Visitar el sitio web de la ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones
Vicaría Pastoral

Mapa del Sitio


Año Santo Sacerdotal 2009-2010


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la MISIÓN PERMANENTE en la Arquidiócesis de México



Pensamientos en torno al SACERDOCIO

P. Sergio G. Román del Real


Sacerdocio Pascual

“No vivo yo,
dice san Pablo,
es Cristo quien vive en mí”
y expresa así,
con inspiración divina,
el sublime misterio del llamado.

Cuando llamas, Jesús,
al sacerdocio santo,
no llamas tan sólo
a seguir tus pasos,
llamas a ser Tú mismo,
a actuar en tu persona,
a vivir tus penas y tu gloria.

Es fácil, Señor, bajar del monte,
de los olivos a la sombra,
abanicado por las palmas,
y los oídos y el yo acariciados
por los cantos de alabanza.

Sacerdocio de Domingo de Ramos
que permites que vivamos
como consolador presagio del Calvario.

¡Cuánto deseaste, Jesús,
celebrar tu Pascua con nosotros!,
para hacer de ella fraternal  encuentro,
dádiva plena,
gesto de amor que aún perdura,
primera misa
y primera ordenación de otros Cristos.

Placentero sacerdocio de Jueves Santo,
en donde Tú eres yo
y yo soy Tú
en sacra comunión,
misterio sacro que acepto,
pero no comprendo.
¡Si fuera siempre Jueves Santo!
 
Después de la misa,
la agonía en el huerto,
diálogo filial y paternal consuelo.

Sacerdocio del Viernes Santo,
cuando se acaban los aplausos,
cuando el canto se vuelve grito
e insulto la alabanza,
cuando los amigos traicionan,
te niegan o se ocultan,
cuando parece que hasta Dios se olvida.
Entonces gritamos tu mismo grito
y entregamos el espíritu.

Después del trabajo,
el sepulcral descanso,
el dejar de ser,
el caer en el olvido.

¡Sacerdocio Pascual de gozo lleno,
testimonio alegre de tu Pascua,
sabia dicha que no olvida
y que hoy presume
las rojas flores del Calvario.

Jesús, mi buen amigo,
Tú has hecho de mi vida
un morir contigo, cada día,
para resucitar contigo, cada día.