ASAMBLEAS

 

XIX ASAMBLEA

Un Rostro Joven para renovar la
Misión Permanente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

21 al - 23 de Noviembre 2013

Seminario Conciliar de México

Casa Huipulco

INICIO

JUEVES 21

VIERNES 22

SÁBADO 23

LECTURA DE LA REALIDAD INTRAECLESIAL

A PARTIR DE LOS FOROS

 

  1. Hemos sido confirmados por Pedro--
  2. La continuidad entre la experiencia de nuestro proceso diocesano y las indicaciones de Aparecida ha alcanzado un nuevo nivel en las constantes señaladas por el Papa Francisco. Se reafirma el proyecto diocesano como teológicamente pertinente y pastoralmente viable.
  3. Tres peligros constantemente señalados por el Papa, que aparecían en nuestra lectura de los Foros: mundanidad, autorreferencialidad, clericalismo. Contra ellos: perspectiva de fe, horizonte misionero, espíritu de servicio.
  4. Las opciones diocesanas respecto a los destinatarios: familias, jóvenes, alejados y pobres. Las “periferias”, tanto sociales como existenciales.
  5. Un estilo renovado: testimonio, cercanía, compasión, sonrisa. Curar las heridas.
  6. Una consigna discernida: conversión pastoral.
  7.  

 

  1. Perspectiva evangélica: Jesucristo, buena noticia de salvación
  2. La condición de toda renovación eclesial: el contacto vivo con su fuente.
  3. “Nueva” evangelización: una novedad cualitativa. Ardor, métodos, expresión.
  4. “Buena”: estilo fresco y positivo, que se transforma en luz y alegría.
  5. “Noticia”: dinámica del anuncio, que implica el salir.
  6. “Salvación”: contenido, oferta divina de sentido, delante de una creciente desarticulación personal y social.

 

 

  1. Sobre el principio de vitalidad
  2. El Espíritu Santo, principio de vitalidad en la Iglesia.
  3. La juventud: índice cultural y eclesial.
  4. La persona en el centro; las estructuras y las acciones a su servicio. Crecer en profundidad de las convicciones, solidez de los vínculos, congruencia de las actitudes y acciones, incidencia en los ambientes.
  5. Contra lo “caduco” y lo “rancio”: fortalecer y renovar.
  6. Estructuras (ejecutivas, consultivas, formativas): la audacia de una renovación eclesiológica.

 

 

  1. Sobre el principio de comunión
  2. El Espíritu Santo, principio de unidad en la Iglesia.
  3. Catolicidad: Integración de fondo (autenticidad), pluralidad de formas (universalidad).
  4. Pastoral orgánica: Cada uno participa desde su carisma específico, ocupando su propio lugar, con sentido corresponsable.
  5. Pastoral integral: incorpora lo profético, sacerdotal y real.
  6. Búsqueda de cauces eficaces y oportunos de comunicación.

 

 

  1. Sobre el horizonte misionero
  2. El Espíritu Santo, principio expansivo de la Iglesia.
  3. Horizonte inmediato: Nuestro contexto plural, vertiginoso, complejo, con estratos fuertemente secularizados yuxtapuestos a una práctica religiosa popular. Horizonte más amplio: las nuevas generaciones.
  4. Niveles involucrados de la profesión de fe: personal (convicción interna y testimonio público) y eclesial (participación, dimensión institucional).
  5. Dinamismos que necesitan encontrar mejores cauces concretos: inculturación, diálogo, encuentro. Sentido misionero sobre todo de la formación específica y permanente.
  6. Definir líneas operativas de misión. La búsqueda de los “cómos”. Pistas: escuchando/mirando, discerniendo, actuando; saliendo; creyendo, esperando, amando; fortaleciendo, renovando, creando.

 

 

 

 

Pbro. Julián López Amozorrutia