ASAMBLEAS

 

III ASAMBLEA DIOCESANA

"PARA PROFUNDIZAR, EVALUEMOS NUESTRO

CAMINAR JUNTOS"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA

POSTASAMBLEA

VOZ PASTOR

APORTACIONES

INTERVENCIONES LIBRES

 

P. José Arturo Mandujano

 

Síntesis

 

Grandes obstáculos para la evangelización son los sacerdotes que estorban por diversas causas.

 

Se propone la sectorización del clero: los que entienden la evangelización y los que no.

 

Muchos laicos se quejan de esto y sienten la falta de apoyo o aún ataques.

 

Desarrollo

 

  • Razones históricas explican la actitud retrógrada.
  • Nos ha faltado recibir el kerigma y ahora no se entiende la nueva pastoral
  • Se vive una pastoral peligrosa: nos sentimos ya salvados y no hay un progreso en nuestra conversión.
  • Hay que llevar a los sacerdotes: al kerigma. Formación de comunidades de base, sacerdotes de base.
  • Catecumenado sacerdotal (nadie da lo que no tiene).

 

P. Guillermo Ortíz Mondragón

 

Síntesis

 

La pastoral y la vida de la Iglesia en general son diálogo por excelencia. Tensión y proceso son dos palabras que en nuestra vida pastoral podrían, si las asimilamos, facilitar la comprensión de contenidos y proyectos pastorales, de relaciones entre los diversos miembros, del sentido de la vida y acción de los agentes.

 

RP.Ángel Hernando B.

 

Síntesis

 

En el sínodo se nos dijo "que no muera el espíritu del II Sínodo". Es urgente:

 

  • Dar a conocer el II Sínodo, ECUCIM en las ocho vicarías, decanatos y parroquias, a los sacerdotes, religiosos (as) y laicos.
  • Crear centros de formación de agentes (misioneros, en las ocho vicarias, coordinados por el equipo de la Vicaría Pastoral Arquidiocesana, con programas sinodales y misioneros de formación (básica — intermedia — superior y de pastoral específica o diferenciada.
  • Con los   agentes   misioneros,   llevar  a   cabo   el visiteo, sectorización y formación de comunidades misioneras.
  • Procesos catecumenales en constante conversión, oración y encarnación misionera y todo hacia el año 2000 y hacia la gran misión arquidiocesana.

 

P. Juan Fernando Martínez García

 

Síntesis

 

Los criterios operativos se caracterizan por la obtención de resultados significativos que manifiesten el Reino de Dios, no sólo como una utopía que se realizará, sino también como una realidad sacramental, ya.

 

Desarrollo

 

Nuestra tarea no es una acción inútil o carente de afecto. Tiene que llegar a unos resultados si creemos en la verdad actuante del Evangelio. Esta eficacia evangelizadora, entendida como obtención de resultados, es teologal-sacramental. Quiere decir esto que el Reino de Dios se realiza efectivamente a través de los signos concretos de la práctica y de la realización de la justicia y, el amor a los más necesitados.

 

Por lo tanto, los criterios operativos deben caracterizarse, en primer lugar, por la obtención de resultados significativos que manifiesten el Reino de Dios, no sólo como una utopía que se realizará, sino también como una realidad sacramental, ya.

 

¿Cómo se realizará el Reino de Dios aquí y ahora, dentro de la II Evaluación de nuestro II Sínodo Diocesano?

 

Hay que responder que el Reino está presente, pero su realización no es exclusiva del cristiano institucional.

 

En consecuencia, el método o criterios planificadores, no consisten en la pretensión de protagonizar el quehacer social, político o ético, sino en descubrir, revelar y manifestar cómo esas tareas, cuando están realizadas en la línea liberadora, son signos de la presencia del Reino de Dios.

 

Por lo tanto, los criterios que nuestra asamblea debe planificar, dentro de nuestro proyecto pastoral, no consiste en el poder y la potencia, sino que deben estar basados en pasos humildes y es precisamente entre los humildes donde se realiza el Reino de Dios, tal como Jesús lo presentó en su mensaje y proyecto de las bienaventuranzas.

 

P. Jesús Ares Villarreal

 

Síntesis

 

Criterio: nadie da lo que no tiene. Si el sacerdote (término medio) no tiene amor a la evangelización, no va a formar evangelizadores.

 

Propuesta: animar al sacerdote a colaborar más con los movimientos laicales, primero como servicio, a fin de conocer mejor la necesidad de "una nueva evangelización".

 

Desarrollo

 

Siguiendo el espíritu de la "Pastores Dabo Vobis", no. 16: promoción del sacerdocio común de todo el pueblo de Dios, un primer paso sería el "análisis de la realidad" que se puede hacer colaborando con los movimientos laicales (apoyándolos).

 

P. Eduardo Lozano Juárez

 

Síntesis

 

Programación general (programación arquidiocesana) que, abarcando criterios comunes, deja espacio a las necesidades e iniciativas particulares y evite acciones pastorales "al vapor".

 

Calendarización de  las  acciones,  tanto  periódicas  como ocasionales, de modo que haya tiempo adecuado para proyectar, realizar, y evaluar.

 

Desarrollo

 

Mi proyecto de acción es doble y está orientado a la eficacia de nuestro trabajo.

 

Si bien, esta propuesta es elemental en cada trabajo, muchas ocasiones carecemos de criterios meramente arquidiocesanos y de tiempos suficientes y adecuados...

 

Ideales incansables, evasiones de particulares, individualismos... y así como improvisación, precipitaciones en el trabajo deben quedar fuera de nuestra mística de trabajo.

 

P. Roberto René Benítez Jácome

 

Síntesis

 

El espacio que se debe dar a los laicos en nuestras reuniones de decanato para un mejor camino de nuestra Arquidiócesis.

 

Desarrollo

 

Lo que más me llamó la atención fue mi estancia en la misión de Angola, África, fue el que de inmediato mi toma de posesión de la misión de kuale, había que realizar bautismos y primeras comuniones, esto debido al trabajo que los laicos habían realizado durante los 8 años de dicha misión, que había quedado sin misioneros (esto es la idea que puede realizarse en 3 minutos).

 

P. Álvaro Ramos

 

Síntesis

 

Si el sacerdote quiere hacerlo solo, no puede, necesita toda la ayuda posible de Dios y de sus hermanos.

 

La Iglesia es obra divina y los laicos son Iglesia.

 

Desarrollo

 

Por eso: Asumir el proyecto misionero del sínodo diocesano con una actitud misionera de encarnación, de testimonio y de diálogo, para lograr la prioridad sinodal (pobres, alejados, y familia).

 

Concretizándolo, en la profundización espiritual del propio sacerdote, la formación y participación del consejo parroquial de pastoral, para que cada uno en su propio carisma eclesial, en espíritu de caridad, comunión, participación y corresponsabilidad, hagan de la parroquia una comunidad.

 

Para eso, echar a andar los centros de formación de laicos para acciones específicas, para lograr las opciones del Arzobispo para el jubileo del año 2000.

 

P. Pedro Agustín Rivera

 

Síntesis

 

La evangelización requiere de agentes especializados. Entre ellos destacan los seminaristas, futuros sacerdotes.

 

Urge que todos asumamos la tarea de promoción al ministerio sacerdotal.

 

Desarrollo

 

Esta es una propuesta de acción: se requiere tomar en serio y de manera urgente la promoción al ministerio sacerdotal.

 

Todos los carismas en la Iglesia son importantes, pero aquel que hace presente a Cristo tanto en su expresión sacramental, como en la conducción y consolidación de la Iglesia es el sacerdote.

 

Faltan agentes especializados, pero entre todos, el sacerdote. Ojalá todos, en nuestras tareas pastorales asumamos este compromiso.

 

Valoremos a Cristo en su ministerio sacerdotal.

 

P. Jesús Ramos Muñoz

 

Síntesis

 

Necesario siempre incluir en las asambleas diocesanas un análisis coyuntural de nuestra Ciudad de México.

 

Desarrollo

 

Si queremos que nuestra pastoral realmente sea misionera, tiene que estar encarnada, "no es redimido lo que no es asumido".

 

De ahí la necesidad de un análisis de la realidad que nos ayude a descubrir los "signos de los tiempos", la Palabra de Dios acontecida que nos habla y desafía a la evangelización.

 

Esto es indispensable para todo asunto de pastoral, para hacer presente el Reino de Dios al hombre de la gran Ciudad que es el corazón del país y resonancia del acontecer nacional.

 

Es importante para incidir en él, sugiero que se reserve siempre un espacio de este análisis en las asambleas diocesanas.

 

P. Salvador López Mora

 

Síntesis

 

Sínodo - caminar juntos.

Antecedentes:

Síntesis – documentos.

Organización

 

Desarrollo

 

Articular las acciones y carismas heredados por la acción misionera de la iglesia, para dar razón de nuestra fe en base a las prioridades sinodales.

 

Hna. María Bernardita Meraz

 

Síntesis

 

Un criterio importantísimo es la inculturación es decir, conocer, valorar las raíces culturales de otros, destinatarios ya que tenemos riquezas enormes que hay que aprovechar y encarnar desde aquí cualquier proyecto, proceso, dinámica de otra manera, no se dan frutos duraderos ni abundantes de unidad – comunidad - participación . Y en una palabra, no germina la Palabra de Dios, porque no conocemos el terreno donde debemos sembrar.

 

Hna. Leticia Rodríguez Ramírez

 

Síntesis

 

Si el encuentro con Jesucristo, es el dinamismo de donde brota toda acción misionera, creo que falta acentuar la formación espiritual, crear una pastoral de la espiritualidad que incida en los jóvenes.

 

Urge una pastoral universitaria especifica.

 

Hna. María Cecilia Vázquez Tamayo

 

Síntesis

 

Tener muy en cuenta la presencia de la mujer dentro de nuestra sociedad y más en la Iglesia particular de nuestro Distrito Federal y que cuando envíen cuestionarios o material de estudio se tenga presente esta presencia tan valiosa e importante, ya que es la que responde a cualquier llamado con decisión y responsabilidad.

 

Desarrollo

 

Que como religiosa en las vicarias sean invitadas a colaborar con el vicario de religiosas, ya que es una complementación en el servicio de la iglesia.

 

RP. Antonio Rivera

 

Síntesis

 

Cada comunidad religiosa tiene su propio carisma, dar de Dios a la Iglesia local y universal. Si cada comunidad aporta el propio, la parroquia, decanato, etc., se enriquece. Parte de ese carisma es el horizonte eclesial: realiza la comunidad local.

 

Cada comunidad local tiene necesidades que reclaman el carisma de una o más comunidades. La participación de cada comunidad debe ser en función del propio carisma y en función de la comunidad local.

 

RP. Gerardo Álvarez Villa

 

Síntesis

 

La experiencia que debe motivar nuestra actividad pastoral debe emanar de una contemplación, fascinación del Verbo Encarnado: del Dios - Hombre que se concrete en pasión por Dios y por el hombre en situaciones y necesidades concretas en las parroquias.

 

Desarrollo

 

Conmoverse por  los pobres, jóvenes, familia, alejados moverse con ellos, caminar juntos la historia compartida.

 

Propiciar en mí, no exigir en los demás una actitud de comunión y participación.

 

El   verbo   vino   a comulgar   con   nuestra   historia   y   a participarnos la vida de Dios; la fe exige coherencia, ser fiel cristiano conlleva encarnar, ser Iglesia, ser lo que se dice, transparentar humanismo, solidaridad, organización desde lo pequeño, como la levadura, la sal, el grano de mostaza.

 

La gratitud nos exige paz, unidad, a Dios Padre bueno y ser hombres: hermanos.

 

Tener un ojo en el Evangelio y otro en el pueblo de Dios.

 

INTERVENCIONES LIBRES

LAICOS

 

J. Alejandro Ortíz C.

 

Criterios para cualquier proceso en las Parroquias:

 

  1. Partir de la "cultura" propia del lugar.
  2. Responder a los signos de muerte de la realidad (como son: pobreza, violencia, etc.).
  3. Que se promueva el papel protagónico del laico.
  4. Promover un modelo eclesial de comunión.
  5. Que sea una educación integral, continua.

 

  • Podrá haber crisis de Sacerdotes, pero nunca existirá crisis de laicos, ya que en ese momento desaparecería la Iglesia.

 

Enriqueta Curiel García

 

Es necesaria la valoración del Proceso Pastoral emanado del II Sínodo Diocesano y manifestar como inquietudes:

 

  1. Formación de los Agentes de pastoral.
  2. La Pastoral Social.
  3. Perfil del Sacerdote para la Pastoral de esta Arquidiócesis.
  • Estamos viviendo un proceso en muchas ocasiones muy lento, muy cuesta arriba, pero al fin y al cabo, un proceso. Quiero manifestar mi alegría por los logros, que aunque pequeños, los vemos y palpamos.

 

Me preocupa: el divorcio entre fe y vida, en esta Ciudad que está viviendo una fuerte organización de la sociedad civil que se expresa en un proceso de democratización.

 

D. María Zazueta

 

Es importante resaltar la necesidad de que el criterio de eficacia sea el ejercicio de la comunión y de la corresponsabilidad.

 

Es indispensable establecer una buena comunicación del "mensaje", a través de los modernos métodos de comunicación.

 

Debemos unirnos alrededor del Señor Arzobispo y sus iniciativas pastorales, estableciendo así la comunión a nivel Iglesia de México.

 

Georgina Ávila, Beatriz Duarte, María Concepción Campos, Juana López, María Luisa Espinoza y José Godínez

 

  1. Disposición del decano y de las autoridades eclesiásticas para aceptar opiniones y decisiones de los laicos.
  2. Promoción de la Pastoral Social.
  3. Promoción y apoyo económico para los centros de formación de laicos.
  4. Fraternidad y unidad de objetivos entre los grupos parroquiales.
  5. Que los laicos y sacerdotes demos testimonio con nuestras palabras y acciones diarias que somos discípulos de Cristo.

 

  • Pastoral  social  no  sólo  asistencial,   sino  con   la  escucha,   acompañamiento  y solidaridad.

 

Falta caridad entre los laicos. Todos los movimientos deben trabajar para un objetivo común de la parroquia.

 

Javier Villamil Calderón

 

"Si el Padre no construye la casa, en vano trabajan los obreros".

 

Como hijos de Dios preguntémosle cómo hay que construir la casa. El Padre mandó a su Hijo para traer el anuncio de la Buena Nueva y para instaurar su Reino. Jesús dejó a los apóstoles como responsables de la continuidad del proyecto del Padre. Hoy la voz del Padre se deja oír en la voz del sacerdote; los laicos son los obreros. Pero "si el Padre no construye la casa en vano trabajan los obreros".

 

Felipe Contreras y Esther Garduño

 

(Apostolado Universal en desagravio a la Divina Justicia por medio de los Sagrados Corazones de Jesús y María).

 

Lo principal que debemos recordar, para que todo resulte de acuerdo con los planes de Dios es:

 

  1. Invocación al Espíritu Santo siempre.
  2. Oración y participación en los Sacramentos.
  3. Ayuno, lectura de la Biblia.
  4. Rosario.
  5. Entregarnos integralmente a la Divina Voluntad.
  6. Intercesión de María Santísima.

  • Conocer los planes de  la Arquidiócesis;  seguir una  misma  meta  mediante el compromiso; educación continua de todos los agentes; no olvidar que lo principal es lo espiritual.

 

Cecilia María Valderrama Zaldívar

 

  1. Renovación de estructuras laicales: para que respondan a las necesidades y exigencias de este momento histórico.
  2. Utilización de la tecnología (profesionalismo) y de los medios de comunicación masiva: cine, radio, televisión, prensa, libros.
  3. Planeación, seguimiento y evaluación efectiva.
  4. Formación laical y sacerdotal adecuada para estos tiempos.

 

"Hay estructuras anquilosadas, no se renuevan y sus miembros ya cansados no son dinámicos. Por ello los consejos de laicos y parroquiales deberán funcionar carismáticamente con 7 funciones: comunicación, difusión e imagen de santidad; conocimiento de sus personas; disciplina; provisión económica; crecimiento espiritual; planificación; pastoral de conjunto.

 

La Iglesia, pastores y laicos, deben participar activamente en los medios de comunicación. Implementar organismos especializados en evaluación.

 

Alma Aydeé Rocha Saucén

 

  1. Que se conformen equipos de trabajo a todos los niveles, territoriales y sectoriales (juvenil, familiar, social, etc.).
  2. Que los responsables a nivel parroquial, decanato, sector o Vicaría, de las diferentes pastorales específicas, den su servicio con un compromiso de al menos 3 años.
  3. Que   los   centro  de  formación   incluyan   acciones   misioneras  en   sus  planes, respondiendo a necesidades territoriales o sectoriales (jóvenes, familias, enfermos, etc.).

 

  • El conformar equipos ayuda a dar continuidad. La formación de los laicos es un asunto estratégico, que requiere de una pedagogía experiencial, no sólo teórica, en lo central de la vida eclesial: la misión.

 

Miriam Bannon

 

Quiero hacer notar que el segundo objetivo de esta Asamblea: "Revisar la marcha a la luz de la realidad política, social, económica...'' no se pudo lograr dado el proceso que seguimos de comentar lo evaluado (ayer) y, de dar criterios para la continuidad (hoy). No se presentó la realidad para poder tener un marco de referencia. Tampoco se logró precisar criterios, sino se daban pistas para líneas de acción.

 

Feliza Gutiérrez

 

La preparación y formación integral en los centros ya existentes en comunión con los sacerdotes.

 

José Alonso Tapia Torres

 

  1. Impulsar a los jóvenes y niños, principalmente.
  2. Que se conozcan los centros de formación.

 

Estela Vargas de Hernández

 

Para mí es muy importante estar por primera vez en esta Asamblea. Es necesario que el laico y el sacerdote caminemos juntos para llevar a cabo la misión que Dios nos dio.

 

El sacerdote, al servicio de Dios y de la Iglesia; y la Iglesia al servicio de Dios y de los más necesitados de la Palabra de Dios. El laico está más al contacto con la realidad que vivimos en nuestras comunidades, por eso se necesita el apoyo de nuestros párrocos.

 

Celia Guadalupe Camacho Cruz de Guerrero

 

Que se establezca una verdadera red de comunicación: Vicaría, decanato, parroquias. Trabajar en corresponsabilidad con caridad. Que el decano informe a sus parroquias, a nivel sacerdotes, todo el trabajo sinodal y sus avances; que forme un grupo de laicos concientizados y preparados en los trabajos sinodales, para que salgan a misionar en las parroquias de dicho decanato.

 

Raquel Domínguez

 

En esta III Asamblea Diocesana veo claramente expuestos los fines concretos del "caminar juntos" (año 2000). Mas, hasta ahora, para los laicos era confuso. Necesitamos escuchar repetidamente para asimilar. Ahora, ¿cuál es la meta para aceptar el compromiso?

 

María Luisa Huesca

 

Para poder dar continuidad al caminar de nuestra Arquidiócesis debe haber:

 

  1. Una diaria conversión personal.
  2. Una integración entre laicos y sacerdotes para unificar los trabajos pastorales e ir todos hacia el mismo fin: construir el Reino de Dios. Preocupados por el desarrollo integral del hombre.

 

  • Aumentar nuestro amor a Cristo, para tener la disponibilidad y humildad de aceptar trabajar en unidad con nuestro Arzobispo. Nos haremos arcilla suave en manos del alfarero Jesús.

 

A. Beatriz Rodríguez Escamilla

 

Propuesta de formación de equipos eclesiales a nivel decanato, en coordinación con su respectiva Vicaría, para impulsar, acompañar, apoyar y dar seguimiento al desarrollo de una pastoral de conjunto a nivel parroquial, decanal y vicarial de acuerdo al espíritu misionero retomado por el II Sínodo Diocesano.

 

  • Muchos de nosotros estamos preocupados porque desde hace varios años el trabajo no ha fructificado adecuadamente, ni con la calidad urgente que se requiere. Las causas son diversas: nuestros pastores alejados de la realidad; la tradicional desconfianza a los laicos y su "utilización" para múltiples tareas alejadas de la evangelización; actividades eclesiales concentradas en el culto; falta apoyo económico para la pastoral.

 

Bienaventurados los que creen sin haber visto. Esto es posible, ¡hagámoslo!

 

Jaime Uribe Domínguez

 

Debido a que los destinatarios prioritarios están comprendidos en la familia, darle el mayor énfasis a la catequesis de los padres de familia, al mismo tiempo que a los niños. Para que así se implemente la Iglesia doméstica real.

 

Esta propuesta hará cambiar nuestra sociedad a fondo.

 

María del Rocío González Ocaña

 

Criterios:

 

  1. Unificación de programas.
  2. Educación continua integral para la misión: sacerdotes y laicos comprometidos.
  3. Compromiso y responsabilidad.

 

Ivonne Lorena Mijares Aguilar

 

A lo largo de mi trabajo como laico he descubierto, con tristeza, la falta de sensibilización de los sacerdotes. En la mayoría se percibe apatía. Considero que nunca tendremos una comunidad comprometida si:

 

  1. Hay ignorancia, no sólo de conocimientos científicos o culturales, me refiero a la ignorancia de Dios. No podemos trabajar con un pueblo que ignora lo más importante: la misión a la que Dios lo llamó, el amor.
  2. No hay predicación con el ejemplo. La comunidad se concentra alrededor del pastor que sirve, orienta y se preocupa por su gente. Alrededor de los "otros" pastores sólo se reúne la desorganización, la división, la falta de compromiso y el rencor.

 

Evangelina García de Urías

 

Evangelizarnos y evangelizar partiendo de la oración e insertarnos en el mundo en que vivimos.

 

Los jóvenes exigen de la Iglesia tiempos fuertes comunitarios, como retiros, jornadas, experiencia sacramental y descubrimiento de la Palabra de Dios.

 

Gregorio A. Barragán Sánchez

 

Unidad y diálogo:

 

  1. La Iglesia está abierta y actualizada (Pablo VI).
  2. Prueba: la oportunidad de diálogo el día de hoy al rehacer las conclusiones de los laicos correspondientes al primer día de trabajo.
  3. Los laicos somos la fuerza, pero no la experiencia de 2000 años de la Iglesia.

 

  • Los laicos debemos estar unidos y no sólo buscar la promoción personal. Yo soy joven, soy la voz de por lo menos 100 más, que estamos dispuestos, si fuere necesario, a "dar la vida" para lograr una verdadera unidad. Sólo queremos crecer en el amor, fe, esperanza y caridad, ya que pensamos que también el ser laico es una vocación divina. "Si el servicio no es una vocación divina, ¿cuál sí la es?"

 

Fernando Otáñez González

 

  1. Mayor comunicación entre  laicos y sacerdotes,  y entre  los decanatos  mayor comunicación en las diferentes pastorales.
  2. Vigilar la eficacia de los encargados de la comunicación.
  3. Nombrar obispos para cada Vicaría o renovar Vicarios y Provicarios Episcopales para dar continuidad al II Sínodo.
  4. Que los decanos cumplan con sus funciones.
  5. Plan Pastoral para el CEFALAE que ayude a unificar.
  6. Formación de sacerdotes con más espíritu misionero, de servicio a la comunidad y capacidad para trabajar en equipo.
  7. Dar testimonio de unidad entre los mismos presbíteros diocesanos.

 

  • Trabajemos como comunidad, dando testimonio de familia. El párroco que trabaje con sus dos brazos, derecho e izquierdo, religioso y laico.

 

Alfredo y Sarita Laborie

 

Todos en comunión: presbíteros, religiosas, religiosos, laicos. En continua comunicación, en comprensión, en armonía, en caridad. Dar testimonio y servir con alegría hasta que el Señor nos lo permita.

 

Vicente Martínez Vázquez

 

Se hace necesario que la jerarquía edite un "tratado o instructivo" sobre diferentes elementos básicos: principios, propósitos, sistemas, procedimientos, metas a corto y a largo plazo hacia la realización de lo que el Sínodo se propuso.

 

Este "tratado o instructivo" es diferente al conocimiento del Sínodo y del Plan Pastoral. Traería como consecuencia: ideas claras, métodos precisos, avance más rápido y colaboración bien entendida. Es evidente la desorientación generalizada, la falta de consenso; y, esto se traduce en desaliento y ahogo de entusiasmos.

 

Olguita Chazara Solís Viuda de Sánchez

 

Llamar también a los demás a una misión. Estar con nuestros sacerdotes, pero también salir y llevar a todos la buena nueva. También los sencillos podemos hacerlo, no nada más los que han estudiado.

 

R. Elizabeth Ramírez Camarillo

 

  1. Procurar una visión de Iglesia universal.
  2. Metodología unificada.
  3. Regresar a las causas del "porqué" el trabajo no está dando el resultado que esperábamos.
  4. En forma específica como jóvenes requerimos: que los sacerdotes entiendan la importancia del trabajo juvenil; que los sacerdotes no sean designados por dedazo y, que no sean removidos cuando apenas empiezan a trabajar.

 

  • Si todos entendiéramos que más allá de ser movimientos,  congregaciones o pastorales específicas, somos Iglesia, sería mucho más fácil entender y aceptar los planes diocesanos.
  • Urge el trabajo misionero hacia los jóvenes que están lejos de la Iglesia.

 

María del Consuelo Rosales Lacio

 

Impulsar un proyecto que permita romper estructuras cerradas y se abran a todos los que ya colaboran, aunque no con los movimientos de la Iglesia. Llevar a cabo una misión ad intra.

 

Juana Puente Hernández

 

Que se tenga atención a los centros de formación y que no se conviertan en "escuelitas", sino que los formandos sean impulsados a que se conviertan y den testimonio de su conversión, siguiendo el proceso evangelizador de la EN., que lleve al laico desde una conversión personal hasta la lucha comprometida del cambio de estructuras; que se dé promoción general en la Arquidiócesis a los centros que sí lo hacen.

 

Juana López Armenta

 

El primer criterio que debe tomarse en cuenta para caminar juntos, es la unidad con organización, coordinación, comunicación de la Iglesia en su totalidad para dar paso a la caridad.

 

  1. Estructurar un plan de conjunto.
  2. Unidad a todos los niveles de la iglesia.

 

Eugenio González

 

Criterios:

 

  1. Es la unificación de programas de la Arquidiócesis.
  2. Educación continua, integral para sacerdotes y laicos comprometidos, para hacerlo extensivo como misión.
  3. Compromiso y responsabilidad.
  4. Comunicación.

 

Esther Durán

 

  1. Encontrar la forma de concientizar a los laicos para realizar nuestra responsabilidad como tales, trabajar en equipos y ayudar a que nos preparen conjuntamente con nuestros sacerdotes, manteniendo una actualización o formación continua.
  2. Como cristianos: laicos, religiosos y sacerdotes, deseemos ser coherentes y mirar nuestro cristianismo como Jesús lo miró y siendo realmente testimonio, porque se sigue viviendo un divorcio entre nuestro ser de cristianos y nuestra vida diaria.

 

Luis R. Morales

 

Participación de la Iglesia en tos grupos de los medios de comunicación.

 

EL sacerdote tome en cuenta a las fuerzas vivas y las organice para interrelacionarlas.

 

Que se utilicen los recursos existentes para lograr una conversión del laico y su seguimiento.

 

Fernando Uribe Calderón

 

Los Laicos debemos cambiar actitud. No nos preguntemos: ¿Qué van a hacer los Párrocos para nuestra labor de evangelización? Sino todo lo contrario: ¿qué vamos a hacer los laicos para favorecer y ayudar a los Párrocos en la labor de evangelización?

 

Es necesario delegar funciones y responsabilidades.

 

María de Lourdes Marquínez M.

 

Tomar a Jesús enviado del Padre, misionero del Padre como nuestro modelo en cada momento de nuestra misión. Para que siendo hijos en el Hijo, construyamos la gran familia de Dios en nuestra Arquidiócesis.

 

Concepción Zarza de Breña

 

  1. Junto con la sectorización se puede realizar el censo parroquial, que es un elemento que le puede servir al sacerdote para ver las necesidades de toda su grey y trabajar con todo su equipo de grupos parroquiales, según su carisma, todo el tiempo que sea necesario.
  2. Aprovechar la experiencia de grupos de apostolado que ya existen (Legión de María) para que únicamente enseñe su experiencia respecto a cómo se evangeliza, cómo se hace la visita a los domicilios en los que se tiene experiencia.

 

Jesús Macedo Bello

 

Caminar juntos entre Jerarquía y Laicos para poder llegar a la disponibilidad, unidad, comunicación y formación para cumplir la misión.

 

Que no haya rechazo entre sacerdote y laico, para bien de la Iglesia. Se necesita conversión de ambos. Que nos tomen en cuenta en todos los planes futuros.

 

Antonio Pelcastra

 

En corresponsabilidad, impartir pedagogía familiar sobre  las  prioridades  sinodales, trabajando con todos los grupos parroquiales, en especial, con los padres de familia. Promover, además de la catequesis, convivios con los distintos agentes y fieles. No olvidar a los jóvenes, promoviéndoles pláticas, dinámicas y actividades culturales. Preocupa que las acciones hacia las escuelas sean mínimas.

 

Margarita, Jesús Macedo y Antonio Peliastre

 

En los centros de formación se deben impartir dos materias fundamentales: Planeación Pastoral y Formación de Equipos de Liturgia.

 

María de los Ángeles González Luna

 

La formación de laicos y la comunicación son las cosas más urgentes. Se debe cuidar que la formación sea programada en horarios accesibles.

 

Reina Carrillo García

 

En cuanto a la formación del agente de pastoral: esta formación debe ser integral, sensibilizando y humanizando al futuro misionero, ya que del modo en que transmite el amor de Dios es como logrará enamorar al hermano más desprotegido y alejado, a la familia en crisis y, al joven desinteresado en el amor de Dios.