RESEÑA DE LA XI SEMANA ARQUIDIOCESANA
DE CATEQUESIS


La XI Semana Arquidiocesana de Catequesis, la celebramos del 28 al 31 de Mayo del 2012, en el Instituto México Primaria, ubicado en la Col. Del Valle, Miguel Laurent 315. Contamos con la participación de aproximadamente 800 catequistas, venidos de las 8 vicarías.

La Semana de Catequesis es un encuentro que esperan año con año nuestros catequistas, ya que es una gran oportunidad de convivir con los catequistas que trabajan en las diferentes vicarías; representa además un espacio para compartir experiencias, pero sobre todo de renovarse en su ser y su quehacer. La alegría, la creatividad, la inquietud y el dinamismo le dan un tinte muy especial a estas semanas.

El lema que guió la XI Semana de Catequesis fue: Evaluemos para continuar renovando nuestra Catequesis. Como parte activa de la Arquidiócesis, los catequistas no podemos permanecer al margen de lo que vivimos en la Iglesia diocesana, por ello el lema responde a la etapa de evaluación en la que nos encontramos como Iglesia Particular, a los 20 años del Sínodo Diocesano.

El objetivo general orientó toda la semana de Catequesis: Renovar la Catequesis de la Arquidiócesis de México a luz del Concilio Vaticano II y del II Sínodo Arquidiocesano, asumiendo los nuevos escenarios sociales que se plantean para una Nueva Evangelización.

Itinerario

La temática retomemos el camino de la Nueva Evangelización para revitalizar nuestra Catequesis, responde a cada uno de los objetivos específicos que nos planteamos:

  • Revalorar los aportes del Concilio Vaticano II y de nuestro II Sínodo Arquidiocesano para la renovación de la Catequesis.
  • Constatar la situación actual de la Catequesis, evaluando desde los ejes temáticos planteados por el II Sínodo Arquidiocesano.
  • Visualizar los nuevos escenarios sociales que debe afrontar la Iglesia en su tarea evangelizadora.
  • Reorientar nuestra labor catequética a partir de nuevos Paradigmas que respondan a los retos de la Nueva Evangelización.

Lunes 28 de Mayo

La contextualización de la  XI Semana de Catequesis, expuesta por el Pbro. Eduardo Mercado Guzmán, ubica a los catequistas que han seguido todo el proceso o a quienes se han ido integrando en el camino, para que descubran que los temas abordados han tenido continuidad y responden a las circunstancias que vivimos como Iglesia universal y Diocesana y, también al contexto sociocultural que afrontamos.

El tema revalorar los aportes del Concilio Vaticano II y de nuestro II Sínodo Arquidiocesano para la renovación de la Catequesis, presentado por Mons. Alberto Márquez Aquino, condujo a los catequistas a preguntarse, a los cincuenta años de celebrarse el Concilio Vaticano II y 20 del Sínodo Diocesano, ¿cuánto han influido las orientaciones que cada evento eclesial nos brindó, para la renovación de la catequesis? ¿Se ha conseguido la esperada transformación o tenemos que admitir que continuamos anclados en el uso de los catecismos y dando más importancia a la memorización de fórmulas catequísticas? El Concilio Vaticano II y el II Sínodo han traído consigo un nuevo modo de comprender la catequesis, que invitan a volver a la fuente primaria de la Palabra de Dios, a reflexionar sobre ella en función de la educación y crecimiento de la fe dentro de un proceso, poniendo atención a los interlocutores  y a ubicar la catequesis en un proyecto renovado de Iglesia.

Martes 29 de Mayo

El tema expuesto por el Pbro. Omar Osiris López García, se centró totalmente en los cuatro ejes temáticos planteados por el II Sínodo Arquidiocesano (interlocutores-destinatarios, agentes, medios de evangelización y organización pastoral) que nos llevó a confrontar la situación actual de la Catequesis. Y como bien pudimos constatar, hay muchas líneas de acción que nos propusimos y que hasta el presente no hemos logrado en su totalidad. Recordemos que el II Sínodo ha tenido una finalidad marcadamente pastoral: poner al día la misión de la Iglesia en esta Ciudad, a fin de que un renovado proyecto misionero vitalice a la comunidad de fe según el pensamiento eclesiológico del Concilio Vaticano II. Por eso, la tarea que nos queda es volvernos a empapar de las orientaciones del Sínodo que todavía responden al momento actual, para avivarlos y reproyectar nuestra acción catequística, tomando en cuenta a las personas y el contexto en el cual estamos llamados a evangelizar.

Miércoles 30 de Mayo

La temática de este día estuvo centrada en los Lineamenta del Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana, presentando en un primer momento una lectura catequética del documento, presentado por el Pbro. Julián Arturo López Amozurrutia y posteriormente concentramos la atención en los seis escenarios sobre la nueva evangelización (cultural, fenómeno migratorio, medios de comunicación social, económico, investigación científica y tecnológica, política), expuesto por el Pbro. Arturo Maximino Barranco Cruz. Nos dieron pauta para comprender que la tarea de la evangelización se encuentra frente a nuevos desafíos, que cuestionan prácticas demasiado arraigadas y, que obligan a la Iglesia a interrogarse nuevamente sobre el sentido de sus acciones de anuncio y de transmisión de la fe. A estos desafíos la Iglesia responde no resignándose, no cerrándose en sí misma, sino promoviendo una obra de revitalización de su propio cuerpo, habiendo puesto en el centro la figura de Jesucristo, el encuentro con Él, que da el Espíritu Santo y las energías para un anuncio y una proclamación del Evangelio a través de nuevos caminos, capaces de hablar a las culturas contemporáneas.

Jueves 31 de Mayo

Concluimos esta semana de reflexión con el tema reorientar nuestra labor catequética a partir de nuevos Paradigmas que respondan a los retos de la Nueva Evangelización, presentado por el Pbro. Hermilio Cárdenas. El tema de los paradigmas no es algo nuevo, ya que desde hace tiempo, en la vida de la Iglesia y en su pastoral, se habla de cambio de paradigmas. Aplicado a la catequesis lo entendemos como “una forma global de concebir, pensar y practicar la catequesis en un contexto sociocultural y eclesial particular”, de tal manera que cuando cambian esos aspectos decimos que necesitamos de un nuevo paradigma catequístico que responda a los profundos cambios del momento en lo religioso, cultural, social, económico y político. En esta reflexión se propusieron cuatro acentuaciones de la catequesis que se reconocen como paradigmas: el paradigma misional, iniciático, comunitario y con una dimensión social. Porque hemos de afirmar afianzados en el Directorio General para la Catequesis que, la catequesis no tiene como meta única la celebración de los sacramentos, sino el propiciar una viva, explícita y operante profesión de fe (Cf. DGC66).

  • Talante misionero: Todos sabemos que la catequesis viene como consecuencia de un anuncio misionero eficaz. Esto nos debe llevar a repensar de manera más profunda el modo de entender y realizar la catequesis hoy. Todo itinerario, en la actualidad, tendrá que asegurar y ofrecer elementos para que el Kerigma sea proclamado.
  • Talante iniciático o catecumenal: el proceso iniciático al estilo del catecumenado, es un aprendizaje de la vida cristiana, una manera de desarrollar un camino espiritual que se orienta a un cambio progresivo de actitudes y costumbres.
  • Talante comunitario: la comunidad y el grupo cristiano son lugares indispensables para poder vivir el ser cristiano. Por eso la catequesis debe  educar para vivir en comunidad, urgencia mayor en nuestro tiempo que hay un deterioro del llamado “tejido social”.
  • Con una dimensión social: Toda catequesis debe conducir al compromiso concreto con el hermano. Por eso el término dimensión social es la búsqueda de acercamiento a los más pobres. Acercamiento que quiere ser una cooperación educativa para su liberación.

Clausuramos la XI Semana Arquidiocesana de Catequesis, con la celebración eucarística, presidida por Mons. Crispín Ojeda Márquez, obispo auxiliar de la VI Vicaría.

Síntesis: Comenzamos evaluando nuestra tarea catequística, con el propósito de revisar la manera de cómo hemos venido realizando la catequesis y de precisar hacia qué catequesis deseamos llegar, y de renovar el trabajo catequístico en sus métodos, contenidos y materiales, con el único fin de darle un nuevo impulso a la actividad catequística que realizamos en la Arquidiócesis. Esperamos que las luces que recibidas por las orientaciones dadas por el Concilio Vaticano II, el II sínodo Diocesano y los lineamenta del Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización, nos lleven a concluir que tenemos necesidad de una catequesis renovada y evangelizadora, al servicio de una fe personalizada y madura y, en función del nuevo modelo de cristiano, de comunidad y de Iglesia que los tiempos actuales nos exigen.

Hna. Margarita Migdalia Cundapí Morales CJC
Comisión arquidiocesana de Catequesis


Home | Mapa del Sitio
11a Semana: Inicial | 
Lema | Programa | Objetivos | Fotografías
3a Semana | 4a Semana | 5a Semana | 6a Semana
7a Semana | 8a Semana
| 9a Semana | 10a Semana| 11a Semana