I Asamblea Diocesana

Caminemos Juntos

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal





 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


PROTAGONISMO JUVENIL


PROBLEMÁTICA Y PROYECCIÓN

A pesar de que los Programas Específicos I y II señalan como actividades para la evangelización el atender a los diversos grupos juveniles mediante la formación de sus propios líderes naturales, así como favorecer al protagonismo juvenil en las comunidades locales de modo que los jóvenes sean agentes promotores de su propia comunidad, así como activar proyectos de promoción humana para los jóvenes, a fin de que sean agentes y destinatarios de la pastoral social y, que esto se reitera en los puntos 290 y 291 del Decreto General.

A pesar de que existe la UIJAM, la cual sabe señalar, está siendo reestructurada, a efecto de dar un mejor y mayor servicio, así como equipos de Pastoral Juvenil en algunas zonas.

Persiste la indiferencia, apatía y falta de apoyo económico, espiritual y humano, e inclusive obstrucción de los párrocos, decanos y vicarios episcopales, para la realización de estos objetivos, así como la resistencia a aceptar la intervención y participación del joven en el ámbito eclesial los programas pastorales, esto por falta de confianza y entendimiento de la naturaleza del joven.

Con este panorama, toda vez que el objetivo de esta Asamblea es la revisión y evaluación de estos programas, consideramos necesario señalar algunos aspectos a realizar, para llevar a cabo estos lineamientos ya marcados.

Que los obispos o vicarios episcopales designen al responsable de la Pastoral Juvenil de la zona (en donde aún no existe), considerando las propuestas que al respecto hagan los equipos de Pastoral Juvenil existentes o en su defecto, nombrarlo de motu propio en orden a las capacidades o vocación del posible candidato.

Que le otorgue su total apoyo, desde la capacitación hasta la realización de planes específicos al asesor nombrado a fin de motivarlo en el desempeño cabal de su responsabilidad.

Consolidar equipos de decanato o de sector que ejecuten los objetivos y actividades de estos programas y brindar el apoyo necesario para su adecuado funcionamiento.

Párroco. Impulsar los procesos de los grupos juveniles existentes, partiendo de un diagnóstico sobre la situación de la población juvenil de su parroquia.

Abrir los espacios que permitan la evangelización de los jóvenes de su parroquia.

Otorgar becas para la capacitación de los líderes de los diferentes grupos juveniles.

Asesor de Pastoral Juvenil de vicaría. Animar, motivar y suscitar la formación de los equipos de decanato de cada uno de los decanatos de la zona a la que pertenece.

Fungir de enlace entre la vicaría de juventud y los equipos de decanato conjuntamente con el equipo de Pastoral Juvenil de Zona, así como entre el vicario episcopal u obispo y el equipo de Pastoral Juvenil de Zona.

Elaborar un mecanismo de evaluación permanente respecto al avance de los programas de cada vicaría.

No queremos señalar más líneas de acción, estas ya están dadas y están convertidas sólo en discurso, sólo es necesario un cambio de mentalidad y de actitudes de las instancias jerárquicas ya mencionadas, para impulsar afectiva y efectivamente el trabajo de la Pastoral Juvenil.