III ASAMBLEA DIOCESANA -VER POSTER-

HACIA LA GRAN MISIÓN DEL AÑO 2000 EN LA ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal




 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


— SÍNTESIS —
INSTRUMENTO DE APOYO
PARA LA III ASAMBLEA


LO FUNDAMENTAL DEL II SÍNODO
12 TEMAS DE REFLEXIÓN PERSONAL O GRUPAL

— SÍNTESIS —

VICARÍA DE PASTORAL
ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

ÍNDICE

Cuadro Sinóptico
Presentación

Tema 1. Visión global del II Sínodo Diocesano
Tema 2. Nueva Evangelización: Evangelización de la Cultura
Tema 3. Un nuevo y vigoroso proyecto misionero para la Ciudad de México
Tema 4. Destinatarios prioritarios de la Nueva Evangelización
Tema 5. Los alejados
Tema 6. Los pobres
Tema 7. Las Familias
Tema 8. Los Jóvenes
Tema 9. Los Agentes de la Nueva Evangelización
Tema 10. El Agente Laico, Testigo Privilegiado de la Nueva Evangelización
Tema 11. Los Medios de la Nueva Evangelización
Tema 12. La Organización Pastoral para la Nueva Evangelización

Retrospectiva del proceso de preparación, realización y puesta en práctica del II Sínodo de la Arquidiócesis de México

Presentación

Éste es un subsidio en orden a la concentración y simplificación de ideas y, al posible desarrollo de un esquema. Ello con el fin de ganar en claridad y profundidad, evitando el normal riesgo de confusión o superficialidad ante la posible saturación de palabras, que no permitan tomar de ellas el núcleo: la idea. Además, éstas ideas pueden ser un apoyo para que, personalmente o en grupo, se pueda desarrollar una reflexión con los contenidos sinodales.

Tema 1. Visión global del II Sínodo Diocesano

  • Sínodo quiere decir caminar juntos, hacer un camino juntos, unirse en un mismo propósito.
  • Jesucristo es el camino que nosotros, la Iglesia, sus discípulos, juntos hacemos, juntos seguimos; para eso todos somos convocados, diciéndonos a cada uno: sígueme.
  • Este seguimiento de Cristo es imitación que a lo largo de la historia y, a través de las culturas, reviste formas diversas, se presenta con diversos rostros, adaptándose a tiempos y personas; para ello la Iglesia se reúne en conciliar o sinodal discernimiento, universal y localmente.
  • En nuestra Iglesia de México, Ciudad-Arquidiócesis, ha habido 2 sínodos o reuniones de reflexión discernimiento, para juntos dar fuerza a nuestro único camino de vida en la Ciudad: Cristo.
  • Para saber o recordar la historia: nuestro I Sínodo Diocesano. Año: 1945; Arzobispo: Luis Ma. Martínez. Tema: Derecho Canónico y Legislación Sacramental.
  • Para vivir o tomar parte en el proyecto: nuestro II Sínodo Diocesano. Años: 1989-1993; Etapas: convocación, consulta, preparación, realización (4 asambleas), promulgación (Decreto General). Tema: Evangelización de las culturas en la Ciudad de México; Resultados: conciencia del reto que la cultura pone al Evangelio, al proyecto de Cristo; nueva conciencia misionera en los cristianos; impulso más decidido a los cristianos laicos; el reto de los "nuevos areópagos" para inculturar el Evangelio; 4 prioridades o campos de acción: pobres, jóvenes, familias, alejados; renovado espíritu misionero y nueva organización pastoral, más participativa y corresponsable; etc.

Nota: (Respecto al tema 1: Visión global del II Sínodo Diocesano). Este tema es ineludiblemente importante en cuanto sea introductivo, motivador y panorámico, para no perder de vista, con y en los temas subsiguientes, el conjunto. Por esto, más que lo histórico (datos pasados), el énfasis debe venir en lo teológico (un kairós) de este acontecimiento: sus posibilidades, alcances, implicaciones, el doloroso gestarse y más doloroso aún encarnarse (hacerse realidad) de este proyecto y, por ello nuestro necesario conocimiento, para vivencialmente involucrarnos.

Tema 2. Nueva Evangelización: Evangelización de la Cultura

  • Enlace: Tema II Sínodo: Evangelización de las Culturas en la Ciudad de México. ¿Por qué?
  • Porque Jesús es el Evangelio, la Buena Noticia de Dios que a todo hombre, de todo tiempo y lugar, de toda cultura, quiere llegar. Porque por ello Él vino a evangelizar (Lc 4, 18), a hacer presente con su Palabra y acción, el Reino o la Vida de Dios, por Él entre nosotros, como uno de los nuestros.
  • Desde ambas perspectivas pues, la Iglesia, cada cristiano es, como bien se ha dicho evangelizada y evangelizados (EN 13), es decir: está llamada a transformarse por el encuentro con Cristo y, es este encuentro ocasión de alegre y compartido anuncio. Él cambia la vida personal y colectiva de los hombres, por ello quiere encontrarse con el hombre en los diversos ámbitos donde éste realiza su vida y actividad.
  • El drama de nuestro tiempo es la ruptura entre Evangelio y cultura (EN 20), esto es, la disociación fe-vida, la no incidencia o repercusión del Evangelio o los principios cristianos, en la Cultura o la vida humana; no hay unidad de vida (PO 14), no hay unión o síntesis entre lo humano y lo divino.
  • Por ello es necesario, por el testimonio silencioso y el anuncio claro e inequívoco, evangelizar las culturas, a fin de que la fuerza del Evangelio alcance y transforme los criterios de juicio, valores y modelos de vida (EN 19) de nuestra Ciudad.
  • ¿Por qué las culturas (en plural)? Porque son pluriformes los estratos y ambientes de este mosaico cultural que es nuestra Ciudad: hecha de cultura indígena e hispánica, urbana y rural, industrial y artesanal, en una palabra, de cosmopolita cultura.

Tema 3. Un nuevo y vigoroso proyecto misionero para la Ciudad de México

Enlace: ¿Y cómo evangelizar las culturas? ¡Por o con un nuevo proyecto misionero! Es decir, ¡volver al Evangelio: anuncio, vivencia, como misión: envío, encarnación!

  • La nueva evangelización impulsada por nuestro misionero Papa en el umbral del siglo XXI, es conciencia en el cristiano, de la necesidad de encarnación, esto es: participativa y solidaria presencia entre los hombres, en todos los ambientes, no despreciando nada humano.
  • La misión (envío), como encamación (presencia), es diakonía o servicio (pascua), esto es: entrega de la propia vida. La Iglesia no es fin en sí misma, es semilla del Reino, es sacramento (signo) de unidad con Dios y entre los hombres (LG 1); ¡no fuimos llamados para permanecer sentados, sino para salir y caminar junto (s) a los hombres (en éxodo)!
  • ¿Características de esta pastoral (conducción de y a Cristo) misionera? ¡Tres: encarnación, testimonio, diálogo! ¿Es decir?: inserción, situación, comunión, o bien: ir a las personas, para compartir acciones, que susciten comunicación (palabras).
  • ¡Éste es el proceso evangelizador de la Trinidad: ¡Por la encamación (presencia-acción) del Hijo, al testimonio (conocimiento-amor) del Padre, en diálogo (comunicación-comunión) con el Santo Espíritu! ¡La misión hace realidad el ideal del Espíritu-Iglesia en Pentecostés: la comunión (hablar, los hombres el mismo lenguaje: el del Dios-Unidad)!

Este nuevo proyecto misionero tiene 4 rubros o vertientes a considerar para su realización. Es decir, la evangelización, como toda humana acción, supone:

A. Destinatarios. 4 prioritarios: alejados, pobres, familias, jóvenes.
B. Agentes. 1 perfil general y el laico como testigo privilegiado para esta acción.
C. Medios.
D. Organización.

He aquí, el conjunto de los siguientes temas cuya síntesis sentamos.

A: Tema 4. Destinatarios prioritarios de la Nueva Evangelización (sentido de la prioridad)

  • Enlace: Hemos dicho que La Iglesia no es fin en sí misma, sino que fue hecha sacramento, esto es: signo o presencia de Cristo entre los hombres; quien si bien vino a todos, se encarnó en una cultura; quien si bien amó a todos, tuvo especial predilección hacia los pequeños y los pecadores. ¡Hay pues prioridades en la acción, destinatarios especiales o inmediatos de la misma!
  • ¿Cómo?, ¿por qué?, ¿quiénes? ... Jesús de Nazaret, por El Espíritu a Él enviado, recibió una misión: evangelizar, predicar un año de gracia. Y este proyecto misionero tuvo, según el Evangelio (cfr. Lc 4, 18), 4 destinatarios directos: los pobres, los prisioneros, los ciegos, los oprimidos.
  • Nuestra Iglesia Latinoamericana, al analizar aquí en México (Puebla, 1979) su tarea evangelizadora y recobrar su identidad misionera o de servicio, habló también de 2 opciones preferenciales, no únicas, ni mucho menos excluyentes o exclusivas: los pobres y los jóvenes (cfr. DP IV, 1-2). Esto en orden a comprometerse con los rostros de esta humana realidad de pobreza y juventud que constituyen o conforman las culturas o países latinoamericanos.
  • Nuestra Iglesia Mexicana, nuestra Iglesia en la Ciudad más en concreto, llegó a ver la necesidad de concentrar sus fuerzas en 4 destinatarios prioritarios (pobres, jóvenes, familias, alejados), al considerar que estas realidades o sectores socio-culturales, requieren una especial atención y participación por parte de la Iglesia, esto es, de nosotros sus agentes y de nuestras acciones.
  • Estos sectores concretos no son exclusivos o excluyentes entre sí; podemos decir incluso que se entrecruzan las realidades, pues, por ejemplo: muchos jóvenes son pobres; los jóvenes son el sector mayoritariamente constitutivo o formativo de las familias; la pobreza, en todo sentido, es un factor de alejamiento respecto a la Iglesia y la Sociedad; etc.

Es por ello importante estudiar y profundizar sobre cada uno. Lo haremos en el siguiente orden: los alejados, los pobres, las familias y los jóvenes (temas 5-8).

Tema 5. Los alejados

  • ¿Por qué en primer lugar? ¡Por fidelidad a Cristo, el Evangelio!
  • Pues es Él quien no vino por las noventa y nueve ovejas en el redil, sino por la oveja perdida (cfr. Lc 15); quien vino por y envía a las ovejas perdidas de la casa de Israel (cfr. Lc 10); quien no quiere se pierda o se vaya escandalizado un pequeño de la comunidad (cfr. Mt 18); quien encuentra más cerca de sí a los que se creían más lejos y se nos han adelantado en el Reino de Dios (cfr. Lc 7); quien a todos, a Dios Padre, nos ha acercado (Ef 2, 17); quien asegura que el que cree tener, el que conserva su vida, la pierde, se aleja y muere (Lc 9, 24); ... ¡Por esto Cristo, el primer Enviado (Misionero), nos envió a su Espíritu: para vivir enviados, acercados a todos los hombres, a los más lejanos, geográfica o ideológicamente, de nosotros!
  • ¿Criterios de o para esta pastoral (acercamiento, conducción)?: salir a buscar a ...; ir al encuentro de ...
  • ¿Líneas de acción?: actitud de diálogo y respeto; humildad y fraternidad; conversión o renovación nuestras a nivel de personas y estructuras ...

Tema 6. Los pobres

¿Por qué no sólo destinatarios prioritarios (sociológicos), sino únicos (teológicos) del Evangelio? (Lc 4. 18; cfr. Lc 6, 20; Mt 5, 3):

  • ¡Porque la pobreza es condición de posibilidad y realidad del Evangelio, es decir, es el único modo como éste puede llegar y la única vía de credibilidad de la Palabra, pues es la misma opción de vida y acción de Jesús (Flp 2, 6-11)!
  • ¡Porque su misma poderosa Palabra-acción, se sometió al límite de nuestra humana pobreza y pequeñez (semilla: cfr. Mc 4), y porque, aún, la participación en la Vida se juega por o desde la participación con el pobre (cfr. Mt 25, 31 ss)!
  • Porque la pobreza, finalmente, es una ineludible realidad sociológica, cultural, de este Tercer Mundo en este nuestro México y América Latina, es no sólo necesaria sino ineludible realidad a evangelizar, a vivir, es el modo o lugar teológico desde el cual seremos evangelizados!
  • ¿Criterios?, humildad, desprendimiento, pequeñez o docilidad de espíritu, confianza, ...
  • ¿Líneas de acción?: pastoral social, caridad, comunión de bienes, austeridad de vida, ...

Tema 7. Las Familias

  • ¿Por qué las familias como destinatarias y agentes de Nueva Evangelización? Porque la familia es madre: engendradora de cultura y de fe; es la familia, se dice: célula socio-cultural e Iglesia doméstica.
  • Es la familia el primer y más importante espacio de cultura, donde se forja el hombre de una sociedad y, es allí donde no sólo se nace a una fe religiosa, sino aún donde esta fe está destinada a ser vivida o a fructificar.
  • La situación cultural de las familias mexicanas nos sugiere y urge una profundización socio-religiosa, no sólo del valor de la madre, sino más ampliamente aún, de la mujer, ello es muy necesario ante los varios tipos o formas de discriminación y machismo.
  • ¿Criterios?, valoración y respeto, defensa o promoción de las personas y del matrimonio y la familia, ante ciertos embates culturales que minimizan o atentan contra estas ancestrales instituciones.
  • ¿Líneas de acción?: programas catequéticos y celebrativos en pro del matrimonio y las familias; visitas, formación, atención; creciente organización eclesial (parroquial y diocesana); etc.

Tema 8. Los Jóvenes

  • ¿Por qué los jóvenes deben ser prioridad en la atención de la comunidad cristiana? Porque son agentes de cambio o transformación de la cultura, son energía, vitalidad o arrojo que en el mismo Jesús suscitó el cariño (Mc 10, 21), pues son capaces del valioso más que exige el Evangelio y, pueden ser peligrosas víctimas de muchas riquezas que los hagan tristemente quedarse, envejecer, volver atrás.
  • La realidad joven de México y otros países de América Latina, ha hecho que a éste se le llegue a llamar el continente de la esperanza, por lo que debe la promoción social y religiosa de la juventud suscitar una mejor Nación y una más joven y renovada Iglesia.
  • Nuestra Ciudad puede ser un peligroso lugar de desadaptación y hasta de corrupción de la juventud; son necesarios, urgentes, programas sociales y eclesiales que cubran en algo las amplias expectativas y esperanzas de los jóvenes.
  • ¿Criterios?: valoración, apoyo, respeto, acompañamiento de los jóvenes, aún a riesgo de dejarse cuestionar por ellos.
  • ¿Líneas de acción?, mayor atención y organización de la pastoral juvenil; creatividad y jovialidad en las acciones para con ellos; flexibilidad y apertura.

B: Tema 9. Los Agentes de la Nueva Evangelización

  • Enlace: Hemos reflexionado ampliamente sobre los destinatarios de la acción evangelizadora de Jesús y de nuestra Iglesia hoy. Del mismo modo cabe ahora preguntamos: ¿quiénes han sido y deberán ser hoy los agentes de esta acción que llamamos evangelizar?
  • Primero, claro, Dios Padre en su Santo Espíritu (cfr. EN 75), pues es Él quien a Jesús de Nazaret ungió desde el Bautismo y le dio conciencia misionera de Mesías, de Enviado, lo que lo impulsó a ser hacedor (actor) del Reino de Dios (Lc 4, 18). Es éste mismo Espíritu, el del Dios viviente, el que El Resucitado comunicó a sus apóstoles (enviados) para que comprendieran su misión y la llevaran a plenitud (Lc 24, 44-48); ya Jesús lo dijo al experimentar el escándalo ante sus palabras en la sinagoga de Cafarnaúm: El Espíritu es el que da vida; la carne no sirve para nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y son vida. Pero hay entre vosotros algunos que no creen... Por esto os he dicho que nadie puede venir a mí si no se lo concede el Padre... (Jn 6, 63-65).
  • Luego, los hombres en o como Iglesia, sacramento, signo, presencia suya en el Mundo. Y la Iglesia, recordemos, somos todos los bautizados: laicos y clérigos, pueblo y pastores (obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas, hombres y mujeres bautizados). Los apóstoles, desde el principio, tuvieron que compartir ministerios (cfr. Hch 6) y reconocer carismas (1 Cor 12), pues la Iglesia es un cuerpo de muchos miembros donde todos somos necesarios, desempeñando cada uno funciones propias.
  • ¡Y más importante hoy, para que esta evangelización sea nueva por más fuerte y efectiva presencia, son los fíeles cristianos laicos (cfr. ChL), los bautizados todos! ... Veamos por qué:

Tema 10. El Agente Laico, Testigo Privilegiado de la Nueva Evangelización

  • Porque la escasez de clérigos es quizá un signo de los tiempos que nos lleva a dar su lugar a un elemento original de la Iglesia: el laico (el pueblo, los bautizados); ¡los ministros ordenados y los religiosos (as) no podrán en modo alguno (ni cuantitativa, ni a veces cualitativamente hablando), compararse o separarse más del pueblo!; ¡la cabeza sin el cuerpo no tiene sentido...!
  • Porque además, signo de los tiempos ha sido también la original eclesiología, el Vaticano II: La Iglesia somos pueblo de Dios, sacramento de unidad, cuerpo de Cristo. ¡Éste es el único modo como la Iglesia, todo cristiano en el mundo, podemos comprender y hacer posible la identidad señalada a nosotros por Cristo: ser fermento en la masa (Mt 13, 33), sal de la tierra y luz del mundo (Mt 5, 13-14); para ello debemos pensarnos y estar presentes, total y ampliamente, en el Mundo, en la Cultura, en todo lo que al hombre concierne...!
  • Sólo así, como y en nosotros, cristianos laicos, desde y en nuestros diversos ambientes, podrá Cristo, el Evangelio, hacerse presente en todos los ámbitos de nuestra cosmopolita cultura: la política, la economía, el arte, etc.; sólo así, desde y en nosotros, los bautizados, podrá Él llegar a los diversos medios y lugares en los que la cultura o la vida nuestra se expresa: la calle y la casa, el taller y la oficina,...
  • Para ello se reconocerán los carismas de los laicos y se promoverán los ministerios (laicales); se les formará para tareas específicas de acción cristiana, por ejemplo, los 4 sectores (destinatarios) arriba priorizados (familias, jóvenes, alejados, pobres), delineándose perfiles.

C. Tema 11. Los Medios de la Nueva Evangelización

  • Enlace: Un mensaje (el Evangelio), requiere no sólo un emisor (agente) y un receptor (destinatario), sino un vehículo o canal (medio) de comunicación para la comunión ... ¿Cuáles son los medios que la Iglesia, tradicionalmente, utiliza para hacer llegar su mensaje (en el servicio de los agentes ministros)?; ¿cuáles aún deben ser los medios a reforzar o utilizar (desde o por los agentes laicos)?:
  • El II Sínodo señaló 10 medios para llevar a cabo este proyecto: el testimonio, la religiosidad popular, el anuncio explícito, la catequesis, la educación, la liturgia, la oración, la formación de la comunidad, el envío, los medios de comunicación social.
  • ¿Qué es lo central en el uso de estos medios?; lograr un proceso (educativo de fe) integral; ¿qué supone este hablar de medios?: reconocer más caminos o vías de comunicación, de verdadero y amplio lenguaje: una palabra, una acción, una imagen, una cosa, etc.

D. Tema 12, La Organización Pastoral para la Nueva Evangelización

  • Enlace: Un proyecto (misionero) requiere no sólo un espíritu: una mística, una dinámica, una intención, sino un cuerpo: una organización geográfica o local, de personas o recursos. Conozcamos un poco de la Organización de la Iglesia en la Ciudad.
  • Hay al presente, en la Ciudad, a nivel eclesial, una división territorial (8 Zonas o Vicarías Pastorales Territoriales) y una división sectorial o ambiental (Secretariados y Comisiones responsables de Áreas y Agentes de Pastoral —profética, litúrgica o social—; p. ej.: Misiones, Catequesis, Liturgia, Caritas, etc.).
  • Esta organización, se concretiza y operativiza, sin embargo, desde lo territorial, en las Parroquias, que están llamadas a ser misioneras, no cultualistas, verdaderos centros de promoción social, Comunidad de comunidades por una mejor organización territorial y ambiental, sectorial, personal y económica.

Retrospectiva del proceso de preparación, realización y puesta en práctica del II Sínodo de la Arquidiócesis de México:

Retrospectiva - 1

Retrospectiva - 2