8a SEMANA ARQUIDIOCESANA DE CATEQUESIS -click para ver poster


ORACIÓN INICIAL DEL LUNES


Sean todos bienvenidos, Catequistas, a nuestra VIII Semana de Catequesis, como gran familia de la Arquidiócesis de México. Dispongámonos a participar con alegría y entusiasmo cantando y alabando a Dios.

Entronización de la Sagrada Escritura

Saludo: En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Monitor: La Palabra de Dios es fuente de vida para la Iglesia. Es Ella, la que ilumina nuestro ser de Catequistas, nos alimenta y nos impulsa a compartir esa luz a todas las personas, sin distinción de edad, condición y situación de vida.

Con la presencia del Espíritu Santo que anima el caminar dentro de la comunidad y fuera de ella, lleguemos a comprender las grandes acciones del Señor, y comprometiéndonos como El, haciéndonos solidarios con otras comunidades con carencias espirituales y materiales, mostremos el amor que El nos da al hacerse Palabra viva, Palabra hecha carne, como alimento para su pueblo.

La recibimos con alegría cantando: Tu Palabra me da vida.

LECTURA BÍBLICA 

Del Evangelio según San Mateo (28, 16.18-20)

Los once discípulos fueron a Galilea, a la montaña donde Jesús los había citado. Jesús se acercó y se dirigió a ellos con estas palabras: Dios me ha dado autoridad plena sobre cielo y tierra. Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos y bautícenlos para consagrarlos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, enseñándoles a poner por obra todo lo que les he mandado. Y sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el final de los tiempos.

Palabra del Señor.

(Un momento de silencio)

REFLEXIÓN

EL PRINCIPIO Y EL OCASO DE LA VIDA...

Los niños son el mañana, los viejos son el ayer,
sin mañana no habría vida, ni vida sin el ayer.
Los niños son la esperanza, los viejos son la añoranza.
el futuro es un enigma, el pasado una realidad.
A los niños se les carga porque no saben andar,
los viejos son una carga cuando no pueden andar.
El niño puede y no sabe, el viejo sabe y no puede,
tan merece el que no sabe como el que sabe merece.
Los niños apenas van, los viejos ya todos fueron,
uno es fuego, el otro es higuera. uno es el alfa, el otro el omega.
el niño indefenso es, el viejo indefenso está.
No es lo mismo ser que estar, ni estar sin poder ya ser... (Elsa Parrao).

Oremos: La sencillez y la apertura del corazón es el principio de la sabiduría de Dios Padre, pidámosle a Él, ilumine nuestra mente y nuestro corazón, para que cada día nos sintamos:

¡Llamados a hacer presente a Jesús en la ciudad!

La formación inicial es la primera experiencia de encuentro con Jesucristo que fundamentará la opción de convertirse en su seguidor, en discípulo y ser parte de su cuerpo que es la Iglesia.
 
¡Llamados a hacer presente a Jesús en la ciudad!

El primer anuncio o Kerigma, que es lo central, porque es la persona de Jesús que se presenta, llama a la conversión a Cristo, habla al corazón para conquistarlo y provoca un cambio radical en cada persona.

¡Llamados a hacer presente a Jesús en la ciudad!

La Catequesis de iniciación cristiana, de manera sistemática explica los fundamentos de la fe en Cristo, ilumina la propia vocación bautismal y por los sacramentos de la iniciación cristiana inserta al cristiano en la comunidad eclesial.

¡Llamados a hacer presente a Jesús en la ciudad!

La riqueza de los carismas personales debe aprovecharse de manera organizada, que permita a todos los catequistas convertirse en verdaderos discípulos misioneros del Señor.

¡Llamados a hacer presente a Jesús en la ciudad!

La formación básica atenderá a la dimensión humana y cristiana, así como la profundización en el conocimiento de la fe, la vida de oración, la conversión de vida y de la dimensión comunitaria.

¡Llamados a hacer presente a Jesús en la ciudad!

TODOS COMO HERMANOS, digamos la Oración que Cristo nos enseñó… Padre Nuestro…
 
OREMOS

Que Santa María de Guadalupe, la estrella de la Nueva Evangelización y modelo de los creyentes, nos ilumine con su método y ejemplo de evangelizar, para que seamos fieles al anuncio del Evangelio, a favor de nuestras comunidades, como lo realizó san Pablo. Todo esto te lo pedimos por los méritos de Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina con el Padre y el Espíritu Santo. AMÉN.


Oraciones completas y anexo de cantos en PDF




Home | Mapa del Sitio
8a Semana: Principal | Programa
3a Semana | 4a Semana | 5a Semana | 6a Semana
| 7a Semana | 8a Semana