Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la MISIÓN PERMANENTE en la Arquidiócesis de México

Marta, Marta, ...María ha elegido la mejor parte y nadie se la quitará

Lectio Divina

"Marta, Marta, ... María ha elegido
la mejor parte y nadie se la quitará"

(Lc 10, 38-42)

Marta, Marta, ... María ha elegido la mejor parte y nadie se la quitará
Jesús instruye a Marta, María y Lázaro. Diseñador: Fray Gabriel Chávez de la Mora, OSB
Realizado por el Arq. Jaime Domínguez Montes, Arte religioso contemporáneo, 2001

reunión mensual de decanato

parroquia
Nuestra Señora de la Luz


21 de AGOSTO de 2007
Primer Decanato


“María escogió la mejor parte y nadie se la quitará”

En el camino a Jerusalén, Jesús está decidido a instruir a sus discípulos. Lucas lo muestra como un misionero itinerante.

1. LECTURA
DEL EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS
(10, 38-42)

38 En aquel tiempo entró Jesús en un poblado, y una mujer llamada Marta, lo recibió en su casa. 39 Ella tenía una hermana llamada María, la cual se sentó a los pies de Jesús y se puso a escuchar su palabra. 40 Marta, entre tanto, se afanaba en diversos quehaceres, hasta que, acercándose a Jesús, le dijo: “Señor, ¿no te has dado cuenta de que mi hermana me ha dejado sola con todos los quehaceres? Dile que me ayude”. 41 El Señor le respondió: Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, 42 siendo así que una sola es necesaria.  María escogió la mejor parte y nadie se la quitará. Palabra del Señor.

María escuchaba a los pies del Señor

Para entender este texto es importante lo que se dice en la parábola del buen samaritano (cfr. Lc 10,25-37).lo único para alcanzar la vida eterna es amar a Dios y amar al prójimo, alguien pensaría que lo más importante sería volcarse en obras de caridad; justamente para corregir esa falsa impresión es la breve historia de Martha y María escrita por Lucas, la cual ocupa el lugar de una parábola. Marta, impulsada por el amor al prójimo se afana hasta perder la paz, olvidando la razón de su afán y de su entrega. El versículo de Lc 10,27 aparece como amor a Dios, sobre todo aún sobre uno mismo y amar al prójimo: -Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo. Este precepto aparece ahora aquí como amor a Cristo.

Lucas, médico no judío, compañero de viaje de Pablo por el año 51, por los años 80 escribió para una comunidad helenista, lo que le dio libertad para escribir. Marta administra su casa y recibe a Jesús en ella, algo impensable para el ámbito judío. También María escucha al Señor sentada a sus pies, lugar reservado a un discípulo varón, nunca a una mujer. Lucas pone a las mujeres como discípulas. Marta expone su queja a Jesús, pues no entiende el significado de la actitud de María. Como reproche cariñoso, Jesús repite el nombre de Marta y la invita a reflexionar; nunca le reprocha su actitud, pero sí su activismo. Jesús no critica su servicio, pero sí que se deje abrumar por los servicios domésticos y le invita a mirar la actitud de su hermana.

Jesús proclama que María ha elegido la mejor “parte”, aludiendo a una palabra utilizada en el Antiguo Testamento que se refiere a la porción de herencia distribuida entre las tribus, según el salmo 16 (15). La parte más hermosa de la heredad es el Señor; María eligió poner en su vida como principio fundamental a Jesús y consecuentemente se sienta a sus pies.

Después de haber leído y reflexionado el texto bíblico, meditemos

2. MEDITACIÓN

Marta y María: una dedicada al servicio y otra a la contemplación. Nosotros podemos preguntarnos:

  • ¿Con cuál de las dos me identifico?

Pues es difícil lograr un equilibrio entre servicio y contemplación y no caer en un activismo o un espiritualismo vacío de compromiso.
Reflexionemos:

  • ¿Trabajo mucho para Dios, pero sin él?

Jesús increpó a Marta repitiendo su nombre. Cambia ese nombre por el tuyo y:¿Cuál puede ser tu respuesta concreta? Quizá sea difícil ser al mismo tiempo Marta y María, pero si consiguiéramos esa unidad: ¿Cuál sería el rostro de la Iglesia que mostraríamos al mundo? ¿Consideras que la lectura de hoy puede aportar serenidad, confianza y mayor equilibrio a tu vida diaria? ¿Por qué?

El seguidor de Jesús está llamado a ser contemplativo en la acción. Nos ponemos a los pies del Señor como María. Damos gracias por la palabra que nos ha dirigido y le pedimos que nos ayude a no perder de vista lo fundamental.

3. ORACIÓN

Leemos de nuevo Lc 10, 38-42 y respondemos a su palabra con el siguiente salmo.

Del Salmo 14

R. ¿Quién será grato a tus ojos, Señor?

El hombre que procede honradamente
y obra con justicia;
el que es sincero con sus palabras
y con su lengua a nadie desprestigia. R.

Quien no hace mal al prójimo
ni difama al vecino;
quien no ve con aprecio a los malvados,
pero honra a quienes temen al Altísimo. R.

Quien presta sin usura
y quien no acepta soborno
en perjuicio de inocentes.
Quien vive así será grato a Dios eternamente. R.

4. CONTEMPLACIÓN

Nos sumergimos en los acontecimientos de la lectura para descubrir y saborear la presencia activa y creadora de la Palabra de Dios.

Esta Palabra nos invita a comprometernos con el servicio o ministerio que realizamos. La Palabra nos debe llevar al compromiso y a la acción como buscar un equilibrio entre la contemplación y el servicio, o somos de los que hacen mucho por Dios pero sin Dios.

ORACIÓN DE UN DISCÍPULO

Jesús mío: Soy tu discípulo.
Y te hablo porque día a día,
instante a instante,
me doy cuenta mejor
de cuanto amor hacía falta
para hacerme tu discípulo.

Te hablo porque sé, gracias a tu palabra,
que mentiría si te dijera que te amo
y no amara a tantas personas
a quienes me has obsequiado
como hermanos.

¡Que los ame de verdad,
y no sólo con palabras,
como sé muy bien
que T ú los has amado!

Maestro:
Mueve mi corazón y mi lengua
para que quiera llamarte siempre
¡Mi Maestro!
Amén.

Bibliografía
Calvo C. Ángel y Ruiz D. Alberto, Cristología elemental, Verbo Divino, Estella Navarra 1997. Corral M. Manuel, El libro de la vida, Casa de la Biblia, México 2004. Guijarro Santiago et al, Tú tienes palabras de vida, Verbo Divino, Estella Navarra 2006. Mier Sebastián y Caballero Rubén, Palabra de fe y libertad, Buena prensa, México 2005.
 

www.servicont.com

COMISIÓN DE BIBLIA