X SEMANA ARQUIDIOCESANA DE CATEQUESISBeato Juan Pablo II


CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA DE CLAUSURA


Monición de entrada: Hermanas y hermanos, como catequistas discípulos misioneros de Jesús, nos hemos reunido para agradecer todas las bendiciones que en esta X Semana Arquidiocesana de Catequesis hemos recibido. Todas nosotras y nosotros queremos renovar nuestra catequesis en su concepto, métodos, lenguajes y medios de transmisión, para que la catequesis llegue a toda cultura. Por eso, pedimos en esta celebración eucarística, se renueve nuestra vocación de catequistas y nos enriquezca con una profunda humildad arraigada
en la íntima unión con Cristo.

Que el Beato Juan Pablo II, nos ayude a cruzar el umbral de la esperanza, para caminar con paso firme en nuestra cultura.


CANTO DE ENTRADA: Qué alegría

QUÉ ALEGRÍA CUANDO ME DIJERON...

Presidente: En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

R. Amén.

Presidente: El Dios de la vida que ha resucitado a Jesucristo, rompiendo las ataduras de la muerte, esté con todos ustedes.

R. Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Acto Penitencial (Canto)

SEÑOR, TEN PIEDAD DE NOSOTROS

Señor, ten piedad

Oración colecta: Dios Nuestro que concediste a San Felipe Neri el don de servirte y de ayudar al prójimo con sencillez y alegría, infunde en nosotros tu Espíritu deamor para que sepamos vivir alegremente el Evangelio. Por nuestro Señor Jesucristo.

Liturgia de la Palabra

Monición: En el Evangelio escucharemos que Jesús nos ama y nos invita a vivir y permanecer en su amor. Jesús nos ofrece una fe que es luz, sentido y respuesta, que no es huida de la realidad, sino experiencia gozosa de que Él y su Palabra abren caminos de liberación, madurez y felicidad. Escuchemos.

1ª Lectura Hechos de los apóstoles 15, 7-21

Después de larga discusión se levantó Pedro y les dijo: Varones, hermanos, ustedes sabéis que desde días antiguos Dios dispuso entre ustedes que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del Evangelio y llegasen a la fe. Y Dios, que conoce los corazones, les dio testimonio dándoles el Espíritu Santo, del mismo modo que a nosotros, y no ha hecho diferencia entre ellos y nosotros, puesto que ha purificado sus corazones por la fe. Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios poniendo sobre el cuello de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido soportar?. Lejos de eso, creemos ser salvados por la gracia del Señor Jesús, y así también ellos. Guardó entonces silencio toda la asamblea y escucharon a Bernabé y a Pablo, los que refirieron cuántos milagros y prodigios había hecho Dios entre los gentiles por medio de ellos. Después que ellos callaron, tomó Santiago la Palabra y dijo: “Varones, hermanos, escuchadme. Simeón ha declarado cómo primero Dios ha visitado a los gentiles, para escoger de entre ellos un pueblo consagrado a su nombre. Con esto, concuerdan las palabras de los profetas, según está escrito: “Después de esto volveré y reedificaré el tabernáculo de David que está caído; reedificaré sus ruinas y lo levantaré de nuevo, para que busque al Señor el resto de los hombres y todas las naciones sobre la cuales ha sido invocado mi nombre, dice el Señor que hace estas cosas, conocidas (por Él) desde la eternidad”. Por lo cual yo juzgo que no se moleste a los gentiles que se convierten a Dios, sino que se les escriba que se abstengan de las inmundicias de los ídolos, de la fornicación, de lo ahogado y de la sangre. Porque Moisés tiene desde generaciones antiguas en cada ciudad hombres que lo predican, puesto que en las sinagogas él es leído todos los sábados”. Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor

SALMO RESPONSORIAL

SALMO RESPONSORIAL

R. Cantemos la grandeza del Señor. Aleluya
Cantemos al Señor un nuevo canto, que le cante al
Señor toda la tierra; cantemos al Señor y bendigámoslo.

R. Cantemos la grandeza del Señor. Aleluya
Proclamemos su amor día tras día, su grandeza
anunciemos a los pueblos; de nación en nación, sus
maravillas

R. Cantemos la grandeza del Señor. Aleluya
Caigamos en su tiempo de rodillas. “Reina el Señor”,
digamos a los pueblos, gobierna a las naciones con
justicia.

R. Cantemos la grandeza del Señor. Aleluya

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO

R. Aleluya, aleluya
Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor; yo las conozco y ellas me siguen.

R. Aleluya, aleluya

EVANGELIO (San Juan 15, 9-11).

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Como el Padre me ama, así los amo yo. ermanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecen en mi amor; lo mismo que yo cumplo los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho esto para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea plena”. Palabra del Señor.

R. Gloria a ti, Señor Jesús.

HOMILÍA (Ver homilía)

ORACIÓN UNIVERSAL

Respondemos: Te rogamos, óyenos.

  1. 1. Por los niños, que se abren a la vida, para que encuentren en los padres, maestros y catequistas un apoyo y orientación que los conduzca al encuentro con Jesús.
  2. 2. Por los jóvenes, para que por la formación encuentren un sentido a su vida, se capaciten y puedan ser útiles a la sociedad.
  3. 3. Por los indígenas de nuestra ciudad para que logremos integrarlos a la comunidad.
  4. 4. Por los campesinos, que nos regalan con el esfuerzo de su trabajo el ejemplo de una vida sencilla y sana.
  5. 5. Por los mineros de Coahuila, para que el sacrificio de su vida no quede impune y sirva para que se establezcan bases justas y humanas para los trabajadores.
  6. 6. Para que se erradique la violencia de nuestra ciudad, y nos responsabilicemos por la convivencia humana.
  7. 7. Por los ancianos, para que las familias valoren su presencia y sabiduría ante una sociedad materialista.
  8. 8. Por los encarcelados, muchos de ellos inocentes y víctimas de la injusticia, para que encuentren personas que los alienten, acompañen y defiendan.
  9. 9. Por los migrantes que transitan por nuestro país, para que sepamos acogerlos y respetar sus derechos.
  10. 10. Por los catequistas de nuestra arquidiócesis, para que la fuerza de su testimonio sea una luz para aquellos que viven lejos de Jesucristo.

CANTO DE OFERTORIO: Esto que te doy

OFERTORIO: ESTO QUE TE DOY

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Por medio de este sacrificio de alabanza que vamos a ofrecerte, convierte, Señor, nuestra vida, como la de San Felipe Neri, en una prueba más de tu solicitud por los pobres. Por Jesucristo, nuestro Señor.

SANTO

Santo, Santo

CORDERO DE DIOS

CORDERO DE DIOS

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN

Yo les aseguro, dice el Señor, que los que han dejado todo para seguirme, recibirán cien veces más y alcanzarán la vida eterna.

CANTO DE COMUNIÓN: Cristo te necesita y Alma misionera

CRISTO TE NECESITA PARA AMAR       ALMA MISIONERA

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Por esta sagrada comunión que hemos recibido, concédenos, Señor, que a ejemplo de San Felipe, tengamos siempre hambre y sed de Cristo, que es la vida verdadera. Por Jesucristo, nuestro Señor.

CANTO: Que todos los hombres se salven

QUE TODOS LOS HOMBRES SE SALVEN


Home | Mapa del Sitio
10a Semana: Programa | 
Lema |Objetivos | Oración Catequista
3a Semana | 4a Semana | 5a Semana | 6a Semana
7a Semana | 8a Semana
| 9a Semana | 10a Semana