Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones Vicaría de Pastoral

Mapa del Sitio

"Queremos ver a Jesús": DOMUND 2010

ESTADÍSTICAS ACERCA DE LA SITUACIÓN DE LA MISIÓN DE LA IGLESIA EN EL MUNDO en PDF

Comisión Pastoral Misionera

Domund
2003

Domund
2004

Domund
2005

Domund
2006

Domund
2007

Domund
2008

Domund
2009

Domund
2010

Domund
2011


  Google
Vicaría      de Pastoral

Visitar Sitio Web de las OBRAS MISIONALES PONTIFICIO EPISCOPALES


Estadísticas acerca
de la situación de la misión
de la Iglesia en el mundo

Estadísticas acerca de la situación de la Misión de la Iglesia en el mundo

La misión ad gentes tiene ante sí una tarea inmensa que de ningún modo está en vías de extinción. Al contrario, bien sea bajo el punto de vista numérico por el aumento demográfico, o bien bajo el punto de vista sociocultural por el surgir de nuevas relaciones, comunicaciones y cambios de situaciones, parece destinada hacia horizontes todavía más amplios. La tarea de anunciar a Jesucristo a todos los pueblos se presenta inmensa y desproporcionada respecto a las fuerzas humanas de la Iglesia.

Rmi 35.

El origen de la Iglesia está marcado por el mandato que Cristo hizo a los apóstoles de “vayan y hagan discípulos a todos los pueblos y bautícenlos para consagrarlos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo” (Mt 28,19); ésta es la misión de la Iglesia, su ‘por qué’ y su ‘para qué’, su sentido y su finalidad, y si por algún motivo dejara de existir dicha misión, la Iglesia misma dejaría de tener sentido y finalidad. La misión debe ser un estado permanente e ininterrumpido de la Iglesia y una dimensión de su naturaleza que jamás ni bajo ningún motivo puede ser puesta entre paréntesis; “se trata de una actividad primaria de la Iglesia, esencial y nunca concluida” (Rmi 31). El ser de la Iglesia, en toda su extensión y profundidad, es por tanto ineludiblemente evangelizador y misionero.

A continuación se presentan algunas cantidades que reflejan de modo estadístico la situación mundial del cristianismo y de la Iglesia. Debemos ser conscientes de que los datos que se presentan no constituyen por sí mismos motivos ni razones para llevar a cabo la evangelización. Ésta, por lo demás, no adquiere su dinamismo de una lógica proselitista o expansionista; la lógica evangélica se aproxima más a una lógica de lo pequeño, de la semilla de mostaza, de la pizca de sal, del grano de trigo, del poco de levadura… La lógica evangélica es una lógica de pequeñas cifras, pero no por eso superficiales: lo humilde y lo sencillo tiene gran valor por su profundidad y por la trascendencia de su significado.

La misión de la Iglesia es la evangelización del mundo, el anuncio del evangelio a todos los pueblos, y para comprometerse a su cumplimiento no necesita la Iglesia más que ser fiel a la tarea que su Fundador le ha confiado; no requiere de más razones ni de otro tipo de motivaciones. Sin embargo las estadísticas no dejan de tener cierta importancia: aunque ellas no digan mucho de la evangelización o de la misión de la Iglesia, de su naturaleza, de sus métodos y de sus realidades más profundas y complejas, sí dicen algo acerca del mundo de hoy y de las personas que lo habitan en sus diferentes latitudes. Esto es importante, porque precisamente el mundo es el lugar donde la Iglesia realiza y desarrolla la evangelización.

Situación mundial

Población mundial: 6,834,744,450 habitantes

Porcentaje de cristianos por países

Número de cristianos: 2,152,250,473 personas son cristianas en todo el mundo, es decir, el 31.43% de la población mundial —menos de la tercera parte—.

Número de cristianos...

Número de católicos: 1,146,806,617 personas son católicos en todo el mundo, es decir, el 16.77% de la población mundial —un poco más de una sexta parte— y el 53.35% —más de la mitad— de la población cristiana de todo el mundo.

Circunscripciones eclesiásticas y estaciones misioneras: 2,936 circunscripciones eclesiásticas y 125,658 estaciones misioneras, de las cuales 1,016 son compresivamente con sacerdote residente y 124,642 sin sacerdote residente.

Cardenales: 247

Obispos: 4,946, de los cuales 3,729 son diocesanos y 1,217 son religiosos.

Sacerdotes: 408,024, de los cuales 272,431 pertenecen al clero diocesano y 135,593 son sacerdotes religiosos y de institutos de vida apostólica.

Religiosos (no ordenados) y religiosas: los religiosos no sacerdotes suman un total de 54,956, mientras que las religiosas alcanzan la cantidad de 746,814, sumando en total 801,770 religiosos en todo el mundo.

Diáconos permanentes: 35,942, de los cuales 35,297 son diáconos permanentes diocesanos y 645 son diáconos permanentes religiosos.

Miembros de institutos seculares: hay 26,778 miembros de institutos seculares femeninos, mientras que de masculinos suman tan solo 665 miembros, alcanzando en total 27,443.

Seminaristas mayores: 115,919, de los cuales 71,225 son candidatos al sacerdocio diocesano, mientras que 44,694 lo son para el religioso.

Seminaristas menores: 101,978, de los cuales 77,145 son diocesanos y 24,833 son seminaristas menores religiosos.

Misioneros laicos: 250,464

Catequistas laicos: 2,993,354

Escuelas...

Institutos de instrucción y educación: en el campo de la instrucción y la educación la Iglesia administra 67,264 escuelas materno-infantiles frecuentadas por 6,386,497 alumnos; 91,694 escuelas primarias que atienden a 29,800,338 alumnos; 41,210 institutos de educación secundaria, con 16,778,633 alumnos. Además, la Iglesia apoya a 1,894,148 jóvenes de escuelas superiores y a 2,837,370 estudiantes universitarios.

Institutos sanitarios, de beneficencia y asistencia: los institutos de beneficencia y asistencia administrados por la Iglesia en todo el mundo comprenden 5,378 hospitales, 18,088 dispensarios, 521 leproserías, 15,448 casas para ancianos, enfermos crónicos y minusválidos, 9,376 orfanatos, 11,555 guarderías para bebés y niños, 13,599 consultorios matrimoniales, 33,146 centros de adaptación o readaptación social y 10,356 instituciones de otros tipos.

Situación por continentes

SITUACIÓN POR CONTINENTES en PDF

Ver datos en PDF

¿Cómo tomar estos datos?

Las cifras, cantidades y porcentajes anteriormente presentados no son resultados censales, sino tan solo estimaciones. Hay que considerar que los censos nacionales más recientes que aquí pueden considerarse son, en el mejor de los casos, de hace uno o más años —como el de Vietnam de 2009 o el de Sudán de 2008—. Pero también hay que tener en cuenta que varios países no han tenido un censo nacional de población en varios años —Angola (1970), Líbano (1970), Togo (1981), Birmania o Myanmar (1983), República Democrática del Congo (1984), Eritrea (1984, entonces todavía como parte de Etiopía), Somalia (1987), Uzbekistán (1989), Madagascar (1993), Turkmenistán (1995), Guinea (1996), Costa de Marfil (1998) y Pakistán (1998)—. Pero, inclusive, aunque en algunos países se hayan realizado censos de población y vivienda durante el presente año —como en el caso de México, las agencias y oficinas internacionales como la Base Internacional de Datos (International Data Base) de la Oficina del Censo de los Estados Unidos (United States Census Bureau) o la División de Población de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para incorporar los nuevos resultados censales a sus respectivas bases de datos, suelen tardar más de un año a partir de la publicación de resultados que hacen los distintos institutos nacionales de estadística de todo el mundo.

No obstante, las estimaciones no son mentiras sin más ni tanteos hechos ‘a ojo de buen cubero’, sino aproximaciones obtenidas gracias a los avances de la demografía, de la estadística y de la probabilidad. En este sentido, estas aproximaciones ofrecen una luz al menos suficiente para formarnos una imagen del mundo y de las sociedades y comunidades que existen en él, de sus comportamientos y de las dificultades que presentan. Estas imágenes son necesarias para la Iglesia, porque la liberan del desconocimiento y de la ingenuidad y la ayudan a servir al mundo de manera más oportuna y cualificada. Ciertamente, la misión de la Iglesia no es solucionar los problemas por los que atraviesa el mundo, sino para humanizarlo, dignificarlo y, en definitiva, evangelizarlo, es decir, hacerlo más acorde al proyecto amoroso “de Dios, nuestro Salvador, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad” (1Tim 2,4). Sin embargo, siendo fiel al cumplimiento de su misión evangelizadora, la Iglesia no puede permanecer ni ha permanecido indiferente ante los problemas y dificultades del mundo, los cuales, lejos de desalentarla, la hacen ratificar su confianza en el Espíritu de Dios, que es el verdadero protagonista de la misión.

Las dificultades internas y externas no deben hacernos pesimistas o inactivos. Lo que cuenta —aquí como en todo sector de la vida cristiana— es la confianza que brota de la fe, o sea, de la certeza de que no somos nosotros los protagonistas de la misión, sino Jesucristo y su Espíritu. Nosotros únicamente somos colaboradores y, cuando hayamos hecho todo lo que hemos podido, debemos decir: « Siervos inútiles somos; hemos hecho lo que debíamos hacer» (Lc 17, 10).

Rmi 36.

N. B.: Los datos ofrecidos en las tablas anteriores provienen de diversas fuentes de información: la base de datos demográfica de la División de Población de la ONU en http://esa.un.org/wup2009/unup/index.asp?panel=1 [consulta: miércoles 04 de agosto de 2010]; la Base Internacional de Datos (International Data Base) de la Oficina del Censo de los Estados Unidos
(United States Census Bureau) en http://www.census.gov/cgi-bin/broker [consulta: miércoles 04 de agosto de 2010]; la Asociación de Archivos de Datos de Religión (The Association of Religion Data Archives) en http://www.thearda.com/ internationalData/; [consulta: jueves 05 de agosto de 2010]; la base de datos de NationMaster.com presentada en http://www.nationmaster.com/graph/rel_cat_as_per-religion-catholics-as-percentage [consulta viernes 06 de agosto de 2010]; los datos y estadísticas sobre la jerarquía de la Iglesia católica ofrecidos en http://www.catholic-hierarchy. org/country/sc2.html [consulta viernes 06 de agosto de 2010]; y, finalmente, el “Especial Jornada Misionera 2009. Las estadísticas de la Iglesia católica”, ofrecidas por la Agencia FIDES el 15 de octubre de 2009 en http://www.fides.org/ aree/news/newsdet.php?idnews=27105&lan=spa.

Ir a página anterior  
Ir a página siguiente