Visitar el sitio web de la ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones
Vicaría Pastoral

Mapa del Sitio



Ven en PDF HORA SANTA DE NAVIDAD -8-

Año Santo Sacerdotal 2009-2010


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la MISIÓN PERMANENTE en la Arquidiócesis de México


décimo octava
HORA SANTA


Hora Santa de Navidad (8)


Exposición del Santísimo Sacramento
(Según costumbre)

Canto (ver cantoral).

Celebrante: En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Todos: Amén.

Celebrante: El Señor esté con ustedes.

Todos: Y con tu Espíritu.

Monitor: Unidos a la alegría del mundo entero por el nacimiento del Salvador, iniciemos nuestra Hora Santa con la intención de pedir siempre al dueño de la mies, que día a día, nos ilumine para responder generosamente a su llamado.

ORACIÓN

Celebrante: Oremos. Señor, Dios Todopoderoso, que has querido iluminarnos con la luz de tu Verbo hecho carne, concédenos que nuestras obras concuerden siempre con la fe que ha iluminado nuestro espíritu. Por Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo que contigo vive y reina en unión con el Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA

Lector: Del libro del Profeta Isaías (62,11-12).

Escuchen lo que el Señor hace oír hasta el último rincón de la tierra: “Digan a la hija de Sión: Mira que ya llega tu salvador. El premio de su victoria lo acompaña y su recompensa lo precede. Tus hijos serán llamados “pueblo santo”, “Redimidos del Señor”, y a ti te llamarán “Ciudad deseada, Ciudad no abandonada”. Palabra de Dios.

Todos: Te alabamos Señor.

SALMO REPONSORIAL (Salmo 96).

Salmista: Reina el Señor, alégrese la tierra.

Todos: Reina el Señor, alégrese la tierra.

Salmista:Reina el Señor, alégrese la tierra;
cante de regocijo el mundo entero.
Los cielos pregonan su justicia,
su inmensa gloria ven todos los pueblos.

Todos: Reina el Señor, alégrese la tierra.

Salmista: Amanece la luz para el justo
y la alegría para los rectos de corazón.
Alégrense, justos, con el Señor
y bendigan su santo nombre.

Todos: Reina el Señor, alégrese la tierra.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO

Salmista: Aleluya, Aleluya.

Todos: Aleluya, Aleluya.

Salmista: Gloria a a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad.

Todos: Aleluya, Aleluya.

Celebrante: DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (2,15-20).

Cuando los Ángeles los dejaron para volver al cielo, los pastores se dijeron unos a otros:
“Vamos hasta Belén, para ver eso que el Señor nos ha anunciado”. Se fueron, pues, a toda prisa y encontraron a María, a José y al niño, recostado en el pesebre. Después de verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño, y cuantos los oían quedaban maravillados. María, por su parte, guardaba todas estas cosas y las meditaba en su corazón. Los pastores se volvieron a sus campos alabando y glorificando a Dios por todo cuanto habían visto y oído, según lo que se les había anunciado.
Palabra del Señor.

Todos: Gloria a ti, Señor Jesús.

BREVE REFLEXIÓN POR EL CELEBRANTE

LA PALABRA SE HACE ORACIÓN

Celebrante: Llenos de gozo, Oremos, hermanos, al Padre del cielo, que ha enviado, a su Hijo Jesús, para salvarnos.

Monitor: Por la Iglesia; para que en estas fiestas navideñas se renueve a la luz del Evangelio. Oremos.

Todos: Padre, Escúchanos.

Monitor: Por nuestras autoridades civiles; para que gobiernen a sus pueblos con rectitud y justicia. Oremos.

Todos: Padre, Escúchanos.

Monitor: Por todos los hombres que sufren; para que sean consolados y encuentren la paz, el amor y el consuelo que Cristo vino a traernos. Oremos.

Todos: Padre, Escúchanos.

Monitor: Por todos aquellos que en estos días padecen soledad o abandono; para que encuentren en nosotros amor y comprensión. Oremos.

Todos: Padre, Escúchanos.

Monitor: Por nuestros difuntos; para que alcancen pronto la felicidad eterna. Oremos.

Todos: Padre, Escúchanos.

Monitor: Por cuantos estamos aquí reunidos; para que acojamos a Cristo en nuestras vidas y sepamos comunicárselo a los demás. Oremos.

Todos: Padre, Escúchanos.

REFLEXIÓN MEDITATIVA POR EL CELEBRANTE

Canto (ver cantoral).

Celebrante: Todos decimos la oración por las vocaciones.

Todos

Te pedimos, Señor, que sigas bendiciendo
y enriqueciendo a tu Iglesia
con los dones de tus vocaciones.

Te pedimos que sean muchos los
que escuchen tu voz y sigan alegrando la Iglesia
con la generosidad y la fidelidad
de sus respuestas.

Todos: Amén.

Celebrante: Terminemos nuestro encuentro con el Señor, con las palabras que el mismo nos enseño. PADRE NUESTRO…

Bendición con el Santísimo Sacramento y despedida

Canto final (ver cantoral).