ORACIÓN CONCLUSIVA
MARTES

Monitor: Hermanos, al concluir nuestra reflexión de este día, agradezcamos a nuestro Padre todos sus beneficios, con la alabanza de nuestro canto.

Canto: "Hoy Señor te damos gracias".

Lector: Como Iglesia que se evangeliza para poder evangelizar, debemos hacernos cada día más capaces de transmitir la fe, privilegiando los medios del testimonio, diálogo y cercanía con las personas de cada ambiente urbano. Esta opción nos exige aprender a acompañar a quienes se inician en la fe para que puedan recorrer el itinerario que los madure, como discípulos y como misioneros de Cristo. Es decir, debemos aprender a ser una comunidad capaz de formar para la vida cristiana, para vivir como cristianos (Orient. Past. 08, n. 4).

Todos:

Me has llamado, Señor,
a continuar tu obra de anuncio del Reino
que inauguró entre nosotros
Jesús, tu Hijo y nuestro hermano.
Con los profetas te quiero gritar:
Mira, Señor, que no soy más que un joven
que no sabe hablar.
Pero, a pesar de todo,
aquí estoy para hacer tu voluntad
y proclamar a todos
que Tú eres el Dios de la Vida
el Dios de la Misericordia.

Tú, Señor, conoces muy bien
toda mi vida y mis dudas;
mis fragilidades y debilidades.
Sólo quiero que mi vida esté a tu disposición
como lo estuvo la de María,
creyente sencilla y Madre buena.
Señor, que sepa hacer resonar
tu mensaje en mi comunidad,
en el lugar donde vivo
para que la buena noticia llegue a todos
y el mundo crea en el Evangelio.
Amén.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.


Home | Mapa del Sitio
7a Semana: Principal | Programa
3a Semana | 4a Semana | 5a Semana | 6a Semana | 8a Semana