Visitar el sitio web de la ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones
Vicaría Pastoral

Mapa del Sitio



Ven en PDF HORA SANTA SACERDOTAL DE ADVIENTO -3-

Año Santo Sacerdotal 2009-2010


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la MISIÓN PERMANENTE en la Arquidiócesis de México


décimo tercera
HORA SANTA


Hora Santa Sacerdotal de Adviento (3)



Exposición del Santísimo Sacramento
(Según costumbre)

Canto (ver cantoral).

(Terminada la exposición del Santísimo)

Animador

Unidos a la Virgen María quien experimentó más de cerca la alegría de la venida de su hijo Jesús, nuestro Salvador, preparémonos a celebrar con fe y amor su venida; que el Señor oriente el corazón de muchos jóvenes, y sean así capaces de responder con generosidad el llamado de Cristo que resuena con voz inconfundible: “Sígueme y te haré pescador de hombres”.

Oración

Celebrante: Oremos. Que nuestras responsabilidades terrenas no nos impidan, Señor, prepararnos a la venida de tu Hijo, y que la sabiduría que viene del cielo, nos disponga a recibirlo y a participar de su propia vida. Por nuestro Señor Jesucristo...

Todos: Amén.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (1, 18-25)

Cristo vino al mundo de la siguiente manera: Estando María, su madre, desposada con José, y antes de que vivieran juntos, sucedió que ella, por obra del Espíritu Santo, estaba esperando un hijo. José, su esposo, que era hombre justo, no queriendo ponerla en evidencia, pensó dejarla en secreto. Mientras pensaba en estas cosas, un ángel del Señor le dijo en sueños: “José hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”. Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta Isaías: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros. Cuando José despertó de aquél sueño, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y recibió a su esposa. Y sin que él hubiera tenido relaciones con ella, María dió a luz un hijo y él le puso por nombre Jesús. Palabra del Señor.

Todos: Gloria a ti Señor Jesús.

SALMO RESPONSORIAL (Del Salmo 79)

R./ Señor, muéstranos tu favor y sálvanos.

Escúchanos, pastor de Israel;
tú que estás rodeado de querubines,
manifiéstate.
despierta tu poder y ven a salvarnos. R./

Señor, Dios de los ejércitos, vuelve tus ojos,
mira tu viña y visítala;
protege la cepa plantada por tu mano,
el renuevo que tu mismo cultivaste. R./

Que tu diestra defienda al que elegiste,
al hombre que has fortalecido.
Ya no nos alejaremos de ti
Consérvanos la vida y alabaremos tu poder. R./

Reflexión guiada

Animador: Meditemos en silencio, guiados por estas preguntas (leerlas pausadamente dando tiempo al silencio reflexivo).

¿Por qué dijo sí María al anuncio del Ángel?

¿Por qué José aceptó a María, estando embarazada por obra del Espíritu Santo?

¿Cómo se se hizo presente el Espíritu Santo en José y María?

¿Quién es Jesús? ¿El Mesías prometido a Israel?

Contempla: A María y José diciendo sí a la voluntad Dios.

Maravíllate: Como Jesús, siendo Dios, es un Hijo obediente al Padre.

ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante

Hermanos, invoquemos a Dios Padre, origen de todo don; para que nos ayude a acoger la venida del Salvador. Oremos diciendo:

PADRE, ESCUCHANOS.

Por la Iglesia, extendida en el mundo: Para que viva en actitud constante de pobreza y de servicio. Oremos.

Por los hombres que no han recibido la Buena Noticia: Para que la solidaridad de las comunidades cristianas los disponga para acoger más fácilmente a Cristo Jesús, el Salvador. Oremos.

Por la justicia y la paz del mundo: para que los egoísmos y los intereses cedan el paso a una fraternidad verdadera. Oremos.

Por todos los que sufren en el cuerpo o en el espíritu, y por cuantos se encuentran en mayor necesidad: Para que experimenten los bienes que nos ha traido Jesús, a través de la caridad generosa de los hermanos. Oremos.

Por todos nosotros, reunidos en torno al altar: Para que mantengamos una actitud de espera vigilante y serena ante la venida de Cristo Jesús. Oremos.

Celebrante

Mira Señor a tu pueblo que espera con fe la fiesta del nacimiento de tu Hijo, y concédele celebrar el gran misterio de nuestra salvación con un corazón nuevo y una inmensa alegría. Por Jesucristo, Nuestro Señor.

Todos: Amén.

Celebrante: Alabemos confiados al Padre, con la oración que Jesús nos enseño.

Todos: Padre Nuestro…

Celebrante: Pidamos al Padre que nos dé abundantes vocaciones sacerdotales.

Todos: ¡Oh Jesús, pastor eterno de las almas!
Dígnate mirar con ojos de misericordia
a esta porción de tu grey amada.
Señor, gemimos en la orfandad.
Danos vocaciones,
danos sacerdotes y religiosos santos,
te lo pedimos por la inmaculada
Virgen María de Guadalupe,
tu dulce y santa Madre.
¡Oh Jesús, danos sacerdotes y religiosos
según tu corazón.
Amén.

Bendición con el Santísimo Sacramento

Se reserva el Santísimo, mientras se hace el canto final.

Canto final (ver cantoral).