Números / Índice / Josué


DEUTERONOMIO


Haga click sobre el número del capítulo al que desea ir

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34


CAPÍTULO 21

Expiación del homicidio cometido por un desconocido
21:
1 Si en la tierra que el Señor, tu Dios, te da en posesión, alguien encuentra un hombre muerto, tendido en medio del campo, y no se sabe quién lo mató,
21:2 tus ancianos y tus jueces irán a medir las distancias que hay entre la víctima y las ciudades de alrededor.
21:3 Luego los ancianos de la ciudad más cercana tomarán una ternera que no haya sido sometida a ningún trabajo ni haya estado bajo el yugo;
21:4 la llevarán hasta un arroyo de agua perenne, a un lugar donde no se cultiva ni se siembra, y la desnucarán junto al arroyo.
21:5 También se harán presentes los sacerdotes levitas, porque el Señor los eligió para que estuvieran a su servicio y para que bendijeran en su Nombre, y a ellos les corresponde resolver los litigios y los casos de agresión.
21:6 Luego los ancianos de la ciudad más cercana a la víctima se lavarán las manos en el arroyo, Mateo 27, 24 sobre la ternera desnucada,
21:7 y pronunciarán estas palabras: "Nuestras manos no han derramado esa sangre y nuestros ojos no han visto nada.
21:8 Perdona, Señor, a tu pueblo Israel, ese pueblo que tú rescataste, y no dejes recaer sangre inocente sobre tu pueblo Israel". Así quedarán absueltos del delito de sangre.
21:9 De esta manera harás desaparecer de entre ustedes la sangre inocente, haciendo lo que es recto a los ojos del Señor.

El matrimonio con una prisionera de guerra
21:
10 Cuando salgas a combatir contra tus enemigos, y el Señor, tu Dios, los ponga en tus manos, si tomas algunos prisioneros
21:11 y entre ellos ves una mujer hermosa que te resulta atrayente, y por eso la quieres tomar por esposa,
21:12 deberás llevarla a tu casa. Entonces ella se rapará la cabeza, se cortará las uñas,
21:13 se quitará su ropa de cautiva y permanecerá en tu casa durante un mes entero, llorando a su padre y a su madre. Sólo después de esto podrás unirte a ella para ser su esposo, y ella será tu mujer.
21:14 Pero si más tarde dejas de quererla, le permitirás disponer de sí misma, y no podrás venderla por dinero ni maltratarla, porque la has violentado.

El derecho de primogenitura
21:
15 Si un hombre que tiene dos mujeres, ama a una y a la otra no, y las dos le dan hijos, pero el primogénito es hijo de la mujer que no ama,
21:16 cuando reparta la herencia entre sus hijos, no podrá considerar como primogénito al hijo de la mujer que ama, en perjuicio del verdadero primogénito.
21:17 Él deberá reconocer como primogénito al hijo de la mujer que no ama, dándole dos partes 2 Reyes 2, 9 de todo lo que posee, porque este hijo es el primer fruto de su vigor, y por eso le corresponde el derecho de primogenitura.

El hijo rebelde
21:
18 Si un hombre tiene un hijo indócil y rebelde, que desobedece a su padre y a su madre, y no les hace caso cuando ellos lo reprenden,
21:19 su padre y su madre lo presentarán ante los ancianos del lugar, en la puerta de la ciudad,
21:20 y dirán a los ancianos: "Este hijo nuestro es indócil y rebelde; no quiere obedecernos, y es un libertino y un borracho".
21:21 Entonces todos los habitantes de su ciudad lo matarán a pedradas. Así harás desaparecer el mal de entre ustedes, y todo Israel, cuando se entere, sentirá temor.

El cadáver expuesto
21:
22 Si un hombre, culpable de un crimen que merece la pena de muerte, es ejecutado y colgado de un árbol,
21:23 su cadáver no quedará en el árbol durante la noche, sino que lo enterrarás ese mismo día, porque el que está colgado de un árbol es una maldición de Dios. Gálatas 3, 13 Y tú no mancharás el suelo que el Señor, tu Dios, te da como herencia.

Arriba

CAPÍTULO 22

Prescripciones diversas
22:
1 Si ves extraviados al buey o a la oveja de tu hermano, no te despreocupes de ellos y ve a devolvérselos cuanto antes. Éxodo 23, 5
22:2 Si ese hermano no es tu vecino o no sabes quién es, encierra al animal en tu casa y cuídalo hasta que él lo venga a reclamar. Entonces se lo devolverás.
22:3 Lo mismo harás con su asno, con su ropa y con cualquier otro objeto que pierda tu hermano y que tú encuentres: no podrás despreocuparte de ellos.
22:4 Si ves caídos en el camino al asno o al buey de tu hermano, no te despreocupes de ellos y ayúdalo a levantarlos. Éxodo 23, 4-5
22:5 La mujer no se pondrá ropa de hombre, ni el hombre un vestido de mujer: el que lo hace resulta abominable a los ojos del Señor, tu Dios.
22:6 Si mientras vas caminando, encuentras en un árbol o en el suelo un nido de pájaros con pichones o con huevos, y la madre está echada encima de ellos, no tomes a la madre con su cría.
22:7 Deja en libertad a la madre y toma para ti los pichones. Así serás feliz y tendrás una larga vida.
22:8 Cuando construyas una casa nueva, pondrás una baranda alrededor de la terraza. Así no harás a tu casa responsable de derramamiento de sangre, en el caso de que alguien se caiga de allí.
22:9 No sembrarás en tu viña otra clase de plantas, porque de lo contrario toda la cosecha será sagrada: tanto el producto de lo que siembres como el fruto de la viña.
22:10 No ares con un buey y un asno juntos.
22:11 No vestirás ropa tejida de lana mezclada con lino. Levítico 19, 19
22:12 Coloca unos flecos en las cuatro puntas del manto con que te cubres. Números 15, 37-41 Mateo 23, 5

Las acusaciones contra una joven esposa
22:13 Si un hombre se casa con una mujer y se une a ella, pero después le toma aversión,
22:14 la acusa falsamente y la difama, diciendo: "Yo me casé con esta mujer, y cuando me uní a ella comprobé que no era virgen",
22:15 entonces el padre y la madre de la joven tomarán las pruebas de su virginidad, y las exhibirán ante los ancianos, en la puerta de la ciudad.
22:16 El padre de la joven dirá a los ancianos: "Yo entregué mi hija a este hombre para que fuera su esposa, pero él le ha tomado aversión
22:17 y ahora la acusa falsamente, declarando que no encontró en ella las señales de la virginidad. Aquí están las pruebas de que mi hija era realmente virgen". Y en seguida extenderán la sábana nupcial ante los ancianos de la ciudad.
22:18 Entonces estos tomarán al hombre y lo castigarán
22:19 por haber difamado a una virgen israelita, condenándolo, además, a pagar cien siclos de plata, que entregarán al padre de la joven. Ella seguirá siendo su mujer, y el hombre no podrá repudiarla nunca más.
22:20 Pero si la acusación resulta verdadera y no aparecen las pruebas de la virginidad de la joven,
22:21 la sacarán a la puerta de la casa de su padre, y la gente de esa ciudad la matará a pedradas, por haber cometido una acción infame en Israel, prostituyéndose en la casa de su padre. Así harás desaparecer el mal de entre ustedes.

El adulterio, la violación y el incesto
22:
22 Si se sorprende a un hombre acostado con una mujer casada, morirán los dos: el hombre que estaba acostado con la mujer, y también ella. Así harás desaparecer el mal de entre ustedes.
22:23 Si una joven virgen está comprometida con un hombre, y otro la encuentra en la ciudad y se acuesta con ella,
22:24 se hará salir a los dos a la puerta de esa ciudad y los matarán a pedradas: a la joven por no haber pedido auxilio, a pesar de que estaba en la ciudad; y al hombre por haber violado a la mujer de su prójimo. Así harás desaparecer el mal de entre ustedes.
22:25 Pero si el hombre encuentra en el campo a la joven comprometida y se acuesta con ella por la fuerza, sólo morirá el hombre que se acostó con ella.
22:26 A la joven, no le harás nada, porque no ha cometido un pecado que merezca la muerte. Es un caso semejante al de un hombre que ataca a otro y lo mata:
22:27 como el encuentro se produjo en el campo, tal vez la joven pidió auxilio, pero no había nadie que la socorriera.
22:28 Si un hombre encuentra a una joven virgen que no está comprometida, la toma por la fuerza y se acuesta con ella, y son sorprendidos,
22:29 el hombre que se acostó con ella deberá pagar al padre de la joven cincuenta siclos de plata y ella será su mujer. Nunca podrá repudiarla, porque él la violó. Éxodo 22, 15-16
22:30 (1) Nadie tomará a la mujer de su padre, 1 Corintios 5, 1 no retirará el borde del manto de su padre. Levítico 18, 8 Levítico 20, 11 Deuteronomio 27, 20

Arriba

CAPÍTULO 23

23:1 Ningún hombre tomará como esposa a una mujer de su padre, ni descubrirá el borde de la manta de su padre.

Las personas excluidas de la comunidad de Israel
23:
2 El que tenga los testículos mutilados o el pene cortado no será admitido en la asamblea del Señor.
23:3 El bastardo no será admitido en la asamblea del Señor, Nehemías 13, 1-2 ni siquiera en la décima generación.
23:4 El amonita y el moabita no serán jamás admitidos en la asamblea del Señor, ni siquiera en la décima generación.
23:5 Porque ellos no se adelantaron para ofrecerles agua y alimento, cuando ustedes iban por el camino, a la salida de Egipto; y porque Moab contrató a Balaam, hijo de Beor, que era de Petor en Arám Naharaim, a fin de que te maldijera. Números 22, 1-6 Nehemías 13, 2
23:6 Pero el Señor, tu Dios, no quiso escuchar a Balaam, sino que cambió la maldición en bendición, Números 23, 11 Nehemías 13, 2 porque él te ama.
23:7 Por eso, mientras vivas, nunca busques su prosperidad y su bienestar.
23:8 En cambio, no consideres abominable al edomita, porque es tu hermano, ni tampoco al egipcio, porque tú fuiste huésped en su país.
23:9 A partir de la tercera generación, sus descendientes podrán ser admitidos en la asamblea del Señor.

La higiene de los campamentos
23:10 Cuando emprendas una campaña contra tus enemigos, evita cuidadosamente toda acción indecente.
23:11 Si alguno de ustedes ha caído en estado de impureza a causa de una polución nocturna, saldrá fuera del campamento y no volverá a entrar en él.
23:12 Pero al llegar la tarde se lavará, y al ponerse el sol entrará de nuevo en el campamento.
23:13 Tendrás, asimismo, un lugar fuera del campamento para hacer allí tus necesidades.
23:14 También llevarás una estaca en tu equipaje, y cuando salgas afuera para hacer tus necesidades, cavarás un hoyo con la estaca y luego lo volverás a tapar para cubrir tus excrementos.
23:15 Porque el Señor, tu Dios, recorrerá el campamento para protegerte y para poner a tus enemigos en tus manos. Por eso tu campamento será un lugar santo, y el Señor no debe ver en él nada indecente. De lo contrario se apartaría de ti.

La protección del esclavo fugitivo
23:16 No entregarás al esclavo que acuda a ti huyendo de su dueño.
23:17 Se quedará contigo, entre los tuyos, en el lugar que él elija, en la ciudad que más le agrade; y no lo molestarás.

La prostitución sagrada
23:
18 Ningún hombre o mujer israelita practicará la prostitución sagrada. Levítico 19, 29 1 Reyes 14, 24
23:
19 No llevarás a la Casa del Señor, tu Dios, la paga de una prostituta ni el salario de un perro, cualquiera sea el voto que hayas hecho: porque ambos son una abominación para el Señor, tu Dios.

El préstamo a interés
23:20 No obligues a tu hermano a pagar interés, ya se trate de un préstamo de dinero, de víveres, o de cualquier otra cosa que pueda producir interés. Éxodo 22, 24 Levítico 25, 35-38 Deuteronomio 15, 7-11 Nehemías 5, 7 Ezequiel 22, 12
23:21 Podrás prestar a interés al extranjero, pero no a tu compatriota, para que el Señor, tu Dios, te bendiga en todas tus empresas, en la tierra de la que vas a tomar posesión.

El cumplimiento de los votos
23:
22 Si haces un voto al Señor, tu Dios, no tardes en cumplirlo, Éxodo 20, 7 Levítico 19, 12 Números 30, 3 Deuteronomio 5, 11 Jueces 11, 35 Mateo 5, 33 porque él no dejará de pedirte cuenta, y si no lo cumples, cometerás un pecado.
23:23 Si te abstienes de hacer votos, no cometes ningún pecado.
23:24 Sé un hombre de palabra, y cumple el voto que hagas espontáneamente al Señor, tu Dios, expresándolo con tus propios labios.

Concesiones en favor de los pobres
23:
25 Si entras en la viña de tu prójimo, podrás comer todas las uvas que quieras, hasta quedar saciado, pero no guardarás nada en tu bolsa.
23:26 Si pasas por los sembrados maduros de tu prójimo, podrás arrancar espigas con la mano, Mateo 12, 1 Marcos 2, 23 Lucas 6, 1 pero no aplicarás la hoz.

Arriba

CAPÍTULO 24

El divorcio
24:
1 Si un hombre se casa con una mujer, pero después le toma aversión porque descubre en ella algo que le desagrada, y por eso escribe un acta de divorcio, Mateo 5, 31 Mateo 19, 7 Marcos 10, 4 se la entregará y la despedirá de su casa.
24:2 Una vez que esté fuera de su casa, si la mujer se desposa con otro
24:3 y este último también la rechaza, escribe un acta de divorcio y la despide, o bien muere,
24:4 su primer marido no podrá volver a tomarla por esposa, puesto que ella ha sido mancillada. Esto sería abominable a los ojos del Señor, y tú no puedes manchar con un pecado la tierra que el Señor, tu Dios, te da en herencia.

Leyes humanitarias
24:
5 Si un hombre acaba de casarse, no saldrá a combatir ni se le impondrá ninguna otra obligación. Quedará libre por un año para ocuparse de su casa y contentar a la mujer que tomó por esposa.
24:6 Nadie tomará en prenda un molino de mano y ni siquiera la piedra movible del molino, porque ello sería tomar en prenda la vida de una persona.
24:7 Si se descubre que alguien ha raptado a uno de sus hermanos israelitas —sea que lo haya maltratado o que lo haya vendido— el ladrón morirá. Éxodo 21, 16 Así harás desaparecer el mal de entre ustedes.
24:8 Cuando se produzcan casos de lepra, cuida muy bien de hacer exactamente lo que les indiquen los sacerdotes levitas. Pongan cuidado en practicar lo que yo les he mandado. Levítico 13, 1...
24:9 Acuérdate de lo que el Señor, tu Dios, hizo con Miriam Números 12, 10 durante el viaje, después que ustedes salieron de Egipto.
24:10 Si prestas algo a tu prójimo, no entres en su casa a retirar la prenda.
24:11 Quédate afuera, mientras el hombre a quien concediste el préstamo te trae la prenda.
24:12 Y si es una persona de condición humilde, no vayas a dormir con su prenda.
24:13 Se la entregarás al ponerse el sol, para que pueda acostarse con su ropa. Así él te bendecirá, y tú habrás realizado una obra de justicia a los ojos del Señor, tu Dios. Éxodo 22, 26
24:14 No explotarás al jornalero pobre y necesitado, ya sea uno de tus compatriotas, o un extranjero que vive en alguna de las ciudades de tu país.
24:15 Págale su jornal ese mismo día, antes que se ponga el sol, porque él está necesitado, y su vida depende de su jornal. Así no invocará al Señor Santiago 5, 4 contra ti, y tú no te harás responsable de un pecado. Levítico 19, 13 Mateo 20, 8
24:16 Los padres no morirán por culpa de los hijos ni los hijos por culpa de los padres. Cada cual morirá por su propio pecado. 2 Reyes 14, 6 2 Crónicas 25, 4 Ezequiel 18, 20
24:17 No conculcarás el derecho del extranjero o del huérfano, ni tomarás en prenda el vestido de la viuda. Éxodo 22, 21-22
Ezequiel 22, 7
24:18 Recuerda que fuiste esclavo en Egipto Éxodo 22, 20 Éxodo 23, 9 Levítico 19, 33-34 Deuteronomio 27, 19 y que el Señor, tu Dios, te rescató de allí. Por eso te ordeno obrar de esta manera.
24:19 Cuando recojas la cosecha en tu campo, si olvidas en él una gavilla, no vuelvas a buscarla. Será para el extranjero, el huérfano y la viuda, Levítico 19, 10 Levítico 23, 22 a fin de que el Señor, tu Dios, te bendiga en todas tus empresas.
24:20 Cuando sacudas tus olivos, no revises después las ramas. El resto será para el extranjero, el huérfano y la viuda.
24:21 Cuando recojas los racimos de tu viña, no vuelvas a buscar lo que haya quedado. Eso será para el extranjero, el huérfano y la viuda. Levítico 19, 9-10 Levítico 23, 22
24:22 Acuérdate siempre que fuiste esclavo en Egipto. Por eso te ordeno obrar de esta manera.

Arriba

CAPÍTULO 25

25:1 Si entre dos hombres se produce un litigio y ellos acuden a la justicia, se los juzgará, y se absolverá al inocente y se condenará al culpable.
25:2 Si este último merece ser apaleado, el juez lo obligará a tenderse en el suelo y lo hará castigar en su presencia, con un número de golpes proporcionado a su culpa.
25:3 Podrá infligirle hasta cuarenta golpes, 2 Corintios 11, 24 pero no más, no sea que castigándolo más de la cuenta, el castigo resulte excesivo y tu hermano quede envilecido a tus ojos.
25:4 No pondrás bozal al buey que trilla. 1 Corintios 9, 9 1 Timoteo 5, 18
Obligaciones matrimonialesde los cuñados
25:5 Si varios hermanos viven juntos y uno de ellos muere sin tener hijos, la mujer del difunto no se casará con un extraño. El hermano del difunto se unirá con ella, y cumplirá con sus deberes de cuñado tomándola por esposa.
25:6 El primogénito que ella dé a luz llevará el nombre de su hermano difunto, y así su nombre no se borrará de Israel. Génesis 38, 8 Mateo 22, 24 Marcos 12, 19 Lucas 20, 28
25:7 Pero si el cuñado se niega a tomarla por esposa, ella subirá a la puerta de la ciudad donde están los ancianos, y dirá: "Mi cuñado se niega a perpetuar en Israel el nombre de su hermano; y no está dispuesto a cumplir en mi favor sus deberes de cuñado".
25:8 Entonces los ancianos de su ciudad llamarán a ese hombre y le pedirán una explicación. Si él persiste en su negativa, diciendo: "No quiero casarme con ella",
25:9 su cuñada se acercará a él en presencia de los ancianos, le quitará la sandalia del pie, lo escupirá en la cara y le dirá: "Así se debe obrar con el hombre que no edifica la casa de su hermano".
25:10 Y en adelante, se lo apodará en Israel: "Casa del descalzo". Rut 4, 7-8

El pudor en las peleas
25:11 Si unos hombres se pelean, y la mujer de uno de ellos, para librar a su marido de los golpes del otro, extiende la mano y lo toma por las partes genitales,
25:12 deberás cortarle la mano sin tenerle compasión.

Deberes de justicia
25:
13 No tendrás en tu bolsa dos pesas, una liviana y otra pesada.
25:14 No tendrás en tu casa dos medidas, una grande y otra pequeña.
25:15 Deberás tener una pesa exacta y justa, y también una medida exacta y justa, Levítico 19, 36 Ezequiel 45, 10 para gozar de una larga vida en el suelo que el Señor, tu Dios, te da.
25:16 Porque él considera abominable al que procede de esa manera, a cualquiera que comete una injusticia. Levítico 19. 35-36

El castigo de Amalec
25:17 Recuerda lo que te hizo Amalec cuando ustedes iban por el camino, después que salieron de Egipto: Éxodo 17, 14 1 Samuel 15, 2-9
25:18 cómo te salió al paso y atacó por la espalda a todos los que se habían quedado a la retaguardia, agotados por el cansancio. Entonces tú estabas fatigado y sin fuerzas, pero él no tuvo temor de Dios.
25:19 Por eso, cuando el Señor, tu Dios, te libre definitivamente de todos los enemigos que están a tu alrededor, en la tierra que él te dará en herencia, borrarás de todas partes el recuerdo de Amalec. ¡No lo olvides! Éxodo 17, 8-14 1 Samuel 15, 2-9

Arriba


Números / Índice / Josué