I Asamblea Diocesana

Caminemos Juntos

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal





 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


SENTIDO Y FINALIDAD DE LA ASAMBLEA DIOCESANA


Proyecto: 20-VI-1994

En la proximidad de la ASAMBLEA DIOCESANA, que habrá de realizarse por primera vez en nuestra Arquidiócesis los días 4, 5 y 6 de Julio de 1994, la Vicaría de Pastoral quiere ofrecer a los participantes una idea general acerca de la Asamblea y, propicie una mejor participación en ella.

I. ANTECEDENTES

1. La ASAMBLEA DIOCESANA fue pedida con fuerza en la IV Semana del II Sínodo —Agosto de 1992—, como un importante medio para prolongar y actualizar la gran experiencia sinodal de comunión y corresponsabilidad en el discernimiento eclesial de los caminos para la Nueva Evangelización de nuestra Ciudad; a fin de dar, por este medio, un fuerte apoyo y un oportuno seguimiento al nuevo proyecto pastoral arquidiocesano (ver: Documento conclusivo, IV Sem., nn. 118-124).

2. El Señor Cardenal recogió este acuerdo en el Edicto de Clausura (n. 68), como una "feliz iniciativa" del Sínodo para el ejercicio eficaz de la corresponsabilidad pastoral en la Arquidiócesis y, lo asumió con su autoridad en el Decreto General del Sínodo (n. 351), disponiendo la creación y funcionamiento de esta nueva instancia eclesial, según el espíritu de las orientaciones de los documentos sinodales.

II. ELEMENTOS QUE DESCRIBEN LA ASAMBLEA DIOCESANA

1. Es una singular reunión o espacio eclesial (ver: DC, IV Sem., n. 118, Edicto n. 68 y DG n. 351).

  • De agentes representativos de los diversos niveles y sectores de la Iglesia Arquidiocesana;
  • Convocada y presidida por el Sr. Arzobispo;
  • Como una especial instancia consultiva del mismo Pastor de la Diócesis y,
  • como un medio privilegiado de ejercicio de la corresponsabilidad pastoral;

2. Para:

  • 'Revisar y estimular la marcha de la Pastoral de la Diócesis' (DG n. 351);
  • 'Ayudar al seguimiento de los procesos generados por el Sínodo' (DC, IV Sem., n. 118);
  • 'Pulsar —revisar, evaluar, descernir— si nuestro proyecto evangelizador está respondiendo a los retos de la cambiante realidad diocesana' (DC Íb.);
  • 'Favorecer una pastoral de conjunto, animada por un espíritu de comunión y participación, corresponsabilidad y servicio' (DC Íb.).

III. ADVERTENCIAS IMPORTANTES

  1. La Asamblea Diocesana"no sustituirá sino vitalizará, tanto al Consejo Presbiteral como a otras estructuras de pastoral" (Edicto n. 68);
  2. "La Asamblea será la oportunidad de recibir la riqueza de los diversos sectores de la vida diocesana" (Íb.);
  3. Tendrá una importante función complementaria de consulta general, más directa y participativa, por la amplia representación de toda la Comunidad eclesial;
  4. Significará un apoyo nuevo y grandemente cualificado para una más acertada dirección de la Pastoral, sobre todo para la 'pastoral de conjunto' en el nivel diocesano y, por consiguiente, para los diversos organismos y agentes responsables de la misma;
  5. Los participantes, convocados en razón de su trabajo pastoral específico en los diversos ámbitos de la Arquidiócesis, no actuarán en la Asamblea en su carácter e interés individual, de personas, grupos o sectores, sino en función de los intereses pastorales de toda la Diócesis, con su objetivo o proyecto fundamental común, que debe orientar, dinamizar y dar unidad a los diversos proyectos particulares;
  6. La convocación será por períodos amplios: una o dos veces al año.

IV. OBJETIVO Y TEMÁTICA DE ESTA PRIMERA ASAMBLEA

  1. Revisar y evaluar el avance del 'Programa Inicial Arquidiocesano' en el ámbito de los Decanatos. Se evaluarán especialmente los 'Programas Específicos' I y II y, dentro de ellos, la 'sectorización'.
  2. Orientar los pasos siguientes del proceso pastoral, con base en la evaluación y al objetivo del Programa Inicial.
  3. Hacer aportaciones para echar a andar el Programa Específico III, sobre la pastoral ambiental o diferenciada.
  4. Revisar el proyecto de 'Estatuto' de la misma Asamblea Diocesana.

V. CONDICIONES PARA UNA FRUCTUOSA REALIZACIÓN DE LA ASAMBLEA

  1. Es indispensable que los participantes de los diversos Decanatos lleven sus informes realistas del desarrollo de los Programas I y II, con su propia evaluación, así como las proposiciones que harán para el avance de este proceso. Los Decanos procurarán que los laicos convocados estén suficientemente imbuídos del proceso pastoral del Decanato y, en particular, de los mencionados Programas (ver nota final *).
  2. Asimismo, quienes trabajan en algún aspecto o campo pastoral ambiental o diferenciada podrá presentar, dentro de los objetivos y dinámica de la Asamblea, aquellas proposiciones que, de acuerdo con su experiencia, consideren más importantes para echar a andar el Programa Específico III, a nivel diocesano o vicarial.
  3. Todo el tratamiento de estos asuntos pastorales deberá tener siempre como perspectiva de fondo la Nueva Evangelización de nuestras culturas y la inculturación del Evangelio, mediante el nuevo Proyecto Misionero, que se orienta sobre todo a los campos prioritarios que señala el Sínodo.
  4. Como miembros y Comunidad de esta Iglesia Local, comprometidos aquí y ahora en la Obra de Jesús, necesitamos estar animados de un genuino sentido de fe y de grande disponibilidad al Espíritu: en actitud de comunión y participación, corresponsabilidad y servicio; con apertura a la escucha y al diálogo y, con sentido misionero; para un discernimiento evangélico de los caminos y proyectos pastorales que mejor conduzcan a la construcción del Reino de Dios en esta Ciudad de México.

* NOTA FINAL

Para facilitar la información del Decanato a la Asamblea sobre el proceso del Programa Inicial Arquidiocesano, les pedimos que respondan, por escrito, a las siguientes preguntas y, que cada uno de los participantes del Decanato lleve una copia de las respuestas para los intercambios en los grupos. Una copia deberá entregarse a la Secretaría de la Asamblea.

PREGUNTAS

  1. ¿Qué se ha entendido por SECTORIZACIÓN?
  2. ¿Qué hemos hecho en los DECANATOS en orden a la SECTORIZACIÓN en función del Programa Espécífico I y II?
  3. ¿Cuáles han sido las DIFICULTADES más notorias y cómo se han superado?
  4. ¿QUÉ RESULTADOS ha habido?
  5. Desde la experiencia tenida, ¿qué perspectivas se le ven a la Sectorización como MEDIO de EVANGELIZACIÓN?