I Asamblea Diocesana

Caminemos Juntos

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal





 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


ORACIÓN INICIAL — MARTES


ORACIÓN DE LA MAÑANA

MONICIÓN

El II Sínodo de la Arquidiócesis de México nos ha invitado a abrirnos a la pluralidad de formas de trabajo misionero y a encarnarnos cada vez más en la Iglesia diocesana.

El programa específico N° III del Programa Inicial Arquidiocesano busca lanzarnos a la diversidad que implica la Pastoral ambiental o diferenciada.

¿Qué significa esta apertura pastoral?

¿Qué pistas podemos aportar para realizarlo?

Respondámoslo en esta jornada, guiados por la Palabra de Dios.

CANTO

Yo no era profeta
ni un hijo de profeta
yo era un pastor y vendedor de higos.
El Señor me tomó de detrás del rebaño
y me dijo: "Ve y profetiza".

DESDE LA ALBORADA
DE MI VIDA TE SENTÍ,
SIN QUE TU ME HABLARAS
YO SABIA QUE ESTABAS AHÍ.

En el verde espejo
de los campos yo te vi,
y en el aire fresco de los montes te sentí.

En la dulce risa de los niños yo te vi,
y en el corazón de los sencillos te sentí.

En la noche negra tú estabas junto a mí,
fue por tu presencia que en el fango no caí.

DESDE LA ALBORADA
DE MI VIDA TE SENTÍ,
Y AHORA ME CONSAGRAS
PARA TRANSFORMARME EN TI.
PARA TRANSFORMARME EN TI.

SALUDO

Sacerdote: El Dios de la alegría y de la paz esté con todos ustedes.

Todos: Y con tu espíritu.

Sacerdote: Oremos. Padre, que con la presencia de tu Espíritu suscitas en tu Iglesia diversidad de dones, ayúdanos a cooperar contigo para instaurar tu Reino en todos los ambientes de nuestra ciudad. Por Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que siendo Dios vive y reina Contigo en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

MONICIÓN

Tener espíritu misionero es la condición para abrirse a la novedad que nos pide el Espíritu Santo.

Religiosa: Del libro de los Hechos de los Apóstoles (Hch 16, 6-10)

Pablo y Timoteo atravesaron Frigia y la región de Calada, pues el Espíritu Santo les había impedido predicar la palabra en Asia. Estando ya cerca de Misia, intentaron dirigirse a Bitinia, pero no se lo consintió el Espíritu de Jesús. Atravesaron, pues, Misia y bajaron a Tróada. Por la noche Pablo tuvo una visión: un macedonio estaba de pie suplicándole: "Pasa a Macedonia y ayúdanos". En cuanto tuvo la visión, inmediatamente intentamos pasar a Macedonia, persuadidos de que Dios nos había llamado para evangelizarles. Palabra de Dios.

Todos: Te alabamos, Señor.

ALABANZA Y PLEGARIA

MONICIÓN

Ante la pluralidad pastoral de nuestra Arquidiócesis, oremos como Iglesia.

Lector (canta):

HONOR, GLORIA Y ALABANZA A NUESTRO DIOS.

Todos: HONOR, GLORIA Y ALABANZA A NUESTRO DIOS.

Lector (recita):

Juan Pablo II, misionero de Cristo, signo de comunión universal.

Todos: HONOR....

Lector: Ernesto, Arzobispo de México, sucesor de Fray Juan de Zumárraga, padre sencillo de la comunidad.

Todos: HONOR....

Vicarios Episcopales, colaboradores y constructores de la Iglesia Arquidiocesana.

Todos: HONOR....

Decanos, agentes de comunión y participación.

Todos: HONOR....

Pastores del pueblo de Dios, presencia sacramental de Cristo en medio de su pueblo.

Todos: HONOR....

Mujeres consagradas, que con sus diversos carismas contribuyen a la formación de la Iglesia diocesana.

Todos: HONOR....

Familias, Santuario de la vida.

Todos: HONOR....

Lector (canta):

VENGA A NOSOTROS TU REINO, SEÑOR

Todos: VENGA A NOSOTROS TU REINO SEÑOR.

Todos (recitado):

A nuestra juventud que busca caminos para realizarse en la vida.

Todos: HONOR....

Todos (recitado):

A nuestra juventud esclavizada por las diferentes plagas de la cultura de la muerte.

A los niños desprotegidos de familia, alimentos y educación.

A la mujer, presencia digna de Dios en la familia y en la sociedad.

A los ancianos, sabiduría de la vida y retos para la caridad familiar.      

A los obreros, que con su trabajo promueven el bien social.

A todos los constructores de la sociedad.

Sacerdote: Oremos. Concédenos, Señor, seguir siempre tus inspiraciones, para que en todo podamos servirte. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

CANTO

MONICIÓN

Con la alegría de ser hijos de Dios, cantemos: PADRE NUESTRO, QUE ESTÁS EN EL CIELO...

DESPEDIDA

Sacerdote: El Señor esté con ustedes.

Todos: Y con tu espíritu.

Sacerdote: La bendición de Dios Todopoderoso, Padre, + Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre todos ustedes y Permanezca siempre.

Todos: Amén.

Sacerdote: Vayamos a vivir nuestra jornada en la presencia del Señor.

Todos: Gloria y alabanza a nuestro Dios.