II ASAMBLEA DIOCESANA -VER POSTER-

IV ASAMBLEA DIOCESANA

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal





 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


CELEBRACIÓN DE LA PALABRA


San Juan Capistrano
Memoria

ORACIÓN Y REFLEXIÓN
EN DIÁLOGO CON LA PALABRA DE DIOS

INVOCACIÓN INICIAL

Ministro: Dios mío, ven en mi auxilio.

Todos: Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

HIMNO   
Invocación al Espíritu Santo

1. Ven, Espíritu Creador
visita nuestras almas
y llena con tu gracia
los corazones que tu creaste.

2. Eres el Paráclito,
el don de Dios altísimo,
fuente viva, fuego, amor
y espiritual unción.

1. Autor de los siete dones,
dedo de la diestra divina.
Tú, fiel promesa del Padre
que enriquece nuestra palabra.

2. Ilumina los sentidos,
infunde amor en los corazones
y conforta sin cesar
nuestra fragilidad.

1. Ahuyenta al enemigo,
danos pronto la paz.
Con tu conducción previsora
evitemos todo mal.

2. Por tí conozcamos al Padre
y también al Hijo,
y confiemos todo el tiempo en Tí
Espíritu de ambos.

1. Gloria al Padre y Señor.
Y al Hijo, que murió y resucitó,
y tambi én al Paráclito.
Por los siglos de los siglos.
Amén.

SALMO 24

R. Descúbrenos, Señor, tus caminos.

1. Descúbrenos, Señor, tus caminos, guíanos con la verdad de tu doctrina. Tú eres nuestro Dios y salvador y tenemos en tí nuestra esperanza.

2. Porque el Señor es recto y bondadoso, indica a los pecadores el sendero, guía por la senda recta a los humildes y descubre a los pobres sus caminos.

1. Con quien guarda su alianza y sus mandatos, el Señor es leal y bondadoso. El Señor se descubre a quien lo teme y le enseña el sentido de su alianza.

LECTURA BÍBLICA 1 Pe 1, 22b - 23. 24b. 2, 1-6. 9-12.

Amaos intensamente unos a otros, con corazón puro, pues habéis sido reengendrados de un germen no corruptible, sino incorruptible, por medio de la Palabra de Dios viva y permanente. Y esta es la Palabra: la Buena Nueva anunciada a vosotros. Rechazad, por tanto, toda malicia y todo engaño, hipocresías, envidias y toda clase de maledicencias. Como niños recién nacidos, desead la leche espiritual pura, a fin de que, por ella, crezcáis para la salvación, si es que habéis gustado que el Señor es bueno. Acercándoos a Él, piedra viva, desechada por los hombres, pero elegida, preciosa ante Dios, también vosotros, cual piedras vivas, entrad en la construcción de un edificio espiritual, para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales, aceptos a Dios por mediación de Jesucristo. Pues vosotros sois linaje elegido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido, para anunciar las alabanzas de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su admirable luz, vosotros que en un tiempo no érais pueblo y ahora sois el Pueblo de Dios, de los que antes no se tuvo compasión, pero ahora son compadecidos. Queridos, os exhorto a que, como extranjeros y forasteros, os abstengáis de las apetencias carnales que combaten contra el alma. Tened en medio de los gentiles una conducta ejemplar a fin de que, en lo mismo que os calumnian como malhechores, a la vista de vuestras buenas obras den gloria a Dios en el día de la Visita.

MEDITACIÓN DE LA PALABRA

REFLEXIÓN Y TRABAJO EN GRUPOS

SUBPLENARIO

 

CONCLUSIÓN DE LA CELEBRACIÓN

Respuesta a la Palabra de Dios

Canto

1. Yo canto al Señor porque es grande
me alegro en el Dios que me salva,
feliz me dirán las naciones
en mí descansó su mirada.

Unidos a todos los pueblos
cantamos al Dios que nos salva

2. Él hizo en mí obras grandes
su amor es más fuerte que el tiempo,
triunfó, sonríe el mal de este mundo,
derriba a los hombres soberbios.

3. No quiere el poder de unos pocos,
del polvo a los pobres levanta,
dio pan a los hombres hambrientos,
dejando a los ricos sin nada.

Oración de los Fieles
Inspirada en los Oficios comunes de la dedicación de una iglesia. LH 1563-1564.

Ministro:

Como piedras vivas, edificadas sobre Cristo, la piedra escogida, oremos al Padre todopoderoso por su Iglesia amada y, confesemos nuestra fe en ella diciendo:

Todos: Ilumina, Señor, y fortalece a tu Iglesia.

1. Tú que eres el labrador de la vid, guarda, purifica y acrecienta tu viña.

2. Pastor eterno, protege y acrecienta a tu rebaño, y haz que todas las ovejas se reúnan en un solo redil.

3. Sembrador, todopoderoso, siembra la Palabra en tu campo, y haz que dé frutos del ciento por uno para la vida eterna.

4. Santifica a tu familia, que es la Iglesia, y haz que aparezca ante el mundo como ciudad celestial, esposa sin tacha y Jerusalén del cielo.

PADRE NUESTRO
Se canta

ORACIÓN FINAL
Por la evangelización de los pueblos B, MR 750-751.

Dios nuestro, que enviaste a tu Hijo al mundo como luz verdadera, concédenos el Espíritu que nos prometiste, para que difunda la verdad y suscite la fe en los corazones de los hombres, a fin de que todos, renacidos a una vida nueva por el bautismo, lleguemos a pertenecer a tu pueblo santo. Por nuestro Señor Jesucristo.

Todos: Amén.