día, los católicos ya no son mayoría en Europa. De los 745'500,000 habitantes, sólo 292'236,000 son católicos (un 40%), ubicándose en segundo lugar, después de América que tiene un 63,8% de católicos. Es el continente con mayor porcentaje de sacerdotes: hay un sacerdote por cada 1,295 católicos, mientras que en el resto del mundo hay, en promedio, un sacerdote por cada 2,342 católicos.

Sin embargo, esto no quiere decir que el catolicismo europeo se encuentra en un estado de agonía. No obstante haber disminuido el número de laicos comprometidos y las vocaciones religiosas, Europa sigue siendo la patria de la mayoría de los misioneros, de los teólogos, de los laicos más comprometidos. Las iglesias del este, después de haber recuperado la libertad religiosa, dan prueba de fervor y de vitalidad con un florecer de vocaciones a la vida consagrada.

Información Importante

  Cantidad de países: 48
  Superficie: 10.349.915 km2
  Población: 745.500.000
  Población urbana: 74%
  Lenguas: 225 (3% de las lenguas del mundo)
  Expectativa de vida: 72,7 años
  Mortalidad Infantil: 10 de cada mil nacidos vivos
  Analfabetismo: 1,3%
  Producto Bruto Interno: 9,5 trillones de dólares
  Renta per cápita: 12.813 dólares

Panorama Religioso

Cristianos
* Católicos:      292.236.000
* Protestantes: 117.201.000
* Ortodoxos:     161.773.000
* Otros:             23.110.500
571.053.000


39,2%
16,0%
21,7%

3,1%

76,60%

Musulmanes
32.056.000
 
4,30%
Judíos
2.534.000
 
0,34%
Budistas
1.517.000
 
0,20%
Religiones Tradicionales
1.232.000
 
0,17%
Otros
134.190.000
 
18,00%

Ir a la página anterior
Ir a la página siguiente