II ASAMBLEA DIOCESANA -VER POSTER-

IV ASAMBLEA DIOCESANA

Logo Vicaría de Pastoral - IR A HOME

Página Principal





 

PRINCIPAL

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA
POSTAMBLEA
VOZ PASTOR
APORTACIONES
MAPA SITIO

 


PROYECTO PARA LA MISIÓN 2000


1. OBJETIVO GENERAL DE LA MISIÓN

En cumplimiento de la Misión que el Señor Jesús ha encomendado a esta Iglesia Particular en la ciudad de México, y con motivo del Jubileo de la Encarnación,


Realizar una evangelización intensiva
con un renovado espíritu y organización misioneros,
teniendo en cuenta
las prioridades del II Sínodo Diocesano
y la continuidad de sus programas pastorales,


=> Para que ses difundida y vivida la fe en los campos en que ahora está ausente,

=> para que se revitalice la vocación apostólica de los Agentes

=> y el espíritu de servicio de las instancias pastorales,

de tal manera, que fortalecido el proceso pastoral,
de dimensión misionera, mayor organicidad,
y sentido catecumenal
—de anuncio, formación el la fe y compromiso—,
éste se convierta en la forma habitual de
nuestra práctica pastoral.

2. IDEAS FUERZA PARA LA MISIÓN

A. La Misión, un don de Dios

1. El amor de Dios es la fuente de la salvación. "Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad" (ITim 2, 4).

El camino de salvación consiste en creer y acoger el amor del Padre, que se da y se manifiesta en Jesús, mediante el Espíritu.

El Plan de Dios es "hacer que todo tenga a Cristo por cabeza" (Ef 1,10).

2. "El impulso misionero es siempre signo de vitalidad; su disminución es signo de crisis de fe" (RM 2).

Cuando el Espíritu encuentra los corazones dispuestos, suscita inquietud y decisión para renovar la vocación apostólica recibida en el Bautismo. De esta manera, el Amor del Padre, que nunca se cansa, nos pone en el camino de conversión.

3. La pregunta amorosa del Padre es para cada uno y para todo el 'cuerpo eclesial': ¿con cuánto amor estamos respondiendo al llamado de su Hijo Jesús?

El primer paso de la misión no consiste en salir a la búsqueda de la oveja perdida, sino en dejarse reencontrar por el Amor del Padre: vivir la conversión permanente.

4. Nuestra vocación cristiana consiste fundamentalmente en seguir a Jesús y en estar dispuestos a ser enviados. Así, la reflexión de nuestro Sínodo Diocesano resulta providencial, porque nos da la oportunidad de profundizar el sentido y la alegría de nuestra vida de fe.


"La fe se fortalece dándola":
¿Qué experiencia tengo de este hecho
en mí o en otros?


B. Jesús, Salvador de todos

5. Jesús es el Salvador, esperanza para toda la humanidad.

"Él vino a revelar el rostro de Dios y alcanzar,
por la cruz y resurrección,
la salvación para todos los hombres"
(RM 11)

El ejemplo de Jesús marca el camino a seguir al misionero: "tomó condición de siervo, se anonadó hasta la muerte y una muerte de cruz" (cf. Flp 2, 7-8).

6. La pastoral misionera es encarnación, cercanía verdadera con quien espera el mensaje de esperanza. Esto requiere despojarse de todo lo que nos impida entrar en comunión con el Señor, presente en aquellos que están marginados.

7. La pastoral misionera es diálogo y apertura. El Espíritu está trabajando siempre y sin fronteras. Necesitamos estar a la escucha, atentos de las semillas del Reino que va sembrando en los hombres y mujeres de buena voluntad que luchan por los valores del Evangelio, aun sin conocerlo explícitamente.

Nadie está tan alejado que no pueda ser alcanzado por la misericordia de Dios.

8. El II Sínodo de nuestra Arquidiócesis ha marcado prioridades, porque su reflexión visualizó a los pobres, los alejados, los jóvenes y la familia como los sectores más necesitados de la presencia de Jesús.


El Plan de Salvación del Padre no excluye a nadie,
¿mis criterios coinciden con los de Dios?
En mi Comunidad, ¿existe actitud de acogida para todos?


C. La Misión, ¿quién la realiza?

9. Por ser parte del ser de la Iglesia, "ningún creyente, ninguna institución Eclesial puede eludir anunciar a Cristo a todos los pueblos" (RM 3).

Hemos de testimoniar la fe y la vida cristiana
como servicio a los hermanos y respuesta debida a Dios.

10. Para ser apóstol, el primer paso es la conversión. Este cambio profundo llena de humildad el corazón, permitiendo la conciencia de ser instrumento, pues Dios es el que actúa la salvación.

11. El criterio para la misión es la fe. Por eso el Señor se fija y llama al sencillo. La eficacia del Evangelio no depende de grandes acciones. Lo que trasforma al mundo es lo pequeño, lo oculto hecho con fe y entrega. "El que ama desea darse a sí mismo" (DM 7).

12. En la Arquidiócesis son los Laicos a los que se está convocando prioritariamente. En consecuencia de este llamado, nuestro ambiente eclesial debe cambiar en su apertura, aprecio y apoyo hacia todos los Laicos. Su espiritualidad, formación y acción deben tener una identidad propia para que puedan enriquecer de forma especial el ambiente diocesano.

13. El reto es vivir la corresponsabilidad para que los dones y carismas se complementen. Este aspecto no es sólo cuestión de organización, es más bien de conversión. Conciencia de que el otro es mejor y que lo necesito. Convicción de que la Iglesia es un cuerpo en el que hasta los miembros más insignificantes son necesarios.


El Espíritu transformó radicalmente a los Apóstoles
y los guió por los caminos de la misión,
¿qué tranformación debemos vivir
para ser misioneros en nuestra Ciudad?


PLAN GENERAL DE PASTORAL
DE LA ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO
 
(Click para ir a él)


D. ¿Cómo hacer la Misión hoy en la Ciudad?

14. El medio privilegiado de la misión es el Testimonio. Especialmente en nuestra Ciudad, donde un gran porcentaje de personas permanece indiferente y alejado de la fe. El anuncio de la misericordia es el único capaz de abrir puertas.

15. La Formación de los Agentes Laicos que necesita un constante acompañamiento. La capacitación específica es también urgente. En nuestro medio, apoyar la formación de Laicos es posibilitar la misión.

16. La formación de los laicos y su impulso en la evangelización, para ser más sólido necesita del verdadero sentido de comunidad con los demás miembros de la Iglesia: Vida Consagrada y Ministerio Ordenado.

17. El proceso en la catequesis está alimentándose del espíritu de las primeras comunidades cristianas, favoreciendo que el catecúmeno experimente desde su iniciación la relación fe—vida en un ambiente de comunidad. Para renovar este espíritu de primer encuentro con el Señor, hoy la práctica pastoral nos propone con insistencia los métodos de reiniciación cristiana.

18. El anuncio, la celebración y las obras deberían tener carácter testimonial.

Y puesto que la caridad es la fuente y criterio de la Misión, que todos los programas, acciones y temarios estén impregnados del testimonio.


El testimonio es la primera forma de evangelizadón,
¿cómo lograr que no estén desligadas fe y vida?


3. CRITERIOS

  1. Anunciar la Gran Msión como motivo de gran alegría, pues mediante esta práctica evagelizadora nos unimos a la celebración festiva universal por los 2000 años del nacimiento de Jesús entre nosotros.

  2. Anunciar el kerigma en períodos intensivos a lo largo de todo el año 2000.

  3. Programar el primer anuncio tanto para participaciones masivas, grupales y visitas domiciliarias, así como para sectores y ambientes.

  4. Realizar el anuncio de forma diferenciada a los destinatarios.

  5. Encauzar el fruto de la Misión intensiva hacia un proceso catequético permanente, por medio de la Reiniciación Cristiana y las Comunidades Menores.

4. ETAPAS

1998-99 — ETAPA PREVIA:

=> Noviembre: entrega de propuestas en vista de completar el proyecto de la       Misión.

=> Nov-Feb: programación en las Vicarías, Comunidades Religiosas y Organizaciones      Laicales.

1999 — ETAPA DE PREPARACIÓN — AÑO DEL PADRE — CARIDAD:

=> Preparación de los Agentes:

  • Haciendo énfasis en la conversión.
  • Reiniciación Cristiana con Laicos comprometidos.

=> Proceso de reflexión con Religiosos, Religiosas y Organizadones Laicales,       buscando una integración en el trabajo de la Misión.

=> Fortalecimiento de las estructuras de caridad a nivel Parroquia, Decanato y       Diócesis.

=> Organización de la capacitación para el anuncio kerigmático.

2000 — ETAPA DE REALIZACIÓN:

=> Anuncio del kerigma en sectores y ambientes alejados.

=> Reiniciación Cristiana a no practicantes.

 

5. MISIÓN 2000
PROGRAMA DE 1999

I. SENTIDO

  1. El Proyecto del Plan Pastoral de la Misión se estructura en tres años: 1999, 2000 y 2001, que se consideran respectivamente las etapas de preparación, realización y proyección.

  2. Esto quiere decir que lo específicamente intensivo, o sea, ciertas acciones extraordinarias y significativas de este Plan, se programarán para el año 2000, que se espera sean realizadas de tal manera que no sólo tengan un logro importante en los destinatarios, sino que también transformen el modo ordinario de llevar a cabo la pastoral de la Arquidiócesis. En este sentido se habla de una etapa de proyección.

  3. En las Asambleas Diocesanas anteriores y en otras muchas ocasiones de reflexión, de forma contundente hemos caído en la cuenta de que el avance de nuestra pastoral está totalmente condicionado a la respuesta y compromiso de los Agentes.

  4. A veces se habla particularmente de los Agentes Laicos, como clave de la acción pastoral en la actualidad. Sin negar este hecho, también debemos afirmar que ellos mismos no podrán desempeñarse adecuadamente en su tarea evangelizadora, si no es en comunión y colaboración franca con los miembros de la vida consagrada y, sobre todo, si no cuentan con el ejemplo y el apoyo de los Sacerdotes.

  5. Por esto la preparación de la Misión del año 1999, se centra en atender el cambio y el fortalecimiento de los Agentes de Pastoral en su conjunto.

  6. Por otra parte, según el triduo de preparación al Jubileo de la Encarnación que el Papa ha querido, 1999 está dedicado a reflexionar en la Persona del Padre, y es el año de la Caridad.

  7. Directamente en relación con esto, el Señor Cardenal Norberto Rivera nos dice en el documento "Hacia el Plan ..." número 33: "1999 tiene un propósito evangelizador: vivir la caridad"". ""La Comunidad Cristiana es la gran protagonista de la Caridad" ... "El medio privilegiado de la evangelización en las familias, de los jóvenes, de los que están lejos y de los pobres es precisamente el testimonio caritativo, el cual se anuncia sobre todo con los hechos".

  8. En este contexto, el lema que se ha propuesto para este año es: LOS AGENTES DE PASTORAL ANUNCIAN, ACTÚAN Y CELEBRAN LA CARIDAD.

  9. Después de estas consideraciones, podemos señalar para este año el siguiente objetivo:

Formar a los Agentes de Pastoral de la Arquidiócesis, de tal manera que:

  • Se renueve en ellos la conversión que, por la vivencia de la caridad, los lleve a una mayor coherencia entre fe y vida.
  • Los capacite para acciones concretas por las que puedan eficazmente anunciar a Jesucristo.
  • Y sean estimulados para convocar a nuevos Agentes.

II. CRITERIOS

  1. La formación y capacitación se realizarán de manera diferenciada para:
    - Sacerdotes.
    - Religiosas, Religiosos. 
    - Organismos Laicales.
    - Agentes de Pastoral Territorial.
    - Agentes de Pastoral Sectorial.
  2. La Conversión tendrá expresiones y caminos concretos:
    - Conversión a la Misión.
    - Conversión a la Iglesia Local (comunión).
    - Conversión al Laicado.
    - Otras.
  3. Convocación de nuevos agentes:
    - Que cada bautizado se convierta en un Agente por su participación activa en la     evangelización.
    - Nuevos Agentes (multiplicación) para las acciones habituales. Nuevos Agentes para    nuevos ambientes, con estilos nuevos.

 

Acontecimientos próximos

1998
Noviembre

Difusión de la IV Asamblea Diocesana.

La Comisión Organizadora, en corresponsabilidad con los Delegados de Pastoral y los participantes, difundirán los resultados de la IV Asamblea Diocesana.

Noviembre-Febrero

Planeación de la Misión en las Vicarías.

Retomar el Plan de la Misión a nivel de Vicaría para concretarlo en planes propios.

3-4 noviembre

Reunión de Programación de los Secretariados y Comisiones.

El Sr. Arzobispo y el Consejo Episcopal se reunirán con los responsables de Secretariados y Comisiones para programar las acciones específicas que estas instancias realizarán en el año '99, en la perspectiva del Plan de la Misión.

29 noviembre (Adviento)

Preparación de la Visita del Papa.

* Catequesis sobre el Ministerio Papal.
* Entrega de Material y convocación al Proceso de Reiniciación Cristiana    como una forma y etapa de preparación para los Agentes de la    Misión.

1999
9 de Enero

Peregrinación de la Arquidiócesis a la Villa.

Entrega y encomienda de los programas que concretizan la Misión.

1-17 de Enero

Semana Nacional de preparación a la visita del Papa.

22-26 de enero

Visita del papa.