I Asamblea Diocesana

Caminemos Juntos

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal





 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


PROYECTO DE SEGUIMIENTO DEL PIA
Y PREPARACIÓN A LA ASAMBLEA


1. Criterios Generales

Antes de proponer algunas actividades concretas para el seguimiento del Programa Inicial Arquidiocesano señalamos unos criterios generales que consideramos deben tenerse presentes a lo largo del proceso de trabajo pastoral de la Arquidiócesis en está primera mitad del año 94.

  • Partir de las actividades que se proponen en cada programa específico a fin de que las Parroquias busquen la adecuación de dichas actividades a la realidad concreta de cada comunidad. De este modo es conveniente que las Parroquias reformulen las actividades concretizándolas.

  • Promover actividades dirigidas a las Parroquias en tres etapas del proceso de compañamiento:

    Etapa de Sensibilización: Son actividades que buscan disponer a los agentes a fin de que adopten actitudes de apertura y disponibilidad al Programa.

    Etapa de Concientización:
    Son actividades que buscan que los agentes tengan plena conciencia de lo que hay que hacer, porqué y cómo hacerlo. Se trata en el fondo de un proceso de conocimiento y asimilación.

    Etapa de Actuación: Son actividades de acompañamiento y servicio a los agentes durante la etapa de ejecución de las actividades del Programa.

  • La estructura de Pastoral    puede concebirse como un  proceso de comunión orgánica de los diversos niveles eclesiales.

Parroquia = Estructura de base que activa los procesos evangelizadores.

Decanato = Estructura intermedia que coordina, evita aislamiento, diversifica el seguimiento de cada programa parroquial de acuerdo a necesidades.

Vicaría Episcopal Territorial = Estructura integradora de agentes, recursos, estructuras intermedias y de base en un sistema orgánico e interdependiente de otras estructuras semejantes.

Arquidiócesis = Es la gran estructura que propicia la comunión del todo en lo esencial y señala, en base a un análisis de las necesidades, las grandes directrices de la pastoral urbana.

  • Dar particular importancia a la estructura intermedia del Decanato (impulsar la actividad que se propone en la página 10, último punto del Programa Inicial Arquidiocesano).


  • Como Vicaría de Pastoral en coordinación con otros organismos diocesanos dar gran importancia a la elaboración de manuales, guías y otros instrumentos que favorezcan la acción programada.

2. Acciones de Seguimiento a los programas específicos I y 2.

a) De sensibilización  (Realización entre enero y febrero de 1994)

  • Jornadas en la Vicarías Territoriales.

  • Reunión General con los Decanatos.

b) De concientización (Realización entre febrero y mayo de 1994)

  • Reuniones con Decanos de cada Vicaría guiadas por los responsables de las mismas y asesoradas por la Vicaría de Pastoral.

  • Reuniones Vicariales coordinadas por los propios Decanos de cada Vicarías.

c) De Actuación (De enero a mayo de 1994)

  • Identificación de Parroquias con procesos avanzados a fin de estimular su participación en el propio Decanato y Vicaría.

  • Ofrecerles guías de evaluación  de sus  procesos en  orden  a  mejorarlos  o complementarlos.

3. Seguimiento al Programa Específico 3

  • Reunión con cada uno de los Señores Vicarios Episcopales Territoriales a fin de que sugieran personas o grupos que están trabajando en el sentido de la primera actividad sugerida en el Programa Específico. (Realización entre enero y febrero de 1994).

  • Dar prioridad a tres de los campos señalados a nivel de cada Vicaría y reunir —a nivel Arquidiocesano— a los posibles interesados (Realización marzo de 1994).

  • Pedir a  este  grupo  que  elabore   un   proyecto  de  sentido Arquidiocesano (Realización marzo de 1994).

4. Preparación a la Asamblea Diocesana.

La Asamblea Diocesana está pensada en está primera ocasión como el medio para hacer una evaluación general del proceso surgido a partir de la activación del Programa Inicial en los primeros seis meses del 94.

Como evaluación tendrá las siguientes etapas generales:

  • Revisión de los que se ha hecho en los dos primeros programas específicos a nivel de Decanato y en el marco de cada Vicaría Territorial.

  • Nueva Programación a partir de cada Decanato en el marco de cada Vicaría y de acuerdo a las directrices del Señor Arzobispo.

  • La Asamblea deberá estructurarse para favorecer y estimular la acción a nivel de Decanato.

  • La  propuesta  organizativa  más concreta vendrá  después,   lo  que  importa ahora es acordar su enfoque y sentido.

México, D.F. a 7 de enero de 1 994