ENTRONIZACIÓN DE LA SAGRADA ESCRITURA


LUNES 28 Mayo 2012

Guía:  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Todos: Amén.

Guía: Vamos ahora a entronizar la Sagrada Escritura. Entronizar significa “poner en el trono”. Entronizar la Sagrada Escritura significa que vamos a poner el Libro Santo en el lugar de más honor: en el corazón. Pero los cristianos no seguimos o adoramos un libro por más santo que sea: seguimos, más bien, a una Persona, a Cristo que nos habla por las palabras de la Escritura. Entronizar la Biblia es sintonizar la frecuencia de Cristo. “No hay prioridad más grande que esta: abrir de nuevo al hombre de hoy el acceso a Dios, al Dios que habla y nos comunica su amor para que tengamos vida abundante”  (VD 2). Además nos dirige las mismas palabras que a Zaqueo: “Zaqueo, baja enseguida, porque hoy tengo que hospedarme en tu casa” (Lc 19,5). Comencemos nuestro rito de entronización con el canto: “Señor, ¿a quién iremos?”.

Todos: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida. Nosotros hemos creído, que Tú eres el Hijo de Dios (2).

Pues si Yo he bajado del Cielo, no es para hacer mi Voluntad, sino la Voluntad de mi Padre, que es dar al Mundo la Vida.

(Mientras se canta, se avanza en procesión por el centro del lugar de reunión un ministro llevando en alto la Biblia; se detiene al llegar adelante, mientras el Guía y los participantes hacen el primer responso).

Primer responso

Guía:  La Sagrada Escritura es especial porque es la Palabra de Dios: “Toda Escritura ha sido inspirada por Dios, y es útil para enseñar, para persuadir, para corregir, para educar en la rectitud, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y esté preparado para hacer el bien” (2Tm 3, 16-17).

Todos: La Sagrada Escritura es especial porque está inspirada por el Espíritu Santo: “En relación con esto, sepan que ninguna profecía de la Escritura puede ser interpretada por cuenta propia, pues ninguna profecía procede de la voluntad humana, sino que, impulsados por el Espíritu Santo, algunos hombres hablaron de parte de Dios” (2Pe 1,20-21).

Guía: La Sagrada Escritura es especial porque es también verdadera palabra de hombre: “Dios habla en la Escritura por medio de hombres y en lenguaje humano (DV 12). La Palabra de Dios se encarnó en el lenguaje y en las lenguas de los hombres en la Biblia.

Todos:Es necesario, pues, redescubrir cada vez más la urgencia y la belleza de anunciar la Palabra para que llegue el Reino de Dios, predicado por Cristo mismo” (VD 93)

(El ministro sube al estrado y entrega la Biblia al Guía, el cual la toma y la presenta a los participantes, mientras se dice el segundo responso).

Segundo responso

Guía Esta es la Palabra de Dios.

Todos: Creo en la Palabra de Dios que es luz para mi camino.

Guía:  ¿Quién es esta Palabra?

Todos: La Palabra de Dios aparece aquí como una fuerza e, incluso y más todavía, como una Persona... Es la Palabra que viene del Padre y vuelve a Él: ¡Es Cristo!

Guía: ¿Qué va a suceder?

Todos: Lo que la misma Palabra nos dice al ser pronunciada hoy, va a “empapar”, a “fecundar” y  a “hacer germinar” algo en el corazón de cada uno de los presentes. Cristo habla en las palabras de la Escritura y si encuentra un corazón abierto: “empapa”, “fecunda” y “hace germinar” frutos de conversión. La Palabra de Dios es tan eficaz que basta con que sea pronunciada para que obre y deje algo, si encuentra un oyente atento, una tierra dispuesta: “No regresará a mí vacía, sino que cumplirá mi voluntad y llevará a cabo mi encargo”, dice el Señor.

Guía:  ¿Cuál es el tema y el contenido de la Biblia?

Todos: El tema y el contenido de la Biblia es Cristo. Él mismo nos dice: “Estudian las Escrituras, pensando encontrar en ellas la vida eterna; pues bien, también las Escrituras hablan de mí; y a pesar de ello, ustedes no quieren aceptarme para tener vida” (Jn 5,39-40).

Guía: ¿Por qué es provechosa y saludable la Palabra de Dios?

Todos: Porque la Palabra de Dios es poderosa, porque la Palabra de Dios empapa con sólo ser pronunciada, porque la Palabra de Dios es viva, eficaz y penetrante, porque la Palabra de Dios ha sido inspirada por el Espíritu Santo y escrita en lenguaje humano.

Canto: Tu palabra me da vida

Tu Palabra me da vida, confío en Ti, Señor.
Tu Palabra es eterna, en ella esperaré (2)

(Al terminar el segundo responso y mientras se entona el canto, el Guía entroniza la Biblia en el lugar previamente preparado para dicho evento).

Tercer responso

|Guía:  Gracias, Señor, porque movido por tu gran amor has querido revelarte y hablar a los hombres como amigo.

Todos: Gracias, Señor, porque la Sagrada Escritura ha sido puesta por escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo.

Guía: Gracias, Señor, porque en la Sagrada Escritura nos hablas por medio de hombres y en lenguaje humano.

Todos: Gracias, Señor, porque has confiado al Magisterio de la Iglesia el oficio de interpretar auténticamente la Escritura.

Guía: Gracias, Señor, porque la Iglesia siempre ha venerado la Sagrada Escritura como lo ha hecho con el Cuerpo de Cristo.

Todos: Gracias, Señor, porque en Jesucristo, la Palabra hecha carne nos sigue hablando hoy en la Iglesia, especialmente en la Asamblea Dominical.

Guía:  Gracias, Señor, porque donde dos o más se reúnen en tu nombre allí estás tú en medio de ellos.

Todos: Te damos gracias, Señor. Te damos gracias, Señor. Te damos gracias, Señor.

Oración del catequista

Señor, haz que yo se tu testigo
Para comunicar tu enseñanza y tu amor.

Concédeme poder cumplir la misión de catequista
Con humildad y profunda Confianza.

Que mi catequesis sea un Servicio a los demás
Una entrega gozosa y vida de Tu evangelio.

Remuérdame continuamente que la fe que deseo irradiar
la he recibido de ti como don gratuito.

Hazme verdadero educador de la fe,
atento a la voz de tu palabra, amigo leal y sincero de los demás,
especialmente de mis compañeros Catequistas

Que sea el Espíritu Santo quien conduzca mi vida;
para que no deje de buscarte y quererte para que no me venza
la pereza y el egoísmo, para combatir la tristeza.

Señor, te sirvo a ti y a la Iglesia unido a tu Madre María;
que como ella, yo sepa guardar tu Palabra y ponerla al servicio del
mundo. AMÉN.


ENTRONIZACIÓN DE LA SAGRADA ESCRITURA


Home | Mapa del Sitio
11a Semana: Inicial | 
Lema | Programa | Objetivos | Fotografías
3a Semana | 4a Semana | 5a Semana | 6a Semana
7a Semana | 8a Semana
| 9a Semana | 10a Semana| 11a Semana