Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO



Comisión
Pastoral
Misionera

Domund
2003

Domund
2004

Domund
2005

Domund
2006

Domund
2007

Domund
2008

Domund
2009

Domund
2010

Domund
2011

Mapa del Sitio

Ir al ÍNDICE-CONTENIDO


  Google
Vicaría      de Pastoral

Ir al Sitio Web de las OBRAS MISIONALES PONTIFICIO EPISCOPALES

Europa

La tradición cristiana de Europa es muy antigua, comienza en los tiempos en que el apóstol Pablo piso tierras europeas y con la llegada del apóstol Pedro a Roma. Los dos apóstoles, columnas del cristianismo, fueron martirizados en Roma y con el pasar del tiempo Europa se trasformo en el centro de irradiación del Evangelio. A lo largo de los siglos, Europa envió muchos misioneros y misioneras a evangelizar los otros continentes.

Sin embargo en la actualidad el viejo continente presenta un panorama no muy halagador. Los cristianos están divididos en varias denominaciones: católicos, ortodoxos y protestantes. Se esperaba alcanzar una mayor unidad y una disminución de conflictos de tipo social, político y económico. En cambio se ha visto que la unificación no es tan fácil y que los desafíos, sean desde el punto de vista social, político, como religioso y otros han aumentado.

El desarrollo industrial y económico ha llevado a los países europeos al bienestar y al consumismo, al materialismo y al ateismo prácticos, que han destruido la fe y el sentido religioso en las conciencias de tantas personas.

El mismo Papa Juan Pablo II constata con amargo realismo: "grupos enteros de bautizados han perdido el sentido vivo de la fe... llevando una existencia alejada de Cristo y de su Evangelio".

De aquí que el propio Papa concluye: "Se impone en estos países no solo una nueva evangelización, sino también, en algunos casos una primera evangelización".

Los Obispos europeos están consciente de los graves problemas que aquejan al continente y tratan de buscar nuevos caminos para renovar la fe de los cristianos europeos y para difundir el m e n s a j e evangélico. Todos ellos afirman que no obstante la dificultad que se esta atravesando, el continente europeo debe mantenerse abierto a la solidaridad universal.

A este respecto los obispo se han pronunciado en los siguientes términos: "Aunque la reconstrucción de la sociedad en muchas regiones de Europa Oriental esté resultando más complicada de lo que se esperaba y requiera la movilización de todas las fuerzas, es urgente y necesario que Europa sepa mirar más allá de sus fronteras de su propio interés".

Ir a la página anterior
Ir a la página siguiente