ASAMBLEAS

 

III ASAMBLEA DIOCESANA

"PARA PROFUNDIZAR, EVALUEMOS NUESTRO

CAMINAR JUNTOS"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA

POSTASAMBLEA

VOZ PASTOR

APORTACIONES

PLENARIOS PARCIALES

MARTES

SÍNTESIS

(Religiosas)

 

Hna. María Bernardita Meraz

 

Un criterio importantísimo es la inculturación, es decir, conocer, valorar las raíces culturales de otros destinatarios ya que tenemos riquezas enormes que hay que aprovechar y encarnar desde aquí cualquier proyecto, proceso, dinámica; de otra manera no se dan frutos duraderos ni abundantes de unidad-comunidad-participación. Y en una palabra, no germina la Palabra de Dios, porque no conocemos el terreno donde debemos sembrar.

 

Hna. Leticia Rodríguez Ramírez

 

Si el encuentro con Jesucristo es el dinamismo de donde brota toda acción misioera, creo que falta acentuar la formación espiritual, crear una pastoral de la espiritualidad que incida en los jóvenes.

 

Urge una pastoral universitaria específica.

 

Hna. María Cecilia Vázquez Tamayo

 

Tener muy en cuenta la presencia de la mujer dentro de nuestra sociedad y más en la Iglesia particular de nuestro Distrito Federal y que cuando envíen cuestionarios o material de estudio se tenga presente esta presencia tan valiosa e importante, ya que es la que responde a cualquier llamado con decisión y responsabilidad.

 

DESARROLLO

 

Que como religiosa en las vicarías sean invitadas a colaborar con el vicario de religiosas ya que es una complementación en el servicio de la Iglesia.

 

SÍNTESIS

(Religiosos)

 

P. Antonio Rivera

 

Cada comunidad religiosa tiene su propio carisma, dar de Dios a la Iglesia local y universal. Si cada comunidad aporta el propio, la parroquia, decanato, etc., se enriquece parte de ese carisma, es el horizonte eclesial: realiza la comunidad local.

 

Cada comunidad local tiene necesidades que reclaman el carisma de una o más comunidades la participación de cada comunidad debe ser en función del propio carisma y en función de la comunidad local.

 

P. Gerardo Álvarez Villa

 

La experiencia que debe motivar nuestra actividad pastoral debe emanar de una contemplación, fascinación del Verbo Encarnado: del Dios-Hombre que se concrete en pasión por Dios y por el hombre en situaciones y necesidades concretas en las parroquias.

 

DESARROLLO

 

Conmoverse por los pobres, jóvenes, familia, alejados, moverse con ellos, caminar juntos, la historia compartida.

 

Propiciar en mí, no exigir en los demás una actitud de comunión y participación.

 

El Verbo vino a comulgar con nuestra historia y a particfiparnos la vida de Dios; la fe exige coherencia, ser fiel cristiano conlleva encarnar, ser Iglesia, ser lo que se dice, transparentar humanismo, solidaridad, organización desde lo pequeño, como la levadura, la sal, el grano de mostaza.

 

La gratitud nos exige paz, unidad, a Dios Padre bueno y ser hombres: hermanos.

 

Tener un ojo en el Evangelio y otro en el pueblo de Dios.

 

SÍNTESIS

(Sacerdotes)

Grupos 1-4

 

NECESIDAD DE CREAR

 

1. Comunicación real, en cuanto al diálogo y en cuanto a información adecuada, oportuna y completa, que incluya a todos los agentes de pastoral (2 grupos).

 

2. Desarrollar la espiritualidad de la misión que exige:

 

a) Conversión.

b) Testimonio.

c) Respeto a todos.

d) Generosidad.

e) Comunicación de bienes.

f) Valoración real del papel de los laicos.

 

(Todos los grupos coincidimos en este criterio, aunque no con los mismos términos).

 

3. La integración de los laicos en los procesos de evangelización, de manera real.

 

  • Reconocimiento de su carisma propio.
  • Formación y promoción.
  • Integración a los consejos de pastoral parroquial.

 

 

SÍNTESIS

(Sacerdotes)

Grupos 6-10

 

1. Pastoral de conversión de la Iglesia Diocesana en todos los niveles (sacerdotes, religiosos(as) y laicos), insistiendo en la necesidad del sacerdote.

 

Apoyo

 

  • En el aspecto relacional de sacerdotes y laicos.
  • Una pastoral que ordene sus tiempos en que las actividades cultuales no sean lo único.
  • Recursos económicos: destinar y aprender a usar los recursos económicos para la evangelización.
  • Aprender a tener un trato fraternal-corresponsable, respetar a cada uno; superar la tendencia de servirnos de nuestro magisterio y de las personas.
  • Encarnar la vivencia de Dios en los rectores y laicos; el sacerdote debe ser el primero de morir a sí mismo par dar fruto.
  • Ser sacerdote real.
  • Misionar un Cristo actual crucificado en el pobre.
  • Salir de mi comodidad, desprenderme del dinero y ver más allá.
  • Escuchar la voz del hombre concreto desde su realidad.
  • Comprometerse con las prioridades sinodales.
  • Corresponsabilizarme con el Sr. Arzobispo, el Obispo Auxiliar, Provicario, Decano y los Laicos, en el hacer de la Iglesia particular.
  • Estar y acompañar al hermano laico fuera del templo.
  • Dejarme cuestionar.
  • Dejarme ayudar.

 

2. Eclesialidad: vivir en la Arquidiócesis, como Iglesia que es pueblo de Dios.

 

Apoyo

 

  • Respetar las instancias eclesiales para que no se pierda la unidad pastoral arquidiocesana.
  • Corresponsabilidad.
  • Superar el sentido de Iglesia como medio de subsistencia.
  • Valoración de los elementos del Cuerpo Místico, para vivir la organicidad, Corresponsabilidad y complementariedad.
  • Unidad para que el mundo crea.

 

3. Comunicación y diálogo: comunicación efectiva y oportuna en razón de la eficacia pastoral.

 

Fundamentos

 

  • Que sea adecuada la comunicación entre sacerdotes y laicos y de los laicos del grupo, todos engeneral.
  • Para evitar tergiversación de ideas, ayuda crear un directorio con los perfiles de los organismos.
  • Intentar que la comunicación entre los miembros de la Iglesia no debe reducirse a la información, sino en una pastoral de diálogo enfunción de comunión y consenso.
  • Hay una ruptura en los flujos de comunicación y diálogo en los diferentes niveles que nos expone al individualismo y a la dispersión de fuerzas.

 

4. Formación a todos los niveles.

 

  • Necesidad de formación para ser agentes de transformación, a nivel: doctrinal, celebrativo, moral y de relación trinitaria.
  • También se supone en los agentes tener una formación pastoral técnica.
  • Una formación permanente e inculturada.