I Asamblea Diocesana

Caminemos Juntos

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal





 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


PLENARIO


Respecto a las familias de clase alta: el medio para llegar a ellas es el testimonio de otras familias para concientizarlas sobre los graves problemas sociales del país y, la necesidad de su ayuda para buscar soluciones, con base en la obligación de poner los dones al servicio de los demás, por tanto, formar equipos de matrimonios, que sean agentes del propio ambiente para ser testigos.

Respecto a las familias de clase media se sugiere la necesidad de una pastoral específica por su importancia para el país y para la Iglesia; debe procurarse formar entre ellas comunidades y agentes del mismo ambiente3 con pulcra presentación personal.

En cuanto a las familias de clase popular, el medio para llegar a ellas es de religiosidad popular para lograr procesos subsiguientes. Entre las urgencias se señalan el desarraigo del campo a la ciudad, la desintegración familiar, su obsesión por lo económico, el abandono de los hijos y el ser manipulados por los medios de comunicación social y la ignorancia religiosa.

Deberán descubrirse agentes, acentuando el testimonio bautismal y misionero.

LOS AMBIENTES

En relación al Programa Específico III se habla de Escuela-Maestros señalando como urgencia el valorar la pastoral educativa, educación en la fe de los Maestros y Padres de familia, que la Escuela Católica cumple su función específica y la necesidad de una presencia cristiana en la escuela pública.

Hablando de Hospitales, se señala que ahí se da el encuentro de caminos de diversos grupos; se ve necesario y urgente involucrar a la familia y a personal de la salud para formar un equipo especial, descubriendo el sentido redentor del dolor, encarnado en la misericordia. Es necesario buscar y encontrar agentes con vocación y entrega.

Medios de comunicación: el grupo que estudia este tema se centra más en los medios de evangelización que en la evangelización de los medios y, presentan el hecho del alejamiento recíproco de la Iglesia y los medios; señalan que algunos de esos medios hacen daño. Por lo mismo, urge unir esfuerzos de editoriales y agentes que se han consagrado a este servicio; aparece la sugerencia de crear una Agencia Católica de Noticias y una red de medios evangelizadores, concertando esfuerzos de profesionales y procurar un trabajo en equipo.

Respecto a las Organizaciones Civiles y Populares —no gubernamentales ni partidistas— se presenta el hecho de que luchan por causas bien concretas. Lo que urge es que se descubran como signo de los tiempos, resp3etando la propia organización y autonomía, formando un equipo de apoyo eclesial que escuche, acompañe y propicie el crecimiento. En este aspecto se incluye a los grupos nóminos.

El tema de las Mayordomías también se estudia en un grupo: el hecho, en la Arquidiócesis, es que hay en más de setanta parroquias, especialmente en cinco de las ocho Vicrías. Como urgencia se presenta el dar directrices propias y precisas y procurar nombrar Párrocos con esa inquietud y abiertos a esta realidad.