Génesis / Índice / Levítico


ÉXODO


Haga click sobre el número del capítulo al que desea ir

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 36 | 37 | 38 | 39 | 40


CAPÍTULO 31

Elección de los artesanos
Éxodo 35, 30—36, 1

31:1 Habló Yahveh a Moisés diciendo:
31:2 Mira que he designado a Besalel, hijo de Urí, hijo de Jur, de la tribu de Judá;
31:3 y le he llenado del espíritu de Dios concediéndole habilidad, pericia y experiencia en toda clase de trabajos;
31:4 para concebir y realizar proyectos en oro, plata y bronce;
31:5 para labrar piedras de engaste, tallar la madera y ejecutar cualquier otra labor.
31:6 Mira que yo le he dado por colaborador a Oholiab, hijo de Ajisamak, de la tribu de Dan; y además, en el corazón de todos los hombres hábiles he infundido habilidad para que hagan todo lo que te he mandado:
31:7 la Tienda del Encuentro, el arca del Testimonio, el propiciatorio que la cubre y todos los utensilios de la Tienda;
31:8 la mesa con sus utensilios, el candelabro con todos sus utensilios, el altar del incienso,
31:9 el altar del holocausto con todos sus utensilios, la pila con su base;
31:10 las vestiduras de ceremonia, las vestiduras sagradas del sacerdote Aarón, y las vestiduras de sus hijos para las funciones sacerdotales:
31:11 el óleo de la unción y el incienso aromático para el Santuario. Ellos lo harán conforme a todo lo que te he ordenado.

Respeto al sábado
31:
12 Habló Yahveh a Moisés diciendo:
31:13 Habla tú a los israelitas y diles: No dejéis de guardar mis sábados;
Éxodo 16, 23-30 Éxodo 20, 8 Levítico 19, 3 Deuteronomio 5, 12 Jeremías 17, 22 porque el sábado es una señal entre yo y vosotros, Ezequiel 20, 12 de generación en generación, para que sepáis que yo, Yahveh, soy el que os santifico.
31:14 Guardad el sábado, porque es sagrado para vosotros. El que lo profane morirá. Todo el que haga algún trabajo en él será exterminado de en medio de su pueblo.
31:15 Seis días se trabajará; pero el día séptimo será día de descanso completo,
Éxodo 20, 10 Éxodo 23, 12 Éxodo 34, 21 Éxodo 35, 2 Levítico 23, 3 Deuteronomio 5, 13-14 consagrado a Yahveh. Todo aquel que trabaje en sábado, morirá.
31:16 Los israelitas guardarán el sábado celebrándolo de generación en generación como alianza perpetua.
31:17 Será entre yo y los israelitas una señal perpetua; pues en seis días hizo Yahveh los cielos y la tierra, y el día séptimo descansó y tomó respiro.
Génesis 2, 1-3 Éxodo 20, 11
31:18 Después de hablar con Moisés en el monte Sinaí, le dio las dos tablas del Testimonio, tablas de piedra, escritas por el dedo de Dios.
Deuteronomio 4, 13

Arriba

CAPÍTULO 32

3. Apostasía y renovación de la alianza

El becerro de oro
Deuteronomio 9, 6-29

32:1 Cuando el pueblo vio que Moisés tardaba en bajar del monte, se reunió el pueblo en torno a Aarón y le dijeron: "Anda, haznos un dios que vaya delante de nosotros, ya que no sabemos qué ha sido de Moisés, el hombre que nos sacó de la tierra de Egipto." Hechos 7, 40
32:2 Aarón les respondió: "Quitad los pendientes de oro de las orejas de vuestras mujeres, de vuestros hijos y vuestras hijas, y traédmelos."
32:3 Y todo el pueblo se quitó los pendientes de oro que llevaba en las orejas, y los entregó a Aarón.
32:4 Los tomó él de sus manos, hizo un molde y fundió un becerro.
Salmo 106, 19 Hechos 7, 41 Entonces ellos exclamaron: "Este es tu Dios, Israel, el que te ha sacado de la tierra de Egipto." 1 Reyes 12, 28 Nehemías 9, 18
32:5 Viendo esto Aarón, erigió un altar ante el becerro y anunció: "Mañana habrá fiesta en honor de Yahveh."
32:6 Al día siguiente se levantaron de madrugada y ofrecieron holocaustos y presentaron sacrificios de comunión. Luego se sentó el pueblo a comer y beber, y después se levantaron para solazarse.
1 Corintios 10, 7

Acusación divina y primera intercesión de Moisés
32:
7 Entonces habló Yahveh a Moisés, y dijo: "¡Anda, baja! Porque tu pueblo, el que sacaste de la tierra de Egipto, ha pecado.
32:8 Bien pronto se han apartado el camino que yo les había prescrito. Se han hecho un becerro fundido y se han postrado ante él; le han ofrecido sacrificios y han dicho: "Este es tu Dios, Israel, el que te ha sacado de la tierra de Egipto.""
32:9 Y dijo Yahveh a Moisés: "Ya veo que este pueblo es un pueblo de dura cerviz.
32:10 Déjame ahora que se encienda mi ira contra ellos y los devore; de ti, en cambio, haré un gran pueblo."
32:11 Pero Moisés trató de aplacar a Yahveh su Dios, Números 14, 13-19 Jeremías 15, 1 diciendo: "¿Por qué, oh Yahveh, ha de encenderse tu ira contra tu pueblo, el que tú sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y mano fuerte?
32:12 ¿Van a poder decir los egipcios: Por malicia los ha sacado, para matarlos en las montañas y exterminarlos de la faz de la tierra? Abandona el ardor de tu cólera y renuncia a lanzar el mal contra tu pueblo.
32:13 Acuérdate de Abraham, de Isaac y de Israel, siervos tuyos, a los cuales juraste por ti mismo: Multiplicaré vuestra descendencia como las estrellas del cielo;
Génesis 15, 5 Génesis 22, 16-17 Génesis 26, 4 Deuteronomio 10, 22 1 Crónicas 27, 23 Nehemías 9, 23
Romanos 4, 18 Hebreos 11, 12 toda esta tierra que os tengo prometida, la daré a vuestros descendientes, y ellos la poseerán como herencia para siempre." Génesis 17, 8
32:14 Y Yahveh renunció a lanzar el mal con que había amenazado a su pueblo. Números 14, 13-19

Moisés baja de la montaña: castigo
32:
15 Volvióse Moisés y bajó del monte, con las dos tablas del Testimonio en su mano, tablas escritas por ambos lados; por una y otra cara estaban escritas.
32:16 Las tablas eran obra de Dios, y la escritura, grabada sobre las mismas, era escritura de Dios.
32:17 Cuando Josué oyó la voz del pueblo que gritaba, dijo a Moisés: "Gritos de guerra en el campamento."
32:18 Respondió Moisés: "No son gritos de victoria, ni alarido de derrota.Cantos a coro es lo que oigo."
32:19 Cuando Moisés llegó cerca del campamento y vio el becerro y las danzas, ardió en ira, arrojó de su mano las tablas y las hizo añicos al pie del monte.
32:20 Luego tomó el becerro que habían hecho, lo quemó y lo molió hasta reducirlo a polvo, que esparció en el agua, y se lo dio a beber a los israelitas.
32:21 Y dijo Moisés a Aarón: "¿Qué te hizo este pueblo para que hayas traído sobre él tan gran pecado?"
32:22 Aarón respondió: "No se encienda la ira de mi señor. Tú mismo sabes que este pueblo es inclinado al mal.
32:23 Me dijeron: "Haznos un dios que vaya delante de nosotros, ya que no sabemos qué le ha sucedido a Moisés, el hombre que nos sacó de la tierra de Egipto."
32:24 Yo les contesté: "El que tenga oro despréndase." Ellos se lo quitaron y me lo dieron; yo lo eché al fuego y salió este becerro."
32:25 Vio Moisés al pueblo desenfrenado —pues Aarón les había permitido entregarse a la idolatría en medio de sus adversarios—
32:26 y se puso Moisés a la puerta del campamento, y exclamó: "¡A mí los de Yahveh!" y se le unieron todos los hijos de Leví.
Números 3, 12 Números 8, 16
32:27 El les dijo: "Así dice Yahveh, el Dios de Israel: Cíñase cada uno su espada al costado; pasad y repasad por el campamento de puerta en puerta, y matad cada uno a su hermano, a su amigo y a su pariente."
32:28 Cumplieron los hijos de Leví la orden de Moisés; y cayeron aquel día unos 3000 hombres del pueblo.
32:29 Y dijo Moisés: "Hoy habéis recibido la investidura como sacerdotes de Yahveh, cada uno a costa de vuestros hijos y vuestros hermanos, para que él os dé hoy la bendición."

Nueva oración de Moisés
32:
30 Al día siguiente dijo Moisés al pueblo: "Habéis cometido un gran pecado. Yo voy a subir ahora donde Yahveh; acaso pueda obtener la expiación de vuestro pecado."
32:31 Volvió Moisés donde Yahveh y dijo: "¡Ay! Este pueblo ha cometido un gran pecado al hacerse un dios de oro.
32:32 Con todo, si te dignas perdonar su pecado..., y si no, bórrame del libro que has escrito." Salmo 69, 29 Apocalipsis 3, 5 Apocalipsis 13, 8 Apocalipsis 17, 8
apocalipsis 20, 12
32:33 Yahveh respondió a Moisés: Al que peque contra mí, le borraré yo de mi libro.
32:34 Ahora ve y conduce al pueblo adonde te he dicho. He aquí que mi ángel irá delante de ti, mas en el día de mi visita los castigaré yo por su pecado."
32:35 Y Yahveh castigó al pueblo a causa del becerro fabricado por Aarón.

Arriba

CAPÍTULO 33

El ángel, compañero del viaje
33:
1 Dijo Yahveh a Moisés: "Anda, sube de aquí, tú y el pueblo que sacaste de Egipto, a la tierra que yo prometí con juramento a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: "A tu posteridad se la daré."
33:2 Enviaré delante de ti un ángel y expulsaré al cananeo, al amorreo, al hitita, al perizita, al jivita y al jebuseo.
33:3 Sube a una tierra que mana leche y miel; que yo no subiré contigo, pues eres un pueblo de dura cerviz; no sea que te destruya en el camino."
33:4 Al oír el pueblo estas duras palabras, hizo duelo y nadie se vistió sus galas.
33:5 Dijo entonces Yahveh a Moisés: "Di a los israelitas: Vosotros sois un pueblo de dura cerviz. Si yo saliera contigo, aunque fuera un solo momento, te destruiría. Ahora, pues, quítate tus galas, para que yo sepa qué he de hacer contigo."
33:6 Y los israelitas se despojaron de sus galas a partir del monte Horeb.

La tienda del encuentro
33:
7 Tomó Moisés la Tienda y la plantó para él a cierta distancia fuera del campamento; la llamó Tienda del Encuentro. De modo que todo el que tenía que consultar a Yahveh salía hacia la Tienda del Encuentro, que estaba fuera del campamento.
33:8 Cuando salía Moisés hacia la Tienda, todo el pueblo se levantaba y se quedaba de pie a la puerta de su tienda, siguiendo con la vista a Moisés hasta que entraba en la Tienda.
33:9 Y una vez entrado Moisés en la tienda, bajaba la columna de nube y se detenía a la puerta de la Tienda, mientras Yahveh hablaba con Moisés.
Salmo 99, 7
33:10 Todo el pueblo veía la columna de nube detenida a la puerta de la Tienda y se levantaba el pueblo, y cada cual se postraba junto a la puerta de su tienda.
33:11 Yahveh hablaba con Moisés cara a cara, como habla un hombre con su amigo.
Deuteronomio 34, 10 Luego volvía Moisés al campamento, pero su ayudante, el joven Josué, hijo de Nun, no se apartaba del interior de la Tienda.

Moisés pide al Señor que los acompañe personalmente
33:
12 Dijo Moisés a Yahveh: "Mira, tú me dices: Haz subir a este pueblo; pero no me has indicado a quién enviarás conmigo; a pesar de que me has dicho: "Te conozco por tu nombre", y también: "Has hallado gracia a mis ojos."
33:13 Ahora, pues, si realmente he hallado gracia a tus ojos, hazme saber tu camino, para que yo te conozca y halle gracia a tus ojos, y mira que esta gente es tu pueblo."
33:14 Respondió él: "Yo mismo iré contigo
Ageo 2, 5 y te daré descanso."
33:15 Contestóle: "Si no vienes tú mismo, no nos hagas partir de aquí.
33:16 Pues ¿en qué podrá conocerse que he hallado gracia a tus ojos, yo y tu pueblo, sino en eso, en que tú marches con nosotros? Así nos distinguiremos, yo y tu pueblo, de todos los pueblos que hay sobre la tierra."
33:17 Respondió Yahveh a Moisés: "Haré también esto que me acabas de pedir, pues has hallado gracia a mis ojos, y yo te conozco por tu nombre."

Moisés pide al Señor le muestre su gloria
33:
18 Entonces dijo Moisés: "Déjame ver, por favor, tu gloria."
33:19 El le contestó: "Yo haré pasar ante tu vista toda mi bondad y pronunciaré delante de ti el nombre de Yahveh; pues hago gracia a quien hago gracia y tengo misericordia con quien tengo misericordia."
Romanos 9, 15
33:20 Y añadió: "Pero mi rostro no podrás verlo; porque no puede verme el hombre y seguir viviendo."
33:21 Luego dijo Yahveh: "Mira, hay un lugar junto a mí; tú te colocarás sobre la peña.
33:22 Y al pasar mi gloria, te pondré en una hendidura de la peña y te cubriré con mi mano hasta que yo haya pasado.
33:23 Luego apartaré mi mano, para que veas mis espaldas; pero mi rostro no se puede ver."

Arriba

CAPÍTULO 34

Renovación de la alianza y revelación a Moisés
Deuteronomio 10, 1-5

34:1 Dijo Yahveh a Moisés. "Labra dos tablas de piedra como las primeras, sube donde mí, al monte y yo escribiré en las tablas las palabras que había en las primeras tablas que rompiste.
34:2 Prepárate para subir mañana temprano al monte Sinaí; allí en la cumbre del monte te presentarás a mí.
34:3 Que nadie suba contigo, ni aparezca nadie en todo el monte. Ni oveja ni buey paste en el monte."
34:4 Labró Moisés dos tablas de piedra como las primeras y, levantándose de mañana, subió al monte Sinaí como le había mandado Yahveh, llevando en su mano las dos tablas de piedra.
34:5 Descendió Yahveh en forma de nube y se puso allí junto a él. Moisés invocó el nombre de Yahveh.
34:6 Yahveh pasó por delante de él y exclamó: "Yahveh, Yahveh, Dios misericordioso
Números 14, 18
Nehemías 9, 17 Jonás 4, 2 y clemente, tardo a la cólera y rico en amor y fidelidad, Éxodo 20, 6 Números 14, 18 Deuteronomio 5, 10 Deuteronomio 7, 9-10
34:7 que mantiene su amor por millares, que perdona la iniquidad, la rebeldía y el pecado, pero no los deja impunes; que castiga la iniquidad de los padres en los hijos y en los hijos de los hijos hasta la tercera y cuarta generación." Éxodo 20, 5-6 Números 14, 18 Deuteronomio 5, 9-10 Deuteronomio 7, 9-10
34:8 Al instante, Moisés cayó en tierra de rodillas y se postró,
34:9 diciendo: "Si en verdad he hallado gracia a tus ojos, oh Señor, dígnese mi Señor venir en medio de nosotros, aunque sea un pueblo de dura cerviz; perdona nuestra iniquidad y nuestro pecado, y recíbenos por herencia tuya."
34:10 Respondió él: "Mira, voy a hacer una alianza; realizaré maravillas delante de todo tu pueblo, cono nunca se han hecho en toda la tierra ni en nación alguna; y todo el pueblo que te rodea verá la obra de Yahveh; porque he de hacer por medio de ti cosas que causen temor.

Exhortación
Deuteronomio 7, 1-5

34:11 Observa bien lo que hoy te mando. He aquí que voy a expulsar delante de ti al amorreo, al cananeo, al hitita, al perizita, al jivita y al jebuseo.
34:12 Guárdate de hacer pacto con los habitantes del país en que vas a entrar, para que no sean un lazo en medio de ti.
Éxodo 23, 32 Deuteronomio 7, 2-5 Josué 9, 7 Jueces 2, 2
34:13 Al contrario, destruiréis sus altares, destrozaréis sus estelas y romperéis sus cipos. Deuteronomio 16, 21

Decálogo ritual
34:
14 No te postrarás ante ningún otro dios, pues Yahveh se llama Celoso, es un Dios celoso.
Éxodo 20, 5
34:15 No hagas pacto con los moradores de aquella tierra, no sea que cuando se prostituyan tras sus dioses y les ofrezcan sacrificios, te inviten a ti y tú comas de sus sacrificios;
34:16 y no sea que tomes sus hijas para tus hijos,
Deuteronomio 7, 3
Esdras 9, 12 Nehemías 10, 31 Nehemías 13, 25 y que al prostituirse sus hijas tras sus dioses, Deuteronomio 7, 3-4 1 Reyes 11, 2 hagan también que tus hijos se prostituyan tras los dioses de ellas.
34:17 No te harás dioses de fundición. Éxodo 20, 2-4 Levítico 19, 4 Levítico 26, 1 Deuteronomio 5, 8 Deuteronomio 16, 21-22 Deuteronomio 27, 15 2 Reyes 17, 35 Salmo 81, 10

Fiestas
Éxodo 23, 14.19 / Deuteronomio 16, 1-17

34:18 Guardarás la fiesta de los Ázimos; Éxodo 12, 17 Éxodo 13, 7 Éxodo 23, 15 Levítico 23, 6-8 Números 28, 17-25 Deuteronomio 16, 3-8 1 Corintios 5, 8 siete días comerás ázimos como te he mandado, al tiempo señalado, esto es, en el mes de Abib, pues en el mes de Abib saliste de Egipto.
34:19 Todo lo que abre el seno es mío, todo primer nacido, macho, sea de vaca o de oveja, es mío.
Éxodo 13, 2 Números 3, 13 Números 8, 17
Nehemías 10, 37
34:20 El primer nacido de asno lo rescatarás con una oveja; y si no lo rescatas, lo desnucarás. Rescatarás todos los primogénitos de tus hijos, Éxodo 13, 13 y nadie se presentará ante mí con las manos vacías.
34:21 Seis días trabajarás, mas en el séptimo descansarás; Éxodo 20, 10 Éxodo 23, 12 Éxodo 31, 15 Éxodo 35, 2 Levítico 23, 3 Deuteronomio 5, 13-14 descansarás en tiempo de siembra y siega.
34:22 Celebrarás la fiesta de las Semanas: la de las primicias de la siega del trigo, Éxodo 23, 16 Levítico 23, 15-21
Levítico 23, 34-36 Levítico 23, 39-43 Números 28, 26-31 Números 29, 12-38 Deuteronomio 16, 9 Deuteronomio 16, 13-15 Deuteronomio 31, 10 Nehemías 8, 15 Ezequiel 45, 25 Zacarías 14, 16 y también la fiesta de la recolección al final del año. Levítico 23, 39-43
34:23 Tres veces al año Éxodo 23, 14-17
Deuteronomio 16, 16 1 Reyes 9, 25 2 Crónicas 8, 13 se presentarán todos tus varones ante Yahveh, el Señor, Éxodo 23, 17 Deuteronomio 16, 16 1 Reyes 9, 25 el Dios de Israel.
34:24 Pues cuando yo expulse a los pueblos delante de ti y ensanche tus fronteras, nadie codiciará tu tierra cuando tres veces al año subas a presentarte ante Yahveh, tu Dios.
34:25 No inmolarás con pan fermentado la sangre de mi sacrificio, ni quedará hasta el día siguiente la víctima de la fiesta de Pascua. Éxodo 12, 10
34:26 Llevarás a la casa de Yahveh, tu Dios, lo mejor de las primicias de los frutos de tu suelo. Éxodo 23, 19 Deuteronomio 26, 2 Nehemías 10, 36 No cocerás el cabrito en la leche de su madre." Deuteronomio 14, 21 Éxodo 23, 19
34:27 Dijo Yahveh a Moisés: "Consigna por escrito estas palabras, pues a tenor de ellas hago alianza contigo y con Israel."
34:28 Moisés estuvo allí con Yahveh cuarenta días y cuarenta noches, Deuteronomio 10, 10 sin comer pan ni beber agua. Y escribió en las tablas las palabras de la alianza, las diez palabras.

La gloria del Señor se refleja en la cara de Moisés
34:
29 Luego, bajó Moisés del monte Sinaí y, cuando bajó del monte con las dos tablas del Testimonio en su mano, no sabía que la piel de su rostro se había vuelto radiante,
Éxodo 34, 35
2 Corintios 3, 7 por haber hablado con él.
34:30 Aarón y todos los israelitas miraron a Moisés, y al ver que la piel de su rostro irradiaba, temían acercarse a él.
34:31 Moisés los llamó. Aarón y todos los jefes de la comunidad se volvieron a él y Moisés habló con ellos.
34:32 Se acercaron a continuación todos los israelitas y él les conminó cuanto Yahveh le había dicho en el monte Sinaí.
34:33 Cuando Moisés acabó de hablar con ellos, se puso un velo sobre el rostro. 2 Corintios 3, 13
34:34 Siempre que Moisés se presentaba delante de Yahveh para hablar con él, se quitaba el velo hasta que salía, y al salir decía a los israelitas lo que Yahveh había ordenado.
34:35 Los israelitas veían entonces que el rostro de Moisés irradiaba, y Moisés cubría de nuevo su rostro hasta que entraba a hablar con Yahveh. Éxodo 34, 29 2 Corintios 3, 7-16

Arriba

CAPÍTULO 35

4. Ejecución de las normas para el culto

Recuerdo del descanso sabático
35:1 Moisés reunió a toda la comunidad de los israelitas y les dijo: "Esto es lo que Yahveh ha mandado hacer.
35:2 Durante seis días se trabajará, pero el día séptimo será sagrado para vosotros, día de descanso completo
Éxodo 20, 10 Éxodo 23, 12 Éxodo 31, 15 Éxodo 34, 21 Levítico 23, 3 Deuteronomio 5, 13-14 en honor de Yahveh. Cualquiera que trabaje en ese día, morirá.
35:3 En ninguna de vuestras moradas encenderéis fuego en día de sábado."

LA TIENDA DE LA PRESENCIA

Ofrendas de los israelitas
Éxodo 25, 1-9

35:4 Moisés habló así a toda la comunidad de los israelitas: "Esta es la orden de Yahveh:
35:5 Reservad de vuestros bienes una ofrenda para Yahveh. Que reserven ofrenda para Yahveh todos aquellos a quienes su corazón mueva: oro, plata y bronce,
35:6 púrpura violeta y escarlata, carmesí, lino fino, pelo de cabra,
35:7 pieles de carnero teñidas de rojo, cueros finos y maderas de acacia,
35:8 aceite para el alumbrado, aromas para el óleo de la unción y para el incienso aromático,
35:9 piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y el pectoral.

La obra del tabernáculo
Éxodo 39, 32-43

35:10 Que vengan los artífices hábiles de entre vosotros a realizar cuanto Yahveh ha ordenado:
35:11 la Morada, su Tienda y su toldo, sus broches, sus tableros, sus travesaños, sus postes y sus basas;
35:12 el Arca y sus varales, el propiciatorio y el velo que lo cubre;
35:13 la mesa con sus varales y todos sus utensilios, el pan de la Presencia,
35:14 el candelabro para el alumbrado con sus utensilios, y sus lámparas, y el aceite del alumbrado;
35:15 el altar del incienso con sus varales; el óleo de la unción, el incienso aromático, la cortina del vano de la entrada a la Morada,
35:16 el altar de los holocaustos con su rejilla de bronce, sus varales y todos su utensilios; la pila con su base;
35:17 los cortinajes del atrio con sus postes y sus basas; el tapiz de la entrada del atrio;
35:18 la clavazón de la Morada y la clavazón del atrio y sus cuerdas;
35:19 los ornamentos de ceremonia para oficiar en el Santuario; las vestiduras sagradas para el sacerdote Aarón y las vestiduras de sus hijos para sus funciones sacerdotales."
35:20 Entonces, toda la comunidad de los israelitas se retiró de la presencia de Moisés;
35:21 todos aquellos a quienes impulsaba su corazón y movía su espíritu vinieron a traer la ofrenda reservada a Yahveh, para los trabajos de la Tienda del Encuentro, para todo su servicio y para las vestiduras sagradas.
35:22 Venían hombres y mujeres: todos los que eran movidos por su corazón traían zarcillos, pendientes, anillos de oro, el oro que cada uno presentaba como ofrenda mecida para Yahveh.
35:23 Cuantos poseían púrpura violeta y escarlata, y carmesí, lino fino, pelo de cabra, pieles de carnero teñidas de rojo y cueros finos, los traían también.
35:24 Cuantos pudieron reservar una ofrenda de plata o de bronce, la llevaron como ofrenda reservada a Yahveh. Lo mismo hicieron los que poseían madera de acacia, que sirviera para los trabajos de la obra.
35:25 Todas las mujeres hábiles en el oficio hilaron con sus manos y llevaron la púrpura violeta y escarlata, el carmesí y lino fino que habían hilado.
35:26 Todas las mujeres hábiles en hilar, hilaron pelo de cabra, movidas por su corazón.
35:27 Los jefes trajeron piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y el pectoral;
35:28 aromas y aceite para el alumbrado, para el óleo de la unción y para el incienso aromático.
35:29 Todos los israelitas, hombres y mujeres, cuyo corazón les había impulsado a llevar algo para cualquiera de los trabajos que Yahveh, por medio de Moisés, les había encomendado, presentaron sus ofrendas voluntarias a Yahveh.

Comienzan las obras
Éxodo 31, 1-11

35:30 Moisés dijo entonces a los israelitas: "Mirad, Yahveh ha designado a Besalel, hijo de Urí, hijo de Jur, de la tribu de Judá,
35:31 y le ha llenado del espíritu de Dios, confiriéndole habilidad, pericia y experiencia en toda clase de trabajos,
35:32 para concebir y realizar proyectos en oro, plata y bronce,
35:33 para labrar piedras de engaste, tallar la madera y ejecutar cualquier otra labor de artesanía;
35:34 a él y Oholiab, hijo de Ajisamak de la tribu de Dan, les ha puesto en el corazón el don de enseñar.
35:35 Les ha llenado de habilidad para toda clase de labores en talla y bordado, en recamado de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y lino fino, y en labores de tejidos. Son capaces de ejecutar toda clase de trabajos y de idear proyectos."

Arriba


Génesis / Índice / Levítico