Click para visitar el Sitio Web de la ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones Vicaría de Pastoral

Mapa del Sitio

Contenido del apartado: ENCUENTRO MUNDIAL DE LAS FAMILIAS


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México. IR A DOCUMENTOS DE LA MISIÓN

VI Encuentro Mundial de las Familias
Evento Festivo


Testimonio de Andreana Bassanetti
(Italia)

Hace diecisiete años perdí a mi hija Camilla, que tenía sólo 21 años. Entonces estaba alejada de la fe y esta tragedia me ha arrojado a un vacío mortal. Diez años antes había sufrido la dolorosa separación de mi marido y ahora ni siquiera la presencia del otro hijo conseguía consolarme. Permanecía mucho tiempo echada en la cama, deseando morir. Una tarde en la que mi angustia había llegado al límite, entré por casualidad en una iglesia. Tuve la clara impresión de haber llegado a una cita, como si Alguien me estuviera esperando desde hacía tiempo. He vuelto a esa iglesia cada vez con más frecuencia, a enjugar mis lágrimas, a curar mis profundas heridas, a darle paz a mi corazón. Él ha transformado mi existencia y me ha hecho renacer a una vida nueva.                     

Deseando compartir con otros esta gracia, he comenzado a compartir el dolor de madres, padres y familias enteras que han tenido mi misma experiencia. He comenzado a escucharles, dándoles consuelo, también mediante mi profesión de psicoterapeuta. Algunos de ellos estaban ya en el camino de la fe, otros en cambio se encontraban sumergidos en la desesperación. En todos había un deseo fuerte de comunión con los hijos que Dios se había llevado con Él. De este modo, caminando como Jesús día a día nos indicaba, ha nacido la primera comunidad que hoy lleva el nombre de "Hijos en el Cielo" y que es una escuela de fe y de oración. Hasta hoy hemos contactado con más de 12.000 familias y, estamos presentes en casi toda Italia y en muchos países del mundo. "Hijos en el Cielo" se propone desarrollar en la Iglesia el ministerio del consuelo, a través de la Eucaristía y la catequesis, precedidas por un tiempo de acogida y de trabajo psicoespiritual del luto.

La muerte de un ser querido, sobre todo la muerte de un hijo, representa para la familia un momento dolorosísimo, pero también un momento muy valioso para profundizar en los valores humanos y cristianos. En estos veinte años de camino, nuestra comunidad "Hijos en el Cielo" ha ofrecido a las familias un acompañamiento, tanto humano como espiritual, que les lleva a una fe más responsable y madura. Incluso trabajando en silencio, conseguimos llevar por doquier nuestro humilde servicio de consuelo y el anuncio gozoso de la resurrección.