X SEMANA ARQUIDIOCESANA DE CATEQUESISBeato Juan Pablo II


CELEBRACIÓN INICIAL — MARTES 24 Mayo


La Palabra, fuente de la Catequesis

CANTO: TU PALABRA ME DA VIDA

Canto de entrada: Tu Palabra me da vida

TU PALABRA ME DA VIDA
CONFÍO EN TI SEÑOR
TU PALABRA ES ETERNA
EN ELLA ESPERARE.

Dichoso el que con vida intachable
camina en la ley del Señor
dichoso el que guardando sus preceptos
lo busca de todo corazón.

Monitor: Hermanas y hermanos, ¡buenas tardes! En este segundo día de la X Semana Arquidiocesana de Catequesis, hagamos lo posible por hacer nuestro, el llamado que el Beato Juan Pablo II, nos hace para renovar continuamente la Catequesis para que llegue a todos los hombres del mundo, nueva en su ardor, nueva en sus métodos y nueva en su expresión.

Nuevo ardor, es la sed de comunicar la alegría de haber encontrado a Jesús, que nos lleva a ser profetas en los ambientes que nos rodean, en la familia, en la sociedad.

Nueva en su expresión, es interpretar los signos de los tiempos adecuados a la propia cultura, con un lenguaje claro y una participación activa y efectiva en la Iglesia.

Nuevos en sus métodos, usando los adelantos modernos de comunicación, testimonios, conocimientos más profundos de la fe, discernimiento de lo que cada grupo, cada persona necesita.

Saludo: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Todos: Amén.

Entronización de la Palabra de Dios

Tu Palabra es luz para mis pasos

Monitor: La Palabra de Dios es fuente de vida para la Iglesia. Es ella, la que ilumina nuestro ser de Catequistas, nos alimenta y nos impulsa a compartir esa luz a todas las personas, sin distinción de edad, de cultura, de nivel socio-económico, de situación de vida.

Jesús Eucaristía, Palabra eterna del Padre, puso su morada entre nosotros. La Iglesia siempre lo ha entregado como Pan de la Vida ofreciéndolo en la mesa de la Palabra de Dios y en la mesa del Cuerpo de Cristo. De igual manera la Iglesia siempre ha venerado la Sagrada Escritura como la ha hecho con el sagrado Cuerpo de Cristo (DV21). ¡Sagrada Escritura y Eucaristía, mismo alimento, igual veneración! (DV).

La recibimos con alegría cantando.

Canto: ESCUCHAR TU PALABRA

CANTO: Escuchar tu Palabra

Escuchar tu Palabra,
es inicio de fe en ti,
Señor

Meditar tu palabra
es captar tu mensaje de amor

Proclamar tu palabra,
Señor es estar embebido de ti
proclamar tu palabra, Señor,
es ya dar testimonio de ti
mi Dios

Al entronizarse la Biblia permanecemos de pie.

Guía: Lámpara es tu Palabra para mis pasos.

Todos: Luz en mi sendero.

Guía: Padre Nuestro, Ave María, Gloria al Padre…

Guía: Habla Señor.

Todos: Que tu siervo escucha.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN (14, 21-26).

“El que tiene mis mandamientos y los conserva, ése es el que me ama; y quien me ama, será amado de mi Padre y Yo también lo amaré y me manifestaré a él. Díjole Judas —no el Iscariote—: “Señor, ¡cómo es eso: que te has de manifestar a nosotros y no al mundo?” Jesús le respondió y dijo: “Si alguno me ama, guardará mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a él y en él haremos morada. El que no me ama no guardará mis palabras; y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió”. Os he dicho estas cosas durante mi permanencia con vosotros. Pero el intercesor, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, Él os lo enseñará todo y os recordará todo lo que Yo os he dicho”.

(Momento de silencio para que la Palabra de Dios, penetre en nuestro corazón)

Reflexión

Este Evangelio nos hace reflexionar sobre la obediencia filial al Padre, la centralidad de su Palabra para nuestra vida, el amor es el motor indispensable de la vida, todo aquel que ama y vive según el Evangelio será amado por el Padre.

La Catequesis, “instruir de viva voz”, corresponde al servicio profético de anunciar la Palabra de Dios. Se refiere a un momento especial de formación de los fieles.

El kerigma es el primer anuncio, el catecumenado y la iniciación cristiana preparan e introducen al Bautismo, Confirmación y Eucaristía, la Catequesis es el proceso formativo de los creyentes.

“La Catequesis tiende a desarrollar la inteligencia del misterio de Cristo a la luz de la Palabra, para que el hombre entero sea impregnado por ella. Transformado por la acción de la gracia en nueva criatura, el cristiano se pone así a seguir a Cristo y, en la Iglesia, aprende siempre a pensar mejor como Él, a juzgar como Él, a actuar de acuerdo con sus mandamientos, a esperar como Él.

Si en verdad que ser cristiano significa decir “si” a Jesucristo, recordemos que este “si” tiene dos niveles: consiste en entregarse a la Palabra de Dios y apoyarse en ella, pero significa también, en segunda instancia, esforzarse por conocer cada vez mejor el sentido profundo de esa Palabra” (CT 20).

ORACIÓN

Pidamos al Padre, que nos ayude para que cualquier trabajo o servicio que demos tenga como fundamento, una escucha profunda y auténtica de la Palabra del Señor. Pidámosle perdón por aquellas ocasiones en que hemos trabajado mucho pero sin sentido, por no haber prestado suficiente atención a la Palabra y actitudes de Jesucristo.

1. Padre bueno ilumina nuestra vida con tu Palabra, para ser verdaderos catequistas discípulos misioneros.

Todos: Escúchanos, Señor.

2. Padre bueno te pedimos para que la Catequesis suscite un cambio real en las personas y en la cultura.

Todos: Escúchanos, Señor.

3. Padre bueno te pedimos por los catequistas, para que en el ejercicio de su misión logren educar en la fe al mayor número de personas que aún no te conocen.

Todos: Escúchanos, Señor.

4. Padre bueno te pedimos que el amor que derramas en nuestros corazones trascienda en nuestra actividad catequética.

Todos: Escúchanos, Señor.

ORACIÓN FINAL

Señor, con tu bendición robustece la fe y la esperanza de los catequistas, haz que la meditación frecuente de tu Palabra transforme y enriquezca su vida. Por nuestro Señor Jesucristo…

CELEBRACIÓN INICIAL DEL MARTES


Home | Mapa del Sitio
10a Semana: Programa | 
Lema |Objetivos | Oración Catequista
3a Semana | 4a Semana | 5a Semana | 6a Semana
7a Semana | 8a Semana
| 9a Semana | 10a Semana