Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la MISIÓN PERMANENTE en la Arquidiócesis de México

Visión Sintética del II Sínodo y del Proceso Postsinodal

PRESENTACIÓN

La finalidad de la IX Asamblea Diocesana es llevar a cabo una evaluación de la puesta en práctica del II Sínodo y del Proceso que éste ha desencadenado en nuestra Arquidiócesis, por este motivo se ve muy conveniente ofrecer un subsidio encaminado a dar a conocer, o solamente a recordar, el contenido global del Sínodo, así como las orientaciones posteriores con las cuales se han ido profundizando o explicando las respectivas orientaciones.

Esta "Visión sintética del II Sínodo y del Proceso Postsinadal" trata de señalar cuál es el camino que debemos haber recorrido, cuáles son sus exigencias, cuáles sus proyecciones. Es un instrumento iluminador. Pretende fungir como documento de trabajo de la IX Asamblea, a la manera de los documentos de trabajo que se acostumbran en reuniones o asambleas análogas a la nuestra. De ninguna forma lleva las conclusiones a las que deben llegar los participantes, más bien expresa los principales presupuestos de los que debe partir su deliberación.

Nuestra asamblea será para evaluar sí, pero bien sabemos que toda evaluación bien llevada no sólo tiene una mirada retrospectiva, sino que si nos detenemos en considerar lo que hemos hecho, es para rectificar lo que no está correcto, para potenciar lo que hay de bueno. Indudablemente ése será el espíritu de todos los que estamos llamados a tomar parte en ese trabajo de tal manera que podamos presentar al Pastor las mejores propuestas para avanzar más firme y más eficazmente en nuestro quehacer evangelizador.

Esta visión sintética consiste en una selección de los más importantes principios y directrices que se encuentran tanto en el Decreto General del II Sínodo como en los Planes Pastorales de cada año con los que el señor Cardenal Norberto Rivera Carrera ha venido guiando e impulsando nuestro proceso pastoral.

Dado el objetivo de este instrumento, podrá resultar muy útil para los agentes de pastoral en general y, desde luego, tiene una especial importancia para quienes participarán en la Asamblea.

Confiados en la intercesión de santa María de Guadalupe y de su esposo, san José, patrono del II Sínodo, reafirmemos nuestro compromiso de caminar juntos participando en la construcción del Reino de Dios en nuestra Ciudad.

15 agosto 2003

Mons. Alberto Márquez Aquino
Vicario Episcopal de Pastoral

Ir a página siguiente