Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisión
Pastoral
Misionera

Domund
2003

Domund
2004

Domund
2005

Domund
2006

Domund
2007

Domund
2008

Domund
2009

Domund
2010

Domund
2011

Mapa del Sitio

Ir al Índice-Contenido de DOMUND 2008


  Google
Vicaría      de Pastoral

Visitar Sitio Web de las OBRAS MISIONALES PONTIFICIO EPISCOPALES


HORA SANTA MILAGROSA


Congregado el pueblo de Dios en un lugar adecuado, el monitor exhorta a los fieles para que atentos a la oración se dediquen a Cristo el Señor.

Monición:

Hoy a una distancia de dos mil años Nuestro Señor Jesucristo estableció la fiesta y el mayor milagro que salió de su Divino Corazón, se quedó en nosotros en forma de Pan y de Vino para perpetuar su presencia en este mundo, ser consuelo, alivio de nuestras penas y miserias y la salvación para todos.

Nosotros misioneros que creemos en El queremos rendirle un homenaje de Fe, Esperanza y Amor a su presencia Sacramental.

Al terminar la monición de entrada el coro entona un canto de adoración haciendo participar al pueblo.

En este momento entra el sacerdote o el ministro revestido para la Hora Santa y expone al Santísimo para la adoración.

Exposición.

Canto de adoración todos de rodillas.

Estación:

Acto de fe.

Ministro

Aquí estoy, buen Jesús, postrado ante tu altar y guiado por tu luz he venido a buscarte, pues yo se bien que estás sacramentado aquí y que me llamas constantemente.

(Padre Nuestro, Ave María, Gloria, en los cielos y en la tierra sea para siempre alabado, el corazón amoroso de Jesús Sacramentado).

Canto:

Yo creo en Ti, Señor
Aumenta en mí la fe
yo creo en Ti. Y en todo te veré,
tu amor me hace yo creo en Ti, Señor
habitar cerca de Ti. Yo creo en Ti.

Acto de Esperanza

Ministro

Aquí estoy, Señor, pongo en Ti toda mi confianza, espero en Ti, pues se que todo el que se acoge a Ti no queda nunca defraudado. Aumenta mi esperanza.

(Padre Nuestro, Ave María, Gloria…)

Canto:

Yo espero en Ti,
Señor La dicha y el dolor
yo espero en Ti. Me vienen por tu amor,
se que tu corazón por eso sin dudar
cuida de mí. yo espero en ti.

Acto de Amor

Ministro

Aquí estoy, buen Jesús, con el deseo de amarte cada vez más. Haz que en mí crezca el amor por mis hermanos, sobre todo en los más necesitados y olvidados.

(Padre Nuestro, Ave María, Gloria….)

Canto:

Yo te amaré, Señor

Tu santa voluntad
yo te amaré.
alegre he de cumplir,
iviendo en tu amor,
ayúdame Señor
feliz seré.
Quiero ir a Ti.

TODOS:

En este Tabernáculo sagrado, donde estas mi buen Jesús por mi escondido, mi corazón te adora muy rendido y mi fe te contempla anonadado.

Esta estación recibe con agrado, como ofrenda de mi pecho agradecido por el inmenso amor en que has querido guardar, por nuestro bien sacramentado.

Remedia nuestros males y aflicciones da a
tu Iglesia paz y consuelo y al Papa fortaleza
y bendiciones.

Extiende tu fe santa en este suelo, para
que, unidos con tu amor los corazones,
logremos adorarte en el cielo. Amén.

Canto: ALTÍSIMO SEÑOR

Altísimo Señor,
que supiste juntar,
a un tiempo en el altar,
ser Cordero y Pastor
quisiera con fervor,
amar y recibir
a quien por mí,
quiso morir.

Cordero divinal, por nuestro sumo bien
inmolado en Salén, en tu puro raudal.
de gracia celestial lava mi corazón,
que fiel te rinde adoración.

Altísimo Señor…

Meditación:

De pie

Sacerdote o Lector

"Entonces Jesús, acercándose, les habló con estas palabras: "Todo poder se me ha dado en el Cielo y en la tierra. Por eso, vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícelos, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado. Yo estoy con ustedes todos los días hasta que se termine este mundo"" (Mt 28, 18-20).

En silencio después de cada pregunta personalmente se hacen unos momentos de meditación.

Reflexión:

Después de una breve pausa podemos hacernos estas preguntas.

  • ¿Cómo he entendido este mensaje de Jesús en mi vida?
  • Como Misionero(a), ¿cómo respondo para hacer llegar el mensaje de Jesús a los demás?
  • ¿Qué espera el Señor de mí?

De píe.

CANTO: HOY EN ORACIÓN

Hoy en oración, quiero preguntar Señor,
quiero escuchar tu voz.
Tus palabras con tu amor,
ser como eres Tú, servidor de los demás,
dime como en qué lugar, te hago falta más.

Dime Señor en que te puedo servir,
déjame conocer tu voluntad;
dime Señor en ti yo quiero vivir,
quiero de Ti aprender, saber amar.

Hoy quiero seguir, tu camino junto al mar,
Tu palabra, tu verdad, ser imagen de Ti,
ser como eres Tu, servidor de los demás,
dime como en que lugar, te hago falta más.

De rodillas

Acto de desagravio

Por todas les irreverencias que se cometen contra tu Santísimo Sacramento.

Todos: Perdón, Señor, perdón.

Perdón, Señor, perdón, por tantas veces que he faltado al no ayudar a quien me lo pide y pudiéndolo hacer no lo hago.

Todos: Perdón, Señor, perdón.

Perdón, Señor, por mi falta de hacer oración por los demás, especialmente por los más necesitados.

Todos: Perdón, Señor, perdón.

Por todos los pecados que se cometen a cada momento en el mundo, violaciones, adulterios, asesinatos, etc.

Todos: Perdón, Señor, perdón.

Por no saber defender los derechos de los demás, de los más pobres y desamparados.

Todos: Perdón, Señor, perdón.

Por no saber ayudar a tantos niños maltratados, jóvenes explotados y ancianos olvidados.

Todos: Perdón, Señor, perdón.

(Breve silencio para que cada uno en lo personal le pida perdón al Señor por sus faltas).

De píe

Canto: Vaso nuevo

Gracias quiero darte por amarme
gracias quiero darte yo a ti, Señor.
Hoy soy feliz porque te conocí,
gracias por amarme a mí también.

Yo quiero ser, Señor amado,
como el barro en manos del alfarero,
* toma mi vida, hazla de nuevo
yo quiero ser un vaso nuevo
(2)

Te conocí y te amé
te pedí perdón y me escuchaste.
Si te ofendí, perdóname, Señor
pues te amo y nunca te olvidaré.

PRECES

Por todos nuestros hermanos del continente de África, para que día a día crezca en ellos el deseo de conocerte, amarte y servirte. Oremos.

T. Escúchanos Padre.

Por nuestro continente de América, para que seamos en tu Iglesia el continente de la esperanza y trasmitamos la alegría de sabernos portadores de tu Palabra. Oremos.

Por nuestros hermanos de Europa, para que no decaiga su fe en ti y sigan a ejemplo de tu Hijo anunciando el Reino de los cielos. Oremos.

Por el continente de Oceanía, para que día a día aumente en su corazón la fe, esperanza y caridad y crezca en ellos el deseo de ser misioneros. Oremos.

Por todos los países del continente de Asia, para que tengan un corazón abierto a recibir tu palabra que es proclamada por tantos misioneros que se encuentra ahí. Oremos.

Por cada uno de los que estamos hoy en esta oración ante tu presencia en el Santísimo Sacramento, para que no nos cansemos de seguir sirviéndote en nuestros hermanos y cada día seamos mejores misioneros. Oremos.

Oración: Todos

Gracias, Señor, por tu presencia entre nosotros.

Gracias, Señor, por darte a nosotros como alimento.

Gracias, Señor, por tu Palabra que nos impulsa y anima.

Gracias, Señor, porque nos dejaste como mamá a tu misma Madre.

Gracias, Señor, por la fe, la esperanza y el amor.

Gracias, Señor, por tu invitación a llevar tu mensaje a los demás.

Gracias, Señor, por la vida, los dones y regalos que día a día nos concedes.

Gracias, Señor, por la naturaleza que nos habla de tu existencia.

Gracias, Señor, por la familia que nos muestra tu amor de Padre.

Por todo, te damos las gracias, Señor. Amén.

De rodillas para la bendición.

Canto:

Bendito, bendito, bendito sea Dios
los ángeles cantan y alaban a Dios (2)

Yo creo Jesús mío que estás en el altar
oculto en la hostia te vengo a adorar (2)

Por amor al hombre moriste en una cruz
y al cáliz desciendes por nuestra salud (2)

Oh cielos, oh tierra, decid a una voz
bendito por siempre, bendito sea Dios. (2)

El Sacerdote da la Bendición al pueblo con el Santísimo Sacramento.

Reserva del Santísimo Sacramento.

Bendito sea Dios.
Bendito sea su santo nombre.
Bendito sea Jesucristo verdadero Dios y verdadero hombre.
Bendito sea el nombre de Jesús.
Bendito sea su sacratísimo corazón.
Bendito sea Jesús en el santísimo sacramento del altar.
Bendito sea el Espíritu Santo consolador.
Bendita sea la gran madre de Dios María santísima.
Bendita sea su santa e inmaculada concepción.
Bendita sea su gloriosa asunción.
Bendito sea el nombre de María, Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus ángeles y en sus santos.

De pié con todo respeto se entona un canto mientras el sacerdote o ministro traslada el Santísimo Sacramento al lugar de la reserva, el canto termina cuando el sacerdote o ministro se ha retirado del lugar.

Ir a página anterior
 
Ir a página siguiente