Click para visitar el Sitio Web de la ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones Vicaría de Pastoral

Mapa del Sitio

Contenido del apartado: ENCUENTRO MUNDIAL DE LAS FAMILIAS


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México. IR A DOCUMENTOS DE LA MISIÓN

SEXTA POSADA
21 de diciembre

Canto (ir al anexo)

Animador: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Todos: Amén.

Animador: Hermanos y hermanas, estamos preparándonos a la fiesta de la Navidad de Nuestro Señor Jesucristo. Hoy, en esta sexta posada, vamos a dar un paso más a nuestra preparación. Nos disponemos a escuchar la Palabra de Dios.

Oración

Todos: Atiende, Señor Jesús, nuestros deseos y haz que los que confesamos que tu Reino está en medio de nosotros, sepamos anunciar tu Buena Nueva a nuestros hermanos. Amén.

Lectura bíblica
Animador:
Escuchemos la Palabra de Dios.

Lector:
Del libro del Profeta Baruc 5 1-3

Jerusalén, despójate de tus vestidos de luto y aflicción, y vístete para siempre con el esplendor de la gloria que Dios te da; levanta los ojos y contempla a tus hijos, reunidos de oriente y de occidente, a la voz del espíritu, gozosos porque Dios se acordó de ellos. Él guiara a Israel en medio de la alegría y a la luz de su gloria, escoltándolo con su misericordia y su justicia.

Reflexión

Animador: Hermanos, ya es tiempo de despojarnos de nuestros vestidos de luto y aflicción: los odios, rencores, envidias, soberbias y de otros males. Cristo ha fundado la Iglesia, como una lámpara que comunica a las naciones la luz de su gloria y de su justicia, para que los pueblos salgan de las tinieblas, de la ignorancia y del pecado. Gracias al poder de Cristo, que nos ha infundido en el bautismo, nos ha revestido de la dignidad de ser hijos de Dios. Que al acercarse la Navidad, estemos alegres porque en nuestra comunidad queremos ser mejores.

Oración comunitaria

Animador: Oremos: pidamos a nuestro Redentor la fuerza y la voluntad de ser luz en nuestras familias, revestidas de los valores humanos, siguiendo el ejemplo de José y María.

Todos: Te rogamos Señor.

Animador: Que seamos verdadera luz y hagamos crecer el Reino de Dios entre nuestros vecinos.

Todos: Te rogamos Señor.

Animador: Que el Espíritu Santo nos llene de alegría y luz, para estar preparados a la venida de nuestro Señor Jesús.

Todos: Te rogamos Señor.

Animador: Hermanos y hermanas, pidamos a nuestro Padre Dios que su Hijo Jesucristo, nacido en Belén, esté siempre con nosotros, que sintamos su presencia en nuestras luchas diarias.

Oración

Todos: Señor, danos la humildad y sencillez de los pastores de Belén, para merecer tu presencia en medio de nosotros y descubrirte en las personas indigentes, marginadas, enfermas y solas de nuestra sociedad. Amen.

Animador: Ahora hermanos, hermanas, nos preparamos para participar de nuestra sexta posada.

Procesión para pedir Posada

Señor, ten Piedad de nosotros. Señor, ten Piedad de nosotros.
Cristo, ten Piedad de nosotros. Cristo, ten Piedad de nosotros.
Señor, ten Piedad de nosotros. Señor, ten Piedad de nosotros.
Cristo, óyenos. Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos. Cristo, escúchanos.
Dios Padre celestial, ten Piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo ten Piedad de nosotros
Dios Espíritu Santo ten Piedad de nosotros
Santísima Trinidad que eres Un solo Dios ten Piedad de nosotros
Santa María ruega por nosotros
Santa Madre de Dios ruega por nosotros
Santa Virgen de las Vírgenes ruega por nosotros

Si se cree conveniente aquí se hace un descanso y se entonan las siguientes estrofas:

     AFUERA
     ADENTRO
En nombre del cielo Aquí no es mesón
os pido posada, sigan adelante,
pues no puede andar yo no puedo abrir
mi esposa amada. no sea algún tunante.

Todos:

Ya se va María muy desconsolada,
porque en esta casa no le dan posada
porque en esta casa no le dan posada.

Se continúa la procesión entonando la letanía.

Madre de Jesucristo ruega por nosotros
Madre de la Iglesia ruega por nosotros
Madre de la divina gracia ruega por nosotros
Madre purísima ruega por nosotros
Madre castísima ruega por nosotros
Madre virginal ruega por nosotros
Madre sin corrupción ruega por nosotros
Madre inmaculada ruega por nosotros
Madre amable ruega por nosotros
Madre admirable ruega por nosotros
Madre del buen consejo ruega por nosotros
Madre del Creador ruega por nosotros
Madre del Salvador ruega por nosotros
Virgen prudentísima ruega por nosotros
Virgen digna de veneración ruega por nosotros
Virgen digna de alabanza ruega por nosotros
Virgen poderosa ruega por nosotros
Virgen clemente ruega por nosotros
Virgen fiel ruega por nosotros
Espejo de justicia ruega por nosotros
Trono de sabiduría ruega por nosotros
Causa de nuestra alegría ruega por nosotros
Vaso espiritual ruega por nosotros
Vaso digno de honor ruega por nosotros
Vaso insigne de devoción ruega por nosotros
Rosa mística ruega por nosotros
Torre de David ruega por nosotros
Torre de marfil ruega por nosotros

Si se cree conveniente, aquí se hace un descanso y se entonan las siguientes estrofas:

     AFUERA
     ADENTRO
En nombre del cielo Aquí no es mesón
os pido posada, sigan adelante,
pues no puede andar yo no puedo abrir
mi esposa amada. no sea algún tunante.

Todos:

Ya se va María muy desconsolada,
porque en esta casa no le dan posada.
porque en esta casa no le dan posada.

Se continúa la procesión entonando la letanía.

Casa de oro ruega por nosotros
Arca de la alianza ruega por nosotros
Puerta del cielo ruega por nosotros
Estrella de la mañana ruega por nosotros
Salud de los enfermos ruega por nosotros
Refugio de los pecadores ruega por nosotros
Consuelo de los afligidos ruega por nosotros
Auxilio de los cristianos ruega por nosotros
Reina de los Ángeles ruega por nosotros
Reina de los Patriarcas ruega por nosotros
Reina de los Profetas ruega por nosotros
Reina de los Apóstoles ruega por nosotros
Reina de los Mártires ruega por nosotros
Reina de los Confesores ruega por nosotros
Reina de las Vírgenes ruega por nosotros

Si se cree conveniente, aquí se hace un descanso y se entonan las siguientes estrofas:

     AFUERA
     ADENTRO
En nombre del cielo Aquí no es mesón
os pido posada, sigan adelante,
pues no puede andar yo no puedo abrir
mi esposa amada. no sea algún tunante.

Todos:

Ya se va María muy desconsolada,
porque en esta casa no le dan posada
porque en esta casa no le dan posada.

Se continúa la procesión entonando la letanía.

Reina de todos los Santos ruega por nosotros
Reina concebida sin pecado original ruega por nosotros
Reina elevada al cielo ruega por nosotros
Reina del Santísimo Rosario ruega por nosotros
Reina de las familias ruega por nosotros
Reina de la paz ruega por nosotros
   
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo Perdónanos, Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo Escúchanos, Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo Ten misericordia de nosotros

Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios: no desprecies las súplicas que te hacemos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

     AFUERA
     ADENTRO
1. En nombre del cielo 1. Aquí no es mesón
os pido posada, sigan adelante,
pues no puede andar yo no puedo abrir
mi esposa amada. no sea algún tunante.
   
2. Venimos rendidos
desde Nazaret;
yo soy carpintero
de nombre José.
2. No me importa el nombre
déjenme dormir
pues ya les he dicho
que no voy a abrir.
   
3. Posada te pide,
amado casero,
por solo una noche,
la Reina del Cielo.
3. Pues si es una reina
quien lo solicita
¿cómo es que de noche
anda tan solita?
   
4. Mi esposa es María,
es Reina del Cielo
y Madre va a ser
del Divino Verbo.
4. ¿Eres tú, José?
¿ Tu esposa es María?
Entren peregrinos,
no los conocía.
   
5. Dios pague Señores,
su gran caridad
y los colme el cielo
de felicidad.
5. Dichosa la casa
que alberga este día
a la Virgen Pura
la hermosa María.

(Al llegar a la casa de la familia y, concluida la petición de la posada se lee el siguiente texto).

Animador: Hermanos y hermanas, contemplemos a José y a María. Él, es un buen esposo que en ningún momento abandona a su esposa y está atento a cualesquiera de sus necesidades. Ella, con su mirada de amor y gratitud a José, su amable y cariñoso esposo. Los dos son felices porque están cerca del Hijo que va a nacer.

Todos: Señor, Nuestro Padre Dios, concede a los esposos, sobre todo a los jóvenes, amarse y respetarse, cuidarse y acompañarse, verse con delicadeza, amando con ternura a sus hijos. Que José y María sean nuestros modelos de esposos y padres. Amén.

Canto Final (ir al anexo)

En un ambiente familiar y comunitario repartir los aguinaldos y alimentos, romper piñatas.


Ver - Descargar LAS POSADAS CELEBRADAS EN FAMILIA en PDF