Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Forro de Manual Operativo para la Pastoral Parroquial


  Google
Vicaría      de Pastoral

Manual Operativo para la Pastoral Parroquial: Vicaría de Pastoral Arquidiócesis de México

PASTORAL CATEQUÉTICA (INICIACIÓN CRISTIANA) *

* Propuesta de la Comisión de Catequesis de la Arquidiócesis de México.
Director Pbro. Eduardo Mercado Guzmán

a. VERTIENTES DE LA PASTORAL CATEQUÉTICA

La parroquia ha de tomar en cuenta dos énfasis que debe tener la Pastoral Catequética:

La catequesis de iniciación en la fe, y en términos de Nueva Evangelización, reiniciación cristiana. Esta faceta de la pastoral Catequética, también incluye la catequesis presacramental. Esta catequesis en la parroquia debe ser sistemática, orgánica, básica o fundamental, e integral.

Formación o educación permanente de la fe. Ya sea para las comunidades menores del proceso evangelizador o bien, para el proceso de educación en la fe de los niños, adolescentes, jóvenes, adultos y tercera edad, así como de grupos, asociaciones, movimiento, etc.

Hay que señalar, que en varias ocasiones, antes de iniciar un proceso de catequesis en los dos énfasis arriba señalados, se hace necesario un momento de primer anuncio o kerigma, llamándose catequesis kerigmática.

b. DESTINATARIOS E INTERLOCUTORES DE LA PASTORAL CATEQUÉTICA

La Pastoral Catequética ha de mirar a todo bautizado como sujeto de su acción, de tal manera que un plan de catequesis parroquial debe contemplar un proceso de iniciación cristiana para niños, adolescentes y jóvenes; pero también, un proceso de catequesis para adultos y ancianos. Lo más importante es no perder de vista que la coordinación catequética debe estar siempre vinculada con el proceso evangelizador de primer anuncio y la acción pastoral que la continúa en la experiencia de la vida en las comunidades menores y su servicio apostólico en el mundo y en la Iglesia.

Los destinatarios de esta pastoral no se reducen a las personas clasificadas a partir de su edad, el Directorio General para la Catequesis habla también, de una catequesis que mire a las personas a partir de situaciones especiales, mentalidades y ambientes; en particular menciona a los discapacitados, marginados, de ciertos ambientes y grupos diferenciados, etc. ( Cfr. DGC 171-192).

Este panorama nos lleva a la necesidad de partir de lo que tenemos en catequesis y descubrir qué otros ambientes o núcleos de personas de acuerdo a su edad podemos y debemos llegar.

Ver esquema

c. AGENTES DE LA PASTORAL CATEQUÉTICA

La formación de los catequistas como la de cualquier otro agente de pastoral, debe recorrer el camino que lo vaya capacitando mucho mejor para ejercitar con mayor calidad su ministerio dentro de la comunidad; para esto será necesario cuidar las siguientes etapas o momentos: a) formación inicial (curso propedéutico); b) formación básica y c) formación específica o especial de acuerdo a los destinatarios e interlocutores de la catequesis, a partir de su edad o ambiente en el que éste se mueve (Cfr. DGC 234- 237).

Esta formación, de acuerdo al Directorio General para la Catequesis ha de cuidar tres dimensiones: a) el Ser del catequista, es decir, su formación humana y cristiana; b) en el Saber del catequista, que consiste en la dimensión del conocimiento o el aspecto cognoscitivo de la fe que ha de transmitir y en el c) Saber Hacer del catequista, es decir en la dimensión pedagógica que lo capacite para transmitir adecuadamente el mensaje cristiano (Cfr. DGC 238-245).

El párroco debe convocar a todos los catequistas presentes en la parroquia, de niños, adolescentes, jóvenes, adultos, ancianos, discapacitados; a los catequistas que atienden a los papás de quienes se preparan para recibir los sacramentos e incluso los que ayudan a los jóvenes a prepararse para el matrimonio; así como también a los que atienden catecúmenos; ya que es necesario que todos éstos se descubran como catequistas.

La primera exigencia para un agente catequista, es el haber vivido un proceso de evangelización que lo haya llevado a una madurez de la fe, que lo haga capaz de compartirla con otros hermanos menores en la vivencia de la misma. Esto responde al hecho mismo de que la naturaleza propia de la catequesis es su carácter eclesial, por lo tanto comunitario, así que la experiencia personal de vida en comunidad es esencial para poder ejercer este ministerio.

Los catequistas de niños son los que han tenido aunque sea mínima, una experiencia que los capacita para atender otros sectores, así que son los mejores candidatos para entrar a otros campos específicos dentro de la pastoral catequética, que requiere una preparación específica para incursionar en esos nuevos campos. Cuando se tiene una pastoral evangelizadora, de los mismos que han seguido una experiencia de vida cristiana comunitaria son los mejores candidatos para ejercer un ministerio dentro de la comunidad, así que no olvidemos que una de nuestras tareas es la de promover vocaciones a los diferentes ministerios, en este caso particular al de la catequesis.

Ver esquema

d. PROCESO DE AYUDA PARA REALIZAR UNA PASTORAL CATEQUÉTICA

Ver esquema

e. SUBSIDIOS PARA IMPLEMENTAR UNA PASTORAL CATEQUÉTICA

La Comisión Arquidiocesana de Catequesis, con relación a las Comisiones de Vicaría ofrece subsidios:

Ver esquema