II ASAMBLEA DIOCESANA -VER POSTER-

IV ASAMBLEA DIOCESANA

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal





 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


APORTACIONES RECIBIDAS
Trabajo en Grupos
Jueves 22


ÉNFASIS

  1. El informe parece optimista.
  2. Informe de la realidad actual; mejor que los de otras Asambleas: es más objetivo.
  3. Conocer más las diversas realidades.
  4. Preparación para enfrentar los nuevos desafíos de la realidad.
  5. Necesidad de autoevaluación.
  6. Decisiones más concretas.
  7. Falta de conocimiento del Sínodo.
  8. Importancia de conocer y practicar el Sínodo con toda su riqueza.
  9. Las actividades postsinodales siguen en proceso.
  10. El plan de trabajo se queda en el papel. Se desconoce en las Vicarías.
  11. El Plan Pastoral no fue abordado en todas las parroquias, falta interés de sacerdotes para aplicarlo.
  12. Mayor interés en el Plan Pastoral.
  13. Insistir en la formación de agentes para impulsar los programas.
  14. Necesario invertir en la formación de laicos.
  15. CEFALAE's. Baja calidad, necesidad de unificar criterios y contenidos.
  16. Mayor preocupación por los CEFALAE's.
  17. Falta plan maestro de los CEFALAE's.
  18. Motivar a los presbíteros al proceso de conversión en la doctrina social conciliar.
  19. Que las acciones específicas sean evaluadas por sacerdotes.
  20. Mucho culto y poca pastoral social.
  21. Falta de seriedad de algunos aspectos sacramentales.
  22. Continuidad en los proyectos que se inician en las parroquias sin suspenderlos por los cambios de párrocos, decanos, etc.
  23. Diálogo respetuoso entre Presbíteros y laicos.
  24. Que la jerarquía no tema a los laicos.
  25. Valorar los carismas de los religiosos y también de los movimientos de grupos eclesiásticos.
  26. Fomentar Asambleas de Vicarías.
  27. Unificación de parroquias, decanatos y Vicarías.
  28. Comunicación para mejorar pastoral de conjunto.
  29. Falta comunicación entre los distintos niveles.
  30. Falta de comunicación de religiosos y parroquias.
  31. Participación de jóvenes: benéfica para la pastoral.
  32. Falta pastoral familiar y juvenil organizada.
  33. Faltan CPPs.
  34. Se encontraron textos iluminadores.
  35. Proponer puntos concretos para la misión.

    COMPLEMENTOS

  36. Que los sacerdotes congreguen y hagan partícipes a todos los laicos.
  37. Los presbíteros deben ser promotores de las Bases.
  38. Actitud poco convertida de apertura a un Plan Pastoral concreto en los sacerdotes.
  39. Urge comunicación entre sacerdotes.
  40. Formación laical con equilibrio doctrinal y pastoral.
  41. El organigrama de la Arquidiócesis carece de un cargo para laicos.
  42. Difundir reportes de las actividades por Vicaría.
  43. Es necesario mejorar la metodología para mayor precisión en las respuestas de las Vicarías.
  44. Falta información a nivel social sobre la Organización de la Arquidiócesis con respecto al Sínodo.
  45. Boletín informativo de las actividades de cada Vícaría.
  46. Que se hagan proyectos de trabajo entre los grupos parroquiales.
  47. Elaborar el código de normas parroquiales.
  48. Que los procesos catecumenales partan de la vivencia del amor a Dios.
  49. Insistir en el kerigma fundamental.
  50. Falta retroalimentación entre los CEFALAE's.
  51. Lento avance por la problemática urbana.
  52. Tomar en cuenta las diferencias de clases sociales, económicas y culturales.
  53. Es necesaria una infraestructura que tome en cuenta el aspecto económico.

    DESACUERDOS

  54. La información es subjetiva.
  55. Son muy irreales las conclusiones de las 8 Vicarías.
  56. Los datos sobre avances no muestran una realidad clara.
  57. No aparecieron procesos de las Asambleas Parroquiales y decanales.
  58. No existen líneas de trabajo a nivel decanato.
  59. Que los laicos participen en la realización de planes pastorales.
  60. Que las Asambleas no sean anuales sino más distanciadas.
  61. Planear con mayor anticipación la Asamblea Diocesana.

    INFLUJOS DE NUESTRA ACCIÓN PASTORAL EN LA CIUDAD

  62. Es raquítica y mínima porque nos rebasa la realidad.
  63. La Iglesia no es todavía capaz de llegar al problema urbano.
  64. Se necesita conversión para mayor participación.
  65. Necesidad de mayor unión e información a nivel Vicaría y Arquidiócesis.
  66. Hace falta mayor responsabilidad en los laicos para buscar mejores acciones.
  67. Necesidad de sentir a los pastores más cercanos a su pueblo.
  68. Se puede influir con una pastoral más diversificada.
  69. Se está generando una nueva mentalidad para influir más.
  70. Ya existe mayor conciencia, compromiso y comunicación y, mayor oportunidad de participación.
  71. Hay muchos laicos que están participando en la acción de la Iglesia en algún puesto de gobierno.
  72. A través de los grupos se ilumina la realidad y se infunde esperanza.
  73. Sí hay esfuerzos por responder a la problemática urbana.
  74. Despensas y consultorios médicos.
  75. Existe acción de apoyo a jóvenes con problemática.
  76. Escuelas para padres. Secundaria y preparatoria abierta.
  77. Alcohólicos anónimos.
  78. Campañas de alfabetización.
  79. Cajas de ahorro popular.
  80. Promoción de pequeña empresa.
  81. Mayor diálogo eclesial.
  82. El proceso sinodal va dando frutos.
  83. Éstas reuniones diocesanas son ya una respuesta evangelizadora.

    DESAFIOS

  84. Gran diferencia entre Vicarías.
  85. La Arquidiócesis necesita un Plan General.
  86. Conocer más a fondo el Plan Pastoral.
  87. Superar los límites parroquiales.
  88. Hacer de la parroquia, centro de formación y nueva cultura.
  89. Aprender a formar comunidad. Pastoral de conjunto;
  90. Saber ser Iglesia (que no sólo son sacerdotes, tambien son laicos).
  91. Recordar que lo fundamental en el trabajo postsinodal es el cambio de mentalidad.
  92. Se necesita cambio de mentalidad en el clero.
  93. Al clero le falta incorporar a los laicos.
  94. Que el párroco deje crecer a los laicos y los promueva.
  95. A los clérigos les falta ilusión por crecer.
  96. Superar actitud verticalista.
  97. Dejar el individualismo.
  98. La espiritualidad de los laicos debe ser fuertemente arraigada y encarnada para que pueda desempeñar su misión en el mundo.
  99. Necesidad que los laicos descubran su papel.
  100. Vivir más el amor entre los cristianos.
  101. La formación de los laicos debe estar verdaderamente orientada a asumir la realidad.
  102. No separar la vida de fe de nuestra vida cotidiana.
  103. Mayor compromiso de fe en base a ser misioneros en todos los ámbitos de nuestra vida.
  104. Falta interés para continuar una formación cristiana.
  105. Establecer centros de formación seria para laicos.
  106. Oportunidades de becas en institutos establecidos.
  107. Equilibrar la pastoral profética, litúrgica y social, es decir, la integración en los procesos de fe y vida, de oraciónacción.
  108. Crear procesos de evangelización para los alejados.
  109. Recuperar valores morales.
  110. Mayor capacitación a los laicos y sacerdotes.
  111. Que la liturgia sea más viva y participativa.
  112. Encamar la inculturación del Evangelio.
  113. Nos reta la realidad a una conversión personal y al testimonio.
  114. La Iglesia debe involucrarse en la reafidad social.
  115. Establecer más relaciones y cooperación con las autoridades de gobierno.
  116. Que exista un esfuerzo coordinado.
  117. A través de los medios de comunicación llegar a la sociedad. Lograr una comunicación más eficaz.
  118. Extrema pobreza y sus efectos: corrupción, drogadicción, prostitución...
  119. Defender la dignidad humana ante el abuso de los poderosos.
  120. Fomentar la creación de las fuentes de trabajo.