Visitar el sitio web de la ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones
Vicaría Pastoral

Mapa del Sitio


Año Santo Sacerdotal 2009-2010


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la MISIÓN PERMANENTE en la Arquidiócesis de México



Pensamientos en torno al SACERDOCIO

P. Sergio G. Román del Real


Desierto sacerdotal

Hay desiertos y desiertos.
Los hay de arenas inquietas,
implacable sol
y vida casi oculta.

Los hay de eternos hielos
y nieves infinitas.

Los hay de bosques,
cañadas y riachuelos
como nuestros carmelos.

Hay desiertos asfaltados
donde se vive la soledad
codeándose con la multitud.

Pero todos los desiertos
son iguales:
desde ellos ves mejor el cielo.

Para acercarse a Dios
los hombres y los pueblos
buscan sus desiertos
y allí, en la soledad,
son más hombres
y son más pueblo.

El desierto duele;
la soledad parece abandono,
rechazo y desprecio;
y en la indigencia
de nadie esperas…
sólo de Dios,
¡estás en sus manos!

En el desierto vive Él,
Dios hospitalario,
allí hablas con Él
cara a cara,
le escuchas
y, al fin, purificado,
le amas...
¡para siempre!

Cuando vuelves,
la soledad añoras
y la multitud te azora;
crees más en Dios
y más amas al hombre.

En tu memoria, cincelada queda
la experiencia del divino encuentro,
de la voz que te habla en el silencio,
del Dios compañero y amigo,
del Padre que te escucha
y te consuela.

En tu desierto se forja el santo.