Visitar el sitio web de la ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones
Vicaría Pastoral

Mapa del Sitio



Ven en PDF HORA SANTA SACERDOTAL DE ADVIENTO -1-

Año Santo Sacerdotal 2009-2010


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la MISIÓN PERMANENTE en la Arquidiócesis de México


décima primera
HORA SANTA


Hora Santa Sacerdotal de Adviento (1)




Exposición del Santísimo Sacramento
(Según costumbre)

Canto (ver cantoral).

(Terminada la exposición del Santísimo).

Animador
        
Hermanos dispongámonos a iniciar nuestro encuentro con Cristo, presente en la Eucaristía.

Canto (ver cantoral).

Celebrante

¡Adorado sea el Santísimo Sacramento del altar!

Todos

En el cielo, en la tierra y en todo lugar.

ACTO DE ADORACIÓN

Animador

Soberano Señor Sacramentado:
presentes estamos ante tu divina persona,
no por nuestros méritos,
sino por tu infinita misericordia,
para adorarte y reconocer tu presencia en medio de nosotros.

Todos: ¡Gracias Señor!

Celebrante

Oremos. Oh Señor, ilumina nuestros corazones con la luz de la fe y enciéndelos con el fuego del amor y la caridad para que confiadamente adoremos, en espíritu y en verdad a nuestro Dios y Señor que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Todos

Queremos unir nuestras intenciones y súplicas con las tuyas y hacer que desciendan sobre la tierra las bendiciones de tu misericordia.

Animador (Leer pausadamente las siguientes reflexiones, haciendo espacios de silencio).

a) ¿Qué es el tiempo del Adviento?

Es el tiempo en que esperamos con alegría el nacimiento del Niño Jesús: La Navidad. “La Iglesia actualiza esta espera del Mesías; participando en la larga preparación de la primera venida del Salvador; los fieles renuevan el adviento y deseo de su segunda venida”.

b) ¿Cuánto tiempo dura el período de Adviento?

Son los cuatro domingos anteriores a la Navidad; en los cuales nos preparamos espiritualmente para el nacimiento del Niño Jesús.

c) ¿Quién anunció antiguamente el Nacimiento de Jesús?

Lo anunciaron los profetas.

d) ¿Quién fue el profeta del Señor, que fue enviado para preparar su camino?

Fue San Juan Bautista. Precediendo a Jesús “con el Espíritu y el poder de Elías (Lc 1, 17). Juan el Bautista da testimonio de Él mediante su predicación, su bautismo de conversión y finalmente con su martirio.

e) ¿Qué acontecimiento importante ocurre después del cuarto domingo de adviento?

La Navidad. “Jesús nació en la humildad de un establo, de una familia pobre; unos sencillos pastores son los primeros testigos del glorioso acontecimiento. La Iglesia no se cansa de cantar la gloria de esa noche.

f) ¿Quién nos orienta y dirige para continuar celebrando este acontecimiento?

Nuestros sacerdotes que incansablemente participan en ello y que además son personas consagradas a Dios para el servicio de sus hermanos en las diferentes comunidades, como continuadores de la misión salvadora de Jesús.

g) ¿Qué podemos hacer para que no nos falten sacerdotes?

Promover las vocaciones constantemente y hacer oración para que Dios mueva esos corazones.

Canto (ver cantoral).

Meditación (en el silencio interior contemplemos al Dios hecho hombre y alimento).

PETICIONES

Animador: A cada una de estas peticiones contestamos:

¡Danos sacerdotes, Señor!

Para que siempre participemos en tu Adviento.

R.- ¡Danos sacerdotes, Señor!

Para que siempre acompañemos al Niño Jesús en Navidad.

R.- ¡Danos sacerdotes, Señor!
Para predicar tu Evangelio.

R.- ¡Danos sacerdotes, Señor!

Para ofrecer tu perdón a los pecadores arrepentidos.

R.- ¡Danos sacerdotes, Señor!

Para ayudar a los moribundos y enfermos.

R.- ¡Danos sacerdotes, Señor!

Para bendecir a nuestras familias, todo lugar y acontecimiento.

R.- ¡Danos sacerdotes, Señor!

Para defender nuestra religión, fe, esperanza y tengamos más caridad.

R.- ¡Danos sacerdotes, Señor!

Animador

Confiados en que somos hijos de Dios, alabemos a nuestro Padre: Padre Nuestro

Celebrante

Concédenos Señor, que en este Adviento aumente la firmeza de nuestra esperanza, la fortaleza de espíritu, la paz y amor por la caridad con nuestro prójimo; te lo pedimos por el mismo Cristo Nuestro Señor.

Todos: Amén.

Oración por las vocaciones

         ¡Oh Jesús, pastor eterno de las almas...

Canto (ver cantoral).

Bendición con el Santísimo Sacramento