Índice / Éxodo


GÉNESIS


Haga click sobre el número del capítulo al que desea ir

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 36 | 37 | 38 | 39 | 40 | 41 | 42 | 43 | 44 | 45 | 46 | 47 | 48 | 49 | 50


CAPÍTULO 16

Nacimiento de Ismael
16:
1 Saray, mujer de Abram, no le daba hijos. Pero tenía una esclava egipcia, que se llamaba Agar,
16:2 y dijo Saray a Abram: "Mira, el Señor me ha hecho estéril. Llégate, pues, te ruego, a mi esclava. Quizá podré tener hijos de ella." Y escuchó Abram la voz de Saray.
16:3 Así, al cabo de diez años de habitar Abram en Canaán, tomó Saray, la mujer de Abram, a su esclava Agar la egipcia, y se la dio por mujer a su marido Abram.
16:4 Él se acostó con Agar, la cual concibió. Pero luego, al verse ella encinta, miraba a su señora con desprecio.
16:5 Dijo entonces Saray a Abram: "Mi agravio recaiga sobre ti. Yo puse mi esclava en tu seno, pero al verse ella encinta me mira con desprecio. Juzgue el Señor entre nosotros dos."
16:6 Respondió Abram a Saray: "Ahí tienes a tu esclava en tus manos. Haz con ella como mejor te parezca." Saray dio en maltratarla y ella huyó de su presencia.
16:7 La encontró el Ángel del Señor junto a una fuente de agua en el desierto —la fuente que hay en el camino de Sur—
16:8 y dijo: "Agar, esclava de Saray, ¿de dónde vienes y adónde vas?" Contestó ella: "Voy huyendo de la presencia de mi señora Saray."
16:9 "Vuelve a tu señora, le dijo el Ángel del Señor, y sométete a ella."
16:10 Y dijo el Ángel del Señor: "Multiplicaré de tal modo tu descendencia, que por su gran multitud no podrá contarse."
16:11 Y le dijo el Ángel del Señor: Mira que has concebido, y darás a luz un hijo, al que llamarás Ismael, porque el Señor ha oído tu aflicción.
16:12 Será un onagro humano. Su mano contra todos, y la mano de todos contra él; y enfrente de todos sus hermanos plantará su tienda."
16:13 Dio Agar al Señor, que le había hablado, el nombre de "Tú eres El Roí", pues dijo: "¿Si será que he llegado a ver aquí las espaldas de aquel que me ve?"
16:14 Por eso se llamó aquel pozo "Pozo de Lajay Roí". Está entre Cadés y Béred.
16:15 Agar dio a luz un hijo a Abram, y Abram llamó al hijo que Agar le había dado Ismael. Gálatas 4, 22
16:16 Tenía Abram 86 años cuando Agar le dio su hijo Ismael.

Arriba

CAPÍTULO 17

La alianza y la circunsición
17:
1 Cuando Abram tenía 99 años, se le apareció el Señor y le dijo: "Yo soy El Sadday, anda en mi presencia y sé perfecto.
17:2 Yo establezco mi alianza entre nosotros dos, y te multiplicaré sobremanera."
17:3 Cayó Abram rostro en tierra, y Dios le habló así:
17:4 "Por mi parte he aquí mi alianza contigo: serás padre de una muchedumbre de pueblos. Génesis 28, 4 Génesis 35, 12
17:5 No te llamarás más Abram, sino que tu nombre será Abraham, Nehemías 9, 7 pues padre de muchedumbre de pueblos te he constituido. Romanos 4, 17
17:6 Te haré fecundo sobremanera, te convertiré en pueblos, y reyes saldrán de ti.
17:7 Y estableceré mi alianza entre nosotros dos, y con tu descendencia después de ti, de generación en generación: Levítico 26, 42 una alianza eterna, Lucas 1, 55 de ser yo el Dios tuyo y el de tu posteridad.
17:8 Yo te daré a ti y a tu posteridad la tierra en que andas como peregrino,
Génesis 12, 7 Génesis 13, 15 Génesis 15, 18 Levítico 26, 42 Deuteronomio 6, 10 Deuteronomio 30, 20 Deuteronomio 34, 4 1 Crónicas 16, 16 Salmo 105, 9 Hechos 7, 5 Gálatas 3, 16 todo el país de Canaán, en posesión perpetua, Éxodo 32, 13 y yo seré el Dios de los tuyos."
17:9 Dijo Dios a Abraham: "Guarda, pues, mi alianza, tú y tu posteridad, de generación en generación.
17:10 Esta es mi alianza que deben de guardar entre yo y ustedes —también tu posteridad—: Todos sus varones serán circuncidados. Hechos 7, 8 Romanos 4, 11
17:11 Se circuncidarán la carne del prepucio, y eso será la señal de la alianza entre yo y ustedes.
17:12 A los ocho días será circuncidado entre ustedes todo varón, Génesis 21, 4 Levítico 12, 3 Lucas 1, 59 Lucas 2, 21 Hechos 7, 8 de generación en generación, tanto el nacido en casa como el comprado con dinero a cualquier extraño que no sea de tu raza.
17:13 Deben ser circuncidados el nacido en tu casa y el comprado con tu dinero, de modo que mi alianza esté en su carne como alianza eterna.
17:14 El incircunciso, el varón a quien no se le circuncide la carne de su prepucio, ese tal será borrado de entre los suyos por haber violado mi alianza.
17:15 Dijo Dios a Abraham: "A Saray, tu mujer, no la llamarás más Saray, sino que su nombre será Sara.
17:16 Yo la bendeciré, y de ella también te daré un hijo. La bendeciré, y se convertirá en naciones; reyes de pueblos procederán de ella."
17:17 Abraham cayó rostro en tierra y se echó a reír, diciendo en su interior: ¿A un hombre de cien años va a nacerle un hijo?, Romanos 4, 19 ¿y Sara, a sus noventa años, va a dar a luz?"
17:18 Y dijo Abraham a Dios: "¡Si al menos Ismael viviera en tu presencia!"
17:19 Respondió Dios: "Sí, pero Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Isaac. Yo estableceré mi alianza con él, una alianza eterna, de ser el Dios suyo y el de su posteridad.
17:20 En cuanto a Ismael, también te he escuchado: "He aquí que le bendigo, le hago fecundo y le haré crecer sobremanera. Doce príncipes engendrará, y haré de él un gran pueblo.
17:21 Pero mi alianza la estableceré con Isaac, el que Sara te dará a luz el año que viene por este tiempo."
17:22 Y después de hablar con él, subió Dios dejando a Abraham.
17:23 Tomó entonces Abraham a su hijo Ismael, a todos los nacidos en su casa y a todos los comprados con su dinero —a todos los varones de la casa de Abraham— y aquel mismo día les circuncidó la carne del prepucio, como Dios le había mandado.
17:24 Tenía Abraham 99 años cuando circuncidó la carne de su prepucio.
17:25 Ismael, su hijo, era de trece años cuando se le circuncidó la carne de su prepucio.
17:26 El mismo día fueron circuncidados Abraham y su hijo Ismael.
17:27 Y todos los varones de su casa, los nacidos en su casa, y los comprados a extraños por dinero, fueron circuncidados juntamente con él.

Arriba

CAPÍTULO 18

Aparición de Dios en Mambré
18:
1 Se le apareció el Señor a Abraham en la encina de Mambré estando él sentado a la puerta de su tienda en lo más caluroso del día.
18:2 Levantó los ojos y he aquí que había tres individuos Génesis 19, 1-3 Hebreos 13, 2 parados a su vera. Como los vio acudió desde la puerta de la tienda a recibirlos, y se postró en tierra,
18:3 y dijo: "Señor mío, si te he caído en gracia, ea, no pases de largo cerca de tu servidor.
18:4 Ea, que traigan un poco de agua para que se laven los pies y luego descansarán bajo este árbol,
18:5 que yo iré a traer un bocado de pan, y repondrán fuerzas. Luego pasarán adelante, que para eso han acertado a pasar a la vera de este servidor suyo." Dijeron ellos: "Hazlo como has dicho."
18:6 Abraham se dirigió presuroso a la tienda, a donde Sara, y le dijo: "Apresta tres arrobas de harina de sémola, amasa y haz unas tortas."
18:7 Abraham, por su parte, acudió a la vacada y apartó un becerro tierno y hermoso, y se lo entregó al mozo, el cual se apresuró a aderezarlo.
18:8 Luego tomó cuajada y leche, junto con el becerro que había aderezado, y se lo presentó, manteniéndose en pie delante de ellos bajo el árbol, mientras comían.
18:9 Le dijeron: "¿Dónde está tu mujer Sara?" — "Ahí, en la tienda", contestó.
18:10 Dijo entonces aquél: "Volveré sin falta a ti pasado el tiempo de un embarazo, y para entonces tu mujer Sara tendrá un hijo". Romanos 9, 9 Sara lo estaba oyendo a la entrada de la tienda, a sus espaldas.
18:11 Abraham y Sara eran viejos, entrados en años, y a Sara se le había retirado la regla de las mujeres. Génesis 21, 2 Hebreos 11, 11
18:12 Así que Sara rió para sus adentros y dijo: "Ahora que estoy pasada, ¿sentiré el placer, y además siendo mi señor 1 Pedro 3, 6 ya viejo?"
18:13 Dijo el Señor a Abraham. "¿Cómo así se ha reído Sara, diciendo: "¡Seguro que voy a parir ahora de vieja!"?
18:14 ¿Es que hay nada milagroso para el Señor? Lucas 1, 37 En el plazo fijado volveré, al término de un embarazo, y Sara tendrá un hijo."
18:15 Sara negó: "No me he reído", y es que tuvo miedo. Pero aquél dijo: "No digas eso, que sí te has reído."

Sodoma: El Señor es un Dios justo
18:
16 Se levantaron de allí aquellos hombres y partieron hacia Sodoma, y Abraham les acompañaba de despedida.
18:17 Dijo entonces el Señor: "¿Por ventura voy a ocultarle a Abraham lo que hago,
18:18 siendo así que Abraham ha de ser un pueblo grande y poderoso, y se bendecirán por él los pueblos todos de la tierra?
18:19 Porque yo le conozco y sé que mandará a sus hijos y a su descendencia que guarden el camino del Señor, practicando la justicia y el derecho, de modo que pueda concederle el Señor a Abraham lo que le tiene apalabrado."
18:20 Dijo, pues, el Señor: "El clamor de Sodoma
y de Gomorra Jeremías 23, 14 es grande; y su pecado gravísimo.
18:21 Ea, voy a bajar personalmente, a ver si lo que han hecho responde en todo al clamor que ha llegado hasta mí, y si no, he de saberlo."
18:22 Y marcharon desde allí aquellos individuos camino de Sodoma, en tanto que Abraham permanecía parado delante del Señor.
18:23 Se acercó Abraham al Señor y le dijo: "¿Así que vas a borrar al justo con el malvado?
18:24 Tal vez haya cincuenta justos en la ciudad. ¿Es que vas a borrarlos, y no perdonarás a aquel lugar por los cincuenta justos que hay dentro?
18:25 Tú no puedes hacer tal cosa: dejar morir al justo con el malvado, y que corran parejos el uno con el otro. Tú no puedes. El juez de toda la tierra, ¿va a fallar una injusticia?"
18:26 Dijo el Señor: "Si encuentro en Sodoma a cincuenta justos en la ciudad perdonaré a todo el lugar por amor de aquéllos.
18:27 Replicó Abraham: "¡Mira que soy atrevido de interpelar a mi Señor, yo que soy polvo y ceniza!
18:28 Supón que los cincuenta justos fallen por cinco. ¿Destruirías por los cinco a toda la ciudad?" Dijo: "No la destruiré, si encuentro allí a 45."
18:29 Insistió todavía: "Supón que se encuentran allí cuarenta." Respondió: "Tampoco lo haría, en atención de esos cuarenta."
18:30 Insistió: "No se enfade mi Señor si le digo: "Tal vez se encuentren allí treinta". Respondió: "No lo haré si encuentro allí a esos treinta."
18:31 Le dijo. "¡Cuidado que soy atrevido de interpelar a mi Señor! ¿Y si se hallaran allí veinte?"
18:32 Respondió: Tampoco haría destrucción en gracia de los veinte." Insistió: "Vaya, no se enfade mi Señor, que ya sólo hablaré esta vez: "¿Y si se encuentran allí diez?"" Dijo: "Tampoco haría destrucción, en gracia de los diez."
18:33 Partió el Señor así que hubo acabado de conversar con Abraham, y éste se volvió a su lugar.

Arriba

CAPÍTULO 19

Destrucción de Sodoma
19:
1 Los dos ángeles Génesis 18, 1-8 Hebreos 13, 2 llegaron a Sodoma por la tarde. Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Al verlos, Lot se levantó a su encuentro y postrándose rostro en tierra,
19:2 dijo: "Ea, señores, por favor, vengan a la casa de este servidor suyo. Pasen la noche en ella y lávense los pies, y de madrugada seguirán su camino." Ellos dijeron: "No; haremos noche en la plaza."
19:3 Pero tanto porfió con ellos, que al fin se hospedaron en su casa. Él les preparó una comida cociendo unos panes cenceños y comieron.
19:4 No bien se habían acostado, cuando los hombres de la ciudad, los sodomitas, rodearon la casa desde el mozo hasta el viejo, todo el pueblo sin excepción.
19:5 Llamaron a voces a Lot y le dijeron: "¿Dónde están los hombres que han venido donde ti esta noche? Sácalos, para que abusemos de ellos."
19:6 Lot salió donde ellos a la entrada, cerró la puerta detrás de sí,
19:7 y dijo: "Por favor, hermanos, no hagan esta maldad.
19:8 Miren, aquí tengo dos hijas que aún no han conocido varón. Se las sacaré y hagan con ellas como bien les parezca; pero a estos hombres no les hagan nada, que para eso han venido al amparo de mi techo."
19:9 Mas ellos respondieron: "¡Quita allá! Uno que ha venido a avencindarse, ¿va a meterse a juez? Ahora te trataremos a ti peor que a ellos." Y forcejearon con él, con Lot, de tal modo que estaban a punto de romper la puerta.
19:10 Pero los hombres alargaron las manos, tiraron de Lot hacia sí, adentro de la casa, cerraron la puerta,
19:11 y a los hombres que estaban a la entrada de la casa les dejaron deslumbrados desde el chico hasta el grande, y mal se vieron para encontrar la entrada.
19:12 Los hombres dijeron a Lot: "¿A quién más tienes aquí? Saca de este lugar a tus hijos e hijas y a quienquiera que tengas en la ciudad,
19:13 porque vamos a destruir este lugar, que es grande el clamor de ellos en la presencia de el Señor, y el Señor nos ha enviado a destruirlos."
19:14 Salió Lot y habló con sus yernos, los prometidos de sus hijas: "Levántense, dijo, salgan de este lugar, porque el Señor va a destruir la ciudad." Pero sus yernos le tomaron a broma.
19:15 Al rayar el alba, los ángeles apremiaron a Lot diciendo: "Levántate, toma a tu mujer y a tus dos hijas que se encuentran aquí, no vayas a ser barrido por la culpa de la ciudad."
19:16 Y como él remoloneaba, los hombres le asieron de la mano lo mismo que a su mujer y a sus dos hijas por compasión del Señor hacia él, y sacándole le dejaron fuera de la ciudad. 2 Pedro 2, 7
19:17 Mientras los sacaban afuera, dijo uno: "¡Escápate, por vida tuya! No mires atrás ni te pares en toda la redonda. Escapa al monte, no vayas a ser barrido."
19:18 Lot les dijo: "No, por favor, Señor mío.
19:19 Ya que este servidor tuyo te ha caído en gracia, y me has hecho el gran favor de dejarme con vida, mira que no puedo escaparme al monte sin riesgo de que me alcance el daño y la muerte.
19:20 Ahí cerquita está esa ciudad a donde huir. Es una pequeñez. ¡Ea, voy a escaparme allá —¿verdad que es una pequeñez?— y quedaré con vida!"
19:21 Le dijo: "Bien, te concedo también eso de no arrasar la ciudad que has dicho.
19:22 Listo, escápate allá, porque no puedo hacer nada hasta que no entres allí." Por eso se llamó aquella ciudad Soar.
19:23 El sol asomaba sobre el horizonte cuando Lot entraba en Soar.
19:24 Entonces el Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego
Deuteronomio 29, 22 Isaías 1, 9 Isaías 13, 19 Jeremías 50, 40 Amós 4, 11 Sofonías 2, 9 Lamentaciones 4, 6 Romanos 9, 29 Apocalipsis 14, 10 de parte del Señor.
19:25 Y arrasó aquellas ciudades, Mateo 10, 15 Mateo 11, 23-24 Lucas 10, 12 Lucas 17, 29 2 Pedro 2, 6 Judas 7 y toda la redonda con todos los habitantes de las ciudades y la vegetación del suelo.
19:26 La mujer de Lot Lucas 17, 32 miró hacia atrás y se volvió estatua de sal.
19:27 Se levantó Abraham de madrugada y fue al lugar donde había estado en presencia del Señor.
19:28 Dirigió la vista en dirección de Sodoma y Gomorra y de toda la región de la redonda, miró, y he aquí que subía una humareda de la tierra cual la de una fogata.
19:29 Así pues, cuando Dios destruyó las ciudades de la redonda, se acordó de Abraham y puso a Lot a salvo de la catástrofe, cuando arrasó las ciudades en que Lot habitaba.

Origen de los moabitas y de los amonitas
19:
30 Subió Lot desde Soar y se quedó a vivir en el monte con sus dos hijas, temeroso de vivir en Soar. Él y sus dos hijas se instalaron en una cueva.
19:31 La mayor dijo a la pequeña: "Nuestro padre es viejo y no hay ningún hombre en el país que se una a nosotras, como se hace en todo el mundo.
19:32 Ven, vamos a propinarle vino a nuestro padre, nos acostaremos con él y así engendraremos descendencia."
19:33 En efecto, propinaron vino a su padre aquella misma noche, y entró la mayor y se acostó con su padre, sin que él se enterase de cuándo ella se acostó ni cuándo se levantó.
19:34 Al día siguiente dijo la mayor a la pequeña: "Mira, yo me he acostado anoche con mi padre. Vamos a propinarle vino también esta noche, y entras tú a acostarte con él, y así engendraremos de nuestro padre descendencia."
19:35 Propinaron, pues, también aquella noche vino a su padre, y levantándose la pequeña se acostó con él, sin que él se enterase de cuándo ella se acostó ni cuándo se levantó.
19:36 Las dos hijas de Lot quedaron encinta de su padre.
19:37 La mayor dio a luz un hijo, y le llamó Moab: Deuteronomio 2, 9 es el padre de los actuales moabitas.
19:38 La pequeña también dio a luz un hijo, y le llamó Ben Ammí: es el padre de los actuales ammonitas. Deuteronomio 2, 19

Arriba

CAPÍTULO 20

Peligro para Abraham en Guerar
20:
1 Trasladóse de allí Abraham al país del Négueb, y se estableció entre Cadés y Sur. Habiéndose avecindado en Guerar,
20:2 decía Abraham de su mujer Sara: "Es mi hermana." Génesis 12, 13 Génesis 26, 7 Entonces el rey de Guerar, Abimélek, envió por Sara y la tomó.
20:3 Pero vino Dios a Abimélek en un sueño nocturno y le dijo: "Date muerto por esa mujer que has tomado, y que está casada."
20:4 Abimélek, que no se había acercado a ella, dijo: "Señor, ¿es que asesinas a la gente aunque sea honrada?
20:5 ¿No me dijo él a mí: "Es mi hermana", y ella misma dijo: "Es mi hermano?" Con corazón íntegro y con manos limpias he procedido."
20:6 Y le dijo Dios en el sueño: "Ya sé yo también que con corazón íntegro has procedido, como que yo mismo te he estorbado de faltar contra mí. Por eso no te he dejado tocarla.
20:7 Pero ahora devuelve la mujer a ese hombre, porque es un profeta; 1 Crónicas 16, 22 Salmo 105, 15 él rogará por ti para que vivas. Pero si no la devuelves, ten en cuenta que morirás sin remedio, tú y todos los tuyos."
20:8 Se levantó Abimélek de mañana, llamó a todos sus siervos y les refirió todas estas cosas; los hombres se asustaron mucho.
20:9 Luego llamó Abimélek a Abraham, y le dijo: "¿Qué has hecho con nosotros, o en qué te he faltado, para que trajeras sobre mí y mi reino una falta tan grande? Lo que no se hace has hecho conmigo."
20:10 Y dijo Abimélek a Abraham: "¿Qué te ha movido a hacer esto?"
20:11 Dijo Abraham: "Es que me dije: "Seguramente no hay temor de Dios en este lugar, y van a asesinarme por mi mujer."
20:12 Pero es que, además, es cierto que es hermana mía, hija de mi padre aunque no de mi madre, y vino a ser mi mujer.
20:13 Y desde que Dios me hizo vagar lejos de mi familia, le dije a ella: Vas a hacerme este favor: a dondequiera que lleguemos, dices de mí: Es mi hermano."
20:14 Tomó Abimélek ovejas y vacas, siervos y esclavas, se los dio a Abraham, y le devolvió su mujer Sara.
20:15 Y dijo Abimélek: "Ahí tienes mi país por delante: quédate donde se te antoje."
20:16 A Sara le dijo: "Mira, he dado a tu hermano mil monedas de plata, que serán para ti y para los que están contigo como venda en los ojos, y de todo esto serás justificada."
20:17 Abraham rogó a Dios, y Dios curó a Abimélek, a su mujer, y a sus concubinas, que tuvieron hijos;
20:18 pues el Señor había cerrado absolutamente toda matriz de casa de Abimélek, por lo de Sara, la mujer de Abraham.

Arriba


Índice / Éxodo