Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisión
Pastoral
Misionera

Domund
2003

Domund
2004

Domund
2005

Domund
2006

Domund
2007

Domund
2008

Domund
2009

Domund
2010

Domund
2011

Mapa del Sitio

Ir al ÍNDICE - CONTENIDO de DOMUND 2003

Visitar Sitio Web de las OBRAS MISIONALES PONTIFICIO EPISCOPALES

ROSARIO MISIONERO II

Señor, abre mis labios y mi boca proclamará tu alabanza.

Después de hacer la señal de la Cruz, nos reconocemos pecadores y le pedimos perdón al Señor respondiendo a cada invocación: ¡Perdónanos Señor, hemos pecado!

  • Por tu gran corazón, Señor, olvida mis pecados.
  • Por haber sido flojo en mis deberes, Señor, no me organizo.
  • Por haber hecho sufrir a los míos, por mi mal genio.
  • Por la falta de dominio de mí mismo.
  • Por haberte dejado tantas veces con la mano tendida.
  • Porque siempre que doy espero recibir.
  • Porque no ayudo a ser mejores a mis amigos.
  • Porque no he sabido tratar mi cuerpo como un templo del Espíritu Santo.
  • Porque no me he portado como hijo de Dios.
  • Por no haber querido ver en los demás a un hijo tuyo.
  • Porque no soy sincero conmigo mismo.
  • Por echarle la culpa a los demás.
  • Por desear que se fijen en mí, por vanidoso.
  • Por haberme dejado llevar de la venganza.
  • Porque no perdoné setenta veces siete.
  • Por no querer que los demás crezcan cuando yo no figuro.
  • Por destruir con mi lengua a los demás.
  • Por ser más fácil a condenar que a comprender.
  • Por el desordenado apego que tengo a mi dinero y a mis cosas.
  • Porque me gusta publicar mis cualidades.
  • Porque el orgullo, Señor, me ciega ante mis fallas.
  • Porque, a veces, me olvido que soy miembro de tu Cuerpo Místico.
  • Porque mi mal ejemplo desparrama lo que Tú, con dolor, has recogido.
  • Por mis pecados ocultos que perjudican a tu Iglesia.
  • Porque no he dado a cada quien lo que hoy necesita, como Tú quieres.
  • Por no haber sido constructor de personas en convivencia.
  • Porque siempre me he creído mejor que los demás.
  • Porque no me he preocupado de anunciar la Buena Nueva a los demás.

Oración

Soy pecador, Jesús, y, a pesar de todo, me llamas para ayudarte a salvar al mundo. Te he fallado tantas veces, y todavía confías en mí. Dame un corazón puro. Haz de mí un hombre nuevo. No retires de mí tu Santo Espíritu. Devuélveme tu amistad.

Quiero dar a los demás: mi tiempo, mi alegría. Quiero tomar parte en las penas y carencias de mis hermanos. Quiero fortificar a tu Iglesia construyendo con ella a las personas en convivencia. Ilumina mi fe, para que de frutos de justicia. Tú lo sabes todo. Tu sabes que te amo. Te lo pido por tu Madre Inmaculada. Amén.

Dependiendo del día de la semana, se rezaran los Misterios correspondientes ofreciendo un misterio por cada Continente en el siguiente orden:

Primer Misterio por África
Segundo Misterio por América
Tercer Misterio por Europa
Cuarto Misterio por Oceanía
Quinto Misterio por Asia

Después de haber rezado un Padre Nuestro y 10 Ave María en cada misterio, se recita una de éstas jaculatorias:

  • Jesús mío, perdona nuestros pecados. Líbranos a todos del Infierno. Lleva al Cielo a toda la gente, en especial a la más necesitada de tu misericordia.
  • Señor, haz que cuando expiremos / nuestro espíritu entreguemos por tus manos al Señor.
  • Por tu limpia concepción, Soberana Princesa / una muy grande pureza te pedimos de corazón.
  • María, Madre de Gracia, Madre de misericordia / en la vida y en la muerte ampáranos, Gran Señora.
  • Mi corazón en amarte se ocupe / y mi lengua en alabarte, Madre mía de Guadalupe.
  • Santa Ma. de Guadalupe, por tus apariciones / dale paz a mis pensares, remedio a mis aflicciones.
  • Santa Ma. de Guadalupe, Madre de Dios, somos tus hijos del alma / no nos dejes de tu mano ni en tormentas ni en la calma.
  • Santa Ma. de Guadalupe, te quedaste en el ayate / enséñanos a seguirte, imitarte y siempre amarte.
  • Ma. de Guadalupe que has venido a remediar lamentos, miseria, pena y dolor / Danos a todos tu amor, compasión, ayuda y defensa, y que hagamos esto mismo con nuestros hermanos y hermanas.

Una vez rezados los cinco misterios se reza por las necesidades de nuestro país, para que sea cada día más misionero, un Padre Nuestro y se continúa con las siguientes oraciones:

  • Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, Virgen purísima antes del parto, en tus manos ponemos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de gracia...
  • Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen purísima en el parto, en tus manos ponemos nuestra esperanza para que la alientes, llena eres de gracia...
  • Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen purísima
    después del parto, en tus manos ponemos nuestra caridad para que la inflames en
    el fuego de tu amor, llena eres de gracia...

  • Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo, Esposa de
    Dios Espíritu Santo, Templo y Sagrario de la beatísima Trinidad, Virgen concebida
    sin la culpa original.

Dios te salve reina y madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a Ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas, ea pues Señora y abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de éste destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. iOh clemente!, ¡oh piadosa!, ¡oh dulce virgen María! / Ruega por nosotros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Por estos misterios santos de que hemos hecho recuerdo, te pedimos Santísima María, de la fe santa el aumento, la exaltación de la Iglesia, del Papa el mejor acierto, de la nación mexicana la unión y el feliz gobierno, que el gentil conozca a Dios, que el hereje vea sus yerros y todos los pecadores tengamos arrepentimiento, que los cautivos cristianos sean libres de cautiverio, goce puerto el navegante y dé salud a los enfermos, que en el purgatorio logren las ánimas refrigerio y que éste santo rosario tenga efecto tan completo en toda la cristiandad que alcancemos por su medio el ir a alabar a Dios en tu compañía en el cielo. Amén.

Oremos

Señor Dios, cuyo unigénito Hijo con su vida, muerte y resurrección nos consiguió el premio de la salud eterna, danos a los que recordamos éstos misterios del Santo Rosario imitar lo que contienen y alcanzar lo que prometen por el mismo Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

Letanías de la Santísima Virgen

Señor, ten piedad Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad Señor, ten piedad
Cristo, óyenos Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos Cristo, escúchanos
Dios, Padre Celestial Ten piedad de nosotros
Dios, Hijo, Redentor del mundo Ten piedad de nosotros
Dios, Espíritu Santo Ten piedad de nosotros
Trinidad Santa, un solo Dios Ten piedad de nosotros
Santa María Ruega por nosotros
Santa Madre de Dios Ruega por nosotros
Santa Virgen de las vírgenes Ruega por nosotros
Madre de Cristo Ruega por nosotros
Madre de la Divina Gracia Ruega por nosotros
Madre purísima Ruega por nosotros
Madre castísima Ruega por nosotros
Madre y Virgen Ruega por nosotros
Madre inmaculada Ruega por nosotros
Madre amable Ruega por nosotros
Madre admirable Ruega por nosotros
Madre del buen consejo Ruega por nosotros
Madre del Creador Ruega por nosotros
Madre del Salvador Ruega por nosotros
Madre de misericordia Ruega por nosotros
Virgen prudentísima Ruega por nosotros
Virgen digna de veneración Ruega por nosotros
Virgen digna de alabanza Ruega por nosotros
Virgen poderosa Ruega por nosotros
Virgen clemente Ruega por nosotros
Virgen fiel Ruega por nosotros
Ideal de santidad Ruega por nosotros
Trono de sabiduría Ruega por nosotros
Causa de nuestra alegría Ruega por nosotros
Templo del Espíritu Santo Ruega por nosotros
Templo de la gloria Ruega por nosotros
Templo consagrado a Dios Ruega por nosotros
Obra maestra del Amor Ruega por nosotros
Gloria de la estirpe de David Ruega por nosotros
Roca inexpugnable Ruega por nosotros
Sagrario de la Santísima Trinidad Ruega por nosotros
Arca de la Nueva Alianza Ruega por nosotros
Puerta del cielo Ruega por nosotros
Estrella de la mañana Ruega por nosotros
Salud de los enfermos Ruega por nosotros
Refugio de los pecadores Ruega por nosotros
Consoladora de los afligidos Ruega por nosotros
Auxilio de los cristianos Ruega por nosotros
Reina de los ángeles Ruega por nosotros
Reina de los patriarcas Ruega por nosotros
Reina de los profetas Ruega por nosotros
Reina de los apóstoles Ruega por nosotros
Reina de los mártires Ruega por nosotros
Reina de los verdaderos cristianos Ruega por nosotros
Reina de las vírgenes Ruega por nosotros
Reina de todos los santos Ruega por nosotros
Reina concebida sin pecado original Ruega por nosotros
Reina elevada al cielo Ruega por nosotros
Reina del santísimo rosario Ruega por nosotros
Reina de las misiones Ruega por nosotros
Reina de la paz Ruega por nosotros
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo perdónanos, Señor
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo escúchanos, Señor
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo ten piedad de nosotros

Oremos

Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios, no desprecies la súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todos los peligros oh Virgen Gloriosa y Bendita. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar las divinas promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Ir a la página anterior
Ir a la página siguiente