Visitar el sitio web de la ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones
Vicaría Pastoral

Mapa del Sitio



Ver en PDF HORA SANTA DE CUARESMA - PASCUA -2-

Año Santo Sacerdotal 2009-2010


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la MISIÓN PERMANENTE en la Arquidiócesis de México



Hora Santa de Cuaresma (2)



Celebrante:
En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Todos. Amén.

Monitor: Pidamos hermanos, al Señor, que en estos días de preparación para la Pascua, nos ayude a comprometernos, a orar intensamente por las vocaciones sacerdotales y religiosas, para que se digne enviar pastores a su rebaño.

EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO
Se expone reverentemente el Santísimo Sacramento

CANTO: “Oh Buen Jesús”

ORACIÓN

Celebrante: Oremos. Señor, Dios Todopoderoso, que las prácticas cuaresmales, nos ayuden a valorar más las cosas del cielo más que las de la tierra. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA

Del libro del Génesis (2 ,7-9;3, 1-7)

Después de haber creado el cielo y la tierra, el Señor Dios tomó polvo del suelo y con él formó al hombre; le soplo en las narices un aliento de vida, y el hombre comenzó a vivir. Después plantó el Señor un jardín al oriente del Edén y allí puso al hombre que había formado. El Señor Dios hizo brotar del cielo toda clase de árboles, de hermoso aspecto y sabrosos frutos, y además, en medio del jardín, el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal. La serpiente, que era el más astuto de los animales del campo que había creado el Señor Dios, dijo a la mujer: “¿Con que Dios les ha prohibido comer de todos los árboles del jardín”? La mujer respondió: “Podemos comer del fruto de todos los árboles del huerto, pero del árbol que está en el centro del jardín, dijo Dios: “No comerán de él ni lo tocarán, porque de lo contrario habrán de morir”. La serpiente replicó a la mujer: “De ningún modo. No morirán. Bien sabe Dios que el día que coman de los frutos de ese árbol, se les abrirán a ustedes los ojos y serán como Dios, que conoce el bien y el mal. La mujer vio que el árbol era bueno para comer, agradable a la vista y codiciable, además, para alcanzar la sabiduría. Tomó, pues, de su fruto, comió y le dio a su marido, el cual también comió. Entonces se le abrieron los ojos y se dieron cuenta de que estaban desnudos. Entrelazaron unas hojas de higuera y se las ciñeron para cubrirse. Palabra de Dios.

Todos: Te alabamos Señor.

SALMO REPONSORIAL (Salmo 50)

Salmista: Misericordia, Señor, hemos pecado.

Todos: Misericordia, Señor, hemos pecado.

Salmista: Por tu inmensa compasión y misericordia,
Señor, apiádate de mí y olvida mis ofensas.
Lávame bien de todos mis delitos
Y purifícame de mis pecados.

Todos: Misericordia, Señor, hemos pecado.

Salmista: Puesto que reconozco mis culpas,
Tengo siempre presentes mis pecados.
Contra ti solo pequé, Señor,
Haciendo lo que a tus ojos era malo.

Todos: Misericordia, Señor, hemos pecado.

Salmista: Crea en mi, Señor, un corazón puro,
Un espíritu nuevo para cumplir tus mandamientos.
No me arrojes, Señor, lejos de ti,
Ni retires de mi tu santo espíritu.

Todos: Misericordia, Señor, hemos pecado.

Salmista: Devuélveme tu salvación, que regocija,
Mantén en mí un alma generosa.
Señor, abre mis labios
Y cantará mi boca tu alabanza.

Todos: Misericordia, Señor, hemos pecado.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO

Salmista: Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

Todos: Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

Salmista: No sólo de pan vive el hombre, sino también de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Todos: Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO (4, 1-11)

En aquel tiempo, Jesús fue conducido por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el demonio. Pasó cuarenta días y cuarenta noches sin comer y, al final, tuvo hambre. Entonces se le acercó el tentador y le dijo: “Si tú eres el Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes”. Jesús le respondió: “Está escrito: No sólo de pan vive el hombre, sino también de toda palabra que sale de la boca de Dios”. Entonces el diablo lo llevó a la ciudad santa, lo puso en la parte más alta del templo y le dijo: “Si eres el Hijo de Dios, échate para abajo, porque está escrito: Mandará a sus ángeles que te cuiden y ellos te tomarán en sus manos, para que no tropiece tu pie en piedra alguna”. Jesús le contestó: “También está escrito: No tentarás al Señor, tu Dios”. Luego lo llevó el diablo a un monte muy alto y desde ahí le hizo ver la grandeza de todos los reinos del mundo y le dijo: “Te daré todo esto, si te postras y me adoras”. Pero Jesús le replicó. “Retírate, Satanás, porque está escrito: “Adorarás al Señor, tu Dios, y a él sólo servirás”. Entonces lo dejó el diablo y se acercaron los ángeles para servirle. Palabra del Señor.

Todos: Gloria a ti, Señor Jesús.

BREVE REFLEXIÓN POR EL CELEBRANTE

Poner de manifiesto la importancia del sacramento de la reconciliación, a través de la confesión individual. El ministro ordinario del Sacramento, es el Sacerdote. Reflexionemos sobre la necesidad del sacerdote en las comunidades parroquiales.Invitarlos a acercarse al Sacramento, en este ambiente de adoración ante Jesús, el Buen Pastor.

LA PALABRA SE HACE ORACIÓN

Celebrante: Oremos al Señor Nuestro Dios, que dispuso darnos su gracia por medio de Jesucristo. Diciendo con mucha confianza: Padre Escucha nuestra oración.

Monitor: Por la Iglesia: Para que, fortalecida con el pan de la palabra de Dios, no caiga en la tentación de confiar en poderes y medios extraños a su misión en el mundo. Oremos.

Todos: Padre Escucha nuestra oración.

Monitor: Por los grupos catecumenales y por todos los creyentes que toman en serio la catequesis de adultos: Para que crezcan y maduren en la fe. Oremos.

Todos: Padre Escucha nuestra oración.

Monitor: Por los pueblos subdesarrollados, incapaces, por carencia de medios, de solucionar sus graves problemas: Para que encuentren la ayuda fraterna de los países más desarrollados. Oremos.

Todos: Padre Escucha nuestra oración.

Monitor: Por nosotros, aquí reunidos, que hemos escuchado “No solo de pan vive el hombre”: Para que nos despierte el hambre de la palabra de Dios. Oremos.

Todos: Padre Escucha nuestra oración.

Monitor: Por nuestros difuntos: Para que alcancen pronto la felicidad eterna. Oremos.

Todos: Padre Escucha nuestra oración.

Monitor: Todos decimos la oración vocacional.

¡Oh Jesús dulcísimo!
que en el abismo de tus misericordias
no quieres la muerte del pecador,
sino que se convierta, y viva.
Y que por esto nos has dado el Sacramento
de tu perdón confiándolo al ministerio sacerdotal,
aumenta, te lo pedimos, el número de tus sacerdotes,
a fin de que más fácilmente las ovejas perdidas
encuentren el camino del redil y los hijos pródigos
regresen arrepentidos a los paternales brazos de tu Amor. Amén.

Canto (ver cantoral)

Celebrante: Terminemos nuestro encuentro con el Señor, con las palabras que el mismo nos enseño. Padre Nuestro...

BENDICIÓN CON EL SANTÍSIMO SACRAMENTO Y DESPEDIDA

Canto Final: "Altísimo Señor"